Buscar en la Página

RADIO FRANCISCANA

VIDEOS FRANCISCANOS

Loading...

viernes, 14 de octubre de 2011

Beato Miguel Carcano

http://www.franciscanos.net/


Sacerdote de la Primera Orden (1427-1484). Aprobó su culto S. Pío X el 9 de octubre de 1909.

Nació en Milán. Muy joven ingresó en la Orden de los Hermanos Menores en el convento del Santo Angel y pronto se afilió al movimiento de la Observancia, movimientoque, animado por San Bernardino de Siena, atrajo muchas vocaciones a la Orden. No se sabe la fecha de su ordenación sacerdotal. Pero consta que, de sólo 22 años participó en el Capítulo General de la Orden de 1449 en el convento de Bosco en Mugello, Toscana. Tampoco se sabe dónde hizo los estudios y adquirió la formación humanística, filosófica y teológica que le permitió afrontar continuamente en sus predicaciones un público exigente y culto. En efecto, fue un insigne predicador de la Palabra de Dios en la difusión del Evangelio, la defensa de los pobres y en contra de la usura y toda forma de injusticia.

La primera cuaresma la predicó en Milán, de apenas 24 años, su principal campo de predicación fue la Italia del norte y del centro. De 1460 a 1462 estuvo en Tierra Santa. A su regreso continuó con el apostolado de la predicación. El Duque Galeazzo Sforza en 1471 lo expulsó de la ciudad a causa de una controversia por el dinero recolectado para la cruzada contra los turcos. En 1476 fue nuevamente expulsado porque al parecer el Duque se sintió aludido por él en sus prédicas contra la relajación de costumbres.

Con su actividad evangelizadora contribuyó a la fundación de los Montes de piedad en Milán, Padua, Bolonia y Perusa, y a la promoción de una organización sanitaria en los hospitales en pro de un trato humano y cristiano a los enfermos. Hombre de profunda piedad era muy solicitado por muchos como director espiritual, entre ellos prelados, hombres y mujeres de la alta sociedad. Fundó hospitales para los pobres en Como, Piacenza y Venecia. Elegido Vicario Provincial, promovió y difundió el movimiento de la Observancia invitando a la disciplina, fundando nuevos conventos, protegiendo los monasterios de las Clarisas y la Tercera Orden. Mientras predicaba en Lodi la cuaresma, enfermó gravemente y pocos días después murió, el 20 de marzo de 1484. Sus restos se conservan en la Basílica de San Antonio, en Milán.

No hay comentarios: