Buscar en la Página

RADIO FRANCISCANA

VIDEOS FRANCISCANOS

Loading...

lunes, 28 de noviembre de 2011

Verdad, anuncio y autenticidad en la era digital

Comentario al Mensaje de su Santidad Benedicto XVI para la XLV Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales. Comisión Episcopal de Comunicación Social del Perú.
www.cecs.cep.pe


Como en anteriores oportunidades, el Mensaje del Santo Pade para la XLV Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales emplea un lenguaje muy coloquial y al mismo tiempo profundo y nos plantea el deseo de reflexionar en torno a la propagación de la comunicación a través de Internet".
Para el papa, la revolución de Internet se asemeja a la revolución industrial por los cambios profundos que se desarrollan en las sociedades de cada época.
La revolución industrial, introduce novedades en el ciclo productivo y en la vida de los trabajadores; la revolución de Internet ha generado una amplia transformación en el campo de las comunicaciones que van produciendo grandes cambios culturales y sociales hoy.
"Las nuevas tecnologías no modifican sólo el modo de comunicar, sino la comunicación en sí misma, por lo que se puede afirmar que nos encontramos ante una vasta transformación cultural".

Preguntas para la reflexión:
1. ¿Qué características señala el Papa para la revolución industrial y para la revolución en Internet?
Surgen nuevos modos de difundir información y conocimientos, nacen nuevos modos de aprender y de pensar, como nuevas oportunidades para establecer relaciones y construir lazos de comunicación.

2. El Papa dice que el Internet es fruto del ingenio humano. En un país como el Perú, ¿qué muestras de ingenio humano nos presenta la Comunicación por Internet?
Internet nos coloca en contacto con "redes sociales", personas, conocimientos, valores, productores y consumidores, ya no se trata de datos sino de compartir. Pero no todo es positivo; tropezamos con límites típicos de la comunicación digital: una interacción parcial, la tendencia a comunicar: una interacción parcial, la tendencia a comunicar sólo algunas partes del propio mundo interior, el riesgo de construir una cierta imagen de sí mismo que suele llevar a la autocomplacencia.

Es importante recordar siempre que el contacto virtual no puede y no debe sustituir el contacto humano directo, en todos los aspectos de nuestra vida.

No hay comentarios: