Buscar en la Página

RADIO FRANCISCANA

VIDEOS FRANCISCANOS

Loading...

lunes, 14 de noviembre de 2011

Falleció Emanuela de Nunzio, ex ministra general de la OFS


Emanuela De Nunzio.

El día 10 de noviembre de 2011, a las 18:55, ha fallecido en la ciudad de Roma, Emanuela De Nunzio, a la edad de 82 años, ex ministra general de la Orden Franciscana Seglar. Momentos antes de su fallecimiento estaban orando por ella en torno a su lecho, Benedetto Lino, su esposa Gilda y Encarnita del Pozo, actual ministra general de la OFS. En el momento de su partida al amor infinito de Dios, estaba acompañada por Encarnita y una amiga suya. Benedetto y Gilda regresaron inmediatamente, para orar por su alma, hicieron la señala de la cruz sobre su frente y la encomendamos a San Francisco y a Santa María de los Ángeles para que presentaran su alma al Altísimo.
Emanuela, profesó en la OFS en la Fraternidad de Rodi Garganico San Cristoforo, en la Apulia el 3 de marzo de 1949. En 1959 fue Secretaria de su Fraternidad local.
Sirvió como Ministra Nacional a la OFS de Italia, en tiempo de las “obediencias”, en la Fraternidad Nacional asistida por los conventuales.
Fue elegida Ministra General de la OFS en el Capitulo General de Fátima en el año 1990, y reelegida en el Capítulo General de 1996 en Roma. Como Ministra General, se integró en la primera Conferencia de la Familia Franciscana, abriendo las puertas a una colaboración en la que tuvo che “luchar” para ir abriendo las puertas a una colaboración mutua, para que la OFS fuera tenida en cuenta, como componente de la Familia Franciscana.
Tuvo entre sus muchas responsabilidades la promulgación de las Constituciones Generales el 6 de febrero del 2001. En su carta-promulgación de las Constituciones, ella dejó plasmado el itinerario de los franciscanos seglares que procuró ella misma vivir hasta el fin de su vida: “En virtud de la Profesión, la Regla y la aplicación que de ella hacen las Constituciones Generales, representan, para cada uno de nosotros, el punto de referencia de la experiencia cotidiana, a partir de una vocación específica y de una identidad precisa. Sobre esta base es necesario forjar nuestra existencia y hallar un proyecto de vida (la radicalidad evangélica franciscana) y un lugar de comunión eclesial (la Fraternidad), en los que nos sea posible comprender “el por que y el cómo vivir, amar y sufrir”. (CCGG Art.10).
Recorrió el mundo, incansablemente, visitando sea las Fraternidades nacionales constituidas que las emergentes, llevando las Constituciones, para que fuesen amadas, estudiadas y aplicadas por cada hermano y hermana para dar savia nueva a la Orden Franciscana
Como profesional del derecho, puso siempre sus conocimientos al servicio de la OFS donde, hasta sus últimos días, apoyó a la Comisión Jurídica de la Presidencia del CIOFS.
Emanuela en una intervención muy sentida en el año 2002, nos dijo: “Deberemos recuperar la visión esencial de nuestra relación con Dios, con nosotros mismos y con toda la creación, para reencontrar una incondicional posibilidad de diálogo con quien camina a nuestro lado a lo largo de los caminos del mundo. Creo que podemos presentarnos con un simple eslogan: ‘Caminar con los pies descalzos en el Jardín de Dios despreocupados de las espinas’
“¿Que significa caminar?” Se preguntaba Emanuela y respondía con las palabras de San Agustín: “Andar hacia delante en el bien, progresar en la santidad… Si progresas es signo de que caminas, pero debes caminar en el bien, debes avanzar en la fe, debes progresar en santidad. Canta y camina. Es un camino ´hacia la casa del Padre´, para presentarnos a El ´santos e inmaculados en el amor, para rendir cuentas de los talentos que nos ha confiado y sentirnos acogidos con el Venid Benditos…..”
Ella ya goza de la invitación del Señor, porque ha realizado su camino en el bien, en la fe y en la santidad. Ha cantado (mal, pero cantaba) y ya ha recibido Su invitación: “Ven Bendita…..”
Que su alma repose en el amor infinito de Dios y reciba su merecido descanso entre sus brazos. 

No hay comentarios: