Buscar en la Página

RADIO FRANCISCANA

VIDEOS FRANCISCANOS

Loading...

jueves, 8 de diciembre de 2011

Neoprofesa en el Monasterio Santa Clara de Lima


Presidio la Eucaristía Fray Fausto Dávila, concelebro fray Moisés Santos

xiiapostolesjaires.blogspot.com

El 8 de diciembre, a las 11 de la mañana, en el templo del Monasterio Santa Clara en Barrios Altos se celebró la profesión temporal de la hermana María José de Jesús, este nuevo estado de vida se celebró en la solemne Eucaristía en el marco de la fiesta de La Inmaculada Concepción de María.

Presidió la Santa Misa el padre Fausto Dávila OFM del Convento San Francisco de Lima, concelebró el padre Moisés Santos, participaron en la Eucaristía, religiosas y religiosos de otras comunidades franciscanas, así como los familiares de la neoprofesa.

Al concluir el la lectura del Santo evangelio, proclamado por el padre Moisés Santos, se inició el rito de la profesión de la hermana María José de Jesús.

El padre Fausto recalco en su homilía que todo ser humano fue creado como María para ser puros e inmaculados y hacia ese estado debemos caminar, María también fue tentada por el mal, pero mantuvo siempre presente su consagración a Dios y mantenerse santa pura e inmaculada, esta es la grandeza de María, como ella nosotros estamos llamados a vivir sin mancha, vivir en la pureza. Todo consagrado tiene como tarea en su vida mantener viva esa consagración a Dios, no es solamente consagración el momento del rito, la consagración es de cada día. Es lo que hoy María José de Jesús, de manera más oficial, más comprometida va a hacer, una opción de vida, va a consagrarse a Dios. Consagrarse a Dios es consagrarse a lo que es justo y santo. El padre puso de relieve que si se pone énfasis en lo puro institucional, se pervierte el sentido de la consagración, por ello hay que escuchar la voz de Dios, que se manifiesta por varios caminos, como el superior o los hermanos de la comunidad, ellos son solo instrumento de Dios.

Finalmente el padre Fausto, pidió a Dios por intercesión de María, nos conceda la gracia de ver el ejemplo a seguir, que nos anime, que nos fortalezca, llene de amor hacia la pureza, hacia una vida inmaculada, porque este es el sentido de celebrar esta fiesta de nuestra madre la Virgen, y que importante que un día como hoy nuestra hermana haga su primera consagración a imagen de María.



Hermana María José de Jesús besando la Regla de Santa Clara
 Concluida la Homilía se paso al rito central de la profesión de la Hermana María José de Jesús, la promesa de la hermana ante la madre Abadesa del Monasterio, acto seguido recibió de manos del padre Fausto y la madre abadesa:

1. Velo negro, signo de consagración a Nuestro Jesucristo y de su entrega al servicio de la Iglesia en la vida escondida del claustro.

2. La regla de Santa Clara, libro de la vida, metro del Evangelio y camino de perfección, para que la observe fielmente y alcanzar la perfecta caridad.

3. La Cruz de Nuestro Señor Jesucristo, para subir con Cristo y reinar con Él, y si muere con Él, poseerá la gloria eterna, y su nombre será escrito en el libro de l vida.

4. La imagen de la Inmaculada Concepción, madre de Dios, madre y abogada nuestra, la cual portara siempre en su pecho. Al final recibió la corona de rosas blancas.

Al final de la misa, se invito a los religiosos a un compartir en el interior del monasterio, y a los familiares que dialogaron y saludaron a la neoprofesa María José de Jesús, en el torno. El Monasterio muy gentilmente preparó un compartir con los familiares y amigos de la ahora profesa María José de Jesús, quien les recibió muy alegre. Estuvieron presentes sus padres y familiares tanto del papá y mamá de la neoprofesa.


Neoprofesa María José de Jesús, consagrada a Dios



1 comentario:

Anónimo dijo...

felicidades a la hermana por su consagracion y su si al señor. que el señor al bendiga con santa perseverancia y fidelidad.