Buscar en la Página

RADIO FRANCISCANA

VIDEOS FRANCISCANOS

Loading...

viernes, 18 de noviembre de 2011

Joven de 18 años ingresó a Convento de las Clarisas de Lorca

http://www.laopiniondemurcia.es/

Fátima Martínez-Tafalla. L.O.

A sus 18 años, Fátima ha cumplido uno de sus sueños. El pasado 3 de julio entraba en el convento de las Clarisas de Lorca convencida de haber encontrado su sitio
F.G. Quiso formar parte de la orden de las Clarisas sin ni siquiera haber acabado el Bachillerato. Tan fuerte es la vocación de Fátima que no se ha planteado esperar unos cuantos años más para ser sierva de Dios. La destrucción de los templos de la ciudad, incluido el propio convento, le ha servido para reforzar su fe.
Con sólo 18 años, ¿cómo descubrió su vocación y por qué decidió formar parte de la orden de las Clarisas?
Mi familia está muy unida a la comunidad. A los 13 años quise hacer una experiencia y la verdad es que salí muy marcada. Desde entonces venía los domingos a acompañar en misa con el violín. Fui cogiendo confianza, descubriendo que aquí estaba en la gloria, que era donde el Señor me llamaba, como cuando tienes un novio y estás a gusto con él. Descubrí que era mi sitio y decidí entrar.
Una catástrofe como la del 11 de mayo puede llevar a una persona a replantearse su vida. ¿Influyeron los seísmos en su decisión?
Yo quería entrar el año pasado, pero al final terminé 2º de Bachillerato. Antes del terremoto ya sabía que iba a entrar.
¿Cómo vive este tiempo de postulantado ante la realidad que se os presenta?La situación es algo difícil para la comunidad, pero también una experiencia para mi vocación fuerte. Ves cómo se sale en los momentos de apuro, la esperanza y el volver a empezar.
Se trata, entonces, de reconstruir las iglesias, pero también la fe, como dice una de las hermanas del convento…Sí, así es. Se cayó el convento, pero el Señor nos preparó una casa. El Señor aprieta, pero no ahoga.
Debió de ser doloroso ver en sólo unos minutos el convento destrozado. ¿Cómo estáis consiguiendo rehacer vuestra vida y hacer frente a tantas dificultades sin perder la sonrisa?
Nuestra vida es la oración y poco a poco encontrábamos la fuerza para salir adelante. También ha sido una alegría la campaña que han hecho los regantes de Alicante y Almería para ayudar en la reconstrucción del convento.
¿No ha habido gente que le ha dicho si se lo ha pensado bien, que iba a renunciar a otras cosas de la vida?
Mucha gente decía que me esperase un poco o que iba a ser una pérdida de tiempo. Pero yo pienso que como la juventud es la mejor parte de mi vida, quiero entregársela a Dios porque lo más hermoso que puede pasarle a una persona es encontrar la vocación. Para mí no es una pérdida, sino el mejor empleo de mi vida.

No hay comentarios: