Buscar en la Página

RADIO FRANCISCANA

VIDEOS FRANCISCANOS

Loading...

jueves, 5 de octubre de 2017

Periodista Nivardo Córdova publica estudio: “Fr. José Mojica OFM: Memorias en el Perú”


El libro “Fr. José de Guadalupe Mojica. Memorias en el Perú” (Rimactampu Ediciones, 2017), es una compilación y estudio realizada por el periodista peruano Nivardo Vasni Córdova Salinas, documento que ha sido publicado recientemente en edición digital en el portal issuu.com.

Se trata de una publicación que se originó en el “Proyecto José Mojica” (realizado del mencionado periodista durante dos años) el cual tuvo como objetivo rescatar los escritos (poemas, narraciones, ensayos y reflexiones) del P. Mojica en Perú los cuales fueron publicados originalmente en la revista trimestral “Ensayos”, que él editaba en Cusco junto con los estudiantes del seminario del Convento de La Recoleta, en la década del 40. Los estudiantes se agrupaban con el nombre de “Academia Escoto”, en honor al filósofo franciscano Juan Duns Scoto (1266-1308).

Cabe señalar que estos textos se encuentran en el Archivo San Francisco de Lima (perteneciente a la Provincia Franciscana de los XII Apóstoles del Perú), cuyo director Fr. Abel Pacheco Sánchez OFM brindó las facilidades para la investigación, conjuntantamente con el sacerdote franciscano Fr. Carlos Montesinos Ampuero OFM, quien fue compañero de Mojica en el seminario. Del mismo modo, se contó con la colaboración del historiador Cayetano Villavicencio Wenner.

Es importante señalar que la investigación recibió el aliento moral y apoyo desde México, de parte de Jorge Cruz R. y Mario Ronquillo, a quienes se les brinda una mención y público agradecimiento en la publicación.

ÍNDICE DE ESCRITOS DEL PADRE MOJICA EN EL PERÚ

Relación de algunos poemas, artículos y otros textos publicados por Fray José Francisco de Guadalupe Mojica OFM en la revista trimestral “Ensayos” (1944-1945), editada por la Casa de Estudios de la Provincia Franciscana de los Doce Apóstoles del Perú. Convento de La Recoleta, Cusco, Perú.

– “Uno de tantos aletazos (anécdota), por Fray Francisco de G.Mojica OFM. En: “Ensayos”, Año XXIV, Nº 38, julio de 1944, págs. 19 y 20.

– “Mensaje de los Coristas de la Provincia de los Doce Apóstoles del Perú a los estudiantes franciscanos de América toda. Ex “Academia Escoto” Nuncium (texto en latín, en el original, más fotografía de frailes). En: “Ensayos”, Año XXIV, Nº 38, julio de 1944, pág. 22.

– “Arribo al puerto (prosa rimada)”, por Fr. José Fc. de G.Mojica. En: “Ensayos”, Año XXIV, Nº 39, octubre de 1944, págs. 16 y 17 (con nota final: “continuará”).

– “Audición radial: Palabras dichas en la audición radiada en Arequipa por la Obra Vocacional Franciscana de la Provincia de los Doce Apóstoles el día 16 de septiembre de 1944 por Fray José Francisco de Guadalupe Mojica OFM). En: “Ensayos”, Año XXIV, Nº 39, octubre de 1944, págs. 21 y 22. (Nota al pie de página: “continuará”).

– “Miguel `El imbécil´. Anécdota”. Por Fr. José Fco. de G.Mojica. En: “Ensayos”, Año XXIV, Nº 39, octubre de 1944, págs. 27-30. (Nota al pie de página: Recoleta, Cusco, Sept. 24 de 1944).

– “El favor más grande que ha recibido América” (N. de E.: sobre la Virgen de Guadalupe). En: “Ensayos”, Año XXIV, Nº 40, diciembre de 1944, págs. 36-38.

– “Arribo al Puerto” (final), por Fr. José Fco. de GuadalupeMojica O.F.M. En: “Ensayos”, Año XXIV, Nº 40, diciembre de 1944, pág. 38.

– “La Navidad en mi Convento”. Por Fr. José Francisco de Guadalupe OFM (antes José Mojica). En: “Ensayos”, Año XXIV, Nº 41, Marzo de 1945, págs. 4-9

– “Un caso típico” (anécdota ocurrida a Fray José de GuadalupeMojica –narrada en tercera persona– en Palestina y Jerusalén). En: “Ensayos”, Año XXIV, Nº 42, Junio de 1945, pág. 38.

– “La parada de la victoria”. Por el Mayor del ejército americano, Haward N. Simpson (traducción de Fray José Francisco de GuadalupeMojica, OFM). En: “Ensayos”, Año XXIV, Nº 43, Septiembre de 1945, pág. 16.

– “Japón y la fecundidad del martirio”, por José Francisco de Guadalupe Mojica OFM. En: “Ensayos”, Año XXIV, Nº 43, Septiembre de 1945, págs. 19-23.

– “Hay santos en este siglo en la Tercer Orden Franciscana”, por Fray Francisco de Guadalupe Mojica O.F.M. En: “Ensayos”, Año XXIV, Nº 44, Octubre de 1945, págs. 14-15.

martes, 19 de septiembre de 2017

NOVENA A NUESTRO SERAFICO PADRE FRANCISCO

Presentamos la novena a nuestro Seráfico padre San Francisco, a realizarse en el Convento San Francisco de Jesús de Lima.

Miembros de la Primera y Tercera Orden Franciscana y las instituciones de la Basílica, se harán presentes y participaran en la Liturgia de la novena, entre ellas:             1.- Apostolado Franciscano de Caballeros de san Judas Tadeo, 
2.- La Orden Franciscana Seglares de los XII Apóstoles de lima, 
3.- La Orden Franciscana Seglar San Francisco de Asís,     4.- La Cofradía Virgen del Carmen, 
5.- Amigos de Francisco,                                                           6.- Fraternidad Juvenil Franciscana,                     7.- Hermandad Virgen de Chapi,                                               8.- Legión de María,                                                                 9.- Grupo de camareros de los Altares,                                     10.- Catequesis de los niños para la primera Comunión, y de los jóvenes que se preparar para la Confirmación.       11.- Hermandad  Cruz de Motupe,                                                                                                                 12.- Evangelio Viviente,                                                                                                                                           13.- Comunidad Virgen Inmaculada.                                                                                                             14.- Cofradía de Damas y Caballeros de de San Hilarión.                                                                              15.- Grupo Kayros,                                                                                                                                               16.- Confraternidad Divina. Misericordia.                                                                                                           17.- Hermandad Jesús Nazareno.

Animarán en los cantos, según programación: 
1.- Coro Evangelio Viviente.
2.- Coro San Francisco.
3.- Coro Virgen del Carmen.
4.- Coro de la OFS San Francisco de Asís.
5.- Coro Jesús Nazareno.
6.- Coro San Judas Tadeo.

Durante la misa, se rezara como todos los años, el oficio de las Primeras Vísperas de la  Liturgia de las Horas.

Los esperamos para celebrar juntos a nuestro Seráfico Padre Francisco, y para que juntos como hermanos nos gocemos en esta fiesta franciscana.









Ev




miércoles, 13 de septiembre de 2017

Resultados del Capítulo Electivo Nacional OFS Perú:

¿Quiénes son los Franciscanos Seglares?
Son hombres y mujeres que desde la familia viven en el mundo e intentan construir una sociedad más humana y cristiana. 
Los franciscanos seglares se reúnen en pequeños grupos llamados Fraternidades, pues la vocación del franciscano seglar es vivir el Evangelio en comunión fraterna.
Su forma de vida no es otra que vivir el Evangelio al estilo de San Francisco de Asís y según la Regla Franciscana.
Quieren ser Contemplativos en el mundo: Mujeres y hombres de Oración.
Quieren estar Presentes en el mundo: Construyendo un mundo más fraterno, luchando por la Justicia, trabajando por la Ecología, colaborando en proyectos misioneros, queriendo ser puente entre el tercer y primer mundo, siendo instrumentos de Paz e intentando llevar al mundo Esperanza y Alegría. 
Es decir: ser revolucionarios del Amor, vivir las Bienaventuranzas.
En retiro espiritual realizado del 08 de 10 de setiembre 2017 en la casa de Ejercicios Espirituales San Francisco de Asís se realizó el Capítulo Electivo Nacional OFS Perú. 
Les presentamos los resultados del Capítulo Electivo Nacional OFS Perú:
Ministra Nacional:  María Martha Vivanco Cárdenas 
Viceministra:  Patricia Obregón 
Secretaria:  Catty Espino 
Economía:  Fanny Magallanes 
Formadora:  Ana María Raffo Laos 
Mutuas Relaciones: Paul Zuzunaga 
Con la presencia del Asistente Espiritual Fray Guido Zegarra OFM, Asistente Espiritual CIOFS Padre Francis Dorh Capuchino, Fray Gerart Capuchino y la Consejera Internacional Hna. Consuelo Núñez.

jueves, 3 de agosto de 2017

04 de Agosto: San Juan María Vianney



Uno de los santos más populares en los últimos tiempos ha sido San Juan Vianey, llamado el santo Cura de Ars. En él se ha cumplido lo que dijo San Pablo: "Dios ha escogido lo que no vale a los ojos del mundo, para confundir a los grandes".
Era un campesino de mente rústica, nacido en Dardilly, Francia, el 8 de mayo de 1786. Durante su infancia estalló la Revolución Francesa que persiguió ferozmente a la religión católica. Así que él y su familia, para poder asistir a misa tenían que hacerlo en celebraciones hechas a escondidas, donde los agentes del gobierno no se dieran cuenta, porque había pena de muerte para los que se atrevieran a practicar en público su religión. La primera comunión la hizo Juan María a los 13 años, en una celebración nocturna, a escondidas, en un pajar, a donde los campesinos llegaban con bultos de pasto, simulando que iban a alimentar sus ganados, pero el objeto de su viaje era asistir a la Santa Misa que celebraba un sacerdote, con grave peligro de muerte, si los sorprendían las autoridades.
Juan María deseaba ser sacerdote, pero a su padre no le interesaba perder este buen obrero que le cuidaba sus ovejas y le trabajaba en el campo. Además no era fácil conseguir seminarios en esos tiempos tan difíciles. Y como estaban en guerra, Napoleón mandó reclutar todos los muchachos mayores de 17 años y llevarlos al ejército. Y uno de los reclutados fue nuestro biografiado. Se lo llevaron para el cuartel, pero por el camino, por entrar a una iglesia a rezar, se perdió del grupo. Volvió a presentarse, pero en el viaje se enfermó y lo llevaron una noche al hospital y cuando al día siguiente se repuso ya los demás se habían ido. Las autoridades le ordenaron que se fuera por su cuenta a alcanzar a los otros, pero se encontró con un hombre que le dijo. "Sígame, que yo lo llevaré a donde debe ir". Lo siguió y después de mucho caminar se dio cuenta de que el otro era un desertor que huía del ejército, y que se encontraban totalmente lejos del batallón.
Y al llegar a un pueblo, Juan María se fue a donde el alcalde a contarle su caso. La ley ordenaba pena de muerte a quien desertara del ejército. Pero el alcalde que era muy bondadoso escondió al joven en su casa, y lo puso a dormir en un pajar, y así estuvo trabajando escondido por bastante tiempo, cambiándose de nombre, y escondiéndose muy hondo entre el pasto seco, cada vez que pasaban por allí grupos del ejército. Al fin en 1810, cuando Juan llevaba 14 meses de desertor el emperador Napoleón dio un decreto perdonando la culpa a todos los que se habían fugado del ejército, y Vianey pudo volver otra vez a su hogar.
casa donde nació San Juan María Vianney
Trató de ir a estudiar al seminario pero su intelecto era romo y duro, y no lograba aprender nada. Los profesores exclamaban: "Es muy buena persona, pero no sirve para estudiante No se le queda nada". Y lo echaron.
Se fue en peregrinación de muchos días hasta la tumba de San Francisco Regis, viajando de limosna, para pedirle a ese santo su ayuda para poder estudiar. Con la peregrinación no logró volverse más inteligente, pero adquirió valor para no dejarse desanimar por las dificultades.
El Padre Balley había fundado por su cuenta un pequeño seminario y allí recibió a Vianey. Al principio el sacerdote se desanimaba al ver que a este pobre muchacho no se le quedaba nada de lo que él le enseñaba Pero su conducta era tan excelente, y su criterio y su buena voluntad tan admirables que el buen Padre Balley dispuso hacer lo posible y lo imposible por hacerlo llegar al sacerdocio.
Después de prepararlo por tres años, dándole clases todos los días, el Padre Balley lo presentó a exámenes en el seminario. Fracaso total. No fue capaz de responder a las preguntas que esos profesores tan sabios le iban haciendo. Resultado: negativa total a que fuera ordenado de sacerdote.
Su gran benefactor, el Padre Balley, lo siguió instruyendo y lo llevó a donde sacerdotes santos y les pidió que examinaran si este joven estaba preparado para ser un buen sacerdote. Ellos se dieron cuenta de que tenía buen criterio, que sabía resolver problemas de conciencia, y que era seguro en sus apreciaciones en lo moral, y varios de ellos se fueron a recomendarlo al Sr. Obispo. El prelado al oír todas estas cosas les preguntó: ¿El joven Vianey es de buena conducta? - Ellos le repondieron: "Es excelente persona. Es un modelo de comportamiento. Es el seminarista menos sabio, pero el más santo" "Pues si así es - añadió el prelado - que sea ordenado de sacerdote, pues aunque le falte ciencia, con tal de que tenga santidad, Dios suplirá lo demás".
Y así el 12 de agosto de 1815, fue ordenado sacerdote, este joven que parecía tener menos inteligencia de la necesaria para este oficio, y que luego llegó a ser el más famoso párroco de su siglo (4 días después de su ordenación, nació San Juan Bosco). Los primeros tres años los pasó como vicepárroco del Padre Balley, su gran amigo y admirador.
Unos curitas muy sabios habían dicho por burla: "El Sr. Obispo lo ordenó de sacerdote, pero ahora se va a encartar con él, porque ¿a dónde lo va a enviar, que haga un buen papel?".
Y el 9 de febrero de 1818 fue envaido a la parroquia más pobre e infeliz. Se llamaba Ars. Tenía 370 habitantes. A misa los domingos no asistían sino un hombre y algunas mujeres. Su antecesor dejó escrito: "Las gentes de esta parroquia en lo único en que se diferecian de los ancianos, es en que ... están bautizadas". El pueblucho estaba lleno de cantinas y de bailaderos. Allí estará Juan Vianey de párroco durante 41 años, hasta su muerte, y lo transformará todo.
El nuevo Cura Párroco de Ars se propuso un método triple para cambiar a las gentes de su desarrapada parroquia. Rezar mucho. Sacrificarse lo más posible, y hablar fuerte y duro. ¿Qué en Ars casi nadie iba a la Misa? Pues él reemplazaba esa falta de asistencia, dedicando horas y más horas a la oración ante el Santísimo Sacramento en el altar. ¿Qué el pueblo estaba lleno de cantinas y bailaderos? Pues el párroco se dedicó a las más impresionantes penitencias para convertirlos. Durante años solamente se alimentará cada día con unas pocas papas cocinadas. Los lunes cocina una docena y media de papas, que le duran hasta el jueves. Y en ese día hará otro cocinado igual con lo cual se alimentará hasta el domingo. Es verdad que por las noches las cantinas y los bailaderos están repletos de gentes de su parroquia, pero también es verdad que él pasa muchas horas de cada noche rezando por ellos. ¿Y sus sermones? Ah, ahí si que enfoca toda la artillería de sus palabras contra los vicios de sus feligreses, y va demoliendo sin compasión todas las trampas con las que el diablo quiere perderlos.
Cuando el Padre Vianey empieza a volverse famoso muchas gentes se dedican a criticarlo. El Sr. Obispo envía un visitador a que oiga sus sermones, y le diga que cualidades y defectos tiene este predicador. El enviado vuelve trayendo noticias malas y buenas.
El prelado le pregunta: "¿Tienen algún defecto los sermones del Padre Vianey? - Sí, Monseñor: Tiene tres defectos. Primero, son muy largos. Segundo, son muy duros y fuertes. Tercero, siempre habla de los mismos temas: los pecados, los vicios, la muerte, el juicio, el infierno y el cielo". - ¿Y tienen también alguna cualidad estos sermones? - pregunta Monseñor-. "Si, tienen una cualidad, y es que los oyentes se conmueven, se convierten y empiezan una vida más santa de la que llevaban antes".
El Obispo satisfecho y sonriente exclamó: "Por esa última cualidad se le pueden perdonar al Párroco de Ars los otros tres defectos".
Los primeros años de su sacerdocio, duraba tres o más horas leyendo y estudiando, para preparar su sermón del domingo. Luego escribía. Durante otras tres o más horas paseaba por el campo recitándole su sermón a los árboles y al ganado, para tratar de aprenderlo. Después se arrodillaba por horas y horas ante el Santísimo Sacramento en el altar, encomendando al Señor lo que iba decir al pueblo. Y sucedió muchas veces que al empezar a predicar se le olvidaba todo lo que había preparado, pero lo que le decía al pueblo causaba impresionantes conversiones. Es que se había preparado bien antes de predicar.
Pocos santos han tenido que entablar luchas tan tremendas contra el demonio como San Juan Vianey. El diablo no podía ocultar su canalla rabia al ver cuantas almas le quitaba este curita tan sencillo. Y lo atacaba sin compasión. Lo derribaba de la cama. Y hasta trató de prenderle fuego a su habitación . Lo despertaba con ruidos espantosos. Una vez le gritó: "Faldinegro odiado. Agradézcale a esa que llaman Virgen María, y si no ya me lo habría llevado al abismo".
Un día en una misión en un pueblo, varios sacerdotes jóvenes dijeron que eso de las apariciones del demonio eran puros cuentos del Padre Vianey. El párroco los invitó a que fueran a dormir en el dormitorio donde iba a pasar la noche el famoso padrecito. Y cuando empezaron los tremendos ruidos y los espantos diabólicos, salieron todos huyendo en pijama hacia el patio y no se atrevieron a volver a entrar al dormitorio ni a volver a burlarse del santo cura. Pero él lo tomaba con toda calma y con humor y decía: "Con el patas hemos tenido ya tantos encuentros que ahora parecemos dos compinches". Pero no dejaba de quitarle almas y más almas al maldito Satanás.
Cuando concedieron el permiso para que lo ordenaran sacerdote, escribieron: "Que sea sacerdote, pero que no lo pongan a confesar, porque no tiene ciencia para ese oficio". Pues bien: ese fue su oficio durante toda la vida, y lo hizo mejor que los que sí tenían mucha ciencia e inteligencia. Porque en esto lo que vale son las iluminaciones del Espíritu Santo, y no nuestra vana ciencia que nos infla y nos llena de tonto orgullo.
Tenía que pasar 12 horas diarias en el confesionario durante el invierno y 16 durante el verano. Para confesarse con él había que apartar turno con tres días de anticipación. Y en el confesionario conseguía conversiones impresionantes.
Desde 1830 hasta 1845 llegaron 300 personas cada día a Ars, de distintas regiones de Francia a confesarse con el humilde sacerdote Vianey. El último año de su vida los peregrinos que llegaron a Ars fueron 100 mil. Junto a la casa cural había varios hoteles donde se hospedaban los que iban a confesarse.
A las 12 de la noche se levantaba el santo sacerdote. Luego hacía sonar la campana de la torre, abría la iglesia y empezaba a confesar. A esa hora ya la fila de penitentes era de más de una cuadra de larga. Confesaba hombres hasta las seis de la mañana. Poco después de las seis empezaba a rezar los salmos de su devocionario y a prepararse a la Santa Misa. A las siete celebraba el santo oficio. En los últimos años el Obispo logró que a las ocho de la mañana se tomara una taza de leche.
De ocho a once confesaba mujeres. A las 11 daba una clase de catecismo para todas las personas que estuvieran ahí en el templo. Eran palabras muy sencillas que le hacían inmenso bien a los oyentes.
A las doce iba a tomarse un ligerísimo almuerzo. Se bañaba, se afeitaba, y se iba a visitar un instituto para jóvenes pobres que él costeaba con las limosnas que la gente había traído. Por la calle la gente lo rodeaba con gran veneración y le hacían consultas.
De una y media hasta las seis seguía confesando. Sus consejos en la confesión eran muy breves. Pero a muchos les leía los pecados en su pensamiento y les decía los pecados que se les habían quedado sin decir. Era fuerte en combatir la borrachera y otros vicios.
En el confesionario sufría mareos y a ratos le parecía que se iba a congelar de frío en el invierno y en verano sudaba copiosamente. Pero seguía confesando como si nada estuviera sufriendo. Decía: "El confesionario es el ataúd donde me han sepultado estando todavía vivo". Pero ahí era donde conseguía sus grandes triunfos en favor de las almas.
Por la noche leía un rato, y a las ocho se acostaba, para de nuevo levantarse a las doce de la noche y seguir confesando.
Cuando llegó a Ars solamente iba un hombre a misa. Cuando murió solamente había un hombre en Ars que no iba a misa. Se cerraron muchas cantinas y bailaderos.
En Ars todos se sentían santamente orgullosos de tener un párroco tan santo. Cuando él llegó a esa parroquia la gente trabajaba en domingo y cosechaba poco. Logró poco a poco que nadie trabajara en los campos los domingos y las cosechas se volvieron mucho mejores.
Siempre se creía un miserable pecador. Jamás hablaba de sus obras o éxitos obtenidos. A un hombre que lo insultó en la calle le escribió una carta humildísima pidiéndole perdón por todo, como si el hubiera sido quién hubiera ofendido al otro. El obispo le envió un distintivo elegante de canónigo y nunca se lo quiso poner. El gobierno nacional le concedió una condecoración y él no se la quiso colocar. Decía con humor: "Es el colmo: el gobierno condecorando a un cobarde que desertó del ejército". Y Dios premió su humildad con admirables milagros.
El 4 de agosto de 1859 pasó a recibir su premio en la eternidad.
FUENTE: EWTN.COM


viernes, 28 de julio de 2017

SANTA MISA Y TE DEUM 196° ANIVERSAIO DE LA INDEPENDENCIA DEL PERU

Hoy 28 de julio se realizó con asistencia de personalidades del Gobierno, distinguidas autoridades civiles, políticas, militares y policiales la misa Te Deum en la Basílica Catedral de Lima presidida por el Cardenal Juan Luis Cipriani Thorne Arzobispo de Lima y Primado del Perú.
En la homilía el Cardenal mencionó temas relacionados con la salud que en estos años se ha convertido en un peligro permanente por el poco acceso que tienen los peruanos.
Sobre el acceso a una vivienda con el programa de Techo Propio que sea para más peruanos, el problema de la corrupción en nuestro país, los peruanos como cristianos queremos rechazar las tentaciones que por nuestra fragilidad podrían una vez más llevarnos a encontrar por un momento que el corazón se ha detenido en la codicia del dinero, en el aprovechamiento indebido de una posición de privilegio, en apelar a la mentira o a la violencia para obtener algún beneficio individual o en alguna otra tentación que no viene de Dios.
Por eso pidió que con energía los peruanos rechacemos la lacra de la corrupción que convive en los distintos niveles de nuestra sociedad y que impide que el ciudadano trabajador y honesto crezca al ritmo de sus necesidades.
Hizo también un llamado a todos los peruanos que reclaman un mayor amor de todos, dejando de lado pequeñeces, rivalidades y celos.
Nos hallamos en un momento crucial - señaló- en que se impone la más sincera y valerosa revisión de valores que forman parte de nuestro tesoro como nación: la defensa de la vida desde su concepción, la riqueza de la familia, la moralidad pública, la seguridad ciudadana, el respeto a la intimidad, entre otros. 
La independencia del Perú nos evoca también un deber de reconocimiento a nuestras Fuerzas Armadas y a la Policía Nacional que son portadores de una historia y una herencia.
Sobre el tema de educación el Cardenal Cipriani dijo que la sociedad cristiana del Perú espera recibir del sector público y privado una educación muy buena, con un sentido ético en el cual los valores espirituales tengan un espacio correcto.
Una concepción trascendente que permita a los jóvenes acoger adecuadamente los avances de la ciencia y de la técnica desde la dimensión de ser personas.
Sobre la salud mencionó que es urgente que la prevención de salud integral eleve su nivel y permita vivir a los peruanos con la seguridad de que siempre tendrá un cuidado adecuado de la vida, especialmente la de las madres y niños, la de los ancianos y la de los pobres.
Que toda la familia tenga un techo propio, que le permita desarrollar su dignidad en el pequeño ambiente del hogar , en donde se promueva el amor a los padres y a los demás, a la patria y a Dios Nuestro Señor.
Al finalizar la homilía hizo un llamado a estar unidos en oración ante la próxima visita del Papa Francisco a nuestro país, en enero del 2018.
La próxima visita del Santo Padre a nuestra Patria es una ocasión muy buena para caminar "unidos por la esperanza". Pidió rezar por el y envió un saludo por Fiestas Patrias.
Entre los asistentes a la misa se encontraban ministros, Obispos que concelebraron entre los cuales se encontraba Mons. Adriano Tomassi OFM, y personalidades destacadas.
mlna

martes, 25 de julio de 2017

Hatun Killa recibe premio International Excellence Awards en Washington

La destacada soprano recibió este reconocimiento por su destacado trabajo en la difusión de la Lirica Andina.
La organización privada sin fines de lucro PERUVIAN AMERICAN NATIONAL COUNCIL (PANC) cuyo objetivo es promover y mejorar las oportunidades de los peruanos en los Estados Unidos y por motivo de las fiestas patrias realizó esta premiación el 21 de julio en el Convenciones Hotel JW Marriot Washington,DC.
Posteriormente la joven soprano lanzará su nueva producción discográfica y viajará a Corea con una delegación de artistas para festival Internacional e intercambio cultural.
Hatun Killa (Lilian Cornejo) estuvo en Prensa Franciscana brindando su tiempo y conocimientos sobre el valor cultural que representa el difundir la música de nuestro país.
Le invitamos a escuchar Mensajes Franciscanos de lunes a viernes de 3 a 4 pm por radio Santa Rosa y nuestra radio on line Florecillas Franciscanas www.florecillasfranciscanas.org
mlna



25 DE JULIO SANTIAGO EL MAYOR, APÓSTOL,

Patrono de España. Nació en Betsaida; era hijo de Zebedeo y hermano del apóstol Juan. Jesús, pasando junto al lago de Galilea, vio a los dos hermanos, que estaban repasando las redes, y los llamó a su seguimiento. Junto con su hermano y Pedro, Santiago fue uno de los tres discípulos más cercanos a Jesús, en la curación de la hija de Jairo (Mc 5,37), en la Transfiguración (Mt 17,1), en Getsemaní. 
Por su carácter pronto e impetuoso, el Señor le impuso a él y a su hermano el sobrenombre de «hijos del trueno» (Mc 3,17). Fue decapitado por Herodes Agripa en Jerusalén el año 44. 
Desde la antigüedad está muy difundida la persuasión de que Santiago predicó el Evangelio en los confines de Occidente, o sea, en España, y de que sus discípulos recogieron sus restos en Jerusalén y vinieron a enterrarlos en lo que hoy es Compostela (España). 
Su sepulcro, a lo largo de la Edad Media y hasta nuestros días, es meta de innumerables peregrinaciones de toda la Cristiandad.
En los Hechos de los Apóstoles descubrimos fue el primer apóstol martirizado. Murió asesinado por el rey Herodes Agripa I, el 25 de marzo de 41 AD (día en que la liturgia actual celebra La Anunciación). 
Según una leyenda, su acusador se arrepintió antes que mataran a Santiago por lo que también fue decapitado. Santiago es conocido como "el Mayor", distinguiéndolo del otro Apóstol, Santiago el Menor.
La tradición también relata que los discípulos de Santiago recogieron su cuerpo y lo trasladaron a Galicia (extremo norte-oeste de España). Su restos mortales están en la basílica edificada en su honor en Santiago de Compostela. En España, Santiago es el mas conocido y querido de todos los santos. 
 En América hay numerosas ciudades dedicadas al Apóstol en Chile, República Dominicana, Cuba y otros países.
Santiago y la Virgen María
Santiago Apóstol preparó el camino para la Virgen María en España y también preparó su llegada al "Nuevo Mundo". El es el Apóstol de la Virgen María, también es conocido como el Apóstol de la Paz.
En 1519, Cortes llegó a Veracruz, y en Lantigua construyó la primera Iglesia dedicada a Santiago Apóstol en el continente Americano. También en 1521, cuando México fue conquistada, Cortes construyó una Iglesia en las ruinas de los Aztecas que al igual fue dedicada a Santiago Apóstol. A esta Iglesia era que Juan Diego se dirigía el 9 de diciembre de 1531, para recibir clases de catecismo y oír la Santa Misa, ya que era la fiesta de la Inmaculada Concepción.
En 1981, se reportó el comienzo de las apariciones de Nuestra Señora en Medjugorie bajo el titulo "Reina de la Paz". Ya Santiago Apóstol se había hecho presente. Unos años antes, se había construido una Iglesia en ese lugar dedicada a Santiago Apóstol. Santiago siendo el Apóstol de la Paz, lleva en sus manos las llaves para abrir la puerta que traería la paz a Medjugorie.
Santiago Apóstol ha preparado el camino para que el mundo reconozca a la Virgen Santísima como "Pilar" de nuestra Iglesia.
FUENTE: CORAZONES.ORG/mlna