Buscar en la Página

RADIO FRANCISCANA

VIDEOS FRANCISCANOS

Loading...

lunes, 31 de enero de 2011

La verdad sobrelas Hijas de María Inmaculada y Corredentora

Por José Ignacio Alemany Grau, Obispo redentorista.

Últimamente el canal de televisión ATV de Lima, Perú, ha hecho durante varios días una presentación realizada por cuatro ex religiosas de las Hijas de María Inmaculada y Corredentora.
En esos días les han dad oportunidad para contar todas las calumnias que su exuberante imaginación les ha permitido (relaciones sentimentales, malos tratos a las jóvenes, malversaciones, enriquecimiento ilícito personal y familiar, tráfico de niños...) Una serie de infamias a las que muchas personas que las conocen desean contestar en público pero no es conveniente para no prolongar la telenovela.
Hace seis años, estando dentro de la congregación y en una reunión, una de ellas (Felícita) se atrevió a prohibir a todas las religiosas grabar nada de lo que se dijera esos días.
Por su parte ella, ocultamente, grabó a su gusto; hizo un montaje como le pareció centrando todo en una vil calumnia contra los fundadores y lo fue presentando a mucha gente, sobre todo autoridades religiosas. Algunos les creyeron.
Durante estos años, ela y sus compañeras, sobre todo Flor Araiza Navarro 8quien se atrvió a tener un hijo siendo religiosa y faltando a sus votos), han estado chantajeando a las religiosas amenazándolas de diferenes formas y especialmente con publicar su calumnia en la televisión, como han hecho ahora.
Lamentablemene otros medios de comunicación del Perú han hecho eco de estas calumnias y las han colgado en sus páginas de Internet, como hacen con todo lo que pueda ofender a la Iglesia de Jesús, ya que casi nunca se enteran de las maravillas que la Iglesia hace en el mundo.
Uno ed los gravantes de este canal ha sido el descaro de colcar dos (¿o tres?) cámaras en los altos de las casas vecinas para mantener acosadas a las religiosas y jóvens que viven en el convento. Desgraciadamente no ha habid autoridad capaz de hacer retirar estas cámaras en varios días.
Parece que incluso, según han contado "las denunciantes", han enviado la vil calumnia a la Santa Sede.

¿Quienes son las religiosas Hijas de María Inmaculada y Corredentora?
"La comunidad de Hijas de María Inmaculada y Corredentora fue fundada por el R.P. Manuel Ángel Bernabé Terreros juntamene con seis jóvenes catequistas. La congregación nació el día 15 de octubre de 1978. Nuestro fundados, que era en esemoment párroco de la parroquia de Santa Rosa en Piura, quiso remediar la situación crítica de numerosas jóvenes que en estado de emergencia espiritual y física se acercaban pidiendo ayuda a la parroquia.
Puso su intención bajo el patrocinio de la Virgen Inmaculada, cuya imagen presidía la capilla del sector Túpac Amaru de la Parroqua.
Nuestro carisma espiritual nos pide ser santas imitando a María para configurarnos con Cristo mediante el plan espiritual y la práctica de virtudes. Nuestro carisma apostólico es salva a la juventud abandonada porque en ella vemos a Cristo necesitado".
El Arzobispo de Piura Monseñor Fernando Vargas Ruiz de Somocurcio, que quería tanto a la naciente congregación, la aprobó primer ad experimentum, durante el periodo de tres años. Y después aprobadas el 8 de septiembre de 1980 a nivel Diocesano.
Poco a poco, las Hijas de María Inmaculada, han ido creciendo y el Señor lasha bendecido con muchas vocaciones, incluso en estos años difíciles.
Es realmente una congregación de jóvenes que tienen en estos momentos tres casas en Clombia y cinco en el Perú.
Con la ayuda de bienhechores generosos y su trabajo continuo ellas sacan adelante a las jóvenes que se les acercan o se las traen y que tienen graves problemas morales. Muchas de ellas incluso llegan ebarazadas. Las religiosas las acogen, cuidan de ellas y los hijitos, en sus hogares.
Precisamente una de las calumnias ha pretendido malinterpretar este sacrificado servicio anuestra sociedad.
Aunque en esta temporada han tenido que paralizar muchas posibilidades que tenían, varios obispos siguen pidiendo su presecia en sus diócesis y por su parte Dios les está dando continuamente jóvenes vocaciones.
Para llevar una vida tan sacrificada, los fundadores han preparado a las religiosas para vivir en un ambiente diario de oración que las puedahacer, según la inspiración de Sa Alfonso (uno de sus principales patronos) contemplativas y misioneras al mismo tiempo.
Esto explica que se levaten temprano a hacer oración y se esfuercen todo el día por mantenerse, en medio de sus trabajos, en la presencia de Dios.
Asi, a pesar del duro trabajo diario, se les ve siempre alegres y felices, confiadas en la Divina Providencia que, como elas diecn, nunca les ha faltado.
Uno de los sencillos trabajos que hacen para gnarse la vida es la venta de ricos tamales muy apreciados por el público, cosa que, esta última semana no han podido hacer por el acoso de las susodichas cámaras.
Aunque cualquier persona medianamente formada se ha podido dar cuenta de que ha sido una pésima y manipulada presentación la ed ATV, he querido aclarar estos puntos para el gran público y doy testimonio de que se trata de una congregación fervorosa, sacrificada y buena, de que la fundadora de M. María Carmen Aguilar es una mujer de Dios y de que el fundador, P. Manuel Bernabé, condiscípulo mío, todos los redentoristas consideramos como un verdadero santo.
Agradeceré mucho a todos los que den a conocer est escrito para que sea glorificado Jesucristo, el primero en todo.

Lima, 23 de enero de 2011

Muy urgente por la Iglesia de Jesús: carta de Mons. José Ignacio Alemany Grau

Queridos amigos:
Jesucristo es el primero en todo.

Quiero compartirles algo muy grave que ha hecho en nuestros días el canal de televisión ATV (Lima – Perú).
Lamentablemente el monstruo de los medios de comunicación es como un terrible Goliat invencible.
Frente a ellos la Iglesia de Jesús es un pequeño David que tiene asegurada, por parte de Dios, la salvación definitiva pero que tiene que caminar continuamente con la cruz hacia el calvario.
Este canal ha presentado las declaraciones de unas ex religiosas que salieron por motivos gravísimos de su congregación.
Ellos levantaron una terrible calumnia contra los fundadores de la congregación de la Hijas de María Inmaculada y corredentora, hacia seis años. Incluso acudieron a algunos obispos, tratando de influenciarlos para que las creyeran.
Durante este periodo han estado chantajeando continuamente a las madres y con amenazas de llevarlas a la televisión, cosa que han cumplido últimamente. Las han difamado de la peor manera, tanto a la congregación como a los fundadores.
A poca atención  que hayan prestado, se habrán dado cuenta que es un montaje hecho contra la iglesia y contra unas religiosas dedicadas a uno de los sectores más pobres de  nuestra patria: La jóvenes que tienen gravísimos problemas. Muchas de ellos llegan a esos hogares embarazadas, las madres las acogen y las ayudan a rehacer sus vidas.
Con esta comunicación pretendo únicamente hacerles ver, una vez más, que se trata de una horrible calumnia en contra de dos personas santas.
Por mi parte, la padre Manuel Bernabé lo conozco desde que entró en el noviciado, allá por los años 50 y soy testigo que todos, dentro y fuera de la congregación redentorista, lo conocen como un hombre santo.
En cuanto a la madre Carmen la conozco desde que comenzó con ilusión, en Piura, esta obra que da tanta gloria al Señor y que tiene muy inquieto al diablo.
Como directos de radio María  me creo en la obligación de aclarar la verdad a todas las personas de buena voluntad, por lo cual les invito a escuchar la radio  (580 am de Lima) y las distintas frecuencias en provincia el día lunes 24, a las 10am, donde presentaremos objetivamente la labor que hacen las hijas de María Inmaculada y  Corredentora (e incluso por internet: www.radiomaríaperu.org) será bueno que los que los conocen les ayuden a superar esta terrible crisis.
Además, les agradeceré que envíen a todos sus contactos este mensaje para contrarrestar un poco con la verdad, las patrañas de la mentira y recen, por favor, para que tanto los fundadores como esta hermosa congregación peruana, que tiene un grupo grande de religiosas jóvenes (a las muchos de ustedes conocen por que para ganarse la vida y ayudar a las jóvenes de sus hogares, venden tamales en las puertas de algunas Iglesias),  pueda seguir haciendo el bien en Perú y en Colombia, donde están en estos momentos.
Finalmente, les comento otra Ignominia: que el canal de televisión esta mañana les puso cámaras para ver dentro del convento, acosándolas, y a lo mejor para ponerlo en el tercer reportaje que están presentando en estos días.
Termino recordándoles que aunque Jesucristo no enseña: “Dichoso serán ustedes cuando los injurie y los persigan y digan contra ustedes toda clase de calumnias por causa mía. Alégrense y regocíjense por que será grande su recompensa en los cielos…”, será bueno que les ayudemos ahora con la oración para superar estos momentos difíciles.

José Ignacio Alemany, Obispo redentorista.

Lima, 21 de enero del 2011
.

Mons. José Ignacio Alemany defiende a congregación Hijas de María Inmaculada y Corredentoras


El Obispo Emérito de Chachapoyas (Perú) y director de programación de Radio María, Mons. José Ignacio Alemany, salió en defensa de la Congregación de las Hijas de María Inmaculada y Corredentora, implicada por un canal de televisión en un caso de tráfico de niños.
El 19 de enero, el canal de televisión ATV difundió un reportaje sobre Flor Navarro, una mujer que se presenta como ex religiosa de la congregación y acusa a la superiora de la comunidad de haberle quitado al hijo que tuvo a los 26 años de edad, producto de una relación amorosa clandestina con un adolescente de 17 años de edad.
En una declaración enviada a ACI Prensa, Mons. Alemany denuncia que el canal de televisión "ha presentado las declaraciones de unas ex religiosas que salieron por motivos gravísimos de su congregación".
"Ellas levantaron una terrible calumnia contra los fundadores de la Congregación de las Hijas de María Inmaculada y Corredentora, hace seis años. Incluso acudieron a algunos obispos, tratando de influenciarlos para que las creyeran", sostiene.
Según el Obispo, "durante este periodo han estado chantajeando continuamente a las madres y con amenazas de llevarlas a la televisión, cosa que han cumplido últimamente. Las han difamado de la peor manera, tanto a la congregación como a los fundadores".
Mons. José Ignacio Alemany Grau.
Mons. Alemany considera que "es un montaje hecho contra la Iglesia y contra unas religiosas dedicadas a una de los sectores más pobres de nuestra patria: las jóvenes que tienen gravísimos problemas. Muchas de ellos llegan a esos hogares embarazadas, las madres las acogen y las ayudan a rehacer sus vidas".
El Obispo dedicará un programa en Radio María (580 AM de Lima) este lunes 24 de enero a las 10 a.m. en el que presentará la labor de la comunidad.
"Recen, por favor, para que tanto los fundadores como esta hermosa congregación peruana, que tiene un grupo grande de religiosas jóvenes (a las que muchos de ustedes conocen porque para ganarse la vida y ayudar a las jóvenes de sus hogares, venden tamales en las puertas de algunas iglesias), pueda seguir haciendo el bien en Perú y en Colombia, donde están en estos momentos", agrega el Obispo.

domingo, 30 de enero de 2011

24º aniversario del Consejo Regional Lima-Callao de la Orden Franciscana Seglar

El pasado domingo 30 de enero en la Casa de Ejercicios Espirituales -ubicada en el Centro Histórico de Lima- se realizó la ceremonia de conmemoración del 24º aniversario del Consejo Regional de la Orden Franciscana Seglar Lima-Callao (1987-2011)
La ceremonia comenzó con la celebración de la Santa Misa en la que participaron miembros de la Orden Franciscana Seglar (OFS) de Lima y Callao. Acto seguido los directivos de esta institución hicieron un recuento histórico de estos veinticuatro años de presencia franciscana.

Integrantes de las fraternidades de la Región OFS Lima-Callo al inicio de la Santa Eucaristía por los 24 años de fundación del CROFS Lima-Callao

El asistente nacional de la OFS, Fr. Abel Pacheco Sánchz OFM, prediando en la misa del aniversario.

Miembros de Fraternidad OFS XII Apóstoles de Lima compartiendo después de la Mi.sa. La viceministra de la Fraternidad XII Apóstoles, Marita Ovalle Pomar, tomando las fotos del momento.

La comunidad de los franciscanos seglares de la Región Lima-Callao, reunidos en la Capilla de la Casa de Ejercicios Espirituales de la Fraternidad XII Apóstoles de Lima, se disponen a iniciar la sagrada Eucaristía.

Los padres que celebraron la Eucaristía por el 24º aniversario del CROFS Lima-Callao, Jorge Cajo OFM (derecha) y Arturo Herrera OFM. Ambos fueron asistentes espirituales de la Región Lima-Callao.

La ministra del CROFS Lima-Callao, María Martha Vivanco, presentando al padre Jorge Cajo OFM.

La ministra María Martha Vivanco acompañada de la hermana Yolada Orihuela, quien fuera ministra nacional de la Orden Franciscana Seglar (OFS) en el Perú.

La ministra María Martha Vivanco saludando a los hermanos reunidos después de la misa. Lo acompaña el hermano César Pino, quie anteriormente fuera ministro de la Región Lima-Callao.

sábado, 29 de enero de 2011

Monseñor José Gregorio Castro OFM

Fray José Gregorio Castro, OFM, nació en Cusco en 1866 y falleció en San Francisco de Lima en 1924. Su vestición fue en La Recoleta del Cusco en 1896 y su ordenación sacerdotal en 1900: Fue promovido al Obispado del Cusco en 1910, desempeñándose por ocho años. Fundó el orfelinato de Belén y llevó a las madres Franciscanas Misioneras de María. Escribió un diccionario en quechua y muchas composiciones musicales. (Tomado de "Necrología de la Familia Franciscana. Convento de San Francisco, Lima, Perú).
Asimismo, en el libro "Obispos franciscanos en el siglo XX" (Lima, Instituto de Historia Franciscana del Perú, 2005, edición pro manuscripto), se señala lo siguiente: "Seguramente ingresó como postulante y después como novicio e el Convento Grande de San Francisco del Cusc. Fue un verdadero misionero y excelente quechuista, escribiendo un Diccionariio en dicho idioma que fuera "usado" en años posteriores por el P. Jorge Lira, ex franciscano  y admitido en el Clero Diocesano del Cusco. Fundó el Orfanato de Nuestra Señora de Belén, en dicha ciudad, ayudado eficazmente por el Padre Juan José Indacochea, trayendo para ello a las religiosas Franciscanas Misioneras de María. Buen músico, dejó hermosas composiciones de estilo incaico.
Escribió también una "Gramática Quechua". Renunció al cargo de Obispo del Cusco, viviendo hasta su muerte en el Convento de Jesús de Lima, ejemplarizando con su modestia, sencillez y espíritu de trabajo.
Falleció el año de 1926, a los 64 años de edad y 27 de religión, habiéndolo encontrado muerto en su celda, con el Rosario en sus manos, según relató el enfermedo Fray Diego Segovia. Su retrato figura en la Galería de Obispos, en la Sacristía de la Basílica Catedral del Cusco.

FechaEdadSucesoLugar / Cargo
28 Nov 1859NacimientoCusco
28 Mar 191050.3NombramientoObispo del Cusco, Perú
13 Nov 191758.0RenunciaObispo del Cusco, Perú
13 Nov 191758.0NombramientoObispo titular de Clazomenae
30 Ene 1924
64.2FallecimientoObispo emérito del Cusco, Perú


A continuación reproducimos un artículo relacionado a la actividad artística y musical de Monseñor Castro:

"Maestros de capilla, mestizaje musical y catolicismo en los andes del sur"(*)
Por Enrique Pilco Paz

La interpretación de himnos en quechua, durante conmemoraciones religiosas cuzqueñas, es una práctica frecuente en las interacciones rituales entre los fieles y las divinidades católicas. Cada circunstancia de pesar, en el caso de los funerales, o de regocijo en el marco de las festividades patronales, tiene un correspondiente musical2. Aunque en ciertos casos estas manifestaciones son obra de la acción directa de algunos fieles organizados en cofradías de músicos, son los maestros de capilla los que aparecen como los principales artífices en la materia. En contraparte, no se conoce claramente en qué consiste el desempeño musical de estos músicos y en qué radica la relevancia social de su repertorio. Lo que se busca a través de este artículo es explicar la posición de los maestros de capilla en la práctica musical religiosa del Cusco, desde su mejor momento, las primeras décadas del siglo XX, hasta su declive en la segunda mitad del mismo. ¿Cuál es su perfil social? ¿Qué aspectos referidos tanto al repertorio,  como al proceso de su socialización, dan contenido a su cultura musical? Y, finalmente ¿qué rasgos de esta cultura musical permiten a los maestros de capilla articularse con la colectividad en la cual se desenvuelven?
Los maestros de capilla son personajes de colectividades urbanas y rurales, que gracias a sus aptitudes y prácticas musicales manejan un lenguaje musical diverso y versátil, netamente popular. Este comprende: un variado material religioso, dentro del cual resalta el repertorio litúrgico en quechua, y un conjunto de temas profanos. Estos dos tipos de repertorio destinados a dos ámbitos diferentes de la experiencia social –el primero al culto católico y el segundo a la vida mundana– comparten sin embargo una fórmula musical común, cuyos rasgos melódicos y armónicos se remiten a los del yaraví y huayno mestizos. Esta cultura musical ha permitido a los maestros de capilla hacer viable, durante el rito católico, la interacción entre los creyentes y los santos. La conexión de la feligresía con las divinidades católicas a través del yaraví y huayno sacros, recae en la identificación popular con este repertorio. La formulación de peticiones, el alcance de ofrendas o todo ritual lazo extendido hacia los santos de parte de los creyentes, se concretizan con el auspicio de esta propuesta musical. De esta manera, los maestros de capilla pueden desempeñar un papel mediador en la organización simbólica de las interacciones entabladas entre las comunidades de fieles y el contenido del ritual eclesiástico.
Aunque sin desentrañar la dimensión musical, el papel de los maestros de capilla ya fue estudiado en otros ámbitos geográficos de la América hispana. El más acucioso y revelador sigue siendo el enfoque de Nancy Farriss acerca de los maestros cantores mayas que, como lo ha demostrado, eran miembros de las élites indígenas que ocupaban el lugar central en la estructura organizativa de las parroquias3. En lo concerniente al espacio andino, aún no se ha planteado de forma directa el problema de la relación musical de los maestros de capilla con la identidad religiosa indígena. Los trabajos recientes con mayor afinidad al tema, tratan acerca de la instauración del catolicismo andino, con énfasis y profundidad en su dimensión política (Juan Carlos Estenssoro: 1989, 1992, 2003); sobre el repertorio de música sacra de la colonia en sí (José Quezada Machiavelo 2004); y acerca de los maestros de capilla de los siglos XVI y XVII (Geoffrey Baker 1999; 2002). Estos estudios enfocados en las primeras fases de la organización musical de la iglesia peruana, particularmente los dos últimos en la Catedral y parroquias cuzqueñas, siguen un derrotero bastante privilegiado en los últimos lustros: el tema del barroco musical cuzqueño, que no es sino una reproducción del español4, tendencia que alcanzó mayor convocatoria con Les Chemins du baroque dans le Nouveau Monde, 1996, de Alan Pacquier. Sin embargo, el repertorio de los maestros de capilla que interesa, responde a otro ámbito de influencia y formación: el de la cultura musical litúrgica gestada a partir de una combinación del modelo gregoriano con fuentes musicales indígenas. Este repertorio se impuso desde el siglo XVIII en las cartillas de catequización “para el uso de las doctrinas5” arraigándose como un vigoroso medio de interacción musical con las promesas divinas que encarnan los santos patrones. Como lo reseñan Arguedas, para el caso de la sierra peruana; Lira,  Delgado y Benavente en el caso particular del Cusco, este repertorio compuesto por cantos estróficos en quechua seguía profusamente cultivado en las parroquias de los años cuarenta6. Debe quedar claro que no sólo se utilizaban los célebres himnos Apu Yaya Jesucristo o Qanmi Dios Kanki que provienen de inicios del siglo XIX. En el Cusco el repertorio religioso popular se iba renovando con los himnos que componían miembros del clero, como Fray José Gregorio Castro Miranda O.F.M., obispo del Cusco entre 1910 y 19177; o el cura predicador Nemesio Zúñiga8 ; así mismo por músicos eclesiásticos como Don Ricardo Castro Pinto, maestro de capilla de la Catedral del Cusco, Don Damián Rozas, maestro de capilla de la iglesia de San Blas, entre los más conocidos. Gracias a la labor de los maestros de capilla, este repertorio está presente en todas las iglesias urbanas y rurales del Cusco, y su práctica asegurada hasta mediados del siglo XX. A partir de entonces, esta presencia decae de forma paralela al número de músicos drásticamente reducidos como producto de la modernización urbana de 1950. Asimismo, el contenido del repertorio sacro es severamente afectado por la aplicación de las reformas conciliares de 1962. Si bien estos factores fueron en contra de la permanencia de muchos maestros de capilla en sus puestos, la vigencia del repertorio tradicional en quechua, en la vida ritual, no se vio necesariamente interrumpida. Debido a que el valor ritual de los himnos en quechua recae en la simpleza de sus formas melódicas con las que fácilmente se identifica el pueblo (“en cadenciosas y concisas frases expresan los sacrosantos Dogmas de nuestra religión” tal como señalaba monseñor Gregorio Castro), simpleza que caracteriza precisamente el saber y la práctica musical de los maestros de capilla.
* Tomado de:
rhttp://www.evistandina.perucultural.org.pe/textos/40pilco.doc

29 de enero: San Pedro Nolasco


Nació cerca de Barcelona, España, hacia 1189.

A los 15 años quedó huérfano de padre, y dueño de grandes posesiones. La madre le colaboró en todos sus deseos de hacer el bien y de obtener santidad.

Estando en edad de casarse hizo una peregrinación a la Virgen de Monserrat y allí se puso a pensar que las vanidades del mundo pasan muy pronto y no dejan sino insatisfacción y que en cambio lo que se hace para la vida eterna dura para siempre. Entonces promedió a la Virgen mantenerse puro y se le ocurrió una idea que iba a ser de gran provecho para muchas gentes.


En aquel tiempo la cuestión social más dolorosa era laesclavitud que muchísimos cristianos sufrían de parte de los mahometanos. Estos piratas llegaban a tierras donde había cristianos y se llevaban a todos los hombres que encontraban. Las penalidades de los prisioneros cristianos en las tenebrosas cárceles de los mahometanos sobrepasaban lo imaginable. Y lo más peligroso era que muchos perdían su fe, y su moralidad se dañaba por completo.

Esto fue lo que movió a Pedro Nolasco a gastar su gran fortuna en libertar al mayor número posible de esclavos cristianos. Cuando se le presentaba la ocasión de gastar una buena cantidad de dinero en obtener la libertad de algún cautivo recordaba aquella frase de Jesús en el evangelio: "No almacenen su fortuna en esta tierra donde los ladrones la roban y la polilla la devora y el moho la corroe. Almacenen su fortuna en el cielo, donde no hay ladrones que roben, ni polilla que devore ni óxido que las dañe". (Mt. 6,20) Y este pensamiento lo movía a ser muy generoso en gastar su dinero en ayudar a los necesitados.

Y sucedió que, según dicen las antiguas narraciones, que una noche (agosto de 1218) se apareció la Sma. Virgen a San Pedro Nolasco y al rey Jaime de Aragón (que era amiguísimo de nuestro santo) y les recomendó que fundaran una Comunidad de religiosos dedicados a libertar cristianos que estuvieran esclavos de los mahometanos.

Consultaron al director espiritual juntos, que era San Raimundo de Peñafort, y éste los llevó ante el Sr. Obispo de Barcelona, al cual le pareció muy buena la idea y la aprobó. Entonces el militar Pedro Nolasco hizo ante el obispo sus tres votos o juramentos. de castidad, pobreza y obediencia, y añadió un cuarto juramento o voto: el de dedicar toda su vida a tratar de libertar cristianos que estuvieran siendo esclavos de los mahometanos. Este cuarto voto o juramento lo hacían después todos sus religiosos.

Los antiguos dicen que la Virgen les recomendó: Fundad una asociación con hábito blanco y puro que sea defensa y muro de la cristiana nación.

San Raimundo predicó con gran entusiasmo en favor de esta nueva Comunidad y fueron muchos los hombres de buena voluntad que llegaron a hacerse religiosos. El vestido que usaban era una túnica blanca y una cruz grande en el pecho. San Pedro Nolasco fue nombrado Superior General de la Congregación y el Papa Gregorio Nono aprobó esta nueva Comunidad.

San Pedro Nolasco ayudó al rey Don Jaime a conquistar para los cristianos la ciudad de Valencia que estaba en poder de los mahometanos, y el rey, en agradecimiento, fundó en esa ciudad varias casas de la Comunidad de los Mercedarios.

El rey Jaime decía que si había logrado conquistar la ciudad de Valencia, ello se debía a las oraciones de Pedro Nolasco. Y cada vez que obtenía algún resonante truinfo lo atribuía a las oraciones de este santo.

San Pedro hizo viajes por muchos sitios donde los mahometanos tenían prisioneros cristianos, para conseguir su libertad. Y viajó hasta Argelia, que era un reino dominado por los enemigos de nuestra santa religión. Allá lo hicieron prisionero pero logró conseguir su libertad.

Como había sido un buen comerciante, organizó técnicamente por muchas ciudades las colectas en favor de los esclavos y con esto obtuvo abundante dinero con los cuales logró la libertad de muchísimos creyentes.



martes, 25 de enero de 2011

25 Enero : Conversión de San Pablo


La conversión de San Pablo es uno de los mayores acontecimientos del siglo apostólico. Así lo proclama la Iglesia al dedicar un día del ciclo litúrgico a la conmemoración de tan singular efemérides. "Era, la muerte repentina, trágica, del judío, y el nacimiento esplendoroso, fulgurante, del cristiano y del apóstol". San Jerónimo lo comentaba así: "El mundo no verá jamás otro hombre de la talla de San Pablo".

Saulo, nacido en Tarso, hebreo, fariseo rigorista, bien formado a los pies de Gamaliel, muy apasionado, ya había tomado parte en la lapidación del diácono Esteban, guardando los vestidos de los verdugos "para tirar piedras con las manos de todos", como interpreta agudamente San Agustín.
De espíritu violento, se adiestraba como buen cazador para cazar su presa. Con ardor indomable perseguía a los discípulos de Jesús. Pero Saulo cree perseguir, y es él el perseguido. Thompson, en El mastín del cielo, nos presenta a Dios como infatigable cazador de almas. Y cazará a Saulo.

"Cuando Jesús se evade del grupo de sus discípulos, dice Mauriac, sube al cielo y se disuelve en la luz, no se trata de una partida definitiva. Ya se ha emboscado en el recodo del camino que va de Jerusalén a Damasco, y acecha a Saulo, su perseguidor bienamado. A partir de entonces, en el destino de todo hombre existirá ese mismo Dios al acecho".

Mientras Saulo iba a Damasco en persecución de los discípulos de Jesús, una voz le envolvió, cayó en tierra y oyó la voz de Jesús: Saulo, Saulo ¿por qué me persigues? Saulo preguntó: ¿Quién eres tú, Señor? Jesús le respondió: Yo soy Jesús a quien tú persigues. ¿Y qué debo hacer, Señor?

Pocas veces un diálogo tan breve ha transformado tanto la vida de una persona. Cuando Saulo se levantó estaba ciego, pero en su alma brillaba ya la luz de Cristo. "El vaso de ignominia se había convertido en vaso de elección", el perseguidor en apóstol, el Apóstol por antonomasia.

Desde ahora "el camino de Damasco, la caída del caballo", quedará como símbolo de toda conversión. Quizá nunca un suceso humano tuvo resultados tan fulgurantes. Quedaba el hombre con sus arrebatos, impetuoso y rápido, pero sus ideales estaban en el polo opuesto al de antes de su conversión.  En adelante únicamente Cristo será el centro de su vida.

La caída del caballo representa para Pablo un auténtico punto sin retorno. "Todo lo que para mí era ganancia, lo tengo por pérdida comparado con Cristo. Todo lo tengo por basura con tal de ganar a Cristo. Sólo una cosa me interesa: olvidando lo que queda atrás y lanzándome a lo que está delante, corro hacia la meta, hacia el galardón de Dios, en Cristo Jesús". Pablo es llamado "el Primero después del único".

La vocación de Pablo es un caso singular. Es un llamamiento personal de Cristo. Pero no quita valor al seguimiento de Pablo. En el Evangelio hay otros llamamientos personales del Señor, como el del joven rico y el de Judas Iscariote, que no le siguieron o no perseveraron. "Dios es un gran cazador y quiere tener por presa a los más fuertes" (Holzner). Pablo se rindió: "He sido cazado por Cristo Jesús". Pero pudo haberse rebelado.

Normalmente los llamamientos del Señor son mucho más sencillos, menos espectaculares. No suelen llegar en medio del huracán y la tormenta, sino sostenidos por la suave brisa, por el aura tenue de los acontecimientos ordinarios de la vida, Todos tenemos nuestro camino de Damasco. A cada uno nos acecha el Señor en el recodo más inesperado del camino.

viernes, 21 de enero de 2011

Enero 21: Beato Juan Bautista Triquerie. Sacerdote y mártir de la Primera Orden (1737‑1794). Beatificado por Pío XII el 19 de junio de 1955.


Juan Bautista Triquerie, religioso y sacerdote de la Orden de los Hermanos Menores Conventuales, hace parte del glorioso y heroico grupo de los 19 mártires de Laval, asesinados el 21 de enero de 1794 a causa de su fidelidad a la Iglesia y al Romano Pontífice. Juan Bautista se había distinguido por su celo sacerdotal y por la fiel observancia de la regla de San Francisco. Tentado con halagos y amenazas a renegar de la fe católica, declaró abiertamente: “Soy cristiano, católico, sacerdote e hijo de San Francisco y mantengo mi fe en Cristo hasta la muerte!”. Esta valiente expresión sigue siendo un programa para nosotros. Tenía 57 años cuando sufrió el martirio.
El año 1794 marcó para Laval y para toda Francia un recrudecimiento de la persecución religiosa. Las disposiciones vejatorias contra los sacerdotes, los religiosos y los fieles tomaron un aspecto de feroz represión. Catorce sacerdotes comparecieron ante la Comisión Revolucionaria del Distrito. Entre estos el Beato Juan Bautista Triquerie, sacerdote muy conocido por su santidad y por su ejemplar vida apostólica. En conjunto murieron mártires en el patíbulo 359 hombres y 102 mujeres.
A los confesores de la fe se les proponía renunciar a la religión católica. Todos rehusaron unánimemente renegar de la fe, a pesar de la promesa de salvar así su vida. Los confesores de la fe fueron conducidos al lugar del suplicio y sufrieron el martirio heroicamente al canto del Te Deum y exclamando Deo gratias!. Antes de medio día la guillotina había terminado todo. Los cuerpos de los catorce sacerdotes fueron tirados en carretas y sepultados en la llanura de Croix‑Bataille.
Los cristianos comenzaron de inmediato a rendir culto a los gloriosos mártires. Aun durante lo más recio de la persecución, ocultamente iban a sus tumbas y les oraban. La afluencia fue tanta, que las autoridades civiles se preocuparon mucho.
En 1861 en Laval se predicó una gran misión por muchos sacerdotes con gran éxito de conversiones. Como conclusión se erigió un monumento a los mártires con esta inscripción: “En esta plaza el 21 de enero de 1794 catorce heroicos sacerdotes cuyos nombres están inscritos en el Libro de la Vida, fueron invitados a escoger: o el juramento contra la Iglesia y el Papa, o el martirio; prefirieron sellar con su sangre la pureza de su fe. Ellos después de habernos enseñado a vivir bien, nos enseñaron también a morir bien para conseguir la vida eterna”. En dicha ocasión se hizo la solemne traslación de sus restos mortales y se les dio una digna sepultura.

21 de enero: Santa Inés



Santa Inés es una de las santas más populares del calendario. Una de las figuras más graciosas, una de las heroínas más cantadas por los poetas y los Santos Padres. Luego, de la poesía y la leyenda pasó al arte, desde Bernini hasta Alonso Cano.

Cada época la reproduce a su estilo, pero todos compitiendo en ensalzarla. Como la Inés de Carlos Dolci, cuya dulce hermosura y blancura de lirio nos atrae con su encanto inefable.
La devoción a Santa Inés se ha mantenido viva a través de los tiempos. La Iglesia introdujo su nombre en el canon de la Misa. Es el prototipo de la virgen fiel consagrada a Cristo, desde su más tierna edad. Su mismo nombre, pura en griego y cordera en latín, es ya un presagio.

La tierna corderita tiñó su candor virginal con la sangre del martirio a principios del siglo IV, en la persecución de Diocleciano. Inés, patricia romana, niña tan pura como su nombre, frisaba en los trece años. Su devoción, dice San Ambrosio, era superior a su edad. Su energía superaba a su naturaleza. No había en aquel cuerpecito lugar para el golpe de la espada. Pero quien no tenía dónde recibir la herida del hierro, tuvo fortaleza para vencer al mismo hierro y a los que querían dominarla.

Rehusó la mano del hijo del Prefecto de Roma, por lo que fue acusada de cristiana y juzgada. La doncellita, canta Prudencio en sus versos, caldeada ya en el amor a Cristo, resistía firmemente las seducciones de los impíos para que abandonase la fe, y ofrecía de grado su cuerpo a la tortura. San Dámaso cantó también la fidelidad de la virgen. Holló bajo sus pies las amenazas del tirano y superó, siendo niña, un inmenso terror.

¡Cuántos terrores, insiste San Ambrosio, ensayó el verdugo para asustarla! ¡Cuántos halagos y promesas para rendirla! Pero ella respondía con firmeza superior a su edad: "Injuria sería para mi Esposo el pretender agradar a otro. Me entregaré sólo a aquél que primero me eligió. ¿Qué esperas, verdugo? Perezca un cuerpo que puede ser amado por ojos que detesto".

Anuncia luego el juez un lugar más terrible para una virgen. "Haz lo que quieras, responde Inés, impávida y confiada. Cristo no olvida a los suyos. Teñirás, si quieres, la espada con mi sangre. Pero no mancillarás mis miembros con la lujuria". Despechados sus jueces, fue conducida a un lupanar público, expuesta al fuego criminal de la lujuria. Pero le crece milagrosamente la cabellera, que se derrama sobre el lirio desnudo de su cuerpo, para que ningún rostro humano profanara el templo del Señor.

Para recordar este hecho, en aquel mismo lugar, en la actual plaza Navona, se alza hasta nuestros días la iglesia de Santa Inés. Se venera aún allí una reliquia insigne de la virgen de Cristo.
Aún pasó Inés el tormento del fuego. Pero el fuego respetó el cuerpo virginal. Llegó entonces el verdugo armado con la espada. Tiembla el brazo del verdugo, recuerda San Ambrosio, su rostro palidece. Inés, entretanto, aguarda valerosa.

La Corderita lo recibió gozosa, oró brevemente, inclinó la cabeza y quedó consumado el martirio. La descripción de esta última escena es una de las más bellas páginas de Fabiola, la ejemplar novela del cardenal Wiseman. Los restos virginales fueron enterrados en la Vía Nomentana, en las llamadas catacumbas de Santa Inés. Todavía hoy, el 21 de enero de cada año, se bendicen en este lugar dos corderillos con cuya lana se teje al pallium del papa y de los arzobispos. Santa Inés sigue siendo hoy ejemplo de las jóvenes cristianas.

jueves, 20 de enero de 2011

20 de enero: San Fabián, papa, y San Sebastián, mártir

http://www.evangeliodeldia.org/

El culto de san Sebastián ha estado siempre unido al de san Fabián. Los martirologios más antiguos ponían ya juntos sus nombres y juntos permanecen aún en las Letanías de los santos.
San Sebastián, óleo del pintor Reni Guido
 ( 1575 - 1642).

No obstante las amenazas de persecución, el Papa san Fabián (236-250) organizó el cuadro religioso de la Roma cristiana, dividiendo la ciudad en siete distritos, administrados cada uno por un diácono. Fue una de las primeras víctimas de la persecución de Decio, quien lo consideraba como enemigo personal y rival suyo.

La Iglesia disfrutaba de paz en la segunda mitad del siglo III, con lo que creció mucho el número de cristianos. El resultado fue que se extendió una cierta molicie y se originaron diversas luchas intestinas entre los cristianos, como explica el historiador Eusebio. A finales del siglo la Providencia permitió una nueva persecución, de parte de Diocleciano y Maximino, que la empezaron precisamente por los miembros de las tropas. Uno de los casos más famosos fue el del soldado Sebastián.

Sebastián, hijo de familia militar y noble, era oriundo de Narbona, pero se había educado en Milán. Llegó a ser capitán de la primera cohorte de la guardia pretoriana. Era respetado por todos y apreciado por el emperador, que desconocía su cualidad de cristiano. Cumplía con la disciplina militar, pero no participaba en los sacrificios idolátricos. Además, como buen cristiano, ejercitaba el apostolado entre sus compañeros, visitaba y alentaba a los cristianos encarcelados por causa de Cristo.

Esta situación no podía durar mucho. Fue denunciado al emperador. Maximino lo llamó, le afeó su conducta y le obligó a escoger entre ser su soldado o seguir a Jesucristo. Sebastián no dudó, escogió la milicia de Cristo. Desairado el emperador, le amenazó de muerte.

El cristiano Sebastián, convertido en soldado de Cristo por la confirmación, se mantuvo firme en su fe. Entonces, enfurecido Maximino, lo condenó a morir asaeteado. Los sagitarios lo llevaron al estadio, lo desnudaron, lo ataron a un poste y lanzaron sobre él una lluvia de saetas. Y lo dejaron allí por muerto.

Según el relato de su martirio, sus amigos que estaban al acecho, se acercaron y al ver que aún estaba vivo, lo recogieron, y lo llevaron a casa de una noble cristiana romana, llamada Irene, que lo mantuvo escondido en su casa y le curó las heridas hasta que quedó restablecido.

Le aconsejaban sus amigos que se ausentara de Roma, pero no quiso Sebastián, pues ya se había encariñado con la idea del martirio.

Se presentó inesperadamente ante el emperador, que quedó desconcertado, pues lo daba por muerto. Sebastián le reprochó con energía su conducta por perseguir a los cristianos. Maximino mandó que lo azotaran hasta morir. Los soldados cumplieron esta vez sin errores el encargo y tiraron su cuerpo en un lodazal. Los cristianos lo recogieron y lo enterraron en la Vía Apia, en la célebre catacumba que lleva el nombre de San Sebastián.

El culto a San Sebastián es muy antiguo. Es invocado contra la peste y contra los enemigos de la religión. Es uno de los santos más populares y de los que tiene más imágenes y más iglesias dedicadas. Es llamado el Apolo cristiano, uno de los santos más reproducidos por el arte, pues como el martirio lo presenta con el torso desnudo y cubierto de flechas, tenían los artistas más campo de acción. Pero la belleza estaba sobre todo en su alma, en su inquebrantable fidelidad a Cristo, que él prefirió a todas las ventajas y prestigios humanos, que le ofrecía el emperador.

San Ambrosio, que luego sería arzobispo de Milán, fue su gran panegirista: "Aprovechemos el ejemplo del mártir San Sebastián. Era oriundo de Milán y marchó a Roma en tiempo en que la fe sufría allí una terrible persecución. Allí padeció, mejor dicho, allí fue coronado".

En el cielo goza de doble aureola de mártir, pues padeció doble martirio, suficiente cada uno de ellos para alcanzar la corona de la gloria. Su generosidad en arrostrarlo por segunda vez es un ejemplo para todos.

miércoles, 19 de enero de 2011

Avanza reconstrucción de la Iglesia de San Clemente en Pisco


•Cáritas del Perú inaugura obras en colegios afectados por terremoto de 2007

LIMA, 19 Ene. 11 / 02:49 am (ACI)

Así quedó la Iglesia de San Clemente después del terremoto en Pisco el año 2007
(Foto: http://www.panoramio.com/)

Los pobladores de Pisco al sur de Lima (Perú) ven con esperanza el avance de la construcción de la nueva Iglesia San Clemente, uno de los templos destruidos en el sismo de 2007 que devastó la región.

Las obras de la nueva Iglesia Parroquial San Clemente, destruida casi en su totalidad por el terremoto del 15 de agosto de 2007, han avanzado en un 35 por ciento.

Según un comunicado del Arzobispado de Lima del 17 de enero, ya se han construido los muros de la Iglesia, sus placas, columnas y vigas de concreto que alcanzan una altura equivalente a una edificación de cuatro pisos.

El sismo dejó más de 500 muertos, 50 de las cuales participaban de la Misa en la Iglesia de San Clemente al momento del terremoto, el Arzobispo de Lima, Cardenal Juan Luis Cipriani, se comprometió a reconstruir el templo.

Para financiar las obras, desde octubre del 2010 se realizan colectas parroquiales los últimos domingos de cada mes.

Los fieles también pueden depositar su donación en las cuentas de los bancos Scotiabank (en Nuevos Soles) 000-3086607 y BCP (en Dólares) 191-0303030-009, a nombre del Arzobispado de Lima.

Más información: www.arzobispadodelima.org

CÁRITAS INAUGURÓ MÓDULOS PARA DAMNIFICADOS

Como parte del proceso de reconstrucción de las zonas afectadas por el terremoto ocurrido el 15 de agosto del 2007 en el departamento de Ica, Cáritas del Perú inauguró 78 módulos de vivienda para las familias damnificadas en el distrito de Humay, provincia de Pisco, para lo que contó con el apoyo de Cáritas Luxemburgo.
Según señala la nota de prensa, en la ceremonia de inauguración y bendición de las viviendas estuvieron presentes el Obispo de Ica, Mons. Héctor Eduardo Vera Colona; el Secretario General de Cáritas del Perú, Ing. Jorge Lafosse Quintana; el Alcalde del distrito de Humay, Claudio Pillaca; la Responsable de la Unidad de Cooperación Internacional de Cáritas, Jennifer Bonilla; así como las familias beneficiarias y el equipo técnico de emergencia de Cáritas Ica.
El coordinador del proyecto, Luis Peña, señaló que la "reconstrucción integral del distrito de Humay consiste no sólo en la construcción de módulos de vivienda, sino también en el fortalecimiento de prácticas saludables (construcción de cocinas mejoras y baños ecológicos), de un sistema de vigilancia para el control nutricional, así como de la implementación de módulos productivos como la crianza de cuyes y el cultivo de biohuertos".
Hasta la fecha, en las zonas afectadas por el terremoto del pasado 15 de agosto de 2007 al Sur del Perú, se han construido 961 viviendas de quincha, adobe y albañilería en los departamentos de Lima, Ica y Huancavelica.
Vista aérea de la Iglesia de San Clemente de Pisco.
(Foto: http://www.panoramio.com/)


Enero 19: Santa Eustoquia Calafato de Mesina. Virgen de la Segunda Orden (1434‑1486) Fundadora del monasterio de Montevergine. Canonizada por Juan Pablo II el 11 de junio de 1988


Nació en Mesina el 25 de marzo de 1434, hija de los condes Berardo Colafati y Matilde Colonna. Aprendió de su madre, fervorosa cristiana y entusiasta del franciscanismo, las primeras oraciones, el amor al sacrificio, a las buenas obras y al Crucificado; discípula del Beato Mateo de Agrigento, de San Bernardino de Siena, de San Juan de Capistrano y de San Jaime de la Marca, que volvieron a los hijos de San Francisco a la observancia de la regla y fueron los artífices del “siglo de oro del franciscanismo”.

En 1444 su padre la prometió en matrimonio a un joven noble, pero éste murió muy precozmente; luego, a un viudo de edad avanzada, quien también murió repentinamente antes de que se realizara el proyecto. Entretanto el Esposo celestial la atraía suave y fuertemente a sí, y ella, fortalecida con la oración y la penitencia, decidió dejar el mundo para consagrarse por entero al Señor en la vida religiosa. En 1449, superadas fuertes resistencias de sus familiares, fue admitida entre las Clarisas de S. María de Basicò cerca de Mesina. Desde novicia se distinguió por eminentes cualidades de mente y de corazón. Recorrió con entusiasmo el arduo itinerario de la perfección seráfica. Para guiar la comunidad a la genuina observancia de la regla, decidió fundar un nuevo monasterio. Con la ayuda de sus familiares y de los bienhechores en Montevergine, llevó a cabo la fundación cerca de Mesina, acompañada de un buen grupo de jóvenes que con ella habían decidido consagrar su vida al esposo celestial. Eustoquia había pasado once años en el antiguo monasterio.

La austera Regla de Santa Clara no era seguida por todas las cohermanas. Al comenzar la nueva fundación se puso en sintonía con la reforma para un retorno a las fuentes del franciscanismo, iniciada por San Bernardino de Siena y seguida luego por Santa Coleta, San Pedro de Alcántara y Santa Teresa de Avila. Permaneció como Abadesa y madre de sus cohermanas hasta su muerte y así pudo dar una fisonomía auténticamente franciscana a la nueva fundación.

Guió a la comunidad hacia la perfección de la caridad, con prudencia, solicitud y bondad. Con el ejemplo y las exhortaciones, incitaba a todas al amor de la Cruz, de la pobreza y de la perfección seráfica. Mesina estaba totalmente entusiasmada con su Santa y con el Monasterio de Montevergine, jardín de santidad y perfección, y con los singulares carismas, visiones y curaciones, con que Jesús había exaltado a su esposa fiel. Cuando el celestial esposo la llamó a las bodas eternas, el 20 de enero de 1485, ella salió a su encuentro con la lámpara encendida, rodeada de sus cincuenta cohermanas que recibieron su preciosa herencia.

martes, 18 de enero de 2011

17 de enero: San Antonio Abad

 
Conocemos la vida del abad Antonio, cuyo nombre significa "floreciente" y al que la tradición llama el Grande, principalmente a través de la biografía redactada por su discípulo y admirador, san Atanasio, a fines del siglo IV.


San Antonio Abad,
por Francisco de Zurbarán.

Este escrito, fiel a los estilos literarios de la época y ateniéndose a las concepciones entonces vigentes acerca de la espiritualidad, subraya en la vida de Antonio -más allá de los datos maravillosos- la permanente entrega a Dios en un género de consagración del cual él no es históricamente el primero, pero sí el prototipo, y esto no sólo por la inmensa influencia de la obrita de Atanasio.

En su juventud, Antonio, que era egipcio e hijo de acaudalados campesinos, se sintió conmovido por las palabras de Jesús, que le llegaron en el marco de una celebración eucarística: "Si quieres ser perfecto, ve y vende todo lo que tienes y dalo a los pobres...".

Así lo hizo el rico heredero, reservando sólo parte para una hermana, a la que entregó, parece, al cuidado de unas vírgenes consagradas.

Llevó inicialmente vida apartada en su propia aldea, pero pronto se marchó al desierto, adiestrándose en las prácticas eremíticas junto a un cierto Pablo, anciano experto en la vida solitaria.

En su busca de soledad y persiguiendo el desarrollo de su experiencia, llegó a fijar su residencia entre unas antiguas tumbas. ¿Por qué esta elección?. Era un gesto profético, liberador. Los hombres de su tiempo -como los de nuestros días - temían desmesuradamente a los cementerios, que creían poblados de demonios. La presencia de Antonio entre los abandonados sepulcros era un claro mentís a tales supersticiones y proclamaba, a su manera, el triunfo de la resurrección. Todo -aún los lugares que más espantan a la naturaleza humana - es de Dios, que en Cristo lo ha redimido todo; la fe descubre siempre nuevas fronteras donde extender la salvación.
 
Pronto la fama de su ascetismo se propagó y se le unieron muchos fervorosos imitadores, a los que organizó en comunidades de oración y trabajo. Dejando sin embargo esta exitosa obra, se retiró a una soledad más estricta en pos de una caravana de beduinos que se internaba en el desierto.

No sin nuevos esfuerzos y desprendimientos personales, alcanzó la cumbre de sus dones carismáticos, logrando conciliar el ideal de la vida solitaria con la dirección de un monasterio cercano, e incluso viajando a Alejandría para terciar en las interminables controversias arriano-católicas que signaron su siglo.

Sobre todo, Antonio, fue padre de monjes, demostrando en sí mismo la fecundidad del Espíritu. Una multisecular colección de anécdotas, conocidas como "apotegmas" o breves ocurrencias que nos ha legado la tradición, lo revela poseedor de una espiritualidad incisiva, casi intuitiva, pero siempre genial, desnuda como el desierto que es su marco y sobre todo implacablemente fiel a la sustancia de la revelación evangélica. Se conservan algunas de sus cartas, cuyas ideas principales confirman las que Atanasio le atribuye en su "Vida".

Antonio murió muy anciano, hace el año 356, en las laderas del monte Colzim, próximo al mar Rojo; al ignorarse la fecha de su nacimiento, se le ha adjudicado una improbable longevidad, aunque ciertamente alcanzó una edad muy avanzada.

La figura del abad delineó casi definitivamente el ideal monástico que perseguirían muchos fieles de los primeros siglos.

No siendo hombre de estudios, no obstante, demostró con su vida lo esencial de la vida monástica, que intenta ser precisamente una esencialización de la práctica cristiana: una vida bautismal despojada de cualquier aditamento.

Para nosotros, Antonio encierra un mensaje aún válido y actualísimo: el monacato del desierto continúa siendo un desafío: el del seguimiento extremo de Cristo, el de la confianza irrestricta en el poder del Espíritu de Dios.
 

Enero 18: Beato Manuel Domingo y Sol.

http://www.franciscanos.net/santoral/diario/01enero18.htm

Enero 18: Beato Manuel Domingo y Sol. Sacerdote de la Orden Franciscana Seglar (1836‑1909). Fundador de los Sacerdotes operarios del Sagrado Corazón de Jesús. Beatificado por Juan Pablo II el 29 de marzo de 1987.


Nacido en Tortosa (Tarragona, España) el 1 de abril de 1836, en un período de intensas luchas políticas y anticlericales, de sus padres aprendió el amor a la Eucaristía y a los pobres. Entró al seminario a los 15 años y fue ordenado sacerdote el 2 de junio de 1860. Párroco 2 años, se dedicó luego a la catequesis y a la predicación. Por petición de su obispo se doctoró en Teología en la Universidad de Valencia. Trabajó a favor de la juventud con la enseñanza religiosa en las escuelas, combatió los errores con la difusión de impresos, fue director espiritual de numerosas personas, se ocupó de los obreros, fundó la “Juventud Católica”, promovió el culto eucarístico, tuvo especial cuidado de los pobres. Expresión de su profunda humanidad y de su celo sacerdotal son las 4630 cartas suyas que se conservan.
Su encuentro con Ramón Valero le dio un impulso para su actividad característica, las vocaciones eclesiásticas, para las cuales vio la necesidad de proveer sedes adecuadas. Fundó diversos colegios en España y Portugal, y el Colegio español en Roma. Para la dirección de estos seminarios, “movido por inspiración clara, sensible y sobrenatural”, en 1881 fundó la Congregación de los Operarios Diocesanos del Sagrado Corazón”. Fue especialmente amigo de las Clarisas.
Murió a la edad de 73 años, agobiado, más por los trabajos que por la edad.


lunes, 17 de enero de 2011

"MENSAJES FRANCISCANOS" en Radio Santa Rosa

El programa radial "Mensajes fraciscanos" se difunde todos los martes y jueves de 3 a 4 p.m. a través de Radio Santa Rosa (1500 AM) y también en tiempo real a través de Internet en: www.radiosantarosa.com.pe

"Mensajesfranciscanos", semana a semana difunde noticias de actualidad franciscana y comentarios a la luz del Evangelio y del franciscanismo. El programa es dirigido y conducido por Fray Abel Pacheco Sánchez OFM, acompañado en la cabina de locución por Fray Rafael Tito, José Ramírez, Cayetano Villavicencio Wener y el periodista Nivardo Córdova Salina -de Prensa Franciscana del Perú-.

El programa radial se difunde gracias al auspicio de Importaciones Hiraoka (http://www.hiraoka.com.pe/) El Milagro Ediciones (docenovi@hotmail.com) y Museo San Francisco de Lima y Catacumbas (http://www.museocatacumbas.com/).
Fray Rafael Tito y Fray Abel Pacheco Sánchez, conductores del programa radial "Mensajes franciscanos".


En la cabina de locución de Radio Santa Rosa.

Durante la lectura del Evangelio del día en "Mensajes franciscanos".

Periodista José Ramirez, entusiasta colaborador de "Mensajes franciscanos".













Enero 17: Beato José Nascimbeni. Sacerdote de la Tercera Orden (1851‑1922).


Beato José Nascimbeni (imagen: oremosjuntos.com)
Enero 17: Beato José Nascimbeni. Sacerdote de la Tercera Orden (1851‑1922). Fundador de las Hermanitas de la S. Familia. Beatificado por Juan Pablo II en Verona el 17 de abril de 1988.

José Nascimbeni nació en Torri del Benaco (diócesis y provincia de Verona) el 22 de marzo de 1851, hijo de Antonio y Amadea Sartori. Su padre era carpintero y su madre ama de casa. Familia modesta económicamente, pero religiosamente rica. Estudió las primeras letras en su pueblo natal, luego en el Colegio de los Jesuitas de Verona, finalmente en el Seminario diocesano. Ordenado Sacerdote el 9 de agosto de 1874. Nombrado maestro y vicario cooperador en San Pedro di Lavagno, luego en Castelletto, de donde vino a ser párroco en 1885. Durante 37 años ejerció como párroco de dicho lugar, desempeñando una intensa actividad pastoral y social, sobre todo a favor de los jóvenes, los enfermos y los pobres. Tuvo especial cuidado de los moribundos, a quienes auxiliaba con los sacramentos. Obtuvo para su población los servicios de correo, telégrafo y acueducto. Durante la primera guerra mundial se prodigó en la asistencia a los soldados. Para atender a las necesidades del pueblo con “las obras de caridad espiritual y corporal”, fundó el 4 de noviembre de 1892 las Hermanitas de la S. Familia, con la colaboración de la sierva de Dios María Dominga Mantovani, para colaborar en las actividades parroquiales y en la asistencia a los enfermos.
El 31 de diciembre de 1916, mientras celebraba la Eucaristía, sufrió una hemiplejía izquierda, enfermedad que sobrellevó con admirable paciencia y fe, hasta el 21 de enero de 1922, fecha de su muerte. Tenía 71 años de edad. Sus últimas palabras fueron: "!Viva la muerte porque es el principio de la vida!”.

Benedicto XVI visitará Asís el próximo mes de octubre


Durante el primer Ángelus del año, Benedicto XVI reiteró la necesidad de paz y de libertad religiosa en el mundo, amenazadas por los extremismos laicistas y fundamentalistas y anunció el encuentro que en octubre reunirá en Asís, a los líderes de las diversas confesiones cristianas y de todas las tradiciones religiosas del mundo, en memoria del gesto histórico que cumplió su predecesor Juan Pablo II, hace 25 años, por la causa de la paz.
El Papa se refirió a las dos tendencias opuestas que se dan en torno a la religión: por una parte, el laicismo que con frecuencia de manera encubierta, margina la religión para limitarla a la esfera privada; por la otra, el fundamentalismo, que en cambio quisiera imponerla a todos por la fuerza.
El Papa recordó que en realidad, Dios llama hacia sí a la humanidad con un designio de amor que mientras involucra a toda la persona en su dimensión natural y espiritual, requiere ser correspondida en términos de libertad y de responsabilidad individual y comunitaria. “Allí donde se reconoce efectivamente la libertad religiosa- subrayó el Santo Padre- la dignidad de la persona humana es respetada en su raíz y, a través de una sincera búsqueda de lo verdadero y del bien, se consolida la conciencia moral y se refuerzan las mismas instituciones y la convivencia civil. Por ello, la libertad religiosa es la vía privilegiada para construir la paz”.
"En el próximo mes de octubre, anunció, iré como peregrino a la ciudad de San Francisco, invitando a unirse en este camino a los hermanos cristianos de las diversas confesiones, a los exponentes de las tradiciones religiosas del mundo e, idealmente, a todos los hombres de buena voluntad, con el fin de hacer memoria de aquel gesto histórico querido por mi predecesor y renovar solemnemente el compromiso de los creyentes de cada religión de vivir la propia fe religiosa como servicio por la causa de la paz. Quien está en camino hacia Dios no puede sino transmitir paz, quien construye paz no puede sino acercarse a Dios".