Buscar en la Página

RADIO FRANCISCANA

VIDEOS FRANCISCANOS

Loading...

domingo, 31 de octubre de 2010

Heraldos del Evangelio

La Asociación Internacional de Derecho Pontificio ha puesto en circulación el número 75 de la revista "Heraldos del Evangelio", dirigida por P. Fernando Gioia, EP. Un aviso en el postón advierte que los artículos pueden ser reproducidos, indicando su fuente y enviando una copia a la redacción: heraldosperu@terra.com.pe.
En primer lugar, se puede leer un artículo del papa Benedicto XVI: "Cristo es el obispo de las almas", seguido del artículo "Una sociedad con la marca de la inocencia" de Mons. Joâo Scognamiglio Dias, EP así como "Cardenal Rodé conmemora aprobaciones pontificas". Del mismo cardenal se incluye el artículo "Mirar la historia con ojos celestiales".
En la sección Heraldos en el mundo, se comentan noticias sobre la ordenación de nuevos sacerdotes y diáconos, y los congresos realizados en el seno de la Asociación Internacional de derecho Pontificio.
Asimismo Elizabeth Verónica Mac Donald publica "Jesús y yo somos uno" en homenaje a la beata Dina Bélanger; el cardenal Cláudio Humms OFM, prefecto de la Congregación para el Clero, escribe "Somos llamados con gran urgencia, a realizar la misión" y Mons. Mauro Pianceza "La santidad es siempre actual. También hay una entrevista con la Dra. Pnina Shor tiulada "Palabras que cambiaron el mundo", sobre la exposición de fragmentos de los célebres manuscritos del Mar Muerto y otros objetos arqueológicos.

Boletín Informativo Misionero (BIM Perú) Nº 28 / Octubre 2010


Bajo la dirección del P. Gianfranco Iacopi, ofm cap. circula el Nº 28 del Boletín Informativo Misionero (BIM Perú) correspondiente al mes de octubre de 2010. La publicación fue fundada hace 28 años con el objetivo de cooperar con las misiones.
En este número -que tiene como marco la celebración del Día Mundial de las Misiones (DOMUND)- se ha publicado un mensaje del papa Benedicto XVI: "La construcción de la comunión eclesial es la clave de la misión".
Se detallan además las actividades del mes de octubre, el "mes misionero": la semana de oración por y con la iglesia misionera, semana del sacrificio y del dolor compartidos, semana de la cooperación económica y semana de las vocaciones misioneras. Además una reseña por los 150 años de la muerte de Pauline Jaricot, laica francesa que vivió durante el siglo XIX animada por un espíritu misionero extraordinario, y del beato John Newman, recientemente beatificado por el papa Benedicto XVI durante su última visita a Inglaterra.
En este número de BIM Perú se lee el artículo "Persecución y martirio para los cristianos en los países musulmanes" y "Cien años de  fundación de la Sociedad Misionera de San Pablo". Finalmente la sección "Noticias misioneras".

Octubre 31: Beato Cristóbal de Romaña.



Octubre 31: Beato Cristóbal de Romaña. Sacerdote compañero de San Francisco, de la Primera Orden (1172‑1272). Aprobó su culto san Pío X el 12 de abril de 1905.

Cristóbal de Romaña nació en 1172 probablemente en Cesenatico. Lo que sabemos sobre su origen está en la “Vida” que de él escribió Bernardo de Bessa, su compañero en el convento de Cahors en 1304, a solos 32 años de su muerte. Se lee allí: “Cristóbal era nativo de las regiones de Romania. Ya era sacerdote y pastor en una parroquia cuando, superando dificultades y renunciando a la riqueza, decidió seguir al Bienaventurado Francisco entonces viviente, tomando su hábito y la forma de vida en la Orden de los Hermanos Menores. Recibida de San Francisco una especial bendición, se fue a la región de Aquitania, donde se consagró al servicio de Cristo buscando la perfección”.
Su juventud fue brillante por su piedad cristiana que lo preparó para la vocación al estado sacerdotal y luego a la vida franciscana. Terminados los estudios fue ordenado sacerdote. En el momento de su ingreso en la Orden de los Menores era párroco de la iglesia de Santa María de Valverde, en Cesenatico; su ingreso fue en los primeros meses de 1216 cuando tenía 45 años. En el Capítulo general reunido en Santa María de los Angeles de Asís en Pentecostés de 1216 fue destinado con otros 30 cohermanos a Francia. Fue entonces cuando se encontró con San Francisco, de quien vino a ser afectuoso discípulo. Los religiosos en Francia debían predicar el Evangelio y difundir la Orden Franciscana. Después de muchos días, llegaron al nuevo destino. La acogida no fue demasiado lisonjera; por muchos días debieron soportar frío y hambre. Pero al fin la población reconoció en aquellos hijos de San Francisco siervos de Dios, cuyo plan de vida eran la oración, el desprecio de las cosas terrenas, la generosa caridad en los hospitales. La primitiva desconfianza se cambió pronto en profunda veneración; surgieron conventos, con numerosas vocaciones.
En 1219 Cristóbal regresó a Asís al capítulo general. En aquella ocasión Aquitania fue erigida en provincia y como primer Ministro provincial fue nombrado Cristóbal. De regreso a Francia junto con otros nuevos cohermanos se dedicó a la predicación, especialmente contra los herejes albigenses que infestaban aquellas regiones. En varios lugares fundó nuevos conventos. En Cahors fundó un monasterio de clarisas, del cual fue director espiritual por muchos años. En 1224 celebró en Arles el Capítulo provincial en el cual estuvo presente San Antonio de Padua, quien había ido a Francia para predicar contra los albigenses. El encuentro de los dos santos fue para ambos de gran consuelo. Mientras San Antonio predicaba a los religiosos, apareció en medio de ellos el Seráfico Padre San Francisco con los brazos extendidos en forma de cruz. Todos lo vieron. Lo contemplaron y gozaron de verse preferidos por el Padre Seráfico. Fray Cristóbal estuvo presente en Asís el 3 de octubre de 1226, a la muerte de San Francisco. Murió la tarde del 31 de octubre de 1272, de cien años de edad y 56 de vida religiosa.

En: http://www.franciscanos.net/santoral/diario/10octubre31.htm

sábado, 30 de octubre de 2010

Ministro general Fr. José Rodríguez Carballo, OFM, arribará al Perú el próximo 30 de noviembre


Fr. José Rodríguez Carballo, OFM, ministro general de la orden franciscana.


El ministro general de la Orden Franciscana, Fr. José Rodríguez Carballo, OFM, visitará Lima desde el 30 de noviembre hasta el 6 de diciembre próximo, con la finalidad de sostener reuniones de trabajo con la Provincia Franciscana de los XII Apóstoles del Perú, la Provincia San Francisco Solano, la Custodia del Santísimo Nombre de Jesús, la Custodia de San José del Amazonas, las Hermanas Clarisas y Concepcionistas y la familia franciscana.

A continuación detallamos el programa de esta visita, de acuerdo a lo publicado en el Informativo Provincial Nº 54.

Miércoles 01 de diciembre.
Actividad: Reunion con los OFM.
Luga: Auditorium del Colegio Peruano Chino Juan XXIII
Hora: 3:30 pm.

Jueves 02 de diciembre.
Actividad: Reunión del Ministro General con los dos Definitorios y dos Consejos.
Lugar: Convento de Los Descalzos.
Hora: 9:00 am.

Viernes 03 de diciembre.
Actividad: Reunión del Ministro General con el Definitorio de la Provincia de los XII Apóstoles del Perú.
Hora: 9:00 am.
Actividad: Reunión del Ministro General con el Definitorio de la Provincia San Francisco Solano.
Hora: 3:30 pm.

Sábado 04 de diciembre.
Actividad: Reunión del Ministro General con el Consejo de la Custodia del Santísimo Nombre de Jesús.
Lugar: Convento Santa María de Jesús, Comas.
Hora: 9:00 am.

Actividad: Reunión del Ministro General con el Consejo de la Custodia de San José del Amazonas.
Lugar: Convento San Antonio de Padua.
Hora: 3:30 pm.

Actividad: Reunión del Ministro General con la familia franciscana.
Lugar: Auditorium del Colegio Juan XXIII.
Hora: 6:30 pm.

Domingo 05 de diciembre
Actividad: Encuentro del Ministro General con las Hermanas Clarisas y Concepcionistas.
Lugar: Monasterio de Santa Clara de Lima.
Hora: 10:00 am.

Actividad: Eucaristía de clausura
Lugar: Basílica Menor de San Francisco de Lima
Hora: 6:00 p.m.

Octubre 30: Beato Angel de Acri.


Beato Angel de Acri.


Octubre 30: Beato Angel de Acri. Sacerdote de la Primera Orden (1669‑ 1739). Beatificado por León XII en 1825.

Angel nació en Acri, Calabria, el 19 de octubre de 1669, hijo de Francisco Falcone y Diana Enrico. Ingresó al noviciado entre los Hermanos Menores Capuchinos de Acri (Cosenza) y después de un período de perplejidad debido al temor de no poder realizar en sí los ideales de la Orden, en 1691 emitió los votos. Terminados los estudios y ordenado sacerdote, se consagró a la predicación: una predicación simple y ardiente, despojada de retórica y acompañada de milagros, que tuvo un grande y benéfico influjo especialmente entre el pueblo del campo de la Italia meridional. En recuerdo de sus misiones dadas continuamente, solía erigir un Calvario formado por tres cruces. Pero los comienzos de su apostolado fueron desalentadores. Por eso después de un primer fracaso, rogó al Señor que le diera el don de la palabra y el Señor lo bendijo.
Fue elegido ministro provincial y varias veces superior de conventos. Cuando estaba en el púlpito las ideas le venían sugeridas en abundancia como por inspiración divina. Las primeras diócesis por él evangelizadas fueron: Cosenza, Rossano, Bisignano, San Marco, Nicastro y Oppodo Lucano. Mientras predicaba en esta última ciudad apareció sobre su cabeza una estrella luminosa que fue admirada por todos los presentes. Las conversiones fueron muchas. El demonio, envidioso de estos éxitos, varias veces intentó hacerlo interrumpir las tandas de predicación.
En 1711 el Cardenal Pignatelli invitó a Angel a predicar la cuaresma en Nápoles, en la catedral. Desde el día de ceniza la iglesia estaba abarrotada. El hombre de Dios predicó con simplicidad. Los oyentes primero sonreían, pero luego, ante la santidad de su vida, la profundidad de sus palabras, los milagros que durante la cuaresma se repitieron y las numerosas conversiones, el auditorio comprendió que las predicaciones eran de un santo.
Tema de sus predicaciones eran los “novísimos” y las demás verdades de la fe. Frecuentes en su vida fueron los éxtasis; muchas veces fue visto elevado de la tierra. Mientras predicaba algunas veces aparecía rodeado de luz celestial, otras veces se vio una blanca paloma posarse sobre su cabeza. En 1739 fue asignado al convento de Acri, su región natal. Ya estaba anciano y consumido por las fatigas apostólicas y sus conciudadanos temían que muriera lejos de su país. Pero él deseaba morir en el campo de trabajo.
Seis meses antes de su muerte fue atacado de ceguera. El 30 de octubre de 1739, a la edad de 70 años con los Nombres Santísimos de Jesús y de María en sus labios, expiró serenamente. Su sepulcro fue glorioso por sus milagros.

viernes, 29 de octubre de 2010

Archivo San Francisco estuvo presente en seminario taller internacional "Memoria del mundo en el Perú"


Fr. Abel Pacheco, OFM; director del Archivo San Francisco (derecha)
durante el seminario internacional realizado en la BNP.

El Archivo San Francisco de Lima participó en el Seminario Taller internacional "Memoria del Mundo en el Perú", realizado durante los días 25 al 27 de octubre organizado por la UNESCO Perú y la Biblioteca Nacional del Perú (BNP) en su sede institucional de San Borja.
El directo del Archivo franciscano, Fr. Abel Pacheco Sánchez, informó que el certamen tuvo como tema central la preservación del patrimonio documentario".
El seminario contó con la participación de 42 participantes de diferentes partes del país, entre historiadores, directores de archivos regionales, conservadores, restauradores, técnicos, especialistas, bibliotecólogos, archiveros, entre otros profesionales del Perú, quienes tuvieron tres días de trabajo en dos turnos.

El seminario taller internacional "Memoria del Mundo en el Perú",
fue organizado por la UNESCO Perú y la Biblioteca Nacional del Perú (BNP).

Se trataron temas como el programa Memoria del Mundo que realiza la UNESCO, iniciativa que surgió ante la necesidad de llevar acciones dedicadas a salvaguardar el patrimonio cultural de los pueblos, asegurando su conservación y difusión. Este punto y otros fueron explicados por Joie Springer de la Information Society Division UNESCO, quien estuvo de visita por nuestro país.


Otros puntos tocados fueron: la creación de un comité nacional para la memoria del mundo, memoria de los registros para preparación de una propuesta de archivo, memoria de los registros para preparación de una propuesta de archivo y el proyecto de modernización de los archivos del ministerio de Relaciones Exteriores.
Asimismo, la conversión y digitalización de la mapoteca de la cancillería, experiencias de preservación del patrimonio documental en el Archivo General de la Nación, experiencia del Convento de Santa Rosa de Ocopa, la presentación de la Biblioteca Digital Mundial, proyecto de la biblioteca virtual de la cooperación internacional y el proyecto de Censo Guía en el Perú del Archivo General de la Nación en convenio con el Ministerio de Cultura de España.
Finalmente, la importancia de los archivos como fuente de memoria e identidad, experiencia del patrimonio documental de la Biblioteca Nacional, la visita al laboratorio de preservación y conversación de la Biblioteca Nacional, entre otros alcances.
Por su parte la coordinaora del Centro de Estudios y Patrimonio Cultural (CEPAC) de la Universidad Sedes Sapientiae, Eva Oliveros Otárola opinó que este tipo de seminarios debe realizarse periódicamente. "Estos temas nos proporcionaron a todos los participantes una mirada interior a la importancia de la preservación archivística, porque tocó cada una de nuestras fibras para sensibilizarnos en la vital de la preservación del patrimonio documental, pues este debe ser trabajo de todos, no sólo de aquellos profesionales que con tesón y ahínco vienen cuidando nuestra memoria patria. Es más, quizás al ser no necesariamente especialista en el tema como muchos de mis amigos -y los considero así porque me dieron una gran lección de vida- me llevó a preguntarme cuánto hacemos por cuidar nuestros documentos. Pensar en el hecho que personas de extraordinaria calidad humana y organizaciones, como la UNESCO y la Biblioteca Nacional, dedican todos sus esfuerzos a preservar la historia de un mundo como el nuestro, variado en lenguas, costumbres y realidades, son un digno estímulo para involucrarme en esta tarea", dijo.
Particularmente, creo que nunca se pueden olvidar aquello que conforman nuestros recuerdos porque esa es una facultad verdaderamente humana, pero más aún cuando aprendes y despiertas a un mundo lleno de sabiduría que te hace sentir orgulloso de ser peruano para el mundo, especialmente en hechos como cuando escuchaba las experiencias de los amigos de Puno, Ancash, Cuzco, Ica, Tacna, Lambayeque, Lima, Madre de Dios, Cajamarca, Trujillo, Junín, Lima entre otros, porque nos mostraban trabajos inéditos de Jorge Basadre. El solo hecho de contar con la correspondencia original de Grau a la viuda de Prat, una página de honor patrio y en donde se encuentra la verdadera respuesta al por qué del título de Caballero de los Mares, te hace sentir que somos herederos de una rica tradición no sólo histórica sino también archivística, lo cual de ver conocido por todo el mundo.
Somos sin lugar a dudas forjadores desde Perú para la memoria del mundo. Es por eso que debemos reconocer el esfuerzo de la representación de la UNESCO en nuestro país, de la Biblioteca Nacional del Perú y de todos aquellos que realizaron este seminario taller porque los espacios compartidos, brillantemente clausurados con la declaración conjunta, han sido un verdadero compromiso para todos aquellos que formamos parte de esta gran empresa llamada la Memoria del Mundo.
He visto, he escuchado y compartido tres días que se quedarán en mi memoria para siempre. Espero que sea el inicio desde el CEPAC (Centro de Estudios y Patrimonio Cultural) de la Universidad Católica Sedes Sapientiae, para vincularnos y comprometernos más estrechamente con los amigos a nivel nacional, a fin de sumar esfuerzos con UNESCO, BNP entre otras instituciones para conversar, preservar y difundir la memoria del Perú para el resto del orbe.
Fr. Abel Pacheco departiendo con el restaurador Juan Centeno (al centro)
y participantes del seminario internacional de archivística.

"Informativo Provincial" Nº 54, julio-septiembre 2010


Portada del "Informativo Provincial" Nº 54.

La Provincia Franciscana de los XII Apóstoles del Perú (www.12apostoles.org.pe) acaba de poner en circulación su publicación oficial "Informativo Provincial" Nº 54 correspondiente a los meses de julio-septiembre de 2010.
En sus páginas encontramos el saludo del ministro provincial Fr. Emilio Carpio Ponce, OFM, así como el discurso que  pronunció el ministro general de la orden, Fr. José Rodríguez Carballo, OFM, durante la Solemnidad de San Francisco de Asís realizada el pasado 4 de octubre en la Basílica de Santa María de los Ángeles.
Otro de los temas que incluye esta publicación es la crónica y las conclusiones del X Congreso Nacional de Educadores Franciscanos 2010, certamen realizado del 2 al 5 de agosto pasado en el Colegio Santa Clara de Arequipa bajo el lema "Maestros franciscanos para el mundo de hoy". Se incluyen además la crónica de  labor educativa del Colegio San Francisco de Asís del Cusco y el Colegio Parroquial Franciscano San Román de Juliaca.
El boletín trae en este número una semblanza de los frailes Pacífico Zegarra y Pancho Vargas, "dos pilares de espiritualidad y testimonio evangélico en el santuario de San Francisco de Asís de Arequipa" y la crónica de la Fraternidad San José Obrero de Arequipa y la Fraternidad de Juliaca; además noticias de la Parroquia San José de Pichcus de Huancayo. Otras informaciones relevantes son el Curso para formadores realizado en Quito (Ecuador) del 16 al 21 de agosto de 2010 y "Nuevas líneas pastorales para el tercer milenio" (segunda parte). Además Fr. Tomás Valencia publica un artículo sobre el "Cuidado pastoral de las vocaciones".
Completan esta edición del Informativo Provincial, la Crónica del Convento San Francisco de Jesús de Lima, y dos artículos del director del Archivo San Francisco, Fr. Abel Pacheco Sánchez, OFM: "Prensa Franciscana del Perú" -acerca de las acciones de comunicación social que está emprendiendo la orden- y "Reflexión cristiana sobre la muerte". Además está el cronograma de la próxima visita a Lima del ministro general de la orden, Fr. José Rodríguez Carballo, OFM, a realizarse del 31 de noviembre al 6 de diciembre próximos.
Finalmente están el cronograma de la visita canónica, la relación de los cumpleaños de los hermanos franciscanos, le necrología y un homenaje in memoriam a Fr. Linán Ruiz Morales, quien fuera asesinado junto con su asistente Ananías Águila, el pasado 27 de agosto, crimen que causó hondo pesar en la familia franciscana y del cual se espera que las autoridades investiguen y sancionen al o a los responsables de acuerdo a ley.

jueves, 28 de octubre de 2010

28 de octubre: San Judas Tadeo

Procesión de San Judas Tadeo de la Basílica de San Francisco (Lima).

Hoy es el día de San Judas Tadeo, calificado como el "patrono del trabajo y de las cosas imposibles", a quien se rinde especial devoción en la Basílica de San Francisco de Lima.
Según la Biblia, Judas fue hermano del apóstol Santiago el Menor. Según la tradición oriental habría nacido en Caná (Galilea), y habría muerto apaciblemente en Beirut de Edessa (Líbano), mientras que para la tradición occidental —tal como aparece en la liturgia romana— se reunió en Mesopotamia con San Simón y ambos predicaron varios años en Persia y Armenia y fueron martirizados en Suanis (Persia), aproximadamente en el año 62 de nuestra era. Su fiesta se festeja el 28 de octubre, junto al apóstol Simón el Cananeo.
Judas Tadeo, primo de Jesús, era de familia de numerosa. Hijo de Alfeo Cleofás, quien era hermano de José (el padre de Jesús), y su madre María, era prima hermana de María (la madre de Cristo). María era hermana de [[Joaquín (padre de la Virgen María). Sus hermanos eran cuatro:
-María Salomé (la hermana mayor, madre de los apóstoles Santiago el Mayor y Juan el Evangelista.
-Santiago el Menor (que también era apóstol)
-Justo
-Simón el Cananeo (luego obispo de Jerusalén y acompañante en sus viajes).
Por lo que vemos en este pequeño relato genealógico, Judas Tadeo era un pariente cercano de Jesús, eran primos, por lo tanto quizás crecieron, se educaron y trabajaron juntos.
Según algunas recopilaciones, Judas Tadeo era el novio de las bodas de Caná donde Jesús —de acuerdo con los Evangelios— realizó su primer milagro al convertir el agua en vino. Luego de su vida como apóstol de Cristo, llevó el mensaje de éste junto a su hermano Simón a las regiones de Galilea, Judea, Samaria, Egipto, Libia, Eufrates, Tigris, Edesa y Babilonia, llegando hasta los confines de Siria y Persia.
Existe un presunto relato del martirio de los dos apóstoles; pero el texto latino no es anterior a la segunda mitad del siglo VI. Dicho documento se atribuye a un tal Abdías, que decía haber sido discípulo de Simón y Judas y consagrado por ellos primer obispo de Babilonia.
Después de predicar y hacer milagros, convirtieron al cristianismo al rey Acab de Babilonia. Luego su tránsito por Persia fue el más tortuoso y difícil pero recorrió todo el territorio, predicaron y convirtieron y bautizaron a más de cien mil habitantes; e hicieron gran cantidad de matrimonios cristianos. Al entrar a la ciudad de Sammir, fueron sorprendidos por los sacerdotes paganos del lugar y al negarse a adorar a sus dioses fueron sentenciados a muerte.
Según la tradición, a san Simón lo mataron aserrándolo por medio (o bien a mazazos en la cabeza), y a San Judas Tadeo le cortaron la cabeza con una hacha. Por eso lo pintan con una hacha en la mano. (Ver imagen). Por ello, la Iglesia de occidente los celebra juntos, en tanto que la Iglesia de oriente separa sus respectivas fiestas.
Al saber la noticia el rey Acab llegó con sus soldados e invadió el lugar, allí recogió los cuerpos del apóstol y su hermano, llevándolos a la ciudad de Babilonia. En el año 800, el papa León III le presentó al rey cristiano Carlomagno un conjunto de restos óseos, y declaró que eran las reliquias de ambos santos, que siglos antes los cristianos habían sacado secretamente de Babilonia y habían llevado a Roma, cuando los musulmanes invadieron Babilonia. Carlomagno le creyó y condujo los restos a la Basílica de San Saturnino en Toulouse (Francia), donde son venerados actualmente.
A Judas Tadeo se le atribuye la Epístola de Judas (una de las cartas del Nuevo Testamento, que se suelen llamar «católicas») porque no están dirigidas a una iglesia local determinada, sino a un círculo mucho más amplio de destinatarios. Se dirige «a los que han sido llamados, amados de Dios Padre y guardados para Jesucristo».

San Judas Tadeo, por Georges de La Tour.
Museo Toulouse-Lautrec (Albi)
Popularidad en Perú
En Lima (Perú), el 28 de septiembre de 1941 se fundó el Apostolado Franciscano de Caballeros de San Judas Tadeo, en torno al santo venerado en la antigua Iglesia de San Francisco. Allí se guardan restos óseos que, según fray José María Garmendia, pertenecían a los restos de Toulouse.
Las fechas de sus recorridos procesionales son el último domingo de octubre y el primer domingo de noviembre. Cabe anotar que en el Convento de San Francisco, específicamente en la sala de andas, se guarda el una de plata repujada, que es usada el primer domingo de noviembre de todos los años para la procesión de la imagen de San Judas Tadeo.
Desde esa fecha se fundaron hermandades en varios distritos, como:
La HSJT de la Parroquia de Santa Ana, Barrios Altos
La HSJT de Mirones Bajo
La HSJT de Villa El Salvador
La HSJT del Callao
La HSJT de Santa Catalina
La HSJT de Barranco una de las más representativas de los balnearios del sur de Lima.
La HFCCSSJT del(Templo Faro) Callao


Ministro franciscano resalta la labor de la Orden para frenar la emigración de cristianos de Oriente Medio

 Fr. José Rodríguez Carballo, Ofm,
ministro general de la Orden Franciscana.

Ha participado la semana pasada en la Asamblea Especial para Oriente Medio del Sínodo de los Obispos, el ministro general de la Orden Franciscana, José Rodríguez Carballo, quien al igual que los demás padres sinodales, subrayó la labor que su orden realiza para frenar la emigración de los cristianos de Tierra Santa y, en general de Oriente Medio, a causa de las constantes dificultades a las que se enfrenta la minoría cristiana.

Además el ministro general de los franciscanos subrayó, entrevistado por David Gutiérrez, el mensaje final del Sínodo como muy equilibrado y evidenció algunos aspectos fundamentales como la posición de la Santa Sede sobre Jerusalén, los lugares santos, los derechos del pueblo palestino y también los derechos de seguridad de Israel.

Escuchar la entrevista en Radio Vaticano:

miércoles, 27 de octubre de 2010

Octubre 27: Beato Luis Baba

Octubre 27: Beato Luis Baba. Mártir en el Japón, de la Tercera Orden († 1624). Beatificado por Pío IX el 7 de julio de 1867.

Luis Baba, mártir en el Japón, nació de una familia japonesa de antigua tradición católica y fue el catequista predilecto de Fray Luis Sotelo, franciscano. Por su celo y sus capacidades catequísticas fue escogido por él como compañero de misión en los muchos y largos viajes, una experiencia que lo confirmó siempre más en su propósito de prodigarse para el servicio de la fe. De regreso de España visitó a México y luego llegó a las islas Filipinas.

La última parte del viaje de Manila a Nagasaki se realizó en un junco de japoneses, los cuales, temiendo comprometerse por haber transportado al país misioneros (era el tiempo de la dura persecución), los entregaron sin más a las autoridades, que los arrestaron y en 1622 los enviaron a Omura, donde el catequista Luis vio realizarse su antiguo deseo de ser admitido a la Tercera Orden de San Francisco y vestir su hábito.

La mañana del 25 de agosto de 1624 el gobernador de Omura notificó a Luis Baba y a otros cuatro prisioneros la sentencia que los condenaba al suplicio del fuego. Ante esta noticia el ánimo de ellos se sintió pleno de gozo y juntos dieron gracias a Dios. Antes de ser conducidos al suplicio, el gobernador los sometió a un interrogatorio preguntándoles sus nombres y su especialidad. Por todos respondió el Beato Luis Sotelo: “estos dos padres pertenecen uno a la Orden de Santo Domingo y el otro a la compañía de Jesús y se llaman Pedro Vásquez y Miguel Carvalho. De estos dos japoneses, uno es sacerdote y religioso de mi Orden, el otro, Luis Baba, antes era catequista, y yo en la prisión lo recibí en la Orden de la Penitencia de San Francisco. Todos nosotros predicamos la fe en Jesucristo y estamos prontos a morir en testimonio de esta fe”.

El gobernador tomó nota de esta declaración y los santos confesores de la fe fueron conducidos al lugar de la ejecución cerca de Omura donde habían muerto mártires también el Beato Apolinar Franco y sus compañeros. A lo largo del viaje no cesaron de predicar a Jesucristo. Al llegar al lugar establecido fueron atados a los postes y se encendieron las hogueras. El mártir Luis Baba, sintiendo aflojarse los lazos que lo mantenían atado pasó entre las llamas y se arrodilló delante del Beato Luis Sotelo para recibir su última bendición, luego regresó tranquilamente a su poste y esperó allí la muerte sonriente.


Título original: Un Santo al giorno. Fr. Giuliano Ferrini O.F.M.
Edizioni Francescane - Convento Osservanza
Viale Osservanza ,198 - Tel. 0547.611200
47023 CESENA (Forli)
Traducción del italiano, actualización y adaptación: Fray José Guillermo Ramírez G. OFM
Moñitos, Córdoba, Colombia S.A. 1999
Santa María de los Angeles, Asís Italia 2000



lunes, 25 de octubre de 2010

Octubre 25: Beato Antonio de Santa Ana Galvao


Octubre 25: Beato Antonio de Santa Ana Galvao, Sacerdote de la Primera Orden, primer beato brasileño. (1739‑1822). Beatificado por Juan Pablo II el 25 de octubre de 1998.

Nació en 1739, en Guaratinguetá, Estado de Sao Paulo (Brasil), en una familia profundamente cristiana. Su padre era un comerciante que pertenecía a la Tercera Orden Franciscana y del Carmen. Antonio vivió con sus diez hermanos en una casa cómoda y lujosa. Su padre, para darle una formación humana y cultural adecuada a sus posibilidades, lo envió a los trece años a Belém (Bahía), a estudiar en el seminario de los padres jesuitas, donde ya se hallaba su hermano José. Allí estuvo de 1752 a 1756, haciendo notables progresos en el estudio y en la práctica de la virtud. Quiso quedarse y ser jesuita, pero su padre lo disuadió, prefiriendo que ingresara en el cercano convento de los franciscanos descalzos reformados de San Pedro de Alcántara.

A los 21 años, el 15 de abril de 1760, ingresó en el noviciado. Durante ese período se destacó por su piedad y su celo. El 16 de abril de 1761 emitió la profesión solemne. Se comprometió también a defender el título de «Inmaculada» de la Virgen María, doctrina entonces controvertida, pero sostenida por los franciscanos.

Apenas un año después, el 11 de julio de 1762, recibió la ordenación sacerdotal. Su devoción mariana encontró expresión en la «Consagración a María» como su «hijo y esclavo perpetuo», firmada con su propia sangre el 9 de noviembre de 1766.

Terminados sus estudios, en 1768, fue nombrado predicador, confesor de los seglares y portero del convento: esta última tarea se consideraba muy importante porque, al poner en contacto con la gente, permitía hacer apostolado, escuchar y aconsejar. Fue confesor apreciado y buscado; a menudo, cuando era llamado, iba a pie incluso a localidades lejanas.

En 1769 fue enviado a São Paulo como confesor de un «Recolhimento»: casa de retiro donde se reunían mujeres piadosas para vivir como religiosas, pero sin emitir votos (en ese tiempo las autoridades no permitían fundar conventos); allí conoció a sor Elena María del Espíritu Santo, religiosa de profunda oración y dura penitencia, que afirmaba tener visiones en las que Jesús le pedía que fundara un nuevo convento. Fray Galvao, su confesor, escuchó y estudió esos mensajes, y pidió consejo a personas sabias, que los juzgaron válidos y de índole sobrenatural.

El 2 de febrero de 1774 tuvo lugar la fundación del «Recolhimento da Luz». Escribió el Estatuto, organizando la vida interior y la disciplina religiosa. Más tarde, el obispo de Sao Paulo añadió la posibilidad de emitir los votos; en 1929 el «Recolhimento da Luz» fue incorporado a la Orden de la Inmaculada Concepción.

Fue también, sucesivamente, maestro de novicios y guardián del convento de San Francisco en São Paulo. Murió el 23 de diciembre de 1822, confortado por los sacramentos. Su tumba ha sido siempre meta de constantes peregrinaciones de fieles. Es el primer beato brasileño.

miércoles, 20 de octubre de 2010

Exposición de pintura “Bajo la sombra de la cruz” se exhibe en el Museo San Francisco y Catacumbas



OBRAS FUERON REALIZADAS POR ARTISTA PLÁSTICO RICARDO TERRONES MAYTA
(Lima).- El Museo San Francisco y Catacumbas de Lima, que dirige fray Ernesto Chambi Cruz Ofm, está realizando la exposición itinerante de pintura denominada “Bajo la sombra de la cruz”, del joven artista peruano Ricardo Terrones Mayta. La muestra se podrá visitar gratuitamente hasta el próximo 15 de noviembre.

Terrones nació en la ciudad de Chepén, departamento de La Libertad, en 1976 y realizó estudios en la Escuela Nacional Superior Autónoma de Bellas Artes del Perú, entidad donde se graduó como artista plástico en 2007. Sobre sus motivaciones para estos cuadros, afirma: “La esperanza, los deseos y el tiempo han generado signos, símbolos, volúmenes, líneas y color, edificando la fluidez creativa del imaginario espiritual y del inconsciente de mi alma”.

Se trata de un conjunto de pinturas -elaboradas con técnica mixta- donde el creador ha plasmado con intensidad el color y la forma, apuntado hacia el expresionismo abstracto, según opina el curador de la muestra Cayetano Villavicencio Wenner, quien en el catálogo de la muestra afirma que “el mensaje pictórico es cristocentrista, porque el autor en su perspectiva de tiempo y espacio hace suya la vía de la vida con la esperanza pero no de un madero solitario, sino con Cristo unido a él”.

Asimismo, señala que el pintor Ricardo Terrones es “dueño de su micro cosmos, asume su experiencia personal y con el pincel en la mano traza líneas firmes, algunas veces, otras, trémulo de nerviosismo, perfila su deseo de redescubrir el mensaje de esperanza del crucificado para con la humanidad, mensaje que se centra en el amor, el perdón, la paz y… la comunión entre Dios y el hombre”.

En efecto, la serie de óleos en exhibición “increpa al espectador para reflexionar en la presencia permanente de la dicotomía de lo divino y lo humano, del valor y del contravalor, del caos y el progreso, de la esperanza y lo contrario, de la crisis y el desarrollo..., frente a esta vorágine apabullante es un reto, también permanente, buscar y hallar, al menos, la sombra de la cruz con Cristo, para caminar con Él”, agrega el especialista.

Esta es la tercera muestra individual de Terrones Mayta, la cual se suma a las que realizó anteriormente en el Centro Cultural Peruano Japonés y el Centro Cultural Antares de Artes y Letras. Entre los premios que ostenta Terrones están el haber sido finalista en el VIII Salón Nacional de Pintura Contemporánea-Huánuco (2004), el XI Salón Nacional de Pintura Contemporánea-Huánuco (2007) y el XII Salón nacional de Pintura ICPNA (2010).



martes, 19 de octubre de 2010

Señor de los Milagros visitó Basílica de San Francisco



FUE RECIBIDO POR DEVOTOS Y FRAILES FRANCISCANOS, ASÍ COMO IMÁGENES DE SAN FRANCISCO SOLANO, LA VIRGEN DE LA INMACULADA Y SAN JUDAS TADEO

Lima.- El atrio de la Basílica de San Francisco de Jesús, en el cenro Histórico de Lima, fue una de las estaciones donde el pasado lunes 18 de octubre se detuvo la venerada imagen del Señor de los Milagros durante su segundo recorrido procesional del mes de octubre.

Aquel día el Cristo de Pachacamilla acompañado por sus fieles, salió a las 6 de la mañana del interior de la Iglesia de las Nazarenas, y empezó su periplo por la avenida Tacna. En el cruce con el jirón Huancavelica el cardenal Juan Luis Cipriani Thorne ofreció una misa en su honor.

Posteriormente, en la Plaza Mayor, recibió los homenajes del presidente de la República, Alan García Pérez, y del saliente alcalde de Lima, Luis Castañeda Lossio. De inmediato y a través del Jr. Lampa llegó hasta el antiguo “Rastro de San Francisco” al promediar la 1 de la tarde.

En la basílica franciscana lo recibieron simbólicamente las imágenes de San Francisco de Asís, la Virgen de la Inmaculada Concepción y San Judas Tadeo. Previamente los frailes franciscanos y los devotos habían adornado la plazuela con arreglos florales y le rindieron homenaje mediante cánticos y rezos.

Después de estar en San Francisco, el Señor de los Milagros continuó hasta el Congreso de la República. Luego visitó el Hospital 2 de Mayo, siguiendo por la Avenida Grau, y el Hospital de Emergencias Pediátricas. Tomó luego el Jr. Cangallo hasta el patio de Emergencias del Hospital Almenara y finalizó su recorrido en la Parroquia Nuestra Señora de las Victorias, en el distrito de La Victoria.

Cabe anotar que a su paso por las calles de Lima, la procesión del Señor de Los Milagros es resguardada por 850 serenos del municipio de Lima, muchos de ellos vestidos de civil, quienes apoyan la labor de la Policía Nacional del Perú (PNP). El contingente de seguridad se ubica delante de la imagen del Cristo de Pachacamilla, así como en la parte posterior y en ambos lados para brindar protección a los feligreses.

lunes, 18 de octubre de 2010

Octubre 18: Beato Bartolomé Laurel

Octubre 18: Beato Bartolomé Laurel. Religioso y mártir en el Japón, de la Primera Orden († 1627). Beatificado por Pío IX el 7 de julio de 1867.
Bartolomé Laurel era nativo de México. Siendo joven vistió el hábito religioso en la Orden de los Hermanos Menores y profesó la regla de San Francisco en calidad de religioso no clérigo. Se hizo compañero y amigo inseparable del Beato Francisco de Santa María, con quien en 1609 llegó a Manila en Filipinas y de allí en 1622 arribó a las costas del Japón, donde trabajó intensamente como catequista.
Atendió a la asistencia de los enfermos en los hospitales, trabajó también como médico; preparaba a los fieles a recibir los últimos sacramentos y a los paganos a abrazar la fe cristiana. Dio continuos ejemplos de humildad, mortificación, modestia y celo apostólico.
Un día en Nagasaki era huésped de la familia de Gaspar Vaz junto con el Beato Francisco de Santa María y otros terciarios. La policía irrumpió en la casa y arrestó a los dos religiosos, seis terciarios, Gaspar Vaz y su mujer María; encadenados fueron conducidos a la prisión.
Bartolomé Laurel, después de indecibles sufrimientos iluminados por la fe y el amor a Cristo, fue quemado vivo el 16 de agosto de 1627 en Nagasaki, en la Santa Colina. 

martes, 12 de octubre de 2010

Universidad Arizona investiga en España origen del "franciscanismo" americano(Castilla y León)


Ciudad Rodrigo (Salamanca), 11 oct (EFE).- Varios estudiosos y profesores de la Universidad Estatal de Arizona (Estados Unidos) están investigando en España el origen y la conexión del franciscanismo americano y europeo.
Para ello, realizarán un documental sobre la vida de San Francisco de Asís durante su estancia en España en el siglo XIII.
El rodaje lo filmarán, en gran parte, en el municipio de Ciudad Rodrigo (Salamanca), "por ser la ciudad más franciscana de España", según el franciscanista Luis Ruiz Gutiérrez, que ha servido de enlace entre la comunidad franciscana española y la americana.
Durante el jubileo de San Francisco de Asís por España, éste recorrió alrededor de 170 pueblos y donde mayor tiempo pasó fue en Ciudad Rodrigo, en donde permaneció un mes.
Durante esos treinta días, los canteros mirobrigenses le esculpieron la única imagen que hay en vida de este santo, que aún se conserva en la Catedral de Santa María de Ciudad Rodrigo.
Todas estas cuestiones han sido motivo de atracción y estudio para varios investigadores de la Universidad de Arizona, que también estudiarán a Fray Antonio de Ciudad Rodrigo, natural de esta localidad salmantina, que fue quien introdujo la orden de San Francisco de Asís en América.
Las investigaciones de la Universidad e Arizona la dirigen los profesores Gary Francis Keller y Santiago Moratto, que ya se encuentran en Ciudad Rodrigo.
Estiman que el proyecto de la investigación y del documental les llevará alrededor de dos años de estudio y de filmaciones.
También pretenden analizar los nexos de unión entre la devoción a la virgen de Guadalupe en España y en México. EFE 1010438 cgg/lar

Fray Pedro Regalado Mañaricúa e Irazola: De Durango al Catecismo en quechua

El caserío de la calle Intxaurrondo.

(Tomado de Deia: noticias de Biskaia.

De Durango al catecismo en quechua

Una revista de 1960 recuerda que fray Mañaricúa escribió el primer devocionario en esta lengua

I. Gorriti - Lunes, 11 de Octubre de 2010

La villa de Durango cuenta con más hijos e hijas ilustres de los que la ciudadanía conoce. El municipio vizcaino fue cuna de fray Pedro Regalado Mañaricúa e Irazola. La historia dice de él que fue la primera persona que escribió un catecismo en quechua, en alguna de las lenguas de la familia originaria de los Andes centrales que se extiende por la parte occidental de Suramérica, a través de seis países. El conjunto de estas lenguas lo habla entre 8 y 10 millones de personas y es la familia lingüística más extendida en Ecuador, Perú y Bolivia. Fray Pedro Mañaricúa vivió en Perú, sobre todo, en Ayacucho.
Quien falleciera a los 82 años en la citada ciudad, nació en las entonces cercanías de Tabira, junto a la antigua y desaparecida ermita de San Bartolomé. Curiosamente, a día de hoy la figura del santo se hereda en una hornacina colocada en un caserío de la calle Intxaurrondo que pudiera ser en el que este sacerdote franciscano nació. Este edificio está considerado como el último ubicado dentro del Casco Viejo de Durango que mantiene actividad rural.
Mañaricúa nació el 22 de febrero de 1876, según constata el presbítero Juan de Olazaran en una publicación que se editó en enero de 1960 en la villa y que llevaba por nombre Tavira. Costaba 3 pesetas y su redacción y administración tenía sede en Santa Ana, 8, 2º piso.
"Fundada la revista Tavira para recordar las anécdotas y hechos más notables de nuestra Villa y exaltar las virtudes morales de sus hijos más preclaros, bien merece los honores de un artículo la memoria del reverendo fray Pedro Regalado Mañaricúa e Irazola", rezaba el comienzo de la noticia de Juan de Olazaran.
De muy niño, Mañaricúa fue monaguillo en el convento próximo a su caserío, el de las Madres Clarisas de San Francisco, razón por la que el presbítero valoró que entonces "ya dio muestras de piedad". Mientras cursaba latín en el colegio San José de los padres jesuitas, por sugerencia del Padre Lucas Gasteiz, ingresó en el convento de los franciscanos de Aguilera. Fue ordenado sacerdote el 23 de diciembre de 1899 en el palacio episcopal de Burgo de Osma, comisionado por el padre Arbós para recolectar en el Estado vocaciones misioneras para Perú. Mañaricúa partió hacia el país andino a los 26 años y en 1903 se encontraba ya en Cuzco. También fue destinado a San Francisco de Lima, Arequipa y Huanuco hasta que afincó su residencia en Ayacucho, donde residió 45 años, hasta su muerte.
En Perú, realizó labores de apostolado e investigación histórica. En 1915 comenzó a predicar en alguna de las lenguas quechua, "idioma que -según testigos de la época- llegó a dominar a la perfección", apunta De Olazaran. Predicador de gran fama, "se distinguió en el confesionario por su bondad y buen consejo". El franciscano durangarra compiló todos los periódicos que durante más de un siglo vieron la luz pública en Ayacucho, dando a la imprenta un libro titulado Un siglo de periodismo en Ayacucho, así como otras obras, entre ellas el devocionario Cristianoruna, con doctrina, oraciones y cánticos. Fue el primero en lengua quechua. Además, tuvo títulos académicos, fue director del museo cultural de la ciudad y del histórico. A juicio de su biógrafo, Padre Braulio Romero, Mañaricúa fue "un ángel de paz, un misionero incansable y un religioso ejemplar. Fue gloria del pueblo de Durango que le vio nacer".







Octubre 12: San Serafín de Montegranaro.

Octubre 12: San Serafín de Montegranaro. Religioso de la Primera Orden (1540‑1604). Canonizado por Clemente XIII el 16 de julio de 1767.

Serafín nació en 1540 en Montegranaro, en las Marcas, hijo de Jerónimo Rapagnano y Teodora Giovannuzzi, de humilde condición pero fervorosos cristianos. A causa de la pobreza familiar trabajó cierto tiempo en calidad de mozo en casa de un campesino para cuidar el rebaño como los cohermanos contemporáneos San Pascual Bailón y San Félix de Cantalicio, en la soledad de los campos supo aprender a leer, siendo analfabeta, en el gran libro de la naturaleza y elevar su alma a Dios.
A los 18 años tocó a la puerta del convento de Tolentino. Después de algunas dificultades, fue aceptado como religioso no clérigo en la Orden de los Hermanos Menores Capuchinos, hizo el noviciado en Jesi. Peregrinó, puede decirse que por todos los conventos de las Marcas, porque, a pesar de su buena voluntad y su máxima diligencia que ponía en el cumplimiento de los oficios que le encomendaban, no lograba satisfacer ni a superiores ni a cohermanos, que no le ahorraban reproches y castigos, pero él siempre mostró gran bondad, pobreza, humildad, pureza y mortificación. En los oficios que ejercitó de portero y limosnero, en contacto con las más variadas personas, sabía encontrar palabras oportunas y una exquisita delicadeza de sentimientos para conducir las almas a Dios.
A ejemplo del Seráfico Padre, amó la naturaleza, que le hablaba al corazón y lo elevaba a Dios. En muchos episodios de su vida parece que se reviven algunas de las más características páginas de las “Florecillas”. Desde 1590 Serafín permaneció en Ascoli Piceno. La ciudad se aficionó de tal manera a él, que en 1602, al difundirse la noticia de un traslado suyo, las autoridades escribieron a los superiores para evitarlo. Verdadero mensajero de paz y de bien, ejercía un influjo grandísimo entre todos los estratos sociales y su palabra lograba componer situaciones alarmantes, apagar odios inveterados, enfervorizar para las virtudes, mitigar las costumbres, logrando una eficaz reforma en el espíritu del concilio de Trento.
Oración, humildad, penitencia, trabajo y paciencia, mucha paciencia porque los reproches siempre eran abundantes para él. Y Dios se encargó de ayudarlo supliendo sus capacidades, en la cocina, en la portería, en el huerto, en la limosna, con milagros, intuición de corazones, el don de saber consolar a todos en forma inimitable. Por su parte siempre permaneció contento de amar a Dios, conociendo y estudiando sólo dos libros: el crucifijo y la corona del rosario.
Tenía 64 años y ya la fama de su santidad se difundía por Ascoli, cuando él mismo pidió con insistencia el viático, pero nadie creía en su próximo fin. La muerte le sobrevino el 12 de octubre de 1604. Después que expiró, simple también en la muerte, la voz del pueblo que lo llamaba santo, llegó hasta los oídos del Papa Pablo V, el cual autorizó que se encendiera una lámpara sobre su tumba.


lunes, 11 de octubre de 2010

Octubre 11: Beatos Francisco, Cayo, Tomás, León, Luis y Luisa (Lucía).


Octubre 11: Beatos Francisco, Cayo, Tomás, León, Luis y Luisa (Lucía). Mártires Japoneses de la Tercera Orden († 1622‑1628). Beatificados por Pío IX el 7 de julio de 1867.

Entre los héroes de la fe muertos durante la persecución religiosa del siglo XVII se reunieron 205 nombres de mártires beatificados solemnemente el 7 de julio de 1867 por Pío IX. Pertenecen a esta gloriosa falange y son miembros de la Orden franciscana seglar los Beatos Francisco, Cayo, Tomás, León, Luis y Luisa. Nos quedan escasas noticias históricas de ellos. Pero su heroísmo fue grande. León sufrió el martirio en la Santa Colina de Nagasaki el 19 de agosto de 1622, mientras el 18 de agosto de 1627 inmolaron su vida por Cristo los mártires Francisco, Cayo, Tomás y Luis, siempre en el mismo Calvario japonés.
Luisa, o Lucía, nació en Nagasaki en 1542, de noble familia y se casó con Felipe Fleites, rico portugués, quien murió pocos años después. Fervorosa cristiana, consagró su viudez a la oración, al apostolado y a las obras de caridad y de asistencia. Era conocida como madre de los misioneros, consuelo de los afligidos, providencia para los pobres y desvalidos. Como ferviente terciaria franciscana, tomó el secreto de su santidad del ideal franciscano.
Su casa “nueva Betania”, se había vuelto asilo de cristianos y misioneros, perseguidos por las leyes contrarias del gobierno. Entre otros hospedó al Beato Domingo Castellet. Por delación de cristianos renegados, un día su casa se vio rodeada de guardias gubernamentales. Luisa, el Padre Domingo Castellet junto con otros cristianos fueron arrestados, maniatados y llevados a la cárcel. Arrestaron también Fray Ricardo de Santa Ana y a otros cristianos que estaban ocultos.
El 10 de septiembre de 1622 fueron sacados de las cárceles de Nagasaki y de Omura los confesores de la fe. Millares de paganos y de cristianos hicieron calle a su paso para encomendarse a sus oraciones, para ser bendecidos por ellos. La Beata Lucía Fleites, vestida con el hábito franciscano y con el crucifijo en la mano, tuvo un papel destacado en este importante evento. Con celo predicaba a Cristo y animaba a sus compañeros al martirio: “Encomendémonos a Dios con confianza, que él se encargará de asistirnos y darnos fuerza para sufrir todos los padecimientos por él. Las santas vírgenes Inés, Cecilia, Agueda, eran frágiles criaturas, y sin embargo supieron ser fuertes en el martirio. Dios tampoco nos abandonará a nosotros que nos disponemos a morir por él. Mujeres, valor!, mostrémonos fuertes y lograremos confundir a nuestros perseguidores. Jesús, esposo de nuestras almas, nos tiene preparada una corona de deslumbrante gloria. Hoy estaremos con él en el Paraíso!”.
Los guardias irritados le intimaron silencio, le despedazaron la túnica, y le volvieron pedazos el Crucifijo. Entonces en alta voz entonó el “Magnificat”. Cuando en la Santa Colina fue atada al poste, con valor exclamó: “Contad al mundo las maravillas del Señor, vosotros los presentes en este grandioso espectáculo, jamás visto. Decídselo a todos: es verdadera la religión por la cual nosotros morimos con tanto valor y alegría. Sólo el cristianismo puede obrar estos prodigios y sabe transformar tiernos niños y ancianos casi centenarios en auténticos héroes. Gente de mi patria, abrid los ojos a la luz del Evangelio. Conmovéos ante la sangre de tantos mártires derramada en este día y haced renacer en vosotros la gracia. No lloréis, antes bien, envidiad nuestra muerte y hacéos también cristianos. Sólo así seréis verdaderamente felices”. Al perseguidor que con promesas y amenazas quería persuadirla de renegar de su fe, Luisa le respondió con firmeza viril: “Soy cristiana, seguidora de Cristo, Jesús es mi esposo divino, quiero seguirlo hasta el final. Quédate con tus riquezas, Cristo es mi suerte en la tierra de los vivientes. Mi patria ya es el cielo. Si quieres salvarte, sigue también tú mi fe, y encontrarás la verdadera alegría”. Y al pueblo presente a su martirio le dijo: “Amad a Cristo y su religión, no os dejéis intimidar por las persecuciones. Vivid y difundid la fe en Cristo. Yo voy al Paraíso y oraré por vosotros y por mi querida patria, el Japón!. Hasta el cielo!”.
Fueron estas sus últimas palabras, mientras las llamas ardían a su alrededor y ella consumaba su martirio. Tenía 80 años.


viernes, 8 de octubre de 2010

Franciscanos en la Amazonía del Perú



El DOMUND y las motonaves misioneras Granada y San Francisco


Escrito por Ecclesia Digital
OMPRESS-MADRID (6-10-10) La Granada es una motonave que lleva miles de kilómetros a sus espaldas, los mismos que lleva el equipo misionero itinerante que esta embarcación transporta. Es el “buque insignia” del vicariato de Requena, en Perú, donde el obispo español Juan Tomás Oliver tiene bajo su responsabilidad una zona cubierta de agua la mitad del año en una proporción del 70%. Con esta perspectiva la Granada se vuelve un instrumento de absoluta necesidad. El DOMUND ha querido poner su granito de arena para que continúe la labor de estos “pescadores de hombres” con 9.000 dólares. Y es que hay que pagar el mantenimiento del barco y el gasóleo. En el barco van misioneros, catequistas, personal sanitario y sus viajes suelen durar dos meses en los que recorren el río Ucayali, el río Guanache o el río Tapiche.
Hay otro territorio de misión, cercano a Requena, cuyo nombre ya da una idea de la necesidad de un barco: San José del Amazonas. Como este territorio de misión se encomendó a los franciscanos – de hecho el obispo es el franciscano español Mons. Alberto Campos - la motonave se llama San Francisco. Necesita reparaciones por lo que las Obras Misionales han destinado 5.000 dólares para una revisión general. El Vicariato de San José tiene una extensión de 155.000 km cuadrados, más o menos el equivalente a la superficie de Portugal y Andalucía unidas. En la parte más remota e interior de Perú, San José hace frontera con Ecuador, Colombia y Brasil y sus 180.000 habitantes se encuentran dispersos a lo largo de los ríos Amazonas, Napo, Putumayo y Yavari.
En: http://revistaecclesia.com/index.php?option=com_content&task=view&id=20638&Itemid=65


Donde nadie más llega: motonaves misioneras, vitales para la evangelización
OMPress / P.J. Ginés
Los franciscanos, los grandes exploradores de la Amazonía, se atrevieron con todo: tribus belicosas, insectos peligrosos y ríos abruptos. Desde que el padre Sobreviela, en 1790, hizo un mapa de la cuenca del Huallaga y Ucayali, ha llovido mucho. De hecho, sigue lloviendo mucho: el 70% de la diócesis de Requena, un territorio del tamaño de Castilla La Mancha en la zona amazónica del Perú, pasa 6 meses al año cubierta de agua.
Para poder atender a las comunidades, la Iglesia mantiene una vieja motonave, la "Granada". Su mantenimiento y el gasóleo cuesta dinero: Obras Misionales Pontificias (www.omp.es) a través del Domund, aporta 9.000 dólares. En el barco, en recorridos de dos meses, viajan los misioneros, los catequistas, el personal sanitario y los voluntarios católicos, como los de la ONG Hesed Perú (www.hesedperu.org), con sede en Carcaixent, Valencia, de donde es natural el obispo de Requena, el franciscano Juan Oliver Climent. Los 150.000 habitantes del Vicariato de Requena (que incluye tribus aisladas u hostiles, como los panos, remos, cunibos o cashibos) están muy cerca de la gente de Carcaixent mediante el obispo y la ONG (vea aquí las fotos de estas misiones franciscanas y su vida junto a los ríos Ucayali, Guanache o Tapiche: http://www.selfran.org/81fgm/00menu.php ).
Hay otro territorio de misión, cercano a Requena, cuyo nombre ya da una idea de la necesidad de un barco: San José del Amazonas. También aquí los franciscanos son los encargados de la misión, y tienen su propia motonave, que se llama (con devoción) la "San Francisco". Necesita reparaciones, por lo que las Obras Misionales han destinado 5.000 dólares para una revisión general.
 Sin la nave, sería imposible atender esta diócesis del tamaño de Portugal y Andalucía juntas. En la parte más remota e interior de Perú, San José hace frontera con Ecuador, Colombia y Brasil y sus 180.000 habitantes (75% de católicos) se encuentran dispersos a lo largo de los ríos Amazonas, Napo, Putumayo y Yavari. Les atienden 18 curas y 30 religiosas, siempre río arriba y río abajo.

Otras misiones en América y África
También en el sur de Colombia, en el vicariato apostólico de Guapi, se han dedicado 4.000 dólares a la compra de un bote fuera borda que ayudará en los desplazamientos de los misioneros de la parroquia de Santa Bárbara en el río Iscuandé, una parroquia a la que no llega ningún camino ni carretera.
Obras Misionales también apuesta por los barcos en África. En Zambia se han destinado 10.000 dólares para comprar una embarcación para la parroquia de Chilubi, en el lago Bangwelu, un lago con unos 50 kilómetros de longitud y unos 20 de anchura, del que vive y en el que vive prácticamente toda la población de la zona.
En la República Democrática del Congo, la archidiócesis de Kisangani ha adquirido, gracias a 10.000 dólares aportados por el DOMUND, una embarcación para recorrer el río Congo y sus numerosos afluentes que atraviesan todo el territorio. La mayoría de las parroquias están en las riberas y el transporte fluvial es la mejor opción.
 Al sur del mismo país, la diócesis de Kilwa-Kasenga también tiene la mayoría de sus parroquias en las riberas del río. En este caso se trata del río Luapula, frontera entre la República Democrática del Congo y Zambia. En este caso se han aportado 18.000 dólares para una nueva embarcación.

Mejor la barca a motor que remar en canoa
Al otro lado del mundo, en Oceanía, en Wewak, Papúa-Nueva Guinea, se han aportado 2.000 dólares para la compra de una barca a motor. La parroquia de Kanduanum está compuesta por 25 centros misioneros y cerca de 9.000 fieles, a los que hasta ahora se llegaba en canoa.
En Lae, también en Papúa, se ha adquirido una embarcación por 5.000 dólares que permitirá a un sacerdote de las islas de Siassi poder hacer viajes a los diversos puestos misioneros. Hasta ahora el viaje más breve duraba 24 horas, dado el estado en que se encontraba la antigua barca. Además el padre Gerard Vains no se desplaza por río sino por el mar de Salomón.
En Asia, en Myanmar, la antigua Birmania, está Mawlamyine, enclavada en la misma desembocadura del río Salween, que forma un inmenso delta con muchas islas. En dos de estas islas, “Catherine” y la Isla de los Reyes, se quieren establecer dos parroquias. Los 10.000 dólares que ha donado el DOMUND permitirán no sólo los desplazamientos sino también el transporte de los materiales de construcción.
La Iglesia, como San Pedro cuando saltó de la barca, "camina" sobre las aguas y llega a las más remotas islas y selvas, pero para ello es necesaria la generosidad de muchos a través del DOMUND o de los proyectos misioneros.


Octubre 8: Beato Martín Gómez

Octubre 8: Beato Martín Gómez. Mártir en el Japón, de la Tercera Orden († 1627). Beatificado por Pío IX el 7 de julio de 1867.

Martín Gómez, japonés de nacionalidad, estaba inscrito en la Tercera Orden de San Francisco. Su padre era portugués, su madre japonesa.
Había dado hospedaje a los misioneros cristianos, por lo cual fue arrestado y condenado a muerte, pues las disposiciones del gobierno prohibían absolutamente esta actividad; invitado a renegar de su propia fe rehusó enérgicamente, afirmando que ni la muerte lo podría apartar de aquella fe tan profundamente arraigada en su corazón.
Después de la persecución de 1597 que dio al Japón el selecto grupo de 23 mártires guiados por San Pedro Bautista, la Iglesia pudo disfrutar de un período de gran fervor bajo el emperador Cubosama y pudo difundirse ampliamente.
La obra de los Franciscanos y de los Jesuitas se amplió con la apertura de esta misión también a otras Ordenes Religiosas entre ellas los Agustinos y los Dominicanos. La rabia de los bonzos logró todavía influir con amenazas y engañosos motivos políticos y económicos en el corazón del emperador, que en 1614 publicó un edicto con el cual proscribía la religión católica, expulsaba a todos los misioneros y ordenaba derribar las iglesias y condenaba a muerte a cuantos persistieran en su fe.
Fue un inmenso incendio de fuego y sangre que se abatió sobre la floreciente Iglesia, que contaba entonces con más de dos millones de fieles. Se ensayaron suplicios de toda clase en un lapso de unos 18 años, sin respetar ninguna edad ni clase social.
Entre estos innumerables héroes de la fe se pudieron recoger las actas de unos 205 mártires que fueron beatificados por Pío IX en 1867, pertenecientes a las Ordenes de Santo Domingo, San Agustín y Jesuitas.
A la Orden de San Francisco pertenecen 45, de los cuales 18 a la Primera Orden, 15 a la Tercera y los demás, familiares y amigos de ellos.
El 17 de agosto de 1627 Martín Gómez fue llevado de la cárcel a la santa colina, donde junto con otros compañeros fue todavía invitado a renegar de su fe, pero todos permanecieron inconmovibles en la profesión de su religión. Fue decapitado y su alma coronada por la aureola del martirio voló a la gloria del cielo. Fue beatificado entre los otros 205 mártires del Japón el 7 de julio de 1867 por Pío IX.

http://www.franciscanos.net/santoral/diario/10octubre08.htm