Buscar en la Página

RADIO FRANCISCANA

VIDEOS FRANCISCANOS

Loading...

viernes, 17 de junio de 2011

Reflexión de los Ministros generales con ocasión del 25º Aniversario del Espíritu de Asís

DESCARGAR DOCUMENTO ORIGINAL

Conferencia de la Familia Franciscana

 A todos los Hermanos y Hermanas de la Familia Franciscana, que el Señor os de la Paz!

Es con gran placer que nos dirigimos a vosotros en la ocasión del vigésimo quinto aniversario del histórico día de oración y ayuno que tuvo lugar en Asís el 27 de octubre de 1986. Hace mas de un año que hemos estado preparando este evento tan especial. Nos recuerda la hermosa celebración que tuvo lugar hace un cuarto de siglo; pero mas importante, es una oportunidad para renovar el fervor de nuestra vocación Franciscana, que nos reta a caminar sobre las huellas de Jesús en la manera que lo hicieron Francisco y Clara.


El Profundo Significado de la Celebración
En su discurso de apertura en la celebración del Espíritu de Asís hace veinticinco años, Juan Pablo II dijo: “Hemos escogido esta ciudad de Asís como el lugar para nuestro Día de Oración para la Paz por el especial significado del hombre santo que se venera en este lugar – San Francisco – conocido y reverenciado por tantos en todo el mundo como un símbolo de paz, reconciliación y hermandad.” Durante su elocución del Ángelus el 1 de enero 2011, Benedicto XVI anunció: “…el próximo octubre iré como peregrino a la ciudad de San Francisco, invitando a mis hermanos en Cristo de diversas confesiones, los exponentes de las
tradiciones religiosas del mundo e, idealmente, todos los hombres y mujeres de buena voluntad, a que se unan a esta Peregrinación. Su objetivo será conmemorar la histórica acción anhelada por mi
Predecesor y renovar solemnemente el compromiso de los creyentes de todas las religiones a vivir su propia fe religiosa como un servicio a la causa de la paz.”
El tema de la celebración de este año en Asís, que tendrá lugar el 27 de octubre, es Peregrinos de la paz. En las huellas de Francisco y Clara, estamos todos llamados a caminar el camino de la paz como peregrinos,
rezar y ayunar por la justicia en nuestro mundo y dialogar entre nosotros en un esfuerzo para descubrir maneras creativas para construir la paz en nuestros días.
La celebración original de 1986 atrajo la imaginación del mundo porque reunió líderes religiosos de muchas tradiciones diferentes en un ambiente de diálogo, oración y la búsqueda de la paz. Los participantes fueron invitados a venir al lugar donde Francisco había pasado gran parte de su vida en comunión en el amor con Dios. Al igual que Francisco, fueron invitados a rezar fervientemente por la paz, a entrar en un espíritu de silencio, ayuno y peregrinación, prácticas que acompañan la oración sincera.
La oración permitió a Francisco estar en verdad ante Dios; le llevó a la purificación interior, a una mayor comprensión y respeto a los demás. El Espíritu de Asís nos recuerda que, igual que Francisco y Clara, la oración es un elemento esencial en la búsqueda de la paz. Pero también al igual que los dos santos de Asís, la oración debería llevarnos a dedicarnos a la búsqueda de la paz en formas concretas y efectivas.
La carta de 1987 de la Conferencia de la familia Franciscana, en el primer aniversario de El Espíritu de Asís preguntaba: “…como podemos, hoy, hijos e hijas de Francisco, ser auténticos testigos de la paz dondequiera que vivamos?” Para responder primero hemos de esforzarnos a eliminar todos los obstáculos a la paz y armonía en nuestra vida comunal. Si no podemos afrontar los problemas que surgen en el contexto de nuestra comunidad, no seremos capaces de afrontar los problemas que surgen en la sociedad. Hemos de encontrar maneras que promuevan la comunicación, y medidas eficaces para manejar conflictos y que susciten una disposición a compartir en la vida de aquellos que son pobres e indefensos.
En segundo lugar, como Francisco y Clara, debemos confrontar cuestiones actuales y descubrir como Dios nos llama a construir la paz en nuestro mundo. Francisco no se limitó a rezar por la paz, si no que trabajó activamente para afrontar conflictos y reunir a la gente. Las historias del lobo de Gubbio, de Francisco y el Sultán, o del obispo y el alcalde de Asís, de Arezzo y Perugia, sirven para resaltar el gran deseo de Francisco de promover la paz, que sentía como un trabajo ordenado por Dios. Tenemos que ver la urgente necesidad de afrontar los problemas de nuestro tiempo.
Reconocemos que el mundo ha cambiado mucho en los últimos veinticinco años. La condición de los hombres y mujeres es todavía mas dramática si cabe, que en 1986. Hemos nuevamente de “leer los signos de los tiempos” clara y efectivamente. Han surgido nuevas situaciones que amenazan la unidad de la humanidad, su bienestar y su misma existencia. Éstas desafían la capacidad la Iglesia y de nuestra Familia Franciscana de ser eficaces signos de unidad. Los movimientos populares de liberación están extendiéndose por muchos países y cambiando el paisaje político. Los desastres naturales han traído destrucción y sufrimiento, y planteado preguntas desconcertantes sobre el futuro científico y económico. El cambio climático está causando grandes trastornos en la vida y subsistencia de muchos pueblos y contribuye en gran
parte a la crisis medioambiental que afrontamos. Importantes movimientos de gente a través de fronteras geográficas tradicionales causan conflictos y amenazan la estabilidad de las sociedades.
Existe una creciente sensación de urgencia para crear nuevas rutas para el diálogo o que se refuercen las existentes para promover la paz, la reconciliación, el cuidado de la creación y el desarrollo humano integral.Invitación a Celebrar en Asís y Alrededor del Mundo
En este contexto invitamos a la Familia Franciscana a celebrar este importante aniversario. El evento de Asís seguramente será inspirador y transformativo. Mas no todos pueden estar presentes en Asís. Somos conscientes de que en el transcurso de los últimos veinticinco años muchos han llevado a cabo celebraciones locales del Espíritu de Asís. Os invitamos a continuar esta costumbre. Asimismo os animamos a visitar el sitio web que ha sido preparado por los Romans 6 (ver http://spiritodiassisi.wordpress.com/). Los materiales que se hallan ahí están en varios idiomas. Ofrecen información sobre el evento y sugerencias para oración y otras reuniones.
Úsenlas creativamente en su país, Congregación, región, fraternidad local, parroquia o escuela, en todos aquellos lugares donde estamos presentes como Franciscanos.
Hemos de promover el trabajo por la paz a todos los niveles de la sociedad, y nuestra presencia Franciscana en tantos lugares es una oportunidad perfecta para llevarlo adelante. En el espíritu de Francisco debemos retar a los lideres mundiales a buscar medios para el diálogo, la no violencia y la paz (cf. La Carta a las autoridades de los Pueblos, escrita por Francisco en 1220). Franciscans International, nuestra presencia conjunta en las Naciones Unidas, en un ejemplo de cómo nosotros, como una familia, hemos trabajado para influenciar nuestro mundo. Continuemos buscando otros modos concretos para promover la justicia, la paz y el cuidado por la creación. Hermanos y hermanas, que esta celebración del vigésimo quinto aniversario de El Espíritu de Asís sea una oportunidad para todos nosotros de renovar nuestro compromiso con la vida del
Evangelio propuesta por Jesucristo. Que nosotros, como Francisco y Clara, seamos consumidos por el amor a Jesús, por la humanidad, y por nuestra hermana, La Madre Tierra.
Fr. José Rodríguez Carballo,OFM
Ministro General
Presidente CFF

Fr. James Puglisi, SA