Buscar en la Página

RADIO FRANCISCANA

VIDEOS FRANCISCANOS

Loading...

miércoles, 31 de agosto de 2011

Fotos de reliquias de Santa Teresita del Niño Jesús en San Francisco de Lima














Frases de Santa Teresita del Niño Jesús

- "Para acercarse a Dios es necesario ser tan pequeña...

- "No me arrepiento de haberme entregado al amor".

- "Dios mío, por vuestro amo, lo acepto todo..."

- "A pesar de mi extremada pequeñez me atrevo a mirar fijamente al sol divino..."

- "El único bien consiste em amar a Dios con todo el corazón y en ser pobre de espíritu..."

- "No conozco más que un medio para llegar a la perfección: el amor".

- "Las obras, aún las más extraordinarias, no son más que nada sin amor".

- Cuanto más quiere uno entregarse al amor, tanto más debe someterse al sufrimiento".

- "Quisiera pasar mi cielo haciendo el bien en la tierra".

- "Amar y ser amado, y volver a la tierra para hacer amar al amor".

- "Ya sólo una cosa sé, Jesús mío: AMARTE".

Reliquias de Santa Teresita del Niño Jesús en templo San Francisco de Lima

Relicario (1923) de Santa Teresita del Niño Jesús
(foto: webs.ono.com/carrioncondes/tlisieux.htm
Prensa Franciscana del Perú.- Hoy, de 2 a 4 pm. las reliquias de Santa Teresita del Niño Jesús, Doctora de la Iglesia podrán visitarse en el interior de la Iglesia de San Francisco de Lima, donde la Provincia Franciscana de los XII Apóstoles del Perú le tributará el merecido homenaje a nombre de los franciscanos del Perú. A las 3 pm. se celebrará una misa.
Como se sabe, las reliquias de la santa arribaron al Perú el día de ayer 30 de agosto al aeropuerto "Jorge Chávez" y recorrerán varias ciudades peruanas hasa el 30 de noviembre, en el marco de los 100 años de la presencia en el Perú (1911-2011) de la Orden de los Carmelitas Descalzos y a iniciativa de la familia carmelitana.
Esta peregrinación que se denomina "En misión por el Perú", incluye el recorrido por las comunidades del sur en setiembre, las del centro en octubre y las del norte en noviembre.
Según informa el portal de la Diócesis del Callao, la iniciativa de traer las reliquias de Santa Teresita del Niño Jesús (Alençon, 2 de enero de 1873 - Lisieux, 30 de septiembre de 1897) comenzó con la solicitud al rector de la Basílica Teresiana de Lisieux. La respuesta fue rápida y expresaba la disponibilidad para que se hagan presentes por primera vez en Perú, con presencia misionera y con tiempo suficiente para peregrinar por una buena parte de nuestra geografía.
En el recorrido, visitará las comunidades carmelitas, monasterios, institutos de vida consagrada y parroquias en las jurisdicciones eclesiásticas de Abancay, Arequipa, Ayacucho, Callao, Carabayllo, Chiclayo, Chimbote, Chosica, Chuquibamba, Cusco, Huacho, Huancayo, Huancavelica, Ica, Lima, Lurín, Piura, Trujillo, Puno, Tacna-Moquegua y Yauyos.
Con sus reliquias se hace presente Teresa misma: su persona, su espiritualidad, su amor a la Iglesia, su mensaje espiritual. A través de esta visita se busca que los fieles conozcan y redescubran el evangelio vivo de su doctrina, basado en el amor y la confianza. Si desea conocer más de la visita de las Reliquias de Santa Teresita del Niño Jesús, puede llamar al teléfono: 461-5825 o visitar el sitio
web:
http://www.carmelitasperu.com/.



Arzobispado depositó más de 7 mil cartas en Santuario de Santa Rosa


Más de siete mil cartas con agradecimientos y deseos que enviaron ciudadanos de todo el mundo al buzón virtual del Arzobispado de Lima, fueron depositadas en el pozo del Santuario de Santa Rosa de Lima, ubicado en el centro de Lima.
Las cartas enviadas al correo electrónico grupo_santarosa@hotmail.com llegaron  de Polonia, Alemania, Filipinas, Italia y otros países del mundo, donde las personas tienen una especial devoción por la primera Santa de América, así lo dio a conocer el Padre Miguel Ángel Vassallo, director del Centro de Formación Vocacional ‘Casa de Nazareth’ del Arzobispado de Lima - Santa Rosa de Lima, quién estuvo encargado de administrar el buzón virtual.
El Padre Vassallo explicó que este buzón fue abierto precisamente para quienes se les es imposible viajar a Lima por esta fecha, en la que se celebra el día de Santa Rosa de Lima y que tradicionalmente los fieles depositan sus peticiones en el pozo de los deseos del Santuario de Santa Rosa.
Asimismo expresó su sorpresa por la cantidad de mensajes que llegan, en el que las personas confían en la santa peruana.
Peregrinación al Santuario de Santa Rosa
Numerosos jóvenes participaron de una peregrinación al Santuario de Santa Rosa de Lima. El Centro de Promoción Vocacional los convocó en la madrugada del 30 de agosto en la plaza municipal de Barranco, desde donde partieron hacia el santuario de Santa Rosa de Lima, ubicado en el Centro de Lima, para venerar a la santa limeña por su día.
Movidos por su fe, las personas rezaron el Santo Rosario durante su camino y animaron por varias avenidas agradeciendo los milagros concedidos. Durante el recorrido, otros fieles iban sumándose a la peregrinación, mientras que todos en conjunto rezaban el Santo Rosario.
 

JMJ: Una experiencia de gracia

www.fratefrancesco.org

Por Fray Antonio J. Royo Tomás



No todos los lectores de esta revista habéis podido participar en vivo y en directo de lo que estos días tan especiales ha sucedido en Madrid. Gracias a Dios, los medios de comunicación cubrieron dignamente muchos de los momentos centrales de la JMJ. Sin embargo dicha cobertura mediática no llega, ni de lejos, a proporcionar la vivencia personal de encontrarse en medio de una multitud de jóvenes con ganas de cantar, bailar, orar, y expresar de forma sencilla y espontánea su fe en Jesucristo y su amor a la Iglesia, representada en ese momento en la figura del Papa.
Ni el fuerte calor del agosto madrileño, ni la típica tormenta de verano, pasajera pero aparatosa, fueron en ningún momento de la JMJ un impedimento para expresar al Papa el gran cariño que le tenemos todos los católicos. La serenidad y paciencia con la que los jóvenes soportaron la tormenta durante la Vigilia de Cuatro Vientos, el sábado 20 por la noche, son, a mi entender, todo un símbolo de lo que le sucede a la Iglesia frente a las hostigaciones del maligno. Ninguna homilía podría grabar tan fuertemente en el corazón de los participantes de esa Vigilia lo que el Evangelio de aquel domingo XXI del tiempo ordinario nos recordaba: “… Tú eres Pedro, y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia, y el poder del infierno no la derrotará”. (Mt 16, 18)
Baste este pequeño recuerdo de lo que tan sólo fue una anécdota de esos días para que todos vosotros, queridos lectores de Antena Conventual, reviváis lo mucho que supuso de gracia la celebración de la Jornada Mundial de la Juventud. Como suele suceder en todo lo humano, salvo las excepciones que el poder divino tenga a bien, cada uno habrá obtenido una gracia proporcional a su entrega. No es necesario haber participado físicamente en la JMJ para acabar beneficiándose de tanta gracia. Quien haya hecho de ello un motivo fuerte de oración en el tiempo en que se preparaba la JMJ o durante el desarrollo de la misma, seguramente habrá recibido el ciento por uno. Quien no quiso enterarse, muy probablemente se ha perdido sus frutos.

Algunos datos de los conventuales
Como ya sabéis por anteriores entregas, los Franciscanos Conventuales no hemos querido quedarnos al margen de esta JMJ. Ni a nivel de España, ni a nivel mundial. De hecho, entre nuestro Colegio San Buenaventura, la parroquia Ntra. Sra. del Rosario, el colegio Ntra. Sra. del Sagrado Corazón de las Franciscanas del Espíritu Santo (o de Montpelier) y las veintisiete familias del barrio que brindaron generosamente su casa, su tiempo y sus desvelos para acoger a peregrinos, hemos acogido a unos mil seiscientos cincuenta peregrinos; todos ellos pertenecientes a ámbitos pastorales más o menos vinculados con nuestra Orden y provenientes de treinta y cuatro países. De entre todos estos peregrinos unos ciento treinta y cuatro éramos frailes, dieciocho eran profesos temporales estudiantes de teología, veintitrés postulantes y veintidós, religiosas.
Por unos días el campo de fútbol del Colegio se convirtió en aparcamiento para unos dieciséis autobuses; hubo que instalar seis duchas en la parroquia y treinta y seis en el colegio que completaran la dotación fija, que es de treinta y siete; también hubo que usar cada rincón del colegio para que todos estos peregrinos tuvieran un trocito de suelo en el que poder dormir, desde las aulas normales hasta las salas de catequesis y el salón de actos. En el patio instalamos un escenario cuadrado de metro veinte de alto y diez metros de lado, imprescindible para la celebración de la Eucaristía del sábado por la mañana y para la actuación del grupo francés del que más adelante os hablaré.
En definitiva la Provincia de España de los Franciscanos Conventuales ha realizado un esfuerzo considerable para acoger este gran acontecimiento y estamos muy satisfechos de ello. Más discreta ha sido, sin embargo, la participación de nuestros jóvenes españoles; nada que ver con el número de italianos y franceses, que fueron, con mucho, los más numerosos. Nuestros peregrinos participantes en la JMJ han sido dieciocho navarros, otros dieciocho palentinos, cuatro barceloneses y dos vallisoletanos. La falta de jóvenes españoles de la mayor parte de nuestras presencias merece un buen análisis que detecte en qué estamos fallando. Ojalá que éste pueda ser un fruto de la JMJ para los Conventuales de España.
Además de los peregrinos normales, hemos de reseñar la importantísima labor de los voluntarios que tanto han colaborado para el éxito de estas Jornadas. Además de los catorce voluntarios italianos, los dos austríacos y los siete colombianos, también formaron parte de este grupo doce alumnos del Colegio San Buenaventura, una profesora, tres ex alumnos, cinco barceloneses, cuatro vallisoletanos, dos de Tarancón, un palentino, un valenciano, y veintiún feligreses del barrio. Esta ha sido nuestra modesta participación en ese inmenso grupo de casi treinta mil voluntarios que han hecho posible la JMJ de Madrid.


Los encuentros con el Papa
No cabe ninguna duda de que los participantes en la JMJ vivíamos las emociones más fuertes cuando, de la mano del sucesor de Pedro, escuchábamos palabras de vida y aliento como si de labios del mismo Cristo salieran. No corresponde a este espacio y momento recorrer todo lo dicho por nuestro querido Benedicto XVI. Sin embargo no me resisto a llamar vuestra atención sobre alguna de sus palabras.
En la homilía de la Vigilia en Cuatro Vientos, decía el Papa: “Sí, queridos amigos, Dios nos ama. Ésta es la gran verdad de nuestra vida y que da sentido a todo lo demás. No somos fruto de la casualidad o la irracionalidad, sino que en el origen de nuestra existencia hay un proyecto de amor de Dios. Permanecer en su amor significa entonces vivir arraigados en la fe, porque la fe no es la simple aceptación de unas verdades abstractas, sino una relación íntima con Cristo que nos lleva a abrir nuestro corazón a este misterio de amor y a vivir como personas que se saben amadas por Dios”.
Y en la homilía de la Eucaristía final, decía: “Os pido, queridos amigos, que améis a la Iglesia, que os ha engendrado en la fe, que os ha ayudado a conocer mejor a Cristo, que os ha hecho descubrir la belleza de su amor. Para el crecimiento de vuestra amistad con Cristo es fundamental reconocer la importancia de vuestra gozosa inserción en las parroquias, comunidades y movimientos, así como la participación en la Eucaristía de cada domingo, la recepción frecuente del sacramento del perdón, y el cultivo de la oración y meditación de la Palabra de Dios”.
Y, finalmente, en su encuentro con los voluntarios, decía algo que vale para la vida de cualquier cristiano, porque seguir a Cristo es asumir que vivimos para servir: “En cierto sentido, habéis hecho realidad las palabras del Señor: «Si uno quiere ser el primero, sea el último de todos y el servidor de todos» (Mc 9,35). Tengo la certeza de que esta experiencia como voluntarios os ha enriquecido a todos en vuestra vida cristiana, que es fundamentalmente un servicio de amor. El Señor trasformará vuestro cansancio acumulado, las preocupaciones y el agobio de muchos momentos en frutos de virtudes cristianas: paciencia, mansedumbre, alegría en el darse a los demás, disponibilidad para cumplir la voluntad de Dios. Amar es servir y el servicio acrecienta el amor. Pienso que es éste uno de los frutos más bellos de vuestra contribución a la Jornada Mundial de la Juventud. Pero esta cosecha no la recogéis solo vosotros, sino la Iglesia entera que, como misterio de comunión, se enriquece con la aportación de cada uno de sus miembros”.


La experiencia de las catequesis y de los actos culturales.
Otros de los momentos que nos hicieron vibrar con especial intensidad fueron las catequesis con los obispos y los actos culturales a los que pudimos asistir. Tuvimos ocasión de descubrir unos pastores que están cercanos y que tienen auténtico interés en responder a las preguntas de los jóvenes de hoy. No son muchas las ocasiones en las que los jóvenes pueden plantear sus preguntas directamente a los obispos. La JMJ lo posibilita. Allí escuchamos sus enseñanzas y pudimos beneficiarnos de su sabiduría. Quien no se dejó llevar por el sueño o el cansancio pudo realmente aprender y reafirmar su fe.
Generalmente después de las Eucaristías presididas por los obispos también había ocasión de escuchar testimonios a veces increíbles de conversiones y de procesos vocacionales. ¡Cuántas vueltas, caídas y palos han tenido que experimentar algunos para llegar a reconocer que sólo en Cristo hay salvación y Vida verdadera!
Y de entre todos los actos culturales que hubo en aquellos días, permitidme que recuerde con especial emoción el llevado a cabo por unos ciento cincuenta peregrinos franceses. Se representó dos veces, una en el patio del colegio para nuestros propios jóvenes y feligreses del Batán, y otra vez en la Iglesia Santa Clara para todo aquel peregrino de la JMJ que quisiera acudir. En las dos ocasiones brilló la presencia fuertemente evocadora de la vida del pobre de Asís que, por la vía de la desapropiación y la vivencia literal del Evangelio, llegó a vivir en armonía con la creación, en comunión con todo hombre y en íntima unión con Cristo. La belleza de la música en vivo, los juegos de luces, la experiencia de los actores y los detalles de vestuario eran suficientes para hacer de ello un espectáculo impresionante; sin embargo, lo mejor de esos momentos se percibía en la profunda vivencia espiritual de cada “actor”. No estaban actuando, estaban recreando la experiencia de Francisco y sus primeros hermanos. Toda su labor estaba dirigida a suscitar en nosotros una oración de alabanza a Dios por la vida y obra de San Francisco de Asís. Y ciertamente lo consiguieron.


¿Y ya todo se acabó?
Pues no. Estoy convencido de que ahora comienza lo bueno: los frutos de la JMJ. Como anticipo sólo os traslado un pequeño comentario que me hacía una voluntaria. Me decía: “¡Cuánta sed de Dios hay en la gente y no se habían dado cuenta hasta ahora! Hay personas que me han dicho que tenemos que formarnos, que hemos de profundizar en todo lo que el Papa nos ha dicho”.
En palabras del director ejecutivo de la Jornada Mundial de la Juventud "estos días serán el punto de partida de la renovación espiritual de los jóvenes de Madrid, de España y de todo el mundo: ahora es tiempo de leer y releer los bellos mensajes que nos ha dejado el Papa, de desarrollar las preguntas vocacionales que muchos se han hecho durante estos días, de incorporar a la práctica habitual de vida cristiana la práctica de la confesión, a la que muchos se han acercado estos días”.
Es verdad, algo ha pasado en Madrid, y va a haber un antes y un después de la JMJ.
Gracias a Dios, edificados y arraigados en Cristo, hoy todos estamos más firmes en la fe.


Testimonio de tres jóvenes franceses sobre la JMJ
 JMJ: Las tres palabras que han dado sentido a mi vida como cristiano. Este viaje fue una oportunidad para mí de volver a conectar con Cristo. En mi vida yo a veces dudo y me hacen preguntas y me presentan dudas acerca de mi fe. Pero en este viaje, Cristo me dio la esperanza y la confianza en Él. Ir con los Franciscanos Conventuales ha sido una aventura única para mí y un recomenzar a pleno pulmón. Emeric, orgulloso de ser cristiano.

Jornada Mundial de la Juventud, puedo decir que he visto a la iglesia. Una Iglesia joven, viva, alegre y decidida, siguiendo a un Papa no menos confiado y determinado. Más allá del calor, las tormentas, y manifestaciones, he visto que podemos afrontar las dificultades con y para Cristo. Jornada Mundial de la Juventud, ¿un importante encuentro católico? En efecto, y mucho más que eso, una expresión de gracias dadas por Jesús a los jóvenes que le buscan, más allá de límites y obstáculos. Quentin.

Lo más importante de la Jornada Mundial de la Juventud ha sido ver hasta dónde llega la bondad de Dios para con los hombres (todos los pequeños y grandes servicios de los unos por los otros en lo necesario y a veces sólo para agradar).
También, he visto levantarse a la Iglesia del mundo entero... ¡los jóvenes han partido a todas las partes del mundo! Luego, ¡cuando se sumen todos los que estaban ausentes...! ¡Yo no estoy ya solo! A.
 

Agosto 31: Beato Pedro de Ávila.

Sacerdote y mártir en el Japón, de la Primera Orden (1592‑1622). Beatificado por Pío IX el 7 de julio de 1867.
Pedro de Avila nació en Palomero, cerca de Avila, España. En 1515 en Avila había nacido Santa Teresa de Jesús, Virgen y Doctora de la Iglesia, ilustre carmelitana, que hizo grandes progresos en el camino de la perfección. Tuvo revelaciones místicas. Sufrió muchas tribulaciones por la reforma de su Orden, pero salió victoriosa. Escribió libros de profunda doctrina, fruto de sus experiencias místicas. Murió el 4 de octubre de 1582. Diez años después, en 1592 cerca de Avila nace Pedro, quien siguió el ideal franciscano a ejemplo de San Pedro de Alcántara, consejero espiritual de Santa Teresa.
Eran evidentes en el niño y adolescente Pedro las especiales dotes de inteligencia y bondad de ánimo, el cual, siendo aún joven, decidió seguir el llamamiento del Señor que lo quería Hermano Menor en la Provincia de San José. En la oración y en la rígida vida ascética, según las directivas de San Pedro de Alcántara vivió su franciscanismo. Ordenado sacerdote, se dedicó al apostolado de la predicación, la dirección espiritual, las actividades caritativas y la formación espiritual de los fieles.
Muchas veces había meditado sobre el mandato del Señor a los apóstoles: “Id por todo el mundo y predicad el Evangelio a toda criatura. Quien crea y se bautice se salvará, pero el que no crea será condenado”. Y sobre las palabras de San Francisco a sus hermanos: “Ahora hermanos, id por todas partes y predicad el Evangelio, la paz y el bien”.
Fray Luis Sotelo, una de las figuras más eminentes entre los mártires del Japón, obispo electo, convenció a Fray Pedro a seguirlo en una grandiosa expedición misionera. En 1617 treinta religiosos franciscanos zarparon de España en dirección primero a las islas Filipinas. Se repetían a menudo estas expediciones de dichosos pioneros del evangelio, plenos de ardor seráfico y de valor apostólico.
Dos años duró la permanencia en Filipinas. Pedro se dedicó a toda clase de apostolados, en medio de los cristianos filipinos. En 1619, junto con otros cohermanos, zarpó para el Japón, decidido a consagrr toda su actividad a la evangelización, a pesar de las duras dificultades de la persecución religiosa. Su catequista y precioso colaborador fue Fray Vicente Ramírez de San José, religioso laico franciscano. Demostró gran celo en convertir y animar a los fieles vacialantes y temerosos. Con prudencia y astucia supo sustraerse a las pesquisas de los guardias. El 17 de septiembre de 1620, fue descubierto en la casa de los cónyuges Domingo y Clara Yamanda, que generosamente les habían dado hospitalidad. Pasó casi dos años en las cárceles de Suzuta, estrechas, antihigiénicas y expuestas a la inclemencia del frío. Su consuelo fue la presencia de otros hermanos, con quienes vivió en oración y en piadosas conversaciones. En espera del martirio, con otros 23 cohermanos, fue trasladado a las prisiones de Nagasaki. El 10 de septiembre de 1622 en la colina de los mártires el Beato Pedro, cantando el salmo “Alabad al Señor todas las naciones!” inmoló su vida en medio de una hoguera ardiente. Tenía 30 años.

martes, 30 de agosto de 2011

30 de agosto: Santa Rosa de Lima


Wikipedia

Retrato post mortem de Santa Rosa
de Lima, por Angelino Medoro
(1617)
Isabel Flores de Oliva, O.P. (* Lima, 30 de abril de 1586 - † idem, 24 de agosto de 1617), más conocida como Santa Rosa de Lima, es una santa peruana de allí el nombre Santa Rosa de Lima, la tabogana. Mística terciaria dominica canonizada por el papa Clemente X en 1671. Es la primera Santa de América, excelsa Patrona de Lima y el Perú (desde 1669) y del Nuevo Mundo y Filipinas (desde 1670).
Es además Patrona de institutos policiales y armados: Policía Nacional de la República del Perú y de las Fuerzas Armadas de Argentina.
Su nombre
Así también, el día de su confirmación en el pueblo de Quives, el Arzobispo Santo Toribio de Mogrovejo, la llamó Rosa sin que alguien pudiese darle noticia al arzobispo de este nombre tan particular e íntimo. Aunque le mortificaba que la llamasen así, a los 25 años aceptó y quiso que la llamaran Rosa de Santa María, a razón de que, según lo relató su madre, fue a conversar con un sacerdote a la iglesia de Santo Domingo manifestándole la molestia que le causaba que la llamen "Rosa", pero el sacerdote la tranquilizó diciéndole: "¿Pues hija, no es vuestra alma como una rosa en que se recrea Jesucristo?". Con esto quedó tranquila y segura del nombre que le habían dado; siendo confirmado más adelante, según sus biógrafos, en episodios de tipo místico, por la Santísima Virgen del Rosario y posteriormente en el desposorio místico por el Niño Jesús.
Santa Rosa de Lima,
por Angelino Medoro.
Isabel Flores de Oliva conocida como Santa Rosa de Lima,es una santa peruana, hija de Gaspar Flores, arcabucero natural de San Juan de Puerto Rico y de María de Oliva. Nace el 20 de abril de 1586, fecha más probable y casi segura (otros mencionan el 30 de abril) ya que es la fecha mencionada por el primero de los biógrafos de Rosa, Fray Pedro de Loaiza (su confesor también) y por sus padres como consta en el Proceso Ordinario, interrogatorio que realizaron las autoridades religiosas sobre la vida de Rosa. Fue bautizada el 25 de mayo de 1586 en la Parroquia de San Sebastián, en Lima por el sacerdote Antonio Polanco, sus padrinos fueron Hernando de Valdés y María Orosco.
Su infancia fue común y nada llamativa, su compañero de juego fue su hermano Fernando el cual siempre la apoyó y ayudó. A los doce años se mudó con su familia hacia Quives, un pueblo a 60 kilómetros de Lima ubicado en el Valle Chillón. Es aquí donde ella recibirá la confirmación de manos de otro santo católico, Santo Toribio de Mogrovejo, su padrino fue el sacerdote del pueblo Francisco Gonzáles. Es en Quives donde al parecer empezó con sus mortificaciones contrayendo un reuma muy fuerte con consecuencias dolorosas para su recuperación que ella ocultaba a su madre.
Santa Rosa de Lima, por
Francisco Laso.
Regresó a Lima con su familia ya siendo una joven. Debido a problemas económicos de la familia, trabajaba el día entero en el huerto y solía bordar con gran esmero para diferentes familias de la Ciudad y así ayudar al sostenimiento de su hogar.
A pesar de todo, se encontraba conforme con su forma de vida y no hubiera tratado de cambiarla si no hubiera sido por la insistencia de sus padres a casarla. Rosa resistió por más de diez años y finalmente hizo voto de virginidad ante la imagen del "doctorcito" para confirmar su resolución.
Al cabo de unos años ingresó a la Tercera orden de Santo Domingo a imitación de Catalina de Siena.
A partir de entonces, se recluyó prácticamente en la Ermita que ella misma construyó, con ayuda de su hermano Fernando, en un extremo del huerto de su casa. Sólo salía para visitar al Templo de Nuestra Señora del Rosario y atender las necesidades espirituales de los indígenas y los negros de la ciudad. También atendía a muchos enfermos que se acercaban a su casa buscando ayuda y atención, creando una especie de enfermería en su casa y luego ayudaba a fray Martín de Porres que ahora también es santo.

Rosa y la defensa de Lima
Claustro de Santa Rosa de LimaEn 1615 buques corsarios holandeses deciden atacar la Ciudad de Lima, aproximándose al Puerto del Callao en días previos a la fiesta de La Magdalena. La noticia corre pronto hasta Lima y con ello la proximidad y desembarco en el Callao, lo que altera los ánimos de los ciudadanos. Ante esto, Rosa reúne a las mujeres de Lima en la Iglesia de Ntra. Sra. del Rosario para orar ante el Santísimo por la salvación de Lima.
Apenas llegada la noticia del desembarco, la terciaria subió al Altar, y cortándose los vestidos y remangados los hábitos puso su cuerpo para defender a Cristo en el Sagrario. Los ánimos del vecindario eran alarmantes, llegando a huir muchos de Lima hacia lugares distantes.
Misteriosamente el capitán de la flota neerlandesa falleció en su barco días después, y ello supuso la retirada de sus naves, sin atacar el Callao. En Lima todos atribuyeron el milagro a Rosa y por ello en sus imágenes se le representa portando a la Ciudad sostenida por el ancla.
En Argentina y Uruguay por el mes de agosto ocurre la "Tormenta de Santa Rosa". La tradición atribuye a Rosa el origen de este fenómeno natural que logró la huida de los enemigos de tierras peruanas.

Desposorio Místico
Uno de los momentos importantes de su vida es el "Desposorio Místico", ocurrido el Domingo de Ramos de 1617 en la Capilla del Rosario (Templo de Santo Domingo de Lima). Rosa, al no recibir la palma que debía portar en la procesión, pensó que era un mensaje de Dios por alguna ofensa que Ella hubiese realizado, acongojada se dirigió a la Capilla e imagen del Rosario y orando ante la Santísima Virgen, sintió el llamado del Niño Jesús de la imagen, y le dijo "Rosa de Mi Corazón, yo te quiero por Esposa", a lo que ella en arrobamiento respondió "Aquí tienes Señor a tu humilde esclava. Tuya soy y Tuya seré". A ese efecto mandó elaborar un anillo a su hermano.

Santa Rosa de Lima
(Museo de la Catedral de Lima, Perú).
Últimos días y tránsito
Iglesia de Santo Domingo (Lima), donde se encuentran los restos mortales de Santa Rosa de Lima.Ya cerca del final de su vida, cayó gravemente enferma. Pasó los últimos tres meses de su vida en la casa de Gonzalo de la Maza, un contador notable del gobierno virreinal, cuya familia le tenía particular cariño. En este lugar se levanta el Monasterio de Santa Rosa de Santa María de Lima.
Murió a los treinta y un años de edad en las primeras horas del 24 de agosto de 1617, fiesta de San Bartolomé, como ella misma lo profetizó y cuenta el padre Leonardo Hansen. El día de sus exequias y entierro, los devotos se abalanzaban sobre su cuerpo para arrancarle la vestimenta en busca de un recuerdo, aclamándola como santa.
Hoy sus restos se veneran en la Basílica de Nuestra Señora del Rosario de Lima (Santo Domingo) con notable devoción del pueblo peruano y de América que visita la Capilla dedicada a su culto en el Crucero del Templo dominicano.

Post Mortem
Su entierro fue uno de los más notables que vivió la ciudad de Lima. En la casa de la familia de la Maza se formaron grandes multitudes para contemplar a Rosa. El gentío hubo de esperar a su traslado hacia la Iglesia del Rosario. Al traslado acudieron el virrey, el Cabildo Secular y Eclesiástico, las órdenes religiosas presididas por la orden de Santo Domingo de Guzmán, los oidores y personas notables.
Hubo de requerirse la fuerza de la guardia del virrey para impedir que Rosa fuera desvestida por los devotos que deseaban llevar alguna reliquia. A pesar de ello, tuvieron que cambiarle tres veces los hábitos e incluso en el traslado algún irreverente seccionó uno de sus dedos del pie.
En el lecho de muerte, Gonzalo de la Maza hizo retratar el rostro de Rosa. A su efecto llamó al pintor italiano Angelino Medoro, quien realizó el primer testimonio de su apariencia física.
La devoción del pueblo se excedió a tal punto, que en pocos años tuvieron que retirarla de la Cripta y colocarla en la Iglesia del Rosario.

Devoción
Su casa (El Santuario) ubicada en el centro de Lima conserva los lineamientos que tuvieron en el siglo XVI época en que vivió Rosa. Anualmente es visitado por miles de devotos, peregrinos y turistas quienes recorren los ambientes que estuvieron directamente ligados a su vida y caridad para el prójimo.
Se conservan como reliquias una ermita donde ella rezaba. Cerca de la ermita hay un pozo de veinte metros de profundidad donde sus devotos depositan sus deseos escritos, también se conserva la habitación donde dormía, la Habitación (El Corazón del Santuario) en la cual nació y la enfermería donde atendía a sus hermanos necesitados.
La Basílica-Santuario, fue empezada luego de su canonización, con posteriores restauraciones durante los siglos XVII - XX hubo de ser remodelada e inaugurada finalmente el 24 de agosto de 1992, Este lugar es principal punto de peregrinación de todo el Perú y su arraigo popular es comparable a la Virgen de Guadalupe en México.
Formó parte de la familia dominicana, de la provincia de San Juan Bautista del Perú. Se destacó por la perseverancia, firmeza, paciencia, su vida ascética y por su dedicación a los pobres y enfermos, a quienes atendía en una de las habitaciones de su casa. Sus flores preferidas fueron las margaritas, los claveles y las rosas.
Se han escrito cerca de 400 biografías sobre ella.
Santa Rosa de Lima, por
Sérvulo Gutiérrez.
Más de mil rostros en lienzos, estampas y esculturas, hechos entre otros, por renombrados artistas como Francisco de Zurbarán, Claudio Coello, Angelino Medoro, Daniel Hernández, Teófilo Castillo, Francisco González y Sérvulo Gutiérrez.
A partir de las reformas al calendario litúrgico introducidas en el Concilio Vaticano II, la fiesta de santa Rosa de Lima es el 23 de agosto (fecha que se celebra en España).[1] Anteriormente se celebraba el día 30 de agosto, y ésa es la fecha que se mantiene en el Perú[2] y otros países latinoamericanos de los que es patrona, y también en el rito romano tradicional.[3]
En la República del Perú es un día feriado y su imagen (descubierta el día de la canonización en 1671 en la Catedral) recorre las calles de Lima.

Glorificación
A pocos días de su muerte, se reunieron numerosos testimonios sobre su vida y virtudes. En 1634 se presentó a Roma la causa de Beatificación. La beatificación se realizó en el Convento Dominico de Santa Sabina en Roma, en 1668. Fue canonizada por Clemente X el 12 de abril de 1671, proclamándola por "Principal Patrona del Nuevo Mundo". En Lima, Roma, España y todos los países de América y Europa, se celebraron fiestas suntuosas en honor de la primera Santa natural de América.
Los Pontífices en sus respectivas Bulas la proclamaron santa con el nombre de "Rosa de Santa María", y que posteriormente hubo de convertirse en Rosa de Lima, nombre toponímico común a muchos santos en el orbe cristiano.
La tradición cuenta que el Papa Clemente X, luego de oír los argumentos sobre su canonización dijo: "¡Hum! ¡Patrona y Santa! ¿Y Rosa? que llueva flores sobre mi escritorio si es verdad"[4] , y la respuesta al instante fue una fragante lluvia de rosas sobre la mesa del Papa quien en ese momento procedió a la canonización.

Patronazgos Patrona principal del Nuevo Mundo (América), Filipinas e Indias Occidentales, Proclamada en la Basílica de San Pedro en Roma por el Papa Clemente X en 1671.
Patronazgo sobre diversas regiones, ciudades, pueblos, instituciones educativas, Asociaciones, instituciones privadas, asociaciones, Cofradías y otros que depositan las oraciones que la Santa Limeña elevará a Dios.
Patrona de la Casa Real de Araucanía y Patagonia, sucesora del Reino de la Araucanía y la Patagonia, monarquía constitucional fundada en 1860 por el ciudadano francés de origen noble Orélie Antoine de Tounens en territorio actualmente perteneciente a las repúblicas de Chile y Argentina.
En la Argentina fue proclamara Patrona de la Independencia de las Provincias Unidas del Río de la Plata por decisión del Congreso de Tucumán, en el año 1816.
Perú
Patrona de la ciudad de Lima
Patrona de la República del Perú
Patrona titular de la Sede Episcopal de la Arquidiócesis Primada de Lima
Patrona del Venerable Cabildo Metropolitano de la Ciudad de Lima
Patrona de la Tercera Orden Dominicana de la Provincia de San Juan Bautista del Perú
Patrona de las Enfermeras del Perú
Patrona de la Policía Nacional del Perú por el Decreto Supremo Nº 0027-89-IN, publicado el 18 de septiembre de 1989. Anteriormente el Decreto Supremo Nº 38 del 30 de agosto de 1957, en su articulo único, la proclamó Patrona de las Fuerzas de Policía del Perú y por el Breve Papal del 29 de abril de 1965 firmado en Roma por su Santidad Paulo VI se le declaró Patrona ante Dios de la Guardia Civil del Perú.
Patrona de la Pontificia Universidad Católica del Perú.
Patrona de la minería del Perú, proclamada en 1996.
Patrona de la Real y Pontificia Universidad de San Marcos (Hoy Universidad Nacional Mayor de San Marcos)
Patrona del colegio Santa Rosa (Cusco)
Patrona del distrito de Huabal, en la provincia de Jaén (Cajamarca)
Patrona del colegio Interamericano de California (Trujillo)

España
Patrona de Baños de Montemayor (provincia de Cáceres), localidad natal de su padre, Gaspar Flores. Extremadura (España).
Patrona de Venta de Baños, (Palencia), (España).
Patrona de Rabanera del Pinar, (Burgos), (España).
Patrona de Los Pozuelos de Calatrava (Ciudad Real) (España)
Patrona de Guamasa, localidad de San Cristóbal de La Laguna, municipio de Tenerife (Santa Cruz de Tenerife/España)

 

Otros
Patrona de la Santa Rosa, Capital de la provincia de La Pampa Argentina
Patrona de la Diócesis De Santa Rosa, Guatemala.
Patrona de la Diócesis De Santa Rosa de Osos, Colombia.
Patrona de las Fuerzas Armadas de la República Argentina.
Patrona de las Fuerzas Armadas del Paraguay.
Es tenida popularmente como Patrona de la Mujer, las costureras y floristas.
Santa Patrona de la ciudad de Sittard [1], provincia de Limburg, Países Bajos (en holandés).
Patrona de la Provincia Dominicana de Flandes (Bélgica) de la Orden de los Hermanos Predicadores.
Patrona de Pelequén, comuna de Malloa, VI Región. Chile.
Patrona de Puerto Murta, comuna de Chile Chico, XI Región. Chile.
Patrona de la Villa de Yotala, Capital de la provincia Oropeza del Depto. de Chuquisaca de la Republica de Bolivia - Sud America
Patrona de Santa Rosa Norte de Bolivar (Colombia)
Patrona de Santa Rosa de Osos, Colombia.
Patrona de la ciudad de Bragado, Provincia de Buenos Aires, Argentina.
Patrona del Pueblo de Santa Rosa, Santuario de la Divina Pastora (Barquisimeto, Venezuela)
Patrona de la ciudad de Carúpano (Venezuela)
Patrona de Villaguay, Entre Rios, Argentina.
Patrona de Las Vertientes, Córdoba, Argentina.
Patrona de la Provincia de La Romana, República Dominicana
En El Salvador, Centro America, en el Departamento de La Unión, existe una ciudad que lleva el nombre de Santa Rosa de Lima, y esta fue fundada en honor a la santa peruana, y sus fiestas son celebradas en el mes de agosto.
Patrona de caminantes scouts (mujeres)
Patrona de las poblaciones de Caruao y Todasana; en la parroquia Caruao del Estado Vargas en Venezuela. Sus fiestas inician desde el 28 hasta el día 31 de agosto, siendo el día 30 cuando se realizan en el climax de sus festividades, los bautismos y primeras comuniones en las iglesias de cada población, después de una vigilia desde el día 29 en casa de algún habitante que ha solicitado que la Santa Patrona percnocte en su hogar en retribución de promesas hechas; en medio de rezos y cantos hasta el amanecer, luego es llevada en procesión hasta la iglesia.
Patrona de la ciudad de Melchor Muzquiz en México cuya parroquia lleva este nombre en su honor.
Patrona del pueblo de Santa Rosa Xochiac en el Distrito Federal (México)
Patrona de la Institución Santa Rosa de Lima, Buenos Aires, Argentina.
Patrona de la Parroquia Santa Rosa de Lima en El Palmar - Murcia, Diócesis de Cartagena en España.
La nueva estación de trenes de Burgos lleva su nombre.
Patrona de Santa Rosa de Lima, Municipio de Ajuchitlán del Progreso Guerrero en México
Patrona de Santa Rosa de Lima, El Oro, Ecuador
Antiguo nombre del municipio de Camerino Z. Mendoza, Veracruz, México y Patrona su fiesta es el 30 de Agosto.
Patrona del pueblo de Los Otates, Veracruz, México.
Patrona del Pueblo Minero de Santa Rosa Municipio del Arenal Estado de Hidalgo [Mexico] fiesta 30 de agosto.
Patrona de la Parroquia Santa Rosa de Lima de Los Palmitos, Sucre; En la Diócesis de Sincelejo, Colombia.
Patrona de la Parroquia Santa Rosa de Lima, Diocesis de Puerto cabello Estado Carabobo Venezuela.
Patrona del pueblo de Colonia Santa Rosa, Salta, Argentina.
Patrona de la Institucion Deportiva Sportivo Futbol Club, Alvarez, Santa Fe, Argentina.
Patrona del pueblo de Llano de Piedras, Distrito de Macaracas, Provincia Los Santos, Panamá; Allí desde hace cien años se celebran las fiestas patronales de Santa Rosa de Lima. Las mismas se llevan a cabo el 21 de agosto al primero de septiembre.

Bibliografía

  • Mujica, Ramón: La Rosa Astrea, Lima.
  • Del Busto, José Antonio: Santa Rosa de Lima
  • lunes, 29 de agosto de 2011

    36 consejos para sacarle provecho a la vida


    1.  Camina de 10 a 30 minutos todos los días; mientras caminas, sonríe.
    2.  Siéntate en silencio por lo menos 10 minutos cada día; enciérrate si es necesario.
    3.  Escucha buena música todos los días, es auténtico alimento para el espíritu.
    4.  Al levantarte en la mañana, hazte un propósito definido.
    5.  Vive con las tres E’s: energía, entusiasmo y empatía.
    6.  Juega más juegos que el año pasado.
    7.  Lee más libros que el año pasado.
    8.  Mira al cielo al menos una vez al día y date cuenta de la majestuosidad del mundo que te rodea.
    9.  Sueña más mientras estás despierto.
    10.  Trata de hacer reír a por lo menos tres personas cada día.
    11.  Elimina el desorden de tu casa, tu auto y tu escritorio y deja que nueva energía fluya en tu vida.
    12.  No gastes tu precioso tiempo en chismes, cosas del pasado, pensamientos negativos o cosas fuera de tu control.  Mejor invierte tu energía en lo positivo del presente.
    13.  Date cuenta que la vida es una escuela y tú estás aquí para aprender.  Los problemas son lecciones que van y vienen; lo que aprendes de estos es para toda la vida.
    14.  Sonríe y ríe más.
    15.  No dejes pasar la oportunidad de abrazar a quien aprecias.
    16.  La vida es muy corta como para desperdiciar el tiempo odiando a alguien.
    17.  No te tomes a ti mismo tan en serio; nadie más lo hace.
    18.  No tienes que ganar cada discusión; acepta que no estás de acuerdo y aprende del otro.
    19.  Ponte en paz con tu pasado; así no arruinará tu presente.
    20.  No compares tu vida con la de otros; no tienes idea del camino que ellos han andado en la vida.
    21.  Nadie está a cargo de tu felicidad excepto tú mismo.
    22.  Recuerda que tú no tienes el control de todo lo que te sucede, pero sí de lo que haces con ello.
    23.  Aprende algo nuevo cada día.
    24.  Lo que la demás gente piense de ti no es de tu incumbencia.
    25.  Aprecia tu cuerpo y disfrútalo.
    26.  No importa que tan buena o mala sea la situación, ésta cambiará.
    27.  Tu trabajo no se ocupará de ti cuando estés enfermo; tus amigos sí lo harán.  Mantente en contacto con ellos.
    28.  Desecha cualquier cosa que no sea útil, bonita o divertida.
    29.  La envidia es una pérdida de tiempo; tú ya tienes todo lo que necesitas.
    30.  Lo mejor está aún por venir.
    31.  No importa cómo te sientas, levántate, vístete y asiste.
    32.  Llama a tus familiares con frecuencia y mándales correos diciéndoles que piensas en ellos.
    33.  Cada noche antes de acostarse da gracias por lo recibido y logrado.
    34.  Recuerda que estás demasiado bendecido como para estar estresado.
    35.  Disfruta del viaje.  Sólo tienes una oportunidad; sácale el mayor provecho.
    36.  La vida es bella, disfrútala mientras puedes.

    Plegaria al Espíritu Santo (*)

    Tú eres mi amigo, el más sincero.
    Tú eres mi padre, el más amable.
    Tú eres mi don, el más completo.

    Tú, la energía, transfórmame.
    Tú, la inteligencia, ilumíname.
    Tú, el centro, atráeme hacia Ti.

    En toda perplejidad,
    hazme ver tu luz;
    en toda debilidad
    infúndeme fortaleza;
    en toda adversidad
    extiéndeme tu brazo.

    Si en vez de bienes materiales,
    me enriqueces de paz interior,
    yo la prefiero.
    Si en vez de realzarme en los honores,
    me haces sincero en la humildad,
    yo no la cambio.
    Si en vez de pensar sólo a mi mismo,
    me haces arder en el amor a mi prójimo,
    me alisto en tu servicio.

    Enséñame a hablar menos
    y a construir más;
    ayúdame a confiar más
    y a dudar menos.
    Aliéntame a compartir
    con los que sufren,
    el pan de mi alegría,
    en mi jornada de cada día.

    Porque no debe estar triste
    quien a Ti sirve;
    ni desalentado,
    quien en Ti espera.

    Hazme perseverar
    en la necesidad y en el convencimiento
    de orar todos los días (mejor en familia)
    pidiéndote menos cosas,
    puramente materiales, porque
    Tú sabes bien lo que necesito; sino,
    agradeciéndote y adorándote más.
    Que en tu prudencia, está el temple;
    en tu justicia, está la meta;
    en tu fortaleza, la salud;
    y en tu amor, toda la vida!
    ¡Gracias a tu infinito corazón!

    (*) Esta plegaria que has leído es el fruto de un gran dolor. Quien la compuso, no por arte propio, sino porque Alguien se la inspiró, fue escuchado y recibió, en cambio, un gran favor. Después de haber tratado de difundirla, incuso en el extranjero, se nos ocurre, hacerlo de nuevo, a raíz de ciertas cartas que andan refiriendo ejemplos de favores recibidos a cambio de enviar 100 copias de una determinada oración con el supuesto de sufrir reveses de no hacerlo.
    Creemos que nuestra relación con Dios no puede ser, de ninguna manera, comercial ("hago esto para que me des o para que no me castigues"... aunque eso es muy humano). Apelamos a tu fe sencilla o ilustrada, para que difundas esta plegaria al espíritu Santo, si le encuentras significado, sin temor ni sentirte obligado a hacerlo.
    Tú también puedes encontrarte en un momento crucial. Pues confía, ora y agradece, que Alguien se hará cargo de tus problemas o de los problemas de quienes la reciban, y hagan propicio.
    ¿Complicado?... Pues ¡adelante! y que otros amigos o desconocidos se beneficien con la devoción del año dos mil: ¡la renovación por obra del Espíritu Santo!
    Te deseo lo mejor y sólo te pido que me retornes un buen augurio, recordándote un pensamiento de Anatole Franca: "La suerte no existe. Es el seudónimo de Dios cuando él no quiere estampar su rúbrica". (Ernesto Arauco Travezán)

    Defendamos la vida, desde el primer instante de la concepción


    “Defendamos la vida desde el primer instante de la concepción”Obstetra, el Cardenal Juan Luis Cipriani animó a los obstetras del Perú a continuar con fervor en ese dedicado trabajo en favor de las madres y los niños recién nacidos, para que sigan siendo los custodios de la vida, desde el primer instante de la concepción. Estas exhortaciones las dirigió en la Santa Misa dominical del 28 de agosto, en la Basílica Catedral de Lima.
    “Defiendan siempre y cuiden, como lo hacen, a esas madres y a las criaturas que vienen al mundo. Elevamos nuestra oración a Dios en tiempos en que hay que defender la vida humana desde el primer instante de la concepción”, refirió durante su homilía.
    “Por eso la Iglesia reza de manera especial por todas aquellas madres valientes que dan a luz a sus hijos, por todos esos niños que están en el vientre de sus madres, por todos los médicos obstetras que cuidan con cariño esa continuidad de la vida. Por todos los legisladores y gobernantes para que siempre y sin excepción se defienda la vida desde el primer instante de su concepción”, continuó el Arzobispo de Lima.
    El Cardenal Cipriani reconoció que un mundo que no defiende la vida de los más indefensos es un mundo que está perdiendo algo muy importante. “Algo muy grave ocurre cuando detrás de muchas campañas a nivel mundial se quiere eliminar la vida”, lamentó.
    En otro momento, animó a todos los fieles congregados en la Iglesia Primada a levantar la mirada a Dios y ser fieles a la fe católica.
    “Son tiempos en la historia de la humanidad en que debemos con confianza y humildad, decirle al Señor “auméntanos la fe”. La razón de ser de nuestra vida es amar a Dios sobre todas las cosas, amar a Dios en el prójimo, rezar, obedecerle, creer en la Santa Madre Iglesia”, señaló.
    En tal sentido encomendó a todos los fieles a nuestra Madre, la Virgen María, para que sea ella que nos acompañe en este camino de conversión.
    “Santa María, tu que siempre acompañas a la Iglesia conviértenos en la fe, ilumina nuestros entendimiento. Ayúdanos a recordare que la razón de fe es la vida eterna”, mencionó.
    Participaron de la Santa Misa, una delegación del Colegio de Obstetras del Perú

     

    “Juan Pablo II bendice a la Iglesia en el Perú”


    El Cardenal Juan Luis Cipriani, Arzobispo de Lima y Primado del Perú, presidió la Santa Misa de Acción de Gracias por la Beatificación del Papa Juan Pablo II, el viernes 26 de agosto en la Basílica Catedral de Lima.
    En esta Solemne Misa los obispos del Perú manifestaron públicamente su adhesión y cariño al Papa Juan Pablo II, y por medio de la Santa Misa solemne agradecieron al Padre Celestial por los frutos apostólicos del Papa Peregrino, durante su pontificado; y, especialmente, por la dicha de haber tenido al Sumo Pontífice entre nosotros en dos oportunidades, en sus recordadas visitas al Perú en 1985 y 1988.
    Durante su homilía, el Arzobispo de Lima le pidió al Beato Juan Pablo II abundantes bendiciones y frutos apostólicos para el Perú.
    “Juan Pablo II te rogamos que continúes sosteniendo desde el cielo la fe del pueblo de Dios. Bendícenos, conduce a tu Iglesia. Hoy en esta Eucaristía todos los obispos queremos brindarte esta Acción de Gracias y ponernos también en tus manos, intercede por nosotros”, imploró.
    “Santo Padre bendice a tu Iglesia en el Perú, a tus hijos peruanos, obispos, sacerdotes, religiosas y religiosos, a todos los fieles, a los enfermos, a la gente humilde, pobre, a aquellos que privados de su libertad sufren, en todos los rincones de esta patria”, continuó.
    El Cardenal Cipriani recordó que el Santo Padre Juan Pablo II siempre amó a la Iglesia y compartía su amor con todos.
    “Él sabía amar a todos: jóvenes, niños, de todas las razas y colores. Tenía una ternura en su mirada, una sensibilidad que la manifestaba también en su palabra y en su poesía. Y el Señor quiso que este hombre con esa profundidad espiritual condujera su Iglesia”, remembró.
    “En Juan Pablo II pudimos ver esa dimensión maravillosa, un hombre que desde muy chico el Señor lo prueba con la cruz del dolor. Recordamos cómo de muy pequeño pierde a su madre, poco después a su hermano y finalmente a su padre; y, en lugar de ser un hombre que por el peso del dolor podría haber sido un poco triste, surge un corazón impresionante”, prosiguió.
    Amor a la Virgen María
    En otro momento el Pastor de Lima exhortó a los fieles a amar a la Virgen María a ejemplo del Beato Juan Pablo II.
    “Cuando el Papa se quedó solo fue donde su madre, la Virgen, y le dice: “me he quedado solo, Totus tuus, soy tuyo”. Se abandonó en manos de María. Vayamos por ese camino seguro del amor a nuestra Madre para llegar a Jesús y ser buenos pastores y buenos hijos, sabiendo responder a Jesús”, animó.
    “Te pedimos Beato Juan Pablo II enséñanos a amar a Jesús, a tener ese corazón a la medida de Cristo, porque de ahí surgirá esa misión”, culminó.

     

    “La PUCP debe respetar la identidad católica con la cual fue fundada”

     http://www.arzobispadodelima.org/

    
    P. Luis Gaspar, juez del Tribunal Eclesiástico de Lima
    (foto: padrenuestro.net).
      El Padre Luis Gaspar, Doctor en Derecho Canónico y Juez del Tribunal Eclesiástico de Lima, mencionó que la Pontificia Universidad Católica del Perú (PUCP) tiene el deber de mantener la identidad católica con la cual fue fundada.
    “Según el Vaticano y la “Ex Corde Ecclesiae” toda universidad católica y pontificia en el mundo debe guiarse de acuerdo a sus criterios, actitudes y principios católicos, respetando la libertad de cátedra y autonomía de la universidad, que en ningún momento están en peligro”, expresó.
    “Yo entendería que una universidad laica pueda estar dentro del pluralismo relativista porque no tiene el compromiso de llevar el nombre católica y pontificia. Pero que una universidad católica vaya en contra de sus principios para lo cual se fundó es un escándalo mayor”, prosiguió.
    Recordó también que fueron las mismas autoridades de la PUCP quienes enviaron los estatutos de la universidad para ser revisados por la Congregación para la Educación Católica de la Santa Sede, quienes han rechazado esa propuesta enviando a la PUCP una comunicación para que cumpla con una serie de mandatos para ser aprobados.
    “En el campo netamente canónico, por iniciativa de la PUCP, el Vaticano recientemente ha indicado que no va a aprobar esos estatutos porque no se adecua a las leyes supremas sobre universidades católicas, la Ex Corde Ecclesiae”, afirmó.
    El Padre Gaspar señaló que el Cardenal Juan Luis Cipriani, como Gran Canciller de la PUCP, tiene la obligación de custodiar y vigilar que esa universidad cumpla sus fines y objetivos.
    “Hay algunos temas en las cuales el Gran Canciller tiene una obligación directa de participar en la vida de la universidad el nombramiento de los profesores de Teología, el nombramiento del capellán de la universidad. No así en el nombramiento de los profesores de otras facultades”, continuó.
    Asimismo, mencionó que no solo los sacerdotes clericales y religiosos del Perú, sino que también el episcopado peruano han manifestado su apoyo. “La Conferencia Episcopal Peruana ha enviado un documento en febrero diciendo que están de acuerdo con la interpretación del Gran Canciller sobre este tema”.
    Finalmente, exhortó a ponderar el tema y sentarse a dialogarse, ya que no se está poniendo en peligro los bienes de la universidad.
    “El tema de fondo no es quitar la universidad, no es apropiarse de los bienes, es vigilar la identidad católica de la PUCP”, mencionó.
     

    "EL VATICANO PODRÍA IR A TRIBUNAL INTERNACIONAL" (*)
    Padre Gaspar revela efectos de controversia por bienes de la PUCP.

    (* Publicado en el diario El Comercio. Lima, jueves 24 de agosto de 2011)

    - Las últimas afirmaciones dejan ver que probablemente la Asamblea Universitaria de la PUCP no acepte modificar el estatuto…
    - Soy positivo. Tengo esperanzas, pero de no corregirlo, bueno, tú has decidido no llamarte católica y no ser pontificia, pero asume todas las consecuencias. Por un lado los alumnos que se matricularon por la trayectoria del nombre y ya no lo tendrán, o lo otro, los bienes. Riva-Agüero es claro, si se disolviera la universidad, los bienes pasarían al Arzobispado de Lima, pero no para que haga lo que quiera, sino para destinarlos a estudios.

    - Pero el rector Marcial Rubio dice que no dejarían de llamarse católica ni pontificia porque están registrados en Indecopi…
    - Tengo serias dudas de que esté inscrito en Indecopi el nombre de católica y pontificia porque es como un ‘copy right’ que tiene la Iglesia. El Derecho Canónico sostiene que el nombre no lo puede usar nadie sin permiso de la autoridad eclesiástica.

    - ¿Entonces ustedes no han verificado esta inscripción?
    - No. Para mí es un absurdo. No tiene validez. Si lo hubiesen escrito se estaría cometiendo una injusticia porque el acuerdo internacional de 1980 firmado entre dos estados, el Perú y el Vaticano, en su artículo 19 dice que la Iglesia tiene total autonomía para erigir centros de estudios superiores y todo esto en conformidad con la ley civil. No hay contraposición.

    - La PUCP argumenta que la Ley Universitaria señala que la Asamblea Universitaria debe elegir al rector.
    - Tenemos nueve universidades católicas en el Perú, entre ellas la PUCP. Todas inscritas en registros públicos y organizadas como asociaciones privadas. El Estado reconoce a estas universidades privadas, pero católicas. Respeta su propio régimen interno según lo que la Iglesia estipula. Al final los nombres de la terna salen de la Asamblea Universitaria. Por lo tanto, estamos eligiendo y conformando algo que la asamblea ha elegido. El Concordato es una ley superior por ser internacional.

    - ¿Cuentan con el apoyo del Voto de la Conferencia Episcopal Peruana?
    - Sí. En una carta enviada a la Congregación para la Educación Católica dicen esperar la pronta aprobación del Estatuto de acuerdo a la Ex Corde Ecclesiae.

    Pero el señor Rubio dice que este documento no señala que el arzobispo designe al rector…
    Sí lo dice. El artículo 2 de la Ex Corde Ecclesiae, que habla de las universidades creadas con la aprobación del obispo o de la Santa Sede. Ellos pueden nombrar al rector. Yo diría que la Santa Sede ha sido benévola dando la posibilidad de una terna. En las otras universidades católicas del Perú no la hay.

    - ¿Los bienes son de la Iglesia o de la universidad?
    - Existe un desconocimiento del Código del Derecho Canónico. No es verdad que la Iglesia o el Vaticano se va a apoderar de los bienes eclesiásticos de la PUCP. Lo que tiene que hacer el gran canciller es vigilar que se cumpla con la finalidad para lo cual fueron donados. Riva-Agüero en su testamento dice para la educación, pero de inspiración católica.

    - ¿Cree usted que se cumple con la voluntad de José de la Riva-Agüero y el fundador Jorge Dintilhac?
    - No, porque sus autoridades sostienen que la PUCP no es una universidad de la Iglesia. Dicen que es una persona jurídica de Derecho Canónico privada. Pero hasta el año 1983 recién apareció en la Iglesia la figura de asociaciones privadas. Por lo tanto, en 1917 toda institución era pública. Además, si hablamos de Dintilhac, ningún sacerdote por cuenta propia puede fundar algo privado, jamás. Primero se necesita el consentimiento de su superior, después, del obispo de la zona. Ninguno puede fundar instituciones privadas. [Riva Agüero y Dintilhac] Se sentirían defraudados y dirían “no reconozco a mi universidad”. Los pensamientos pueden evolucionar, las formas se pueden adecuar a los tiempos, pero la esencia que hace ser en tu origen eso no lo debes perder. Si lo haces, serás otra institución.

    - Respecto de los bienes ¿A quién se tiene que sujetar la PUCP, a la Santa Sede o a lo que resuelva la ley peruana?
    - Desde el punto de vista canónico, a la Iglesia y al punto de vista civil a lo que debería fallar el poder civil. La Signatura Apostólica [el equivalente a un Tribunal Constitucional] podría decir que los bienes son eclesiásticos y el Poder Judicial decir que los bienes son civiles. Entonces, la Santa Sede acude a un tercero que dirima porque como Estado [el Vaticano] me siento violado y acudimos a un tribunal internacional que puede ser La Haya o el de Estrasburgo.

    - ¿Cambiarían las normas dentro de la PUCP si interviene la Iglesia?
    - El gran canciller ejecuta sus obligaciones como nombrar a los profesores de teología, al capellán y vigilar que institucionalmente, repito, institucionalmente, la universidad se identifique con la fe católica. No está prohibido que personas que piensen distinto a la Iglesia estudien o enseñen en la universidad, pero solo se les pide que respeten.

    - ¿La Santa Sede sabe lo que está pasando aquí?
    - Sí. La Iglesia está al día con lo que pasa en el Perú. No se ha manifestado porque es parte de su prudencia.

    - ¿Cree que el verdadero problema es el cardenal Cipriani?
    - Se está desinformando, sirviéndose de la personalidad del cardenal. Es su responsabilidad vigilar la universidad, cumplir los mandatos del Vaticano y el Voto de la Conferencia Episcopal Peruana.