Buscar en la Página

RADIO FRANCISCANA

VIDEOS FRANCISCANOS

Loading...

sábado, 3 de diciembre de 2011

Inmaculada concepción


Una Novena en honor a la Inmaculada Concepción (8 de diciembre), se inició el pasado jueves 29 de noviembre en la Basílica de San Francisco de Lima. 
Como se sabe esta festividad religiosa es, en nuestro país, fiesta de guardar (feriado). La pregunta inmediata que surge es: ¿qué estamos haciendo hoy los católicos para dar el justo homenaje y valoración a la Inmaculada Concepción. 
A continuación explicamos -de una manera resumida, los fundamentos bíblicos, teológicos e históricos de la Inmaculada Concepción y, especialmente, algunas ideas sobre qué podemos hacer hoy para difundirla.

EN LA TEOLOGÍA
El Beato Juan Duns Escoto, Doctor Sutil y Mariano, sigue siendo en la historia de la mariología el gran teólogo medieval que, oponiéndose a la opinión normalmente mantenida por sus contemporáneos, fue el primero en demostrar no sólo la posibilidad teológica de la "Concepción inmaculada de María, sino que, además, aportó razones válidas de conveniencia para defender en María la efectiva y total exención de pecado original querida por Dios en previsión de los méritos redentores de su hijo Jesús. Por tanto, históricamente hablando, fue decisivo el influjo de Escoto a favor de la progresiva concreción y difusión de esta doctrina en la Iglesia y para el triunfo dogmático de este privilegio mariano en 1854, por obra de Pío IX (*). Hoy todos admiten la actualidad de sus argumentos teológicos a favor del dogma de la Inmaculada Concepción.
Para los teólogos de la escuela franciscana, la Encarnación del Verbo, Hijo de Dios, es la "obra máxima, la obra maestra absoluta de la Santísima Trinidad" (summum opus Trinitatis). Dios la quiso por sí misma, por su intrínseca bondad suma; es decir, la quiso de manera absoluta, sin estar condicionada al probable pecado de Adán. En ese sentido -sostienen los seguidores de Escoto- Aunque Adán no hubiese pecado, el Verbo Divino se habría encarnado.
Dicho con otras palabras: Dios ha querido a la criatura sumamente amada por él, María, antes y más que a cualquier otro ser creado; la ha querido en el instante mismo en que ha querido la Encarnación del Verbo; la ha querido porque ha querido al Verbo Encarnado y, por tanto, la  María -sostiene Escoto-, aún siendo hija de Adán y Eva pecadores, no obstante, habiendo sido elegida y querida por Dios como Madre del Verbo Encarnado, no fue redimida simplemente como los demás seres humanos, sino que, por voluntad divina, fue redimida preventivamente, conservándola de contraer pecado original. Para Escoto es sumamente conveniente que esta perfectísima redención de María en virtud de los méritos del Hijo redentor, consista en su Concepción Inmaculada, o sea, en su total preservación de la contradicción del pecado original desde el primer instante de existencia de su alma bendita.

EN LA BIBLIA
María fue preservada desde su concepción para ser madre de Dios. Los detractores y opositores del misterio de la Inmaculada Concepción esgrime como argumento que "todos los hombres han pecado, y en el pacado original nos mancha a todos.
En la Biblia hay varias menciones a María como persona santa: En la anunciación el ángel Gabriel le dice "Llena eres de gracia, el Señor es contigo" (Lc, 1, 28), entre otras.
El saludo del ángel Gabriel -chaire kecharitomene, Salve, llena de gracia (Lucas 1:28) indica una única abundancia de gracia, un sobrenatural, agradable a Dios estado del alma, que encuentra explicación sólo en la Inmaculada Concepción de María. Pero el término kecharitomene (llena de gracia) sirve sólo como una ilustración, no como una prueba del dogma.
Asimismo, en Génesis 3:15 es el primer pasaje escriturístico que contiene la promesa de la redención menciona también a la Madre del Redentor. La sentencia contra los primeros padres fue acompañada del Evangelio Primitivo (Proto-evangelium), que pone enemistad entre la serpiente y la mujer: «y Yo pondré enemistad entre ti y la mujer y su estirpe; ella (él) aplastará tu cabeza cuando tú aceches para morderle su talón» (Génesis 3:15). La consecuencia de la estirpe de la mujer, que aplastará la cabeza de la serpiente, es Cristo; la mujer es María. Dios puso enemistad entre ella y Satán en el mismo modo y medida que hay enemistad entre Cristo y la estirpe de la serpiente. Que María fuese exaltada en el estado de su alma, es decir, en gracia santificante, significa la destrucción de la serpiente por el hombre. Sólo la continua unión de María con la gracia explica suficientemente la enemistad entre ella y Satán. El Proto-evangelium, por lo tanto, contiene en el texto original una promesa directa del Redentor. Y en unión con la manifestación de la obra maestra de Su Redención, la perfecta preservación de Su virginal Madre del pecado original.

EN LA HISTORIA
Desde antaño, la sociedad cristiana siempre ha tenido una consideración especial a la Virgen María, por ser madre de Dios. En el mundo hay varias ciudades y regiones que llevan el nombre de Concepción: Paraguay, Chile y Perú (Junín).

EN EL ARTE
Como motivación estética, varios pintores universales han plasmado en sus lienzos el tema de la Inmaculada Concepción, como por ejemplo Murillo, Velásquez... El artista Miguel Ángel plasma en la famosa escultura "La piedad" el dolor de la madre ante el Cristo muerto. María es un leitmotiv permanente en el arte de todos los tiempos.

ADVOCACIONES MARIANAS
Son muchas: la Virgen de la Soledad, la Virgen de Lourdes...

HOY, ¿QUÉ HACER?
En la actualidad es feriado en muchos países, y tradicionalmente ese día se celebran las primeras comuniones.
En Perú es feriado también. Pero ¿estamos los peruanos respetando esta fiesta de guardar? ¿Qué otras actividades marianas podemos desarrollar?
- Primeras comuniones
- Confirmaciones
- Cine fórum
- Concursos de poesía, canto, dibujo y pintura para niños y jóvenes.
- Recopilar y difundir testimonios y experiencias personales.


(*) En la Constitución Ineffabilis Deus de 8 de Diciembre de 1854, Pío IX pronunció y definió que la Santísima Virgen María «en el primer instante de su concepción, por singular privilegio y gracia concedidos por Dios, en vista de los méritos de Jesucristo, el Salvador del linaje humano, fue preservada de toda mancha de pecado original». Este es el significado del término «Inmaculada Concepción».

No hay comentarios: