Buscar en la Página

RADIO FRANCISCANA

VIDEOS FRANCISCANOS

Loading...

lunes, 12 de septiembre de 2011

“El amor a María es señal de la fe católica”


“María es madre de Dios, madre de la Iglesia y madre de cada uno de nosotros. Por eso, todos permanecemos siempre debajo del manto de su amor”, expresó el Cardenal Juan Luis Cipriani en la Santa Misa por la Fiesta de Nuestra Señora de Cocharcas.
El Arzobispo de Lima mencionó que la advocación a Nuestra Señora de Cocharcas es una tradición que se celebra todos los años con especial cariño y gozo, recordando el nacimiento de la nuestra madre, la Virgen María.
Afirmó también que María es nuestra abogada, corredentora e intercesora ante el Señor; por tal motivo, exhortó a todos los fieles a rezar un Ave María todos los días para que la Virgen cambie nuestras vidas, nos bendiga y nos proteja.
“Si cada día, una vez al día, le rezas el Ave María pensando y con el corazón te aseguro que jamás te abandonará el amor de María y te aseguro que te llevará a Jesús y te salvará, te dará paz, te dará la salud, cuidará a tus hijos, te sanará de la enfermedad, te dará esa alegría y estará siempre contigo”, manifestó.
En otro momento, recordó que Jesús encargó a María a toda la humanidad y que solo ella nos trae la paz, la justicia, nos devuelve el perdón, nos aleja del pecado y convierte los corazones que están mal.
“Madre mía, míranos con compasión, escucha nuestra oración, no nos dejes nunca solos, perdónanos, llévanos de la mano adonde tu hijo Jesús enséñanos a quererte… Entonces, María siempre nos visita, siempre nos espera como buena mamá y viene para llevarnos a Jesús”, reflexionó.
Finalmente, el Cardenal Cipriani enfatizó la importancia de rezar más por la Iglesia y por sus pastores, y vivir como hermanos juntos a nuestra madre María y unidos a Jesús.
“Que Dios los bendiga a todos y recen un poquito por este Cardenal, Pastor y Padre de todos ustedes, que en estos días a veces escucha a algunos hijos suyos que parece que no lo conocen o no lo quieren. Pidámosle a María que limpie nuestros corazones, que no haya peleas ni mentiras ni ataques”, mencionó.
“Hermanos, son tiempos de amor a María, no dejemos que nada ni nadie nos aleje nunca ni de María, ni de sus pastores, ni del Santo Padre. ¡Que viva nuestra madre, nuestra Señora de Cocharcas!”, animó.
Concelebraron con el Cardenal Cipriani, los Padres Jesús Mendoza y Santiago Texsi, párroco y vicario parroquial de Nuestra Señora de Cocharcas; así como otros sacerdotes de la arquidiócesis.