Buscar en la Página

RADIO FRANCISCANA

VIDEOS FRANCISCANOS

Loading...

sábado, 20 de noviembre de 2010

Los frailes franciscanos y el origen de las cajas de ahorro en el siglo XIX

CAMINEO.INFO.- Santander/ESPAÑA.- El origen de todas las Cajas de Ahorro se remonta al siglo XIX ligadas a los Montes de Piedad. Estas instituciones creadas en Italia por los frailes franciscanos tenían por objeto combatir la usura.
Las cajas van a recoger el ahorro de los pobres. Muchos de sus clientes eran niños, mujeres trabajadoras de fabricas y del servicio domestico, cuyos pequeños ahorros servian para alivir su dificil situación.
En principio las cajas se gestionaban por voluntarios que no cobraban nada por ello. Tal fue el poder económico que iban alcanzando las cajas que pronto el poder político quiso meter mano en ellas.
Y así Franco va a financiar parte la reconstrucción con el ahorro popular de las Cajas mediante la imposición de coeficientes obligatorios de inversión. Las Cajas tenían que destinar una gran parte de sus depositos a financiar las empresas del INI.
Mientras los grandes capitales hacian huelga en la España del hambre, eran los pobres los que con su sudor y trabajo financiaron a las grandes empresas. Se demostraba así, que solo el trabajo genera riqueza.
La reforma de las cajas de ahorro recientemente aprobada, va a terminar con toda posiblidad socializadora de estas instituciones favoreciendo aun mas la concentración del poder bancario, y mas robo.
Guillermo Rovirosa promotor de militantes cristianos, hoy en proceso de beatificación, planteó ya en los años cincuenta que la autogestión debia llegar al sistema financiero y que la función crediticia debia pasar de manos particulares (bancos) a función publica. Para que ello sea posible es necesario generar una opinión publica solidaria que ponga en el centro de la economia a la persona y a los mas debiles.



En: http://www.camineo.info/news/151/ARTICLE/11868/2010-10-26.html
Prensa Franciscana del Perú no se solidariza necesariamente con las opiniones vertidas en este artículo.

No hay comentarios: