Buscar en la Página

RADIO FRANCISCANA

VIDEOS FRANCISCANOS

Loading...

martes, 6 de septiembre de 2011

Obispo de Puerto Maldonado perseguido por ser solidario con los reclamos de su pueblo



Monseñor Francisco González, Vicario Apostólico de Puerto Maldonado, fue denunciado penalmente por defender a la población local, que protestaron contra una serie de irregularidades en la construcción de la carretera interoceánica. La principal queja de la población se refiere al hecho de que la carretera pasa por el centro de la ciudad. Ante esta situación, el arzobispo intervino apoyando las demandas de la población, por lo que ha sido gravemente amenazado y se ha iniciado un juicio penal.
Organizaciones de Puerto Maldonado, laicos católicos de la región y la misma Conferencia Episcopal Peruana, han expresado su solidaridad con Monseñor Francisco y nos recuerdan que cada obispo, como Jesús, Buen Pastor, tiene la misión de defender la vida, los principios y los valores del Evangelio y el bienestar de la persona humana, creada a imagen y semejanza de Dios. Esta es la razón por la que los obispos peruanos se solidarizan con monseñor Francisco González Hernández y han decidido acompañarlo fraternalmente en este difícil momento que está viviendo.
El CEAS, Comisión Episcopal de Acción Social, convocan en Lima a un acto de solidaridad con el Obispo Francisco. Dicho acto solidario será este martes 6 de Setiembre a las 5.30 pm en el Convento de Santo Domingo, Jr. Camaná 170 – Lima.
Monseñor Francisco
Buen Pastor: estamos contigo
La Comisión Episcopal de Acción Social, CEAS se identifica con el comunicado de respaldo a Monseñor Francisco González, OP., Vicario Apostólico de Puerto Maldonado, de parte de todos los obispos de la Conferencia Episcopal Peruana. Monseñor vive una de las más duras experiencias de su labor pastoral al ser involucrado dentro de un proceso penal que solicita para él tres años de cárcel y el pago de trescientos mil nuevos soles de reparación civil.
VER
Monseñor Francisco González, OP., es un Pastor que no ha callado frente a lo que ha visto y ve en su territorio eclesiástico. Ha denunciado la existencia de irregularidades en los procesos públicos y privados de su zona. Monseñor es un Pastor de la Amazonía y ha defendido y defiende a los pobladores afectados por el paso de la vía interoceánica, por el mismo centro urbano de la ciudad, por estas denuncias se ha visto amenazado seriamente en su integridad personal y moralmente dañado en su imagen con el inicio de un proceso penal. Ha sido denunciado por calumnia y difamación agravada por hablar con claridad. No sólo piden cárcel, sino también reparación económica.
JUZGAR
Como buen Pastor, Monseñor Francisco busca responder con fidelidad al mandato del Evangelio: “El Hijo del Hombre no vino para ser servido, sino para servir, y para dar su vida en rescate por muchos.” (Mt.20, 28) Monseñor asume con firmeza la defensa de la vida, le interesa el prójimo, de manera particular el más desvalido, a quien no consultan nunca, a quien vulneran sus derechos y lo tratan con desprecio. Monseñor ha salido al frente para recordar que por su fe no puede callar.
En la Conferencia General del Episcopado Latinoamericano en Aparecida, Brasil 2007, los obispos han dicho: “En las decisiones sobre las riquezas de la biodiversidad y de la naturaleza, las poblaciones tradicionales han sido prácticamente excluidas. La naturaleza ha sido y continúa siendo agredida. La tierra fue depredada. Las aguas están siendo tratadas como si fueran una mercancía negociable por las empresas, además de haber sido transformadas en un bien disputado por las grandes potencias. Un ejemplo muy importante en esta situación es la Amazonia. Monseñor trabaja en Puerto Maldonado, parte de ese Amazonía que demanda actitud profética.
ACTUAR
Monseñor Paco, como es conocido por su feligresía y amigos, ha hecho lo que tenía que hacer: hablar claro, con voz de profeta, como Jeremías: El Señor extendió su mano, tocó mi boca y me dijo: “Yo pongo mis palabras en tu boca. Yo te establezco en este día sobre las naciones y sobre los reinos, para arrancar y derribar, para perder y demoler, para edificar y plantar”. Hacemos votos por la justicia de los jueces para establecer la justa sentencia. Él no está solo, lo acompañamos como Pastor y hermano. Esperamos que la justicia sea igual para todos en el Perú, que nadie salga beneficiado por otros mecanismos que no sea la propia justicia. Estaremos vigilantes.
Agradeceremos su presencia, CEAS
Acto de solidaridad con Monseñor Francisco González, martes 6 de Setiembre a las 5.30 pm en el Convento de Santo Domingo, Jr. Camaná 170 – Lima 1. /  Fuente: “APC – Mons. Metzinger”

No hay comentarios: