Buscar en la Página

RADIO FRANCISCANA

VIDEOS FRANCISCANOS

Loading...

martes, 11 de enero de 2011

Enero 11: Santo Tomás de Cori. Sacerdote de la Primera Orden (1655‑1729)

Enero 11: Santo Tomás de Cori. Sacerdote de la Primera Orden (1655‑1729). Canonizado por Juan Pablo II el 21 de noviembre de 1999.

En el bautismo recibió los nombres de Francisco Antonio, hijo de Natale Placidi y Angela Cardilli. Lo llamaban “el santico”, el pastorcito de Cori, cuya inocencia tenía un no sé qué de celestial. Seguía a sus ovejas orando, absorto, casi olvidado del tiempo y del lugar. El pueblecito donde había nacido el 4 de junio de 1655, se siente orgulloso de su santo. Al quedar huérfano, vendió las ovejas y con el dinero dotó a sus dos hermanas casaderas. No dejó nada para sí, porque en adelante ya no necesitaría nada. Se haría hermano franciscano, acogido afectuosamente en el convento de Orvieto, cuyo superior ya conocía la fama del devoto pastorcito de Cori. Vistió el hábito religioso el 7 de febrero de 1677 con el nombre de Tomás. Se aplicó con dedicación a los estudios filosóficos y teológicos en Viterbo y en Veletri. A los 28 años fue ordenado sacerdote y poco después nombrado maestro de novicios.
Sintiendo vocación para la contemplación pidió ser trasladado al convento de Bellegra, donde los religiosos del Lacio hacían su retiro. Al mismo tiempo se mostró como un verdadero apóstol con su predicación y su dedicación al ministerio de la confesión, al que dedicaba jornadas enteras. Desde 1684 el nombre y el trabajo de Tomás están ligados a este retiro. Escribió estatutos especiales para la formación de los religiosos y para prepararlos al ministerio de la evangelización. En el capítulo general de Murcia, en España, los estatutos del retiro de Bellegra fueron adoptados para todos los retiros de la Orden. Bellegra se convirtió en vivero de santidad. Fundó también el retiro de Palombara Sabina. Muchos otros retiros fueron fundados en Italia por obra de San Teófilo de Corte.
Puede decirse que la vida de Tomás fue un continuo ejercicio espiritual, severísimo, rigurosísimo. Era ejemplo y admiración para todos los demás religiosos. Con sus palabras, consejos y sobre todo con su ejemplo, fue digno maestro de toda una generación de santos y de apóstoles, los cuales al salir del convento de Bellegra llevaron por todo el mundo como misioneros, el fuego de caridad y de piedad de que era vivo ejemplo Tomás.
También quiso partir para tierras de misión, pero los superiores prefirieron encomendarle la evangelización de la región romana. A menudo las zonas más vecinas son más difíciles que las lejanas. Ejerció el ministerio sacerdotal recorriendo varias regiones de Italia, predicando y confesando ininterrumpidamente aun por largos períodos, a pesar de su mala salud. Así supo unir en perfecta armonía la vida del Retiro y la vida apostólica, para el bien de las almas, para reconstruir las conciencias. A este trabajo dedicó todo su celo, todas sus energías, murió después de una pesada jornada en el confesionario el 11 de enero de 1729. Tenía 74 años de edad.


No hay comentarios: