Buscar en la Página

RADIO FRANCISCANA

VIDEOS FRANCISCANOS

Loading...

miércoles, 10 de noviembre de 2010

Ecología: Quito apuesta por los huertos urbanos para garantizar seguridad alimentaria

Uno de los valores que promueve el franciscanismo es el respeto a la naturaleza y el medio ambiente, tal como queria San Francico de Asís. Por esa razón que hoy publicamos esta nota de sumo interés, respecto a la promoción de la agricultura urbana en la ciudad de Quito, Ecuador.

HUERTOS URBANOS PARA PROMOVER LA SEGURIDAD ALIMENTARIA EN QUITO
Por Nuria Segura
Quito da ejemplo de cómo promover la agricultura urbana.
Quito, 27 oct (EFE).- Llenar las terrazas quiteñas de huertos o de pequeñas granjas de pollos es una de las apuestas del Ayuntamiento de la capital ecuatoriana para combatir la pobreza y preservar la seguridad alimentaria de personas con pocos recursos.
La iniciativa nació en 2002 para que gente humilde cultivara en su casa o bien se organizara con los vecinos para crear huertos comunales, dijo a Efe la coordinadora de Agricultura Urbana participativa (Agrupar), Alexandra Rodríguez.
El proyecto fue creciendo y desde 2005 pasó a manos de la Agencia Municipal del Desarrollo, Conquito, que impulsa la creación de pequeños productores urbanos que venden lo que cultivan.
"La idea es generar empleo, así como mejorar los ingresos y la actividad productiva de los pequeños agricultores para que no dependan del bono del Gobierno para subsistir", dijo Rodríguez.
El proyecto se dirige en particular a personas con riesgo de exclusión social como madres solteras, discapacitados, ancianos, jóvenes desempleados, alcohólicos o reclusos, a quienes Conquito les facilita asistencia técnica, capacitación y microcréditos.
La propia agencia municipal da ejemplo de lo que predica, en su sede del centro de Quito, una antigua fábrica de persianas de metal, alberga un terreno de 500 hectáreas en el que los alumnos de los cursos cultivan legumbres, tomates, lechugas y coliflores.
"Este mismo huerto es una demostración de lo que verdaderamente es la agricultura urbana, aún encontramos ladrillos y piedras en el subsuelo", manifestó sorprendida Rodríguez, quien añadió que en cualquier parte de la ciudad se puede practicar esta actividad.
Una alumna del taller de huertos, Aida Proayo, señaló que el curso es para "practicar la agricultura orgánica sin usar químicos o sintéticos para lograr lo que es un producto sano".
En lo que va de año por las clases de Conquito han pasado unas 1.900 personas, a las que también les enseñan a hacer mermeladas o galletas, e incluso cómo criar aves en las terrazas.
Proayo y Diana Duran, otra alumna de los cursos, venden los productos que cultivan en su casa en una bioferia, donde también ofrecen pulpas de frutas, mermeladas o habas saladas.
Durán emprendió esta aventura de cultivar en su casa para darle una comida más sana a su familia porque, a su juicio, los productos del mercado "están contaminados".
Rodríguez indicó que una persona que quiere emprender esta actividad necesita una inversión inicial de 100 dólares anuales para semillas y abonos, un monto que enseguida se recupera.
Según cifras de Conquito, en tan sólo un mes, el pequeño productor se ahorra 35 dólares consumiendo lo que produce y gana 65 dólares en los excedentes que vende.
"De esta forma salen de una situación de vulnerabilidad con sus propias manos", subrayó Rodríguez, quien detalló que otros de los objetivos de este proyecto es mejorar las costumbres alimentarias.
"Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) al día se debería consumir 460 gramos de frutas y hortalizas, y en Ecuador no se consumen ni cien", remarcó.
Otra de las ventajas de la agricultura urbana, apuntó Rodríguez, es que favorece a una mejor gestión ambiental, porque incrementa la biodeversidad en la ciudad y hace que no "solo haya asfalto".
La producción de los agricultores urbanos ha ido creciendo paulatinamente y ahora no sólo venden sus alimentos en ferias o a los vecinos, sino también en restaurantes o en supermercados.
"Se han podido generar marcas locales con su propia identidad y con el prestigio de vender productos orgánicos", resaltó Rodríguez.
Quito ha querido potenciar los huertos urbanos como una alternativa a la actual vida industrializada de las grandes metrópolis y, ahora, según Rodríguez, les gustaría poder llevar esta iniciativa en otras ciudades del país.

En:
http://noticias.latam.msn.com/pe/internacional/articulo_efe.aspx?cp-documentid=26107846

No hay comentarios: