Buscar en la Página

RADIO FRANCISCANA

VIDEOS FRANCISCANOS

Loading...

lunes, 29 de agosto de 2011

“La PUCP debe respetar la identidad católica con la cual fue fundada”

 http://www.arzobispadodelima.org/


P. Luis Gaspar, juez del Tribunal Eclesiástico de Lima
(foto: padrenuestro.net).
  El Padre Luis Gaspar, Doctor en Derecho Canónico y Juez del Tribunal Eclesiástico de Lima, mencionó que la Pontificia Universidad Católica del Perú (PUCP) tiene el deber de mantener la identidad católica con la cual fue fundada.
“Según el Vaticano y la “Ex Corde Ecclesiae” toda universidad católica y pontificia en el mundo debe guiarse de acuerdo a sus criterios, actitudes y principios católicos, respetando la libertad de cátedra y autonomía de la universidad, que en ningún momento están en peligro”, expresó.
“Yo entendería que una universidad laica pueda estar dentro del pluralismo relativista porque no tiene el compromiso de llevar el nombre católica y pontificia. Pero que una universidad católica vaya en contra de sus principios para lo cual se fundó es un escándalo mayor”, prosiguió.
Recordó también que fueron las mismas autoridades de la PUCP quienes enviaron los estatutos de la universidad para ser revisados por la Congregación para la Educación Católica de la Santa Sede, quienes han rechazado esa propuesta enviando a la PUCP una comunicación para que cumpla con una serie de mandatos para ser aprobados.
“En el campo netamente canónico, por iniciativa de la PUCP, el Vaticano recientemente ha indicado que no va a aprobar esos estatutos porque no se adecua a las leyes supremas sobre universidades católicas, la Ex Corde Ecclesiae”, afirmó.
El Padre Gaspar señaló que el Cardenal Juan Luis Cipriani, como Gran Canciller de la PUCP, tiene la obligación de custodiar y vigilar que esa universidad cumpla sus fines y objetivos.
“Hay algunos temas en las cuales el Gran Canciller tiene una obligación directa de participar en la vida de la universidad el nombramiento de los profesores de Teología, el nombramiento del capellán de la universidad. No así en el nombramiento de los profesores de otras facultades”, continuó.
Asimismo, mencionó que no solo los sacerdotes clericales y religiosos del Perú, sino que también el episcopado peruano han manifestado su apoyo. “La Conferencia Episcopal Peruana ha enviado un documento en febrero diciendo que están de acuerdo con la interpretación del Gran Canciller sobre este tema”.
Finalmente, exhortó a ponderar el tema y sentarse a dialogarse, ya que no se está poniendo en peligro los bienes de la universidad.
“El tema de fondo no es quitar la universidad, no es apropiarse de los bienes, es vigilar la identidad católica de la PUCP”, mencionó.
 

"EL VATICANO PODRÍA IR A TRIBUNAL INTERNACIONAL" (*)
Padre Gaspar revela efectos de controversia por bienes de la PUCP.

(* Publicado en el diario El Comercio. Lima, jueves 24 de agosto de 2011)

- Las últimas afirmaciones dejan ver que probablemente la Asamblea Universitaria de la PUCP no acepte modificar el estatuto…
- Soy positivo. Tengo esperanzas, pero de no corregirlo, bueno, tú has decidido no llamarte católica y no ser pontificia, pero asume todas las consecuencias. Por un lado los alumnos que se matricularon por la trayectoria del nombre y ya no lo tendrán, o lo otro, los bienes. Riva-Agüero es claro, si se disolviera la universidad, los bienes pasarían al Arzobispado de Lima, pero no para que haga lo que quiera, sino para destinarlos a estudios.

- Pero el rector Marcial Rubio dice que no dejarían de llamarse católica ni pontificia porque están registrados en Indecopi…
- Tengo serias dudas de que esté inscrito en Indecopi el nombre de católica y pontificia porque es como un ‘copy right’ que tiene la Iglesia. El Derecho Canónico sostiene que el nombre no lo puede usar nadie sin permiso de la autoridad eclesiástica.

- ¿Entonces ustedes no han verificado esta inscripción?
- No. Para mí es un absurdo. No tiene validez. Si lo hubiesen escrito se estaría cometiendo una injusticia porque el acuerdo internacional de 1980 firmado entre dos estados, el Perú y el Vaticano, en su artículo 19 dice que la Iglesia tiene total autonomía para erigir centros de estudios superiores y todo esto en conformidad con la ley civil. No hay contraposición.

- La PUCP argumenta que la Ley Universitaria señala que la Asamblea Universitaria debe elegir al rector.
- Tenemos nueve universidades católicas en el Perú, entre ellas la PUCP. Todas inscritas en registros públicos y organizadas como asociaciones privadas. El Estado reconoce a estas universidades privadas, pero católicas. Respeta su propio régimen interno según lo que la Iglesia estipula. Al final los nombres de la terna salen de la Asamblea Universitaria. Por lo tanto, estamos eligiendo y conformando algo que la asamblea ha elegido. El Concordato es una ley superior por ser internacional.

- ¿Cuentan con el apoyo del Voto de la Conferencia Episcopal Peruana?
- Sí. En una carta enviada a la Congregación para la Educación Católica dicen esperar la pronta aprobación del Estatuto de acuerdo a la Ex Corde Ecclesiae.

Pero el señor Rubio dice que este documento no señala que el arzobispo designe al rector…
Sí lo dice. El artículo 2 de la Ex Corde Ecclesiae, que habla de las universidades creadas con la aprobación del obispo o de la Santa Sede. Ellos pueden nombrar al rector. Yo diría que la Santa Sede ha sido benévola dando la posibilidad de una terna. En las otras universidades católicas del Perú no la hay.

- ¿Los bienes son de la Iglesia o de la universidad?
- Existe un desconocimiento del Código del Derecho Canónico. No es verdad que la Iglesia o el Vaticano se va a apoderar de los bienes eclesiásticos de la PUCP. Lo que tiene que hacer el gran canciller es vigilar que se cumpla con la finalidad para lo cual fueron donados. Riva-Agüero en su testamento dice para la educación, pero de inspiración católica.

- ¿Cree usted que se cumple con la voluntad de José de la Riva-Agüero y el fundador Jorge Dintilhac?
- No, porque sus autoridades sostienen que la PUCP no es una universidad de la Iglesia. Dicen que es una persona jurídica de Derecho Canónico privada. Pero hasta el año 1983 recién apareció en la Iglesia la figura de asociaciones privadas. Por lo tanto, en 1917 toda institución era pública. Además, si hablamos de Dintilhac, ningún sacerdote por cuenta propia puede fundar algo privado, jamás. Primero se necesita el consentimiento de su superior, después, del obispo de la zona. Ninguno puede fundar instituciones privadas. [Riva Agüero y Dintilhac] Se sentirían defraudados y dirían “no reconozco a mi universidad”. Los pensamientos pueden evolucionar, las formas se pueden adecuar a los tiempos, pero la esencia que hace ser en tu origen eso no lo debes perder. Si lo haces, serás otra institución.

- Respecto de los bienes ¿A quién se tiene que sujetar la PUCP, a la Santa Sede o a lo que resuelva la ley peruana?
- Desde el punto de vista canónico, a la Iglesia y al punto de vista civil a lo que debería fallar el poder civil. La Signatura Apostólica [el equivalente a un Tribunal Constitucional] podría decir que los bienes son eclesiásticos y el Poder Judicial decir que los bienes son civiles. Entonces, la Santa Sede acude a un tercero que dirima porque como Estado [el Vaticano] me siento violado y acudimos a un tribunal internacional que puede ser La Haya o el de Estrasburgo.

- ¿Cambiarían las normas dentro de la PUCP si interviene la Iglesia?
- El gran canciller ejecuta sus obligaciones como nombrar a los profesores de teología, al capellán y vigilar que institucionalmente, repito, institucionalmente, la universidad se identifique con la fe católica. No está prohibido que personas que piensen distinto a la Iglesia estudien o enseñen en la universidad, pero solo se les pide que respeten.

- ¿La Santa Sede sabe lo que está pasando aquí?
- Sí. La Iglesia está al día con lo que pasa en el Perú. No se ha manifestado porque es parte de su prudencia.

- ¿Cree que el verdadero problema es el cardenal Cipriani?
- Se está desinformando, sirviéndose de la personalidad del cardenal. Es su responsabilidad vigilar la universidad, cumplir los mandatos del Vaticano y el Voto de la Conferencia Episcopal Peruana.


 

No hay comentarios: