Buscar en la Página

RADIO FRANCISCANA

miércoles, 8 de abril de 2020

Cómo celebrar en casa el Jueves Santo

Para santificar este Jueves Santo Aleteia, con la colaboración de la revista Magnificat, ofrece esta celebración de la Palabra de Dios en su hogar. 

Guía para la celebración
Recordemos lo que decía san Jerónimo sobre la escucha de la Palabra de Dios: “En lo que se refeire al misterio eucarístico, cuando cae una migaja de pan, nos sentimos aturdidos. Así sucede cuando escuchamos la Palabra de Dios: esta Palabra de Dios y el Cuerpo y la Sangre de Cristo se dejan caer en nuestros oídos y, nosotros, ¿pensaremos en otra cosa?”.
Esta celebración tiene lugar de manera preferente al final de la tarde o en la noche.
Si se encuentra solo, es preferible leer las lecturas y oraciones de la misa de este domingo (que también podrá encontrar en esta guía) o seguir la misa por televisión o en Aleteia a través de esta página especial creada por Aleteia para Semana Santa. Esta celebración requiere al menos la participación de dos personas.
Esta celebración se adapta particularmente a un marco familiar, de amistad o de vecinos. Ahora bien, en el respeto de las medidas del confinamiento, es necesario verificar si está permitido invitar a los vecinos o amigos. En todo caso, durante su celebración, deberán respetarse estrictamente las consignas de seguridad.
Se ha de colocar el número de sillas necesario ante un espacio de oración, respetando la distancia de un metro entre cada uno.
Debería colocarse una cruz o el crucifijo.
Se encenderán una o varias velas, que deberán colocarse en un soporte incombustible (por ejemplo, un plato de porcelana o cristal). Al final de la celebración, se apagarán las velas.
Se designa a una persona para dirigir la oración, quien establecerá la duración de los momentos de silencio.
Se designan lectores para la primera lectura, el salmo y el Evangelio. 
JUEVES SANTO
Celebración de la Palabra
Gracias, Señor, por tu sangre que nos lava.
Nos sentamos. El guía de la celebración, toma la palabra:
Hermanos y hermanas
en este Jueves Santo,
pongamos nuestra mirada en Cristo Jesus,
en el momento en el que enseñó a sus discípulos
a perpetuar la Eucaristía
hasta el final de los tiempos,
la Eucaristía de su vida
para la remisión de los pecados.
De este modo, cada vez que esta ofrenda
es celebrada en memorial,
se cumple la obra de nuestra redención.
Por desgracia, en este día,
no podemos reunirnos en asamblea
para participar en la cena,
que constituye el sacramento de su amor.
Ahora bien, sabemos que cuando
nos reunimos para rezar en su Nombre,
Cristo se hace presente entre nosotros.
Y creemos firmemente que, cuando leemos su Palabra en Iglesia,
nos habla el mismo Verbo de Dios.
Pausa
Jesús, las circunstancias nos impiden acceder
a la comunión de tu cuerpo, entregado por nosotros,
y de tu sangre derramada por nosotros.
Según las promesas de tu Iglesia,
te suplicamos:
haz que tu Palabra sea para nosotros
auténtico alimento para nuestra vida;
y danos la fuerza para imitarte
para actualizar de este modo tu entrega por nosotros,
amándonos los unos a los otros
como tú nos has amado.
Después de tres minutos de silencio,
todos se ponen de pie
y hacen la señal de la cruz, diciendo: 
En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén
El guía de la celebración sigue diciendo: 
Para prepararnos a acoger la Palabra de Dios
y se convierta en motivo de purificación para todos nosotros,
reconozcamos con humildad nuestros pecados.
Sigue el rito penitencial:
Señor, ten misericordia de nosotros.
Porque hemos pecado contra ti.
Muéstranos, Señor, tu misericordia.
Y danos tu salvación.
Que Dios Todopoderoso tenga misericordia de nosotros,
perdone nuestros pecados,
y nos lleve a la vida eterna.
Amén.
Se pronuncia o canta:
Señor, ten piedad.
Señor, ten piedad.

Cristo, ten piedad.
Cristo, ten piedad.

Señor, ten piedad.
Señor, ten piedad.

ORACIÓN
Quien guía la celebración dice:

Dios nuestro,
reunidos para celebrar la santísima Cena
en la que tu Hijo unigénito,
antes de entregarse a la muerte,
confió a la Iglesia el nuevo y eterno sacrificio,
banquete pascual de su amor,
concédenos que, de tan sublime misterio,
brote para nosotros la plenitud del amor y de la vida.
Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo,
que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo
y es Dios por los siglos de los siglos.

Amén.

Se leen las lecturas de la misa del Jueves Santo.
El encargado de la priera lectura permanece de pie,
mientras los demás se sientan.

PRIMERA LECTURA

Del libro del Éxodo (12, 1-8. 11-14)

En aquellos días, el Señor les dijo a Moisés y a Aarón en tierra de Egipto: “Este mes será para ustedes el primero de todos los meses y el principio del año. Díganle a toda la comunidad de Israel: ‘El día diez de este mes, tomará cada uno un cordero por familia, uno por casa. Si la familia es demasiado pequeña para comérselo, que se junte con los vecinos y elija un cordero adecuado al número de personas y a la cantidad que cada cual pueda comer. Será un animal sin defecto, macho, de un año, cordero o cabrito.
Lo guardarán hasta el día catorce del mes, cuando toda la comunidad de los hijos de Israel lo inmolará al atardecer. Tomarán la sangre y rociarán las dos jambas y el dintel de la puerta de la casa donde vayan a comer el cordero. Esa noche comerán la carne, asada a fuego; comerán panes sin levadura y hierbas amargas. Comerán así: con la cintura ceñida, las sandalias en los pies, un bastón en la mano y a toda prisa, porque es la Pascua, es decir, el paso del Señor.

Yo pasaré esa noche por la tierra de Egipto y heriré a todos los primogénitos del país de Egipto, desde los hombres hasta los ganados. Castigaré a todos los dioses de Egipto, yo, el Señor. La sangre les servirá de señal en las casas donde habitan ustedes. Cuando yo vea la sangre, pasaré de largo y no habrá entre ustedes plaga exterminadora, cuando hiera yo la tierra de Egipto.
Ese día será para ustedes un memorial y lo celebrarán como fiesta en honor del Señor. De generación en generación celebrarán esta festividad, como institución perpetua’ ”.

Palabra de Dios.
Te alabamos, Señor.

El encargado de leer el salmo se levanta,
mientras los demás permanecen sentados. 

SALMO 115 (12-13. 15-16bc. 17-18)

R/ Gracias, Señor, por tu sangre que nos lava.

¿Cómo le pagaré al Señor
todo el bien que me ha hecho?
Levantaré el cáliz de salvación,
e invocaré el nombre del Señor.
R/ Gracias, Señor, por tu sangre que nos lava.

A los ojos del Señor es muy penoso
que mueran sus amigos.
De la muerte, Señor, me has librado,
a mí, tu esclavo e hijo de tu esclava.
R/ Gracias, Señor, por tu sangre que nos lava.

Te ofreceré con gratitud un sacrificio
e invocaré tu nombre.
Cumpliré mis promesas al Señor
Ante todo su pueblo.
R/ Gracias, Señor, por tu sangre que nos lava.

El lector encargado de la lectura se levanta,
mientras el resto permanecen sentados.

SEGUNDA LECTURA

Lectura de la Primera Carta del Apóstol San Pablo a los Corintios (11, 23-26)
Hermanos: Yo recibí del Señor lo mismo que les he trasmitido: que el Señor Jesús, la noche en que iba a ser entregado, tomó pan en sus manos, y pronunciando la acción de gracias, lo partió y dijo: “Esto es mi cuerpo, que se entrega por ustedes. Hagan esto en memoria mía”.
Lo mismo hizo con el cáliz después de cenar, diciendo: “Este cáliz es la nueva alianza que se sella con mi sangre. Hagan esto en memoria mía siempre que beban de él”.
Por eso, cada vez que ustedes comen de este pan y beben de este cáliz, proclaman la muerte del Señor, hasta que vuelva.

Palabra de Dios.
Te alabamos, Señor.

EVANGELIO

Todos se ponen de pie.
Se eleva la aclamación antes del Evangelio.

R/ Honor y gloria a ti, Señor Jesús.

Les doy un mandamiento nuevo, dice el Señor,
que se amen los unos a los otros, como yo los he amado.

R/ Honor y gloria a ti, Señor Jesús.

El lector encargado del Evangelio lo leerá con lentitud y sobriedad.
Lectura del santo Evangelio según san Juan (13, 1-15)
Antes de la fiesta de la Pascua, sabiendo Jesús que había llegado la hora de pasar de este mundo al Padre y habiendo amado a los suyos, que estaban en el mundo, los amó hasta el extremo.
En el transcurso de la cena, cuando ya el diablo había puesto en el corazón de Judas Iscariote, hijo de Simón, la idea de entregarlo, Jesús, consciente de que el Padre había puesto en sus manos todas las cosas y sabiendo que había salido de Dios y a Dios volvía, se levantó de la mesa, se quitó el manto y tomando una toalla, se la ciñó; luego echó agua en una jofaina y se puso a lavarles los pies a los discípulos y a secárselos con la toalla que se había ceñido.
Cuando llegó a Simón Pedro, éste le dijo: “Señor, ¿me vas a lavar tú a mí los pies?” Jesús le replicó: “Lo que estoy haciendo tú no lo entiendes ahora, pero lo comprenderás más tarde”. Pedro le dijo: “Tú no me lavarás los pies jamás”. Jesús le contestó: “Si no te lavo, no tendrás parte conmigo”. Entonces le dijo Simón Pedro: “En ese caso, Señor, no sólo los pies, sino también las manos y la cabeza”. Jesús le dijo: “El que se ha bañado no necesita lavarse más que los pies, porque todo él está limpio. Y ustedes están limpios, aunque no todos”. Como sabía quién lo iba a entregar, por eso dijo: ‘No todos están limpios’.
Cuando acabó de lavarles los pies, se puso otra vez el manto, volvió a la mesa y les dijo: “¿Comprenden lo que acabo de hacer con ustedes? Ustedes me llaman Maestro y Señor, y dicen bien, porque lo soy. Pues si yo, que soy el Maestro y el Señor, les he lavado los pies, también ustedes deben lavarse los pies los unos a los otros. Les he dado ejemplo, para que lo que yo he hecho con ustedes, también ustedes lo hagan”.

El Evangelio termina sin aclamación.
Todos se sientan. El guía repite lentamente,
como si se tratara de un eco lejano:

En lo más profundo de nuestro corazón,
dejemos resonar esta palabra del Señor,
que constituye para nosotros un programa de vida:

“Les he dado ejemplo,
para que lo que yo he hecho con ustedes,
también ustedes lo hagan”.

Permanecemos tres minutos en silencio de meditación personal.
Al final, todos se levantan. El que guía la celeración introduce el Padrenuestro.

Fieles a la recomendación del Salvador,
y siguiendo su divina enseñanza,
nos atrevemos a decir:

Se reza o canta el Padre Nuestro:

Padre nuestro,
que estás en el cielo,
santificado sea tu nombre;
venga a nosotros tu reino;
hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo.
Danos hoy nuestro pan de cada día;
perdona nuestras ofensas,
como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden;
no nos dejes caer en la tentación,
y líbranos del mal.

E inmediatamente todos proclaman:

Tuyo es el reino, tuyo el poder y la gloria, por siempre, Señor.

El guía sigue diciendo:

Acabamos de unir nuestra voz
a la del Señor Jesús para orar al Padre.
Somos hijos en el Hijo.
En la caridad que nos une los unos a los otros,
renovados por la Palabra de Dios,
podemos intercambiar un gesto de paz,
signo de la comunión
que recibimos del Señor.

Todos intercambian un gesto de paz. Si fuera necesario, siguiendo las indicaciones de las autoridades, este gesto puede hacerse inclinando profundamente la cabeza hacia el otro o, en familia, enviando un beso a distancia con dos dedos en los labios.
Nos sentamos.

COMUNIÓN ESPIRITUAL

El guía dice:

Dado que no podemos recibir la comunión sacramental,
el Papa Francisco nos invita apremiantemente a realizar la comunión espiritual,
llamada también “comunión de deseo”.

El Concilio de Trento nos recuerda que
“se trata de un ardiente deseo de alimentarse con este Pan celestial,
unido a una fe viva que obra por la caridad,
y que nos hace participantes de los frutos y gracias del Sacramento”.

El valor de nuestra comunión espiritual
depende, por tanto, de nuestra fe en la presencia de Cristo en la Eucaristía,
como fuente de vida, de amor y de unidad,
así como de nuestro deseo de comulgar, a pesar de las circunstancias.

Y para aumentar nuestro deseo de la presencia de Cristo,
vamos a cantar o rezar el cántico “Ubi caritas et amor, Deus ibi est”
(“Donde hay caridad y amor, allí está Dios”).


miércoles, 1 de abril de 2020

Reflexiones del papa Francisco y el coronavirus

El Papa Francisco ha dado seguimiento muy cercano a la pandemia del coronavirus. Aquí cinco situaciones concretas con sus  reflexiones según la redacción de ACI Prensa. Son noticias y reflexiones al mismo tiempo. 
1- El papa reza por las personas que sufren problemas económicos por el coronavirus
“El Papa Francisco comenzó la Misa celebrada el lunes 23 de marzo en su residencia de Casa Santa Marta pidiendo rezar por todas las personas que, por causa del confinamiento decretado en muchos países para atajar la pandemia de coronavirus COVID 19, están sufriendo graves consecuencias económicas al no poder trabajar.
“Rezamos hoy por las personas que, por la pandemia están comenzando a sentir problemas económicos, porque no pueden trabajar y todo ello recae sobre la familia. Rezamos por la gente que tiene este problema”, fueron las palabras del Pontífice.
El Santo Padre ha mostrado en varias ocasiones su preocupación por las consecuencias que esta crisis sanitaria puede tener para las familias.
El domingo 22 de marzo ofreció la Misa por aquellos que fallecen por causa del coronavirus, “que mueren solos sin poder despedirse de sus seres queridos”, y por sus familiares, que “no pueden acompañar a sus seres queridos en su fallecimiento” debido a las medidas de confinamiento de la población.
El 21 de marzo pidió rezar por “las familias que no pueden salir de casa”, “para que sepan encontrar el modo de comunicarse bien, de construir relaciones de amor en la familia, para que sepan vencer las angustias de este tiempo, juntos, en familia”.
El 16 de marzo, día que empezó las medidas de restricción domiciliaria, también ofreció la Misa por “las familias encerradas”. “Que el Señor los ayude a descubrir nuevos modos, nuevas expresiones de amor, de convivencia en esta situación de prueba”.
El Papa Francisco también ofreció la Misa por los ancianos que sufren solos la pandemia, por los médicos que luchan contra el coronavirus hasta dar la vida, por los encarcelados y por todos los fallecidos”.
2- El papa ofrece la misa en Santa Marta por las familias confinadas por la epidemia
“El Papa Francisco ofreció la Misa celebrada el lunes 16 de marzo en Casa Santa Marta “por las familias encerradas” en sus casas durante la epidemia de coronavirus COVID-19, que afecta ya a numerosos países en todo el mundo.
“Pienso en las familias encerradas. Los niños no van a la escuela. Quizás los padres no pueden salir. Algunos estarán en cuarentena. Que el Señor los ayude a descubrir nuevos modos, nuevas expresiones de amor, de convivencia en esta situación de prueba”, pidió el Santo Padre.
Subrayó que este confinamiento decretado en varios países “es una ocasión buena para reencontrar los verdaderos afectos con una creatividad en la familia. Recemos por la familia, para que las relaciones en la familia en este momento florezcan siempre para el bien”.
Desde que el gobierno italiano decretó el 8 de marzo la suspensión de “ceremonias civiles y religiosas”, el Papa decidió que se retransmitiera en directo por los medios de comunicación del Vaticano la Misa que cada día celebra de forma privada en su residencia de Casa Santa Marta.
El Papa Francisco está ofreciendo cada día la Misa celebrada en Santa Marta por una intención concreta. El Papa ha ofrecido la Misa por los pastores que acompañan al pueblo de Dios ante la crisis, por los que tienen que trabajar a pesar de la epidemia y por los gobernantes”.
3- El papa ofrece la misa por los que trabajan durante crisis del coronavirus
“El Papa Francisco ofreció la Misa de este Tercer Domingo de Cuaresma 15 de marzo celebrada en Casa Santa Marta por “las personas que con su trabajo garantizan el funcionamiento de la sociedad, de los laboratorios, de las farmacias, de los supermercados, del transporte, de la policía”.
“Recemos por todos aquellos que están trabajando para que en este momento la vida social, la vida de la ciudad, pueda ir adelante”.
Además, el Pontífice ofreció la Misa del domingo de Cuaresma “por los enfermos, por las personas que sufren”.
La Misa celebrada por el Papa Francisco todos los días en Casa Santa Marta se retransmitió, una semana más, en directo por los medios de comunicación de Vatican Media. Una decisión destinada a paliar la cancelación de Misas en toda Italia como consecuencia de la epidemia de coronavirus”.
4- Rescatar la convivencia familiar puede ser logro en tragedia de coronavirus
“Consultado por el periodista español Jordi Évole, en una entrevista transmitida el 22 de marzo, el Papa Francisco señaló que una de sus principales preocupaciones frente a la crisis del coronavirus COVID-19 es “la soledad”, y alentó a rescatar la convivencia de las familias.
“Me preocupa la soledad”, dijo el Santo Padre, y lamentó que “el mano a mano de la convivencia lo hemos olvidado, no lo recordamos”.
Cuando en una familia comen juntos, lamentó, están “los padres mirando televisión y los chicos cada uno con su teléfono comunicándose con otros y entre ellos no se comunican”.
La variedad de coronavirus identificada como COVID-19 se registró por primera vez en Wuhan (China) y se ha propagado por cerca de 180 países. De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS), al 21 de marzo se confirmaron 266.073 infecciones de coronavirus COVID-19, y 11.184 muertes en todo el mundo.
Frente al coronavirus, que ha llevado a que muchos gobiernos sugieran o impongan el aislamiento social para evitar que los contagios aumenten, el Papa señaló que “hoy día en las casas, los padres empiezan a escuchar con sus hijos de otra manera”.
“Los papás juegan con sus hijos chicos porque no pueden salir, están allí. Tienen tiempo para encontrarse, reencontrarse. Hoy día siente cada uno la necesidad de acariciar a sus viejos, a sus abuelos”, señaló.
Para el Papa Francisco, “hoy tenemos que rescatar la convivencia. Y este quizás sea uno de los logros que podemos llegar a tomar en esta tragedia”.
“Muy triste que sea una tragedia, pero tenemos que recuperar la convivencia humana, la cercanía”, señaló”.
5- A empresarios en crisis del coronavirus: el “sálvese quien pueda” no es solución: “Entrevistado por el periodista español Jordi Évole, para su programa televisivo transmitido el 22 de marzo, el Papa Francisco hizo un llamado a los empresarios a no abandonar a sus empleados durante la crisis causada por el coronavirus COVID-19: “el ‘sálvese quien pueda’ no es solución”.
El Papa Francisco precisó que si bien “las soluciones concretas las tiene que buscar cada uno en cada situación”, precisó que “ciertamente que el ‘sálvese quien pueda’ no es solución”.
“Una empresa que despide para salvarse no es una solución. En este momento más que despedir hay que acoger, y hacer sentir que hay una sociedad solidaria, son los grandes gestos que hacen falta ahora”, señaló.
La variedad de coronavirus identificada como COVID-19 se registró por primera vez en Wuhan (China) y se ha propagado por cerca de 180 países. De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS), al 21 de marzo se confirmaron 266.073 infecciones de coronavirus COVID-19, y 11.184 muertes en todo el mundo.
El Santo Padre indicó que si bien puede ser que no conozca el manejo y las pérdidas económicas de las grandes corporaciones, “sé las penurias que va a pasar el empleado, el operario, la operaria, la empleada que vos vas a despedir”.
“No digo que esto sea lo bueno de la peste. No, lamentablemente todo es malo. Pero aparecen realidades y se nos pide que nos hagamos cargo de esas realidades”.
FUENTE: Redacción ACI Prensa

jueves, 12 de marzo de 2020

¿Y si una carta te ayudara a perdonar a los demás y a curar tus heridas?

En Cuaresma, una reflexión sobre el perdón, gracias a Aleteia, portal web en español con reflexiones para nuestro crecimiento personal.

¿Te parece imposible perdonar a esa persona? La herida es demasiado profunda. Prueba este método que te ayudará a dar un paso hacia quien te hizo tanto daño. 
“No puedo perdonarlo”; “Nunca lo lograré”. Perdonar a esa persona que nos ha hecho tanto daño parece misión imposible. Puede que pensemos en ella casi todo el tiempo. Nos cuesta aceptarlo. Sin embargo, por muy injusto que parezca, el perdón podría transformarnos. Solo tenemos que sacar una lección positiva. 
Al reprimir este perdón, nos bloqueamos a nosotros mismos y la acción de Dios. El rencor nos encierra y nos impiden evolucionar. ¿Cómo podemos deshacernos de todos estos resentimientos que nos agobian? ¿Logremos vivir en el presente y sentirnos más liberados? 
Redescubrir la alegría del amor 
Algunos terapeutas proponen a sus pacientes que escriban una carta incendiaria en la que se desahoguen y expresen de forma escandalosa todos los reproches que puedan hacer a sus padres, a sus familiares, a su jefe… En definitiva, a aquellos que les hicieron daño… Inténtalo, pero cuidado, no envíes tu carta. Es una “carta basura” que expresa los sentimientos contradictorios que tienes. Día tras día, completa tu carta hasta que te sientas aliviado. 
“¡Está todo resuelto!” Puedes leerla a alguien cercano a ti, en quien confías completamente, para asegurarte de que la “limpieza” está hecha. 
Pero, no te quedes con esa mala onda. Redacta una segunda carta, esta vez una carta de amor. Esta debe ser positiva. En ella puedes expresar tu gratitud por todo lo que estas mismas personas te han dado. Recuerda los buenos recuerdos, intenta comprender sus dificultades, hasta que sientas compasión. Completa esta carta diariamente hasta que te sientas en paz y habitado por el perdón de Dios. 
Este enfoque dual es a menudo necesario para que el pasado ya no nos desordene y aprendamos a diferenciar. Gracias a este método, saldrás más fuerte, más cariñoso y sobre todo más positivo.
FUENTE:ES.ALETEIA.ORG

martes, 25 de febrero de 2020

Vivamos nuestra fe I

El miércoles 26 de febrero iniciaremos en la iglesia católica la Cuaresma, empezando con el miércoles de Ceniza.
"Conviértete y cree en el evangelio" Mc 1,15
"Acuérdate de que eres polvo y al polvo volverás" (Gen 3, 19; 18. 27)
La Cuaresma es el período de cuarenta días. Tiempo litúrgico especial de purificación y conversión para preparar LA PASCUA como el acontecimiento central en la vida del cristiano.
La Cuaresma es también tiempo para reflexionar y arrepentirnos de nuestros pecados, cambiar el hombre viejo, que muera lo que nos aleja de Dios y tratar de parecernos más a Jesús.
La Cuaresma empieza el miércoles de Ceniza y concluye el Jueves Santo por la tarde antes de la Misa Vespertina de la Cena del Señor, con lo que se inaugura el tiempo Pascual.
La Cuaresma se vive desde el siglo IV como una tendencia a constituirla en tiempo de penitencia y renovación en toda la iglesia, practicando el ayuno y la abstinencia.
Si bien en sus inicios fue conservada con bastante rigor, esta práctica ha sido cada vez más aligerada en Occidente si bien es cierto observando un espíritu dispuesto a la conversión y penitencia.
Cuarenta días porque influyó el simbolismo bíblico del número cuarenta:
fueron cuarenta días y cuarenta noches del diluvio con Noé en el arca (Gen 7, 4), cuarenta años en que los hijos de Israel emplearon por el desierto en su viaje hacia la tierra prometida (Dt 2,7); cuarenta días que camino Elías por el desierto sin comer hasta llegar al monte Horeb (1Re 19,8); cuarenta días estuvo Moisés en el monte Sinaí cuando Dios le dio las Tablas de la Ley (Ex 24, 18), cuarenta días estuvo Jesús en el desierto luego de ser bautizado antes de dar inicio a su misión mesiánica (Mt 4, 2).
Paz y Bien! 

jueves, 20 de febrero de 2020

Rosario mundial por la paz, vida, familia y sacerdotes

Mater Fátima lanza una nueva convocatoria al mundo para unirse en oración con el Rosario Mundial a celebrar el 20 de Febrero, con motivo del centenario de la partida al Cielo de Santa Jacinta Marto, una de las tres pastorcitas que recibió los mensajes de Nuestra Señora del Rosario en Fátima, Portugal. 

El Rosario será transmitido desde la Insigne Nacional Basílica de Guadalupe en México y se vivirán tres momentos especiales: 
1. Adoración al Santísimo de 17:00 a 18:00 horas (Tiempo del Centro de México) 
INVITACIÓN 
Al conmemorarse el centenario del feliz tránsito de la santa niña Jacinta Marto, a quien la Virgen apareció en Fátima, la campaña el Perú necesita de Fátima invita al rezo del Santo Rosario, para HOY JUEVES 20 DE FEBRERO en los dos horarios de costumbre: 11:00 am y 6:30 PM, en Tomás Ramsey 957, Magdalena del Mar. 
Este Santo Rosario será ofrecido especialmente en reparación al Inmaculado Corazón de María, por los ultrajes, sacrilegios e indiferencias con que es ofendido y por la conversión de los pobres pecadores, esta última intención fue por la que se sacrificó hasta dar la vida, Santa Jacinta. Los esperamos. Aquellos que por diversas razones no pudieran asistir, nos uniremos en oración junto a millones de católicos que en el mundo ofrecen el Santo Rosario. 
INVITACIÓN 
ROSARIO MUNDIAL este jueves 20 de febrero, con motivo del centenario de la partida al cielo de Santa Jacinta Marto. 
NSE radio transmitirá en directo desde el santuario de la quinta aparición de NUESTRA SEÑORA DE GUADALUPE en Cuatitlán - México desde las 6 PM hora peruana. 
Los invitamos a unirse al Rezo del SANTO ROSARIO por las siguientes intenciones: la paz, la vida, la familia, y los sacerdotes. 
Transmisión en directo por NSE RADIO LIMA 1180 AM, a las 6 PM. 
¡ÚNETE AL SANTO ROSARIO Y HAZ SONREÍR A LA VIRGEN! 
2. Durante la Adoración, niños, jóvenes y familias rezarán el Santo Rosario en varios idiomas. 
3. Consagración al Sagrado Corazón de Jesús y al Inmaculado Corazón de María. 
Las intenciones serán: 
1. Orar al Señor por la paz del mundo 
¿Dónde hay paz? Siempre asechados por la violencia, el crimen, la guerra… 
En el Perú, el crimen de Solsiret Rodríguez: la historia de un asesinato llena de vacíos 
Después de tres años y medio de su desaparición y por la perseverancia de sus padres, la Fiscalía busca armar el rompecabezas. Tiene dos sospechosos 
Persecusión de cristianos: Fin de semana sangriento para los cristianos de Burkina Faso 
Al menos 24 personas murieron el domingo 16 de febrero en un ataque yihadista contra una iglesia protestante en una aldea en el norte de Burkina Faso. Ha sido un fin de semana sangriento en Burkina Faso. Una iglesia protestante en el pueblo de Pansi, en el norte de Burkina Faso, fue atacada por yihadistas el domingo 16 de febrero. “El informe provisional muestra a 24 personas asesinadas, incluido el pastor de una iglesia protestante”, dijo el coronel Salfo Kaboré, gobernador de la región del Sahel. 
Dieciocho personas también resultaron heridas y varias otras fueron secuestradas. Según los informes iniciales, “un grupo terrorista armado” irrumpió en la aldea y “atacó a las poblaciones pacíficas de la localidad después de haberlos identificado claramente y separarlos de los no residentes”. 
El ataque ocurrió en la misma provincia donde un pastor y cuatro de sus familiares, su hijo, sus sobrinos y un diácono fueron secuestrados el 11 de febrero antes de ser asesinados unos días después. 
750 muertos desde 2015, y 600.000 desplazados 
“Los ataques yihadistas contra iglesias y cristianos comenzaron en 2015, pero se han acelerado desde 2018 con la declaración del estado de emergencia en el norte y este del país”, dijo Amélie de la Hougue, Jefe de Información para Ayuda a la Iglesia Necesitada (ACN). 
“Los grupos terroristas desean claramente islamizar el país”, continúa Amélie de la Hougue. “Pero también hay dentro de estos grupos personas que viven en una gran pobreza, que han sido completamente abandonadas por el Estado y que responderán al llamado de los yihadistas de saquear y matar porque se les pagará por eso”. 
la conversión de los pecadores: 
Los siete pecados capitales, estos son la lujuria, la pereza, la gula, la ira, la envidia, la avaricia y la soberbia. Su origen se remonta al siglo IV, cuando el asceta Evagrio el Póntico enumeró las principales pasiones que conducían al hombre hasta la perdición. Años más tarde, el sacerdote Juan Casiano redujo la lista a los siete puntos que existen actualmente. 
Sin embargo, con el paso del tiempo, las costumbres y actitudes del ser humano se han transformado. Y con ellas, los terribles errores que perpetramos. Multitud de expertos han elaborado una lista de los pecados capitales de la edad moderna. A continuación, los más representativos. 
Contaminar el medio ambiente 
Aunque muchos no lo consideren como tal, el planeta Tierra es nuestro hogar y debemos cuidarlo. Quizás parezca que ya es demasiado tarde, pero si todos ponemos de nuestra parte, las consecuencias pueden no ser tan catastróficas. Los efectos nocivos de nuestros actos ya son más que visibles: el calentamiento global, la desaparición de los polos, la contaminación… 
Violación de los derechos humanos 
El terrorismo, la censura, la discriminación, la represión… Son muchas las escenificaciones que este pecado moderno muestra en la sociedad actual. Estas atrocidades se han convertido en algo habitual, rompiendo aquellos privilegios que el hombre tiene desde su nacimiento: la libertad y la igualdad. 
La pobreza 
En el año 2015, más de 700 millones de personas vivían en condición de extrema pobreza en todo el mundo. Unos datos que se traducen al 9,6% de la población mundial. Este punto es, sin duda, uno de los más preocupantes de la lista y una realidad a la que muchos hacen frente en su día a día. 
La riqueza obscena 
El contrapunto a esa pobreza también pertenece a la lista de los pecados capitales de la edad contemporánea. La corrupción lideraría un nivel que muchos han convertido en toda una costumbre. La codicia y el deseo de riqueza extrema termina por perturbar al hombre, llevándole por el peor camino posible. Arruinando además la vida de terceras personas. 
La violencia 
La violencia de género, el bullying, la homofobia o la pedofilia son algunas de las conductas que demuestran la naturaleza más depravada, cobarde y miserable del ser humano. No existe un solo día en que alguna de estas prácticas se lleve a cabo. Dejando víctimas inocentes a su paso. 
El consumo excesivo 
La acumulación de bienes y servicios innecesarios para nuestra supervivencia más elemental es un hábito muy interiorizado en el siglo XXI. El placer y la satisfacción que esto provoca en ciertos individuos desvirtualiza el verdadero significado de ambos términos. Incluyendo la felicidad o la complacencia personal. 
Tráfico de drogas 
Hace unos años, la Iglesia Católica enumeró algunos de los pecados capitales actuales más importantes. Donde el consumo de drogas con fines ilícitos ocupaba un puesto de gran importancia. El abuso de este tipo de sustancias puede resultar muy perjudicial para la salud del sujeto. 
2. Pedir al Señor a través del Inmaculado Corazón de María, que promueva, proteja y defienda la vida y la familia como Él mismo la creó. 
Oremos por las instituciones que defienden los derechos humanos y a la mujer en nuestro país 
3. Rogar al Señor por nuestros Obispos y Sacerdotes. 
Para prepararnos para este importante momento que confiamos en que será de mucho bien para el mundo, pedimos a los fieles que se mantengan unidos en: 
El rezo del Santo Rosario diario. 
Adoración Eucarística (al menos una vez a la semana). 
Ayuno semanal a pan y agua, de preferencia los viernes. 
Preparación para la Consagración con el método de 33 días de San Luis Grignion de Montfort, a partir del 18 de enero. (Las oraciones serán publicadas en la página: www.materfatima.org) 
El Rosario será transmitido en directo a través de los Medios de Comunicación que deseen unirse, y cada Parroquia podrá realizar su Hora Santa y Rosario por las intenciones propuestas, de acuerdo a los horarios que les resulte conveniente. 
Cabe recordar que durante el primer Rosario Mundial que se transmitió el 4 de abril de 2019 desde la Parroquia de Fátima, en Portugal, se conectaron 420 medios católicos y 98 Santuarios Marianos. De acuerdo a los reportes, se unieron en la oración por la paz 70 millones de personas. 
Mater Fátima y el Rosario Mundial es una iniciativa que Dios ha inspirado al Padre Héctor Ramírez Sanz Cerrada, quien durante su trabajo como Capellán en el Santuario de Fátima, por casi cuatro años, se dio cuenta de que los mensajes de la Virgen no habían sido suficientemente conocidos y lo que Ella quería (que no se propagaran los errores de Rusia por el mundo), no se evitó. 
El Padre Héctor ha recorrido alrededor de 20 países y ha podido constatar el deterioro de la familia y la sociedad, la propagación del ateísmo y el ocultismo, así como la falta de fe y el incremento del relativismo. A pesar del avance de esta ideología que nos aleja de Dios y destruye a la sociedad poco a poco, existe una esperanza, y es hacer lo que pidió la Virgen en 1917 para alcanzar de Ella Su promesa, ya que el mensaje es para estos tiempos: “Rezad el Rosario todos los días para obtener la paz en el mundo y el fin de la guerra”.
Fuente: Catholic.net

miércoles, 12 de febrero de 2020

Porque debemos marchar por las dos vidas

¿Porqué debemos marchar por las dos vidas este 21 de marzo?
Nuestra voz será la voz del que no puede defenderse.
Aquí te contaremos una historia tomada de la página de Aleteia sobre el conjunto de los 2.411 restos de fetos humanos encontrados el año pasado en propiedades del doctor Ulrich Klopfer, un médico abortista del Estado de Indiana (Estados Unidos) van a ser enterrados este miércoles 12 de febrero en el Southlawn Cemetery de la ciudad de South Bend, según informó el fiscal general de Indiana, Curtis Hill.

Klopfer murió el año pasado en el mes de septiembre y tras su muerte fueron encontrados en el garaje de una casa en Will County (Illinois) 2.246 restos fetales y el resto (165) en el maletero de su coche estacionado en un almacén de Chicago. Se trataba de restos de fetos que este médico abortista guardaba y clasificaba celosamente para “usarlos” más tarde.
La Iglesia católica había ofrecido terreno para el entierro, pero, finalmente, se realizará en un terreno del Condado de Saint Joseph en South Bend a donde fueron trasladados los restos fetales en octubre de 2019, después que la familia de Klopfer dio aviso a las autoridades del macabro hallazgo.
Klopfer, realizó miles de abortos en las clínicas que regenteaba en Fort Wayne, Gary y South Bend, todas en el Estado de Indiana. La clínica de Fort Wayne fue clausurada en 2014 y las otras dos en 2015 por “mal registro y un control deficiente de los pacientes”.
En una entrevista de 2015 con The Chicago Tribune, Klopfer defendió su práctica y dijo que los funcionarios estatales lo estaban atacando. “Si tuviera una agenda”, dijo Klopfer, “y fuera a inspeccionar un hospital y pasara dos o tres días allí, ¿crees que no pude encontrar errores?” También defendió su atención médica y dijo: “Nunca he perdido un paciente. Ningún paciente mío en todos los años que he estado haciendo abortos ha tenido una complicación importante”.
No, ninguna, seguramente, salvo el asesinato inmisericorde de miles de seres humanos cuyos restos hoy serán enterrados en un cementerio sin nombre y en una tumba sin número, bajo el frío invernal de South Bend.
FUENTE.ES.ALETEIA.ORG

jueves, 6 de febrero de 2020

La vocación religiosa es un don y una llamada especial de Dios, recibida en fe, y cultivada y discernida en la oración. Este proceso de formación permite al joven crecer y madurar en su respuesta a la llamada que Dios le hace. Este don especial, Dios lo da a quien quiere, y es Él, quien dispone, mueve y ayuda a los llamados, concediéndoles las gracias y dotes necesarias para abrazar el estado religioso y perseverar en él.
¿Está Cristo tocando la puerta de tu corazón?
Joven…
No te detengas más,
No dejes que el tiempo se lleve lo mejor de tu vida.
Hay muchas personas que te esperan,
Que necesitan tu alegría, tu disponibilidad, tu entrega.
No se te piden grandes heroicidades, tenlo por cierto,
Es mucho más lo que vas a recibir que lo que tu puedes dar.
Por ello Cristo te necesita para amar.
Responde dando tu sí total en fe y en humildad,
Sin miedos, sin medidas, sin fronteras.