Buscar en la Página

RADIO FRANCISCANA

VIDEOS FRANCISCANOS

Loading...

lunes, 26 de diciembre de 2011

“Hemos heredado un país en el que la fe en Jesús y en la Navidad es una maravilla”


El Cardenal Juan Luis Cipriani presidió la Santa Misa de Nochebuena en la Basílica Catedral de Lima, en donde recordó que en esta fecha tan importante contemplamos ese gran misterio del nacimiento del Hijo de Dios, nuestro Salvador.
Mencionó que hemos de contemplar la Navidad con fe y con humildad y que el encuentro con Jesús se logra si cada uno de nosotros procura en la inmensidad de Dios ser un niño muy pequeño.
"La Navidad tiene un gran mensaje de recuerdo agradecido a nuestros padres y abuelos que nos trajeron a la vida y nos transmitieron la fe. Y esa sencillez del niño parecería que es una condición que pone Dios para que el encuentro en esta Navidad tenga un cambio en mi vida", afirmó.
El Arzobispo de Lima comentó que en todos los rincones y en las situaciones más varadas de nuestro país brilla la luz de la fe y Jesús es recibido con cariño, con gozo y con alegría
"Aquel nacimiento pequeñito en un rincón del cerro, en aquella cárcel, en aquel hospital, es un iluminar de gozo, de alegría y de paz. Gracias a Dios y a nuestros hermanos mayores hemos heredado un país en el que la fe en Jesús y en la Navidad es una maravilla. No dejemos que este ambiente cristiano se vea invadido o sofocado por un exceso de bienestar o comodidad. Nosotros tenemos el deber de entregar a los niños esas costumbres y tradiciones de la fe que nos dejaron nuestros padres", exhortó.
Manifestó también que este mundo de hoy se presenta tantas veces cargado de tinieblas: guerras, crisis, enfrentamientos, una soberbia tan grande; pero Jesús nos recuerda que ha venido para salvarnos.
"Cada uno de nosotros tiene tantas veces esa oscuridad de una fe frágil o de una esperanza que se quiebra con facilidad ante una dificultad o de un amor tibio. Pensemos en esa nueva vitalidad de la fe del Niño, una convicción más profunda, una fuerza mayor de la gracia", señaló. 
"Jesús ha venido al mundo, ha venido a tu vida y a tu familia, se acabó la oscuridad. Dios no ha venido a un mundo que desaparece, que no tiene arreglo, Dios ha venido para unirse de una manera muy especial a cada uno de nosotros a lo largo de la historia", continuó.
En otro momento, el Cardenal Cipriani animó a entregarnos con confianza a ese Niño bueno y sencillo; a su Madre maravillosa y a San José, para que puedan entrar en nuestra alma.
"Yo solo pido Jesús, cólmanos de tu bendición, de tu perdón, de tu alegría y de tu paz; Madre mía, Madre de Dios, llévanos a Jesús siempre, danos la Navidad; José, limpia nuestro corazón con esa pureza de tu amor, danos esa firmeza para cuidar el hogar. Tantos deseos ponemos al pie del nacimiento con inmensa alegría", expresó.
Finalmente, concluyó su homilía enviando un saludo de Navidad a todos los hogares peruanos: "Yo, en nombre de la Iglesia como Pastor, les digo a todos con enorme gozo ¡Feliz Navidad!, que Dios bendiga a todos sus hogares".
Concelebró con el Cardenal Cipriani, Monseñor Kevin Randall, encargado de negocios de la Nunciatura Apostólica.
 

No hay comentarios: