Buscar en la Página

RADIO FRANCISCANA

VIDEOS FRANCISCANOS

Loading...

miércoles, 10 de agosto de 2011

11 de agosto: fiesta de Santa Clara de Asís, patrona de la televisión y las telecomunicaciones

Afiche conmemorativo por los 800 años de la Orden
de las Hermanas Pobres de Santa Clara.
(Lima, Prensa Franciscana del Perú).- Este jueves 11 de agosto se celebra en todo el mundo la fiesta de Santa Clara de Asís,  la cual se enmarca en el año jubilar por la conmemoración de los 800 años de fundación de la Orden de las Hermanas Pobres de Santa Clara (1212-2012). En Lima, las clarisas están presentes desde hace más de 400 años, dedicadas a la contemplación, el trabajo, la oración y la vida en castidad.

Tanto en el Monasterio de Santa Clara de Barrios Altos (cuadra 9 de jirón Áncash) como en el convento de las Clarisas Capuchinas (esquina del Jr. Camaná y Jr. Moquegua, en el centro de Lima)  el jueves 11 a partir de las 10:30 am. de la mañana se realizarán misas solemnes en honor a la santa que siguió el camino de Cristo pobre al estilo de San Francisco de Asís.

Desde el pasado 2 de agosto, en el Monasterio de Santa Clara de Barrios Altos se realiza la Novena y Fiesta Solemne, período en el que religiosas clarisas, además de misas conventuales y rezos del Rosario, oraron por los trabajadores y directivos de los principales canales de televisión del Perú, ya que Santa Clara (1194-1253) es “patrona de la televisión y las telecomunicaciones”, proclamara como tal por el papa Pío XII en 1958, debido a que un año antes de morir la santa vio en la pared de su celda de San Damián la celebración de la misa en la iglesia de la Porciúncula, a más de tres kilómetros de distancia.

SOBRE LAS HERMANAS POBRES DE SANTA CLARA
La Orden de las Hermanas Pobres de Santa Clara (también conocida por Hermanas Clarisas pobres, Clarisas descalzas o Clarisas) es uno de los institutos religiosos que forman la Segunda orden de San Francisco. Fundada por San Francisco de Asís y Santa Clara de Asís en 1212, sus inicios se encuentran en la ermita de San Damián donde vivió Santa Clara de Asís y sus hermanas. Su vida estaba dedicada a la oración, el trabajo manual y la asistencia a los pobres.

Santa Clara, que siempre fue fiel al ideal de pobreza de San Francisco, consiguió que el Papa les aprobara el «privilegio de la pobreza» por el cual el monasterio no recibiría rentas. La santa, además, escribió una regla para sus hermanas.

Con el tiempo los monasterios se fueron acomodando hasta quedar sin vigencia el privilegio de la pobreza. Después de la muerte de Santa Clara, todos los monasterios pidieron que se les diera una regla más suave y de acuerdo a su realidad; de tal manera que el Papa Urbano IV les redactó una nueva regla y nacieron las Clarisas Urbanitas. Esta regla fue general para todas las clarisas.

En la actualidad muchos monasterios han regresado a la profesión de la regla de Santa Clara. Hay unas 20 mil clarisas en todo el mundo. Los monasterios se han agrupado en federaciones en el Perú existe la Federación de la Inmaculada Concepción OSC.

No hay comentarios: