Buscar en la Página

RADIO FRANCISCANA

VIDEOS FRANCISCANOS

Loading...

miércoles, 20 de junio de 2018

22 de Junio: Cumpleaños de Abadesa del Monasterio de Santa Clara

Los esperamos el viernes 22 de junio en el Monasterio de Santa Clara en Barrios Altos - Cercado de Lima para la misa de acción de gracias a las 11 a.m.
Madre Abadesa de Santa Clara de Lima Isabel Hernández Llontop, nació en Ferreñafe el 22 de Junio de 1939, siendo sus padres el Sr. Leonardo Hernández Vélez y Sra. Rosario Llontop Zeña.
Realizó sus estudios primarios en el colegio Nacional. 242 en Ferreñafe – Chiclayo (1° - 5°) y los secundarios en el colegio Nacional. De Mujeres “Angélica Palma Román” – Lima (1° - 5°)
¿Cómo fue su primera experiencia religiosa?
Su primera experiencia religiosa la tuvo en las Franciscana Misioneras del Niño Jesús (Magdalena) Instituto en el que sirvió al Señor por espació de 16 años + 1 mes siendo Delegada la Madre Carmelina y Madre Superiora Paola Moretta.
Ingresó al postulantado el 17 de Marzo de 1960 siendo su Madre Maestra Sor Linda María Prunerry. Un año después al noviciado el 19 de Marzo de 1961, tomando el nombre en religión de Sor María Rosario de San Leonardo.
San José la protegió siempre siendo que el 19 de marzo de 1963 realiza sus Votos Simples y es así en que por primera vez es enviada a Contamana a sus primeras misiones el 26 de marzo de 1963 y permanece hasta el 22 de mayo de 1966. Nuestro Señor la probó como oro en el crisol porque la amó y la ama mucho. En la selva sólo Dios sabe lo duro que ella pasó.
Viaje fuera del Perú
El 18 de Junio de 1966 es enviada a los Estados Unidos. Realiza sus Votos Perpetuos el 22 de junio de 1969 en Woodbury H.T.S.-New Jersey- Estados Unidos de Norteamérica. Cursó estudios de inglés y Religión (New Jersey – E.E.U.U). Fue consejera en el año de 1969 hasta 1973. 
Vida contemplativa
Sor Isabel siempre sintió la inquietud por la vida contemplativa, ella quería servir al Señor más de cerca es decir ya estando en los Estados Unidos quiso ser Clarisa pero las hermanas de su instituto no se lo permitieron a fin de no hacerse responsables de que la decisión de la Hna. María Del Rosario sea una ilusión y que luego se le pasaría. Si quería ser Clarisas en cualquier parte del mundo tenía que partir de Perú. Hacer los trámites correspondientes…pero desde su país de origen. Regresa al Perú el 05 de Abril de 1974, fecha en que se integra a la Comunidad de Magdalena (casa en la que se establece hasta el 16 de junio de 1974). Ya en nuestro país insiste en su deseo de querer pertenecer a la vida contemplativa.
Las hermanas de su instituto a su vez hablarán de lo difícil que es la vida claustral y a fin de que ella olvide la idea de ser monja contemplativa y se le pase la loca idea, es enviada el 17 de junio de 1974 a Pedregal (Surquillo) encomendándosele la misión del Sector I – JAN – Administrativa de la Cuna- Villa El Salvador hasta Diciembre de 1975.
Pero los caminos del Señor para Sor Ma. Del Rosario ya estaban trazados.
Ella muy a pesar de su terca idea continua su labor en Surquillo (del 01 de Enero de 1976 al 30 de Abril de 1976)
En este lapso de tiempo y de misiones, alguna vez la Madre Provincial Giuseppina Sciarra le envía a una diligencia y…hace la travesura por no decir completar la locura…ingresa al Arzobispado y se decide a hablar con el Vicario de las Religiosas el Rvdo. P. Benito Aguirre.
A lo que el Rvdo. Padre muy cortés le escuchó muy detenidamente y sólo atinó a referirle que regresara al día siguiente pero…..acompañada de su Provincia!!!!!
Al día siguiente, ésta le acompaña a ver la Padre Vicario…pero a Sor Ma. Del Rosario no le permiten ingresar a la oficina, la entrevista sólo es entre la Madre Provincial y el Padre.
Camino al Monasterio de Santa Clara
Por fin, el 30 de Abril de 1976 acompañada de la Madre Guiseppina, la Vicaria Provincial Sor Celina de San Juan y la Madre Ecónoma Provincial Sor María Santa, va camino a su ingreso al Monasterio de Santa Clara. Durante todo el trayecto parecía un cortejo fúnebre en un completo silencio como quien van acompañándole al cementerio. Se interrumpió el silencio al llegar a la portería del Monasterio y le dice: “Regrésate Charito mejor con nosotras al Convento. No toques el torno”. Pero ella estaba muy decidida y a toda prisa tocó el torno.
Las puertas del Monasterio de Santa Clara se abrieron para recibir a Sor Ma. Del Rosario, que fue recibida por toda la Comunidad de Clarisas. Dentro del Monasterio una de las hermanas le dice: “Hermanita ojalá que se acostumbre entre nosotras porque nuestra vida es muy pobre ya que Ud. Ha venido de los Estados Unidos, donde se vive una vida cómoda”, a lo que Sor Ma. Del Rosario le responde: “ No se preocupe madrecita justo por eso he venido para abrazar la verdadera pobreza”. Esta vez su nombre de religión será Sor María Isabel del Rosario, comenzando así su noviciado. Un año después, realiza sus Votos Temporales el 01 de Mayo de 1977.
Consagración Solemne
Esta se hará realidad el 03 de Mayo de 1980, día tan ansiado que tuvo como testigos a los ángeles y por abogado a la virgencita; en aquella ceremonia es coronada para participar del coro de la vírgenes y signo de su oblación total como Cristo su Esposo.
En junio de 1977 hasta 1984 fue nombrada Ayudante de Administración. En 1981 hasta 1984 Discreta y Ecónoma.
El 29 de Octubre de 1984 es elegida por vez primera para el oficio de Abadesa y que ha sido reelegida consecutivamente hasta el 2012 con una vacación de un trienio en el 2006 – 2009 en que fue nombrada Vicaria. Seguidamente fue de nuevo electa para el periodo 2017-2019.
Demás esta detallar (para los que sabemos y la conocemos) lo que hasta hoy ha realizado por esta Comunidad que por cierto, se puede decir en ella: “El Poderoso ha hecho Obras grandes por mí”.

Paz y Bien! 

Sor Julisa Cabrera / mlna

viernes, 15 de junio de 2018

Falleció P. VicentePérez de Guereñu OFM

Estimados hermanos, cumplimos el penoso deber de informar el fallecimiento del P. Vicente Pérez de Guereñu OFM, acaecido el día de ayer 14 de junio 2018, sus restos están siendo velados en el Convento de los Descalzos - Rímac, el sepelio es hoy viernes 15 de Junio a las 4:00 p.m. en la Iglesia Nuestra Señora de los Ángeles (Descalzos) ubicada en .Avenida Manco Capac 202 - A  Alameda De Los Descalzos - Rímac.
P. Vicente Pérez de Guereñu OFM fue elegido en febrero del 2011 como Guardián del Convento San Francisco de Ica. Era Licenciado en Pedagogía (Universidad O.F. Roma) realizando una magnífica labor en su campo.
Descanse en Paz y brille para él la luz perpetua.
Paz y Bien! 
mlna

miércoles, 13 de junio de 2018

13 de Junio: San Antonio de Padua

Hoy es un día de fiesta para la familia franciscana en el mundo, porque celebramos a San Antonio de Padua.
Desde temprano a las 6:30 a.m. se celebró la primera misa en la Basílica San Francisco de Lima para luego seguir a las 10:00 a.m. con la celebración a cargo del Guardián del Convento San Francisco de Lima, Fray Michael Flores Fraquita OFM.
Con la asistencia de cientos de fieles que se congregaron desde temprano la misa se celebró luego de la cual se repartió el almuerzo un plato especialmente preparado para las personas más necesitadas que asisten al comedor San Antonio. También recibieron ropa en buen estado ahora que el clima esta muy frío. Todo muy ordenadamente y con la mejor intención de brindar ayuda a nuestros hermanos más necesitados.
Antonio de Padua, también conocido como san Antonio de Lisboa (Lisboa, ca. 1191 a 1195-Padua, 13 de junio de 1231), fue un sacerdote de la Orden Franciscana, predicador y teólogo portugués, venerado como santo y doctor de la Iglesia por el catolicismo.
Su capacidad de prédica era proverbial, al punto de ser llamado «Arca del Testamento» por Gregorio IX. Las citas bíblicas en los Sermones dominicales y Sermones festivi —ambas obras de su autoría acreditada— superaron el número de seis mil, lo que supone un nivel de conocimiento escolástico que justifica el título específico que se le adjudicó, doctor evangélico.1​ Sus predicaciones —en particular la de la Cuaresma de 1231— alcanzaron un éxito notable. Sus palabras y obras ante la multitud de personas que acudían a escucharlo fue recogida con el lenguaje propio de la época en Assidua, la primera biografía de Antonio de Padua, escrita por un autor anónimo contemporáneo suyo:
Reconducía a la paz fraterna a los desavenidos, hacía restituir lo sustraído con la usura y la violencia. Liberaba a las prostitutas de su torpe mercado, y disuadía a ladrones famosos por sus fechorías de meter las manos en las cosas ajenas. No puedo pasar por alto cómo él inducía a confesar los pecados a una multitud tan grande de hombres y mujeres, que no bastaban para oírles ni los religiosos, ni otros sacerdotes, que en no pequeña cantidad lo acompañaban.1​
Assidua 13, 11-13
Antonio de Padua fue el segundo santo más rápidamente canonizado por la Iglesia, tras san Pedro Mártir de Verona. Es uno de los santos católicos más populares y su culto se encuentra extendido universalmente. Su festividad se celebra el 13 de junio.
San Antonio se hace Franciscano
La presencia de los Franciscanos en Portugal y España se remonta al año 1218, según la Crónica de los XXIV Generales, cuando los frailes se esparcieron por el mundo conocido, enviados por san Francisco, que ya en 1214 había peregrinado a Santiago de Compostela (1 Cel 56). A Coimbra llegaron por aquellas fechas y fundaron el convento de Santo Antâo dos Olivais (San Antón o Antonio de los Olivos), según Wadding en 1217, protegidos por la princesa doña Sancha, hermana del Rey don Alfonso II y su esposa la Reina doña Urraca. En 1219 llegó un número mayor de frailes menores, dirigidos por fray Juan Parente y con cartas del Papa Honorio III para que no fueran recibidos como sospechosos de herejía.
La Assidua recuerda que los frailes menores de San Antonio dos Olivais pedían limosna en Santa Cruz de Coimbra antes de la llegada de las reliquias de los protomártires, porque la protección de los reyes les había concedido habitar este lugar cercano a Coimbra, entonces capital del Reino, quizá ya en el año de 1218, pues según la Crónica de Jordán de Giano, los cinco protomártires habrían formado parte de los frailes llegados a la Península Ibérica en 1219; pero podemos distinguir, probablemente, entre el primer grupo de frailes llegados a Portugal y España y el grupo posterior de los enviados a Marruecos, que llegarían a Coimbra y frecuentarían el Monasterio de Santa Cruz para pedir limosa. Allí existía ya el "lugar" de los Frailes Menores, al menos desde 1218, donde pudo conocerlos su futuro cofrade Fernando Martins.
1. Los restos mortales de los cinco frailes, Berardo, Pedro, Acursio, Adyuto y Otón, martirizados el 16 de enero de 1220, fueron recogidos y repatriados a Portugal por el Príncipe don Pedro, hermano del Rey Alfonso II, y entregados a don Joâo Roberto, canónigo del monasterio de Santa Cruz de Coimbra, a donde llegaron después de pasar por Astorga, para que los depositase en su Iglesia. La "leyenda" de los Mártires de Marruecos, la Crónica de los XXIV Generales, la Assidua y las demás "leyendas" antonianas, relatan la decisión de Fernando Martins de mudarse a los Frailes Menores movido por el ejemplo magnífico de aquellos mártires y atraído por la vida evangélica que trataban de seguir aquellos frailes que pedían limosna en Santa Cruz. Su deseo de entregar la vida en el martirio y su propósito de ir a Marruecos, siguiendo el ejemplo de los frailes allí decapitados por anunciar a Cristo, le movieron a vestir la estameña franciscana y a cambiar su nombre. Desde entonces será conocido fray Antonio como fraile mendicante y misionero, pidiendo ser enviado de inmediato a tierras de Marruecos.
Entre los meses de abril y mayo de 1220, o a lo más tardar en el verano de ese año, se trasladó a San Antonio de los Olivos para vivir con los Frailes Menores, poniendo en práctica su vida y Regla según el santo Evangelio, tal como san Francisco la escribió. Entre los Menores aún no se había introducido, por entonces, el año de noviciado o de probación, pues la bula papal que lo disponía como requisito lleva la fecha del 22 de septiembre de 1220, por lo que es de suponer que la toma de hábito era a la vez profesión de la Regla anterior a 1221 y aprendizaje de los usos y costumbres de la Orden franciscana. Pero no hay detalles que aludan a un cambio en el "estilo de vida religiosa", sino siempre al deseo de ser enviado como misionero y llegar a ser mártir de Cristo.
La Vita secunda de fray Julián de Espira describe este propósito que le movía a tratar de alcanzar la palma del martirio "pro Christo cum praefatis Martyribus palmam obtineat". El Dialogus insiste en el envío a Marruecos como "conditio sine qua non", una vez había sabido la noticia del martirio y la llegada de las reliquias a Santa Cruz de Coimbra. Solamente la leyenda Raimundina se detiene un poco en el ejemplo de la vida evangélica aportado por los frailes de San Antonio de los Olivos, a los que califica de predicadores auténticos con el ejemplo de las obras, como san Francisco. No obstante, la insistencia recae en la vocación al martirio y el cambio de nombre alude a su misión de predicador universal del evangelio.
2. La vocación franciscana de Antonio se manifestaba, al comienzo, como entusiasmo arrebatador y concreto que le llevaba a suspirar por el martirio por amor a Cristo, aunque después de 1221 y de su participación en el Capítulo de las Esteras, se manifestará por la práctica de la simplicidad evangélica, a ejemplo de Francisco, es decir, cuando la vida franciscana se había ya posado en su experiencia de la vida de Fraile Menor, en el eremitorio de Montepaolo (Bolonia), en la enseñanza de la teología y la predicación. A Marruecos marcha acompañado por otro fraile franciscano, de quien no sabemos el nombre, los primeros días de diciembre de 1220, y allí no encuentra el martirio, sino una enfermedad que le hace cambiar sus propósitos, ya que tiene que volver a embarcarse de regreso a Lisboa. La aceptación de la voluntad de Dios y de su propia vocación le reservaban aún otra sorpresa, porque la violentísima tempestad desatada al comenzar el viaje de vuelta juega con el barco hasta depositarlo en las costas de Sicilia, cerca de la ciudad de Mesina, donde se encontraba situado un "lugar" de los Frailes Menores en el que encuentra refugio y se repone de la enfermedad y de las inclemencias del tempestuoso viaje. En el convento franciscano de Mesina estaría un mes, hasta su marcha al Capítulo de Pentecostés de 1221.
Estamos en la primavera de 1221 y su vocación franciscana a la pobreza y a la humildad y al "pleno abandono en las manos de Dios comenzaba a depurarse en circunstancias tan adversas como aquellas"; después conocerá otras más favorables, como será la participación en el Capítulo General de las Esteras en Pentecostés, 23 de mayo de 1221, donde conoció a san Francisco, antes de su marcha a Montepaolo. Aquí -dice Bughetti- "su alma se hizo franciscana". El provincial de Emilia Romaña, fray Graciano, hombre venerable y de vida probada, lo toma consigo y lo lleva a Montepaolo en el mes de junio de 1221, para ejercer el sacerdocio, celebrar la eucaristía y el sacramento de la penitencia y ayudar en las tareas domésticas; a la vez, la vida contemplativa del eremitorio y la práctica del ayuno y la penitencia le sirvieron de auténtico noviciado.
3. En esa ocasión, otoño de 1222, se situaría el peculiar descubrimiento de sus dotes oratorias, su palabra breve y profunda, su memoria prodigiosa, capaz de ganarse la atención creciente y tocar el corazón de sus oyentes, cuando acudió a Forlí con el grupo de hermanos que tenían que recibir la ordenación sacerdotal, quizá en las témporas de septiembre de aquel 1222. Había transcurrido un año o poco más de su llegada a Montepaolo. La leyenda Raimundina añade que se celebraba pocos días después, además de la ordenación, el Capítulo provincial cercano a la fiesta de San Miguel, el 29 de septiembre, por lo que la ordenación y reunión de los frailes tendría lugar unos días antes. Con motivo de dichas ordenaciones en que había predicado de forma tan sabia como arrebatadora, que sorprendió por la humildad con la que había mantenido escondida su instrucción, letras y profundidad de doctrina. Ese Capítulo sería también la ocasión para dar a conocer, junto al episodio de Forlí, al insigne predicador san Antonio; al menos, le sacó de su silencio para dar comienzo a su actividad evangelizadora, pues fray Graciano le confirió el oficio de predicador, según la Regla franciscana que, redactada por san Francisco con la ayuda de fray León, estaba a punto de aprobar el papa Honorio III.
Durante el año 1223 predicó por el norte de Italia, Emilia Romaña, Lombardía, Piamonte, según narra la Assidua, regiones en las que pululaban movimientos sectarios, nacidos al amparo de la corriente de intenso retorno a la vida evangélica, la pobreza y el seguimiento de Cristo crucificado, sostenidos por gentes de origen burgués, menestrales, artesanos y comerciantes, que decepcionados por los desvaríos del clero pudiente trataban de vivir la fe con sencillez y coherencia. Cátaros, albigenses, beguinos y valdenses, pobres de Lombardía, habían comenzado cumpliendo a la letra el evangelio que manda dejar todo, darlo a los pobres y seguir a Cristo bajo el signo de la penitencia y la cruz. Enseñaban a otros y les predicaban o enseñaban la penitencia y pobreza evangélica practicada por Jesús y sus discípulos. Así la ciudad de Rímini era un centro de gran actividad del movimiento cátaro-patarino.
4. Durante este primer período de su predicación desempeñó también la cátedra de teología en Bolonia, para la que fue apoyado como "lector" por el mismo san Francisco, según la carta conservada en el Liber miraculorum. Bolonia era entonces el primer centro de formación de la Orden franciscana, erigido entre 1219-1220 por el Ministro provincial Giovanni Strachia. Esta novedad supuso un choque serio con la forma de pensar de san Francisco, temeroso de que el estudio pudiera apartar a los frailes de la auténtica minoridad. La sospecha de que los frailes pudieran salir de tal institución "más doctos que piadosos" aparece en el desalojo de la casa de Bolonia, sin volver a ella hasta que el Cardenal Hugolino la declaró propiedad suya (2 Cel 58). Resuelta la propiedad de la casa, a san Antonio le nombra el mismo san Francisco lector de teología, según dicha carta de 1223-1224, en la que se cita el cap. 5,2 de la Regla aprobada el 19 de noviembre de 1223.
Con la carta, la bendición y aprobación de la enseñanza de la teología en el centro que inaugura san Antonio, y para el que le nombraría oficialmente el Obispo de Bolonia como el primer lector o maestro de teología entre los Frailes Menores. La Benignitas le reconoce como el primer "lector" que hubo en la Orden, que ejerció su oficio en la facultad de teología de Bolonia, y de forma parecida se expresa la Raimundina. Esa enseñanza fue pública aunque duró poco, porque le veremos en 1224 marchar a Francia, a la región de Languedoc, para predicar a los albigenses; allí también habría enseñado teología en Montpellier y en Toulouse por los años 1225-1227.
En 1223, después de predicar en Rímini, o en la primavera de 1224 durante la predicación de la Cuaresma, se encontraría durante algunos meses con el canónigo regular agustino Tomás Gallus, que residía en Vercelli, como abad del monasterio de San Andrés. Tomás Gallus venía de la Escuela de san Víctor de París, de donde había sido llamado por el Obispo Richerio Gualla, fundador del monasterio de Vercelli. Allí san Antonio entró en contacto con la teología mística de Dionisio Areopagita, según la Raimundina, pero no durante los cinco años que se mencionan en el Liber Miraculorum, ya que su ocupación como predicador le impediría una estancia prolongada, sino en encuentros ocasionales, valorados altamente por Tomás Gallus.
Los esperamos hoy 13 de junio a las 7:00 p.m. en la Basílica San Francisco de Lima para la misa en honor a San Antonio de Padua.
Paz y Bien! 
mlna

lunes, 11 de junio de 2018

8 de Junio: Solemnidad del Sagrado Corazón de Jesús

La devoción al Sagrado Corazón de Jesús es la devoción referida al corazón de Jesucristo, como un símbolo de amor divino. La devoción al Sagrado Corazón tuvo su origen en una corriente mística centrada en la persona de Jesucristo, que concebía el corazón como centro vital y expresión de su entrega y amor total.
En tal sentido, la devoción al Sagrado Corazón refiere en particular a los sentimientos de Jesús, y en especial a su amor por la humanidad, según lo resume el Evangelio de Juan:
Antes de la fiesta de la Pascua, sabiendo Jesús que había llegado su hora de pasar de este mundo al Padre, habiendo amado a los suyos que estaban en el mundo, los amó hasta el extremo.
Evangelio de Juan 13:1
Esta devoción insta a quienes la practican a tener, en palabras de Pablo de Tarso, «los mismos sentimientos que Cristo Jesús» (Epístola a los filipenses 2:5).2​ Un número importante de congregaciones y de familias espirituales se conformaron en torno a la devoción al Sagrado Corazón.
El pasado 8 de junio, celebramos en la Basílica San Francisco de Lima la misa por la Solemnidad del Sagrado Corazón de Jesús y la Santísima Virgen Purísima a las 7:00 p.m. con asistencia de público y hermandades. Celebró la misa Fray Elfer Núñez Saavedra OFM.
Paz y Bien! 
FUENTE: WIKIPEDIA.ORG

viernes, 8 de junio de 2018

8 de Junio, cumpleaños de Fray Ernesto Chambi OFM Director del Museo San Francisco

Un día como hoy Fiesta del Sagrado Corazón de Jesús vino al mundo en la ciudad de Puno Fray Ernesto Chambi Cruz OFM.
Fray Ernesto es Director del Museo San Francisco y Catacumbas de Lima, cargo que asume nuevamente desde el 2018. Hizo su profesión solemne un 15 de agosto de 1993.
El actual director del Museo San Francisco y Catacumbas de Lima, es un apasionado cultor de la fotografía artística, inspirado por el legado de uno de sus familiares, su tío el fotógrafo puneño Martín Chambi (1891-1973), considerado uno de los más grande fotógrafo del Perú y uno de los mayores exponentes del arte de la luz.
En declaraciones para Prensa Franciscana con motivo de la Exposición fotográfica "a mi manera" realizado en la Galería de Artes Visuales de la Universidad Tecnológica del Perú en el 2012, dijo: “Martín Chambi ha sido y es una de mis más grande influencias. Aunque su trabajo es insuperable en muchos aspectos, me considero un modesto fotógrafo autodidacta que trato de rescatar la belleza de la creación de Dios y la obra del ser humano”, afirma el fraile franciscano.
Felicidades Fray Ernesto Chambi Cruz OFM 
Paz y Bien! 
MLNA

lunes, 4 de junio de 2018

03 de Junio: Solemnidad del Corpus Christi

Si bien la misa de fiesta en honor al Sagrado Corazón de Jesús (mes de junio) se celebró en la Basílica San Francisco de Lima el pasado viernes 01 de junio que además coincidió con el primer viernes de mes. La fiesta de Solemnidad del Corpus Christi se vivió a lo grande el domingo 03 de junio en la Plaza Mayor de Lima con la asistencia de fieles de diferentes asociaciones católicas, movimientos, colegios, hermandades, y voluntarios.
Así se vivió la Solemnidad de Corpus Christi 2018 presidida por el Cardenal Juan Luis Cipriani, Arzobispo de Lima y Primado del Perú.
En su mensaje el Cardenal abordó diversos temas empezando por la familia la cual atraviesa tiempos difíciles. Pidió al Señor proteja a las familias del Perú.
En otro momento pidió a los fieles vivir siempre unidos a la Eucaristía.
También pidió a los jóvenes no rendirse ante las dificultades de la vida y a los sacerdotes invitó a cuidar de las Capillas del Santísimo Sacramento que se encuentran en las casi 120 parroquias de la Arquidiócesis de Lima.
En el momento del ofertorio el Cardenal pidió por la joven Eyvi  Agreda quien fue agredida en un bus de transporte público y falleció luego de más de 60 días tras un penoso intento por recuperarla de sus graves quemaduras en más del 60% de su cuerpo.
Finalmente hizo una oración especial por Monseñor Pedro Barreto Arzobispo de Huancayo nombrado recientemente por el Papa Francisco como nuevo cardenal.
Al finalizar la ceremonia litúrgica el Cardenal Cipriani recorrió la Plaza Mayor de Lima con el Santísimo Sacramento en procesión. 
Plaza que fue engalanada con mas de 50 alfombras de flores elaboradas por jóvenes entusiastas como una manera de manifestar su amor a Jesucristo.
El Corpus Christi (Cuerpo de Cristo) es la Fiesta religiosa de nuestra Iglesia Católica en que se celebra la Eucaristía, el cuerpo y la sangre de Cristo.

El Papa Francisco nos dice que la Eucaristía es el pan del futuro, que ya nos hace pregustar un futuro infinitamente más grande que cualquier otra expectativa mejor. 
“Es el pan que sacia nuestros deseos más grandes y alimenta nuestros sueños más hermosos. Es, en una palabra, la prenda de la vida eterna: no solo una promesa, sino una prenda, es decir, un anticipo concreto de lo que nos será dado”. 
“La Eucaristía es la “reserva” del paraíso; es Jesús, viático de nuestro camino hacia la vida bienaventurada que no acabará nunca”.

Un poco de historia:
Fue una religiosa, Juliana de Cornillon, la que animó a celebrar esta fiesta en honor del Cuerpo y de la Sangre de Cristo en el año 1208. Esta fiesta que surgió en la Edad Media, fue consecuencia del florecimiento del pensamiento eucarístico del siglo XIII. En el siglo anterior comenzó la elevación de la Hostia en el momento de la consagración. En pleno siglo XIII -1246- se celebró esta fiesta en la diócesis de Lieja (Bélgica). 
Unos años más tarde tuvo lugar el hecho milagroso de la Hostia consagrada que comenzó a sangrar ante las dudas de fe del sacerdote que celebraba la Eucaristía en la ciudad de Bolsena (Italia). Este hecho muy difundido llevó al Papa Urbano IV a instituir la festividad del Corpus Christi en 1264. Estaba presente en la Iglesia y era considerado como el gran teólogo sobre la Presencia de Cristo en la Eucaristía SantoTomás de Aquino a quien el pontífice quiso premiar con el cardenalato por su gran servicio a la Iglesia que enseña. Pero el humilde dominico le ofreció otro servicio a la Iglesia que el Pontífice le concedió: preparar los textos litúrgicos de dicha fiesta. Gracias a esa concesión tenemos esas obras poéticas rezumando la ciencia sublime del gran teólogo y el amor del gran santo, a quien la iconografía ha colocado la custodia en el pecho de sus imágenes como símbolo de Santo Tomás de Aquino. Himnos de la calidad del Pange lingua, Lauda Sion, Panis angelicus o Adoro te devote, salieron de su espléndida pluma y siguen sacudiendo nuestra falta de correspondencia a quien teniendo que irse al cielo se quedó con nosotros en persona y no sólo en un recuerdo.
FUENTE: ACI PRENSA/ALETEIA/BLOG UCSC

jueves, 31 de mayo de 2018

Cardenal Juan Luis Cipriani recibió Medalla de Honor del Congreso

El 30 de mayo en el Hemiciclo Porras Barrenechea del Congreso de la República se realizó a las 10:00 a.m., la ceremonia de condecoración con la Medalla de Honor en el grado de Gran Cruz al Cardenal Juan Luis Cipriani Thorne, Arzobispo de Lima y Primado del Perú.
Ceremonia que contó con la asistencia de reconocidas personalidades de la Iglesia y del país.
La Medalla de Honor en el grado de Gran Cruz, es el galardón máximo que el Parlamento peruano otorga a personajes e instituciones del Estado, así como a los representantes de la esfera más alta de la Iglesia. 
El Cardenal Juan Luis Cipriani agradeció la condecoración con estas palabras: 
“Quiero agradecer esta condecoración al Congreso. Y lo digo con franqueza: es un reconocimiento a la Iglesia”.
“Lo digo con verdadera humildad: no soy digno, pero ustedes me han hecho digno de poder servir a la patria y a la Iglesia”, agregó.
Luego, el Cardenal quiso dar una reflexión sobre la paz, “porque el mensaje de la Iglesia es un mensaje de paz que nunca se puede separar del anuncio del Evangelio”.
“Esa paz nace en el interior de cada uno de nosotros, que requiere del calor y el acompañamiento de los padres y de los hermanos. Por eso también mi agradecimiento y recuerdo a mis padres y a mis hermanos, a toda mi familia”, señaló.
En otro momento, el Arzobispo de Lima aseguró que durante sus años sirviendo a la Iglesia ha “predicado incansablemente que la violencia no constituye jamás una respuesta justa”.
También dijo que “la verdad es una gran aliada de la tarea que tiene la Iglesia en la defensa de la vida y la familia”.
Finalmente, dijo que la Iglesia enseña a “amar a la patria” expresando su deseo de que el bicentenario de la independencia encuentre a los peruanos “unidos, reconciliados y recordando a esa gran mayoría del pueblo que lo que pide es trabajo, paz, unidad, seguridad, salud, educación”.
Prensa Franciscana estuvo presente en tan importante evento con la presencia de Fray Abel Pacheco OFM Director de la Comisión Franciscana de Medios de Comunicación Social (COFRAMCOS).