Buscar en la Página

RADIO FRANCISCANA

VIDEOS FRANCISCANOS

Loading...

miércoles, 30 de noviembre de 2011

Capilla de adoración perpetua inauguran en Parroquia San Francisco de Asís en Ayaviri


PUNO, 30 Nov. 11 / 12:38 am (ACI)
En la Prelatura de Ayaviri en Puno (sur del Perú), ubicada a 4 mil metros sobre el nivel del mar, se inauguró en la parroquia San Francisco de Asís una capilla de adoración perpetua a Jesús Eucaristía.
El pasado domingo 27 de noviembre se abrió la capilla, abierta las 24 horas del día. Esta capilla ha sido impulsada por el misionero laico Pablo Sandoval, joven de 28 años de origen Guatemalteco, quien ya hizo lo mismo en dos parroquias en la diócesis porteña del Callao y en Venezuela.
Junto al misionero, cerca de 250 personas participan de la organización de esta nueva capilla, muchos de ellos jóvenes. Por ello, los turnos de adoración están copados, siendo las horas de la madrugada las más llenas.
El domingo, el Obispo Prelado de Ayaviri, Mons. Kay Schmalhausen, presidió la Misa en la Catedral de Ayaviri y al finalizar todos los fieles hicieron una oración de consagración a Jesús y a la Virgen María. Luego, fueron en procesión a la nueva capilla de Adoración.
En declaraciones a ACI Prensa, Mons. Kay afirmó estar convencido que "esta nueva capilla será una fuente de gracia y bendición incesante, y el Señor mismo realizará por este camino la conversión de innumerables corazones a Él".
"Queremos extender esta iniciativa a otras Parroquias. Dios está sediento del amor de sus hijos, y estas capillas de adoración son una humilde y necesaria contribución de nuestra parte para que la sed de Dios por los hombres y la sed de los hombres por Dios se sacien. Son muchos los sagrarios solitarios en que Jesús nos espera y no se le busca", manifestó.

Beato Bernardino Amici de Fossa


Sacerdote de la Primera Orden (1420‑1503). Aprobó su culto León XII el 26 de marzo de 1828.
Bernardino Amici, predicador y escritor franciscano, nació en 1420 en Fossa, cerca de Aquila. No se conocen sus padres ni su procedencia social. Se laureó en jurisprudencia en Perusa, allí ingresó entre los Hermanos Menores en 1445 en el convento de Monterípido, en Perusa. Vivió en Gubbio, en Stroncone y en otros conventos de la Umbría, luego pasó a los Abruzzos, y residió especialmente en Aquila. Fue Ministro provincial de su región en los años 1454‑1460 y 1472‑1475. Estuvo en Bohemia y en Dalmacia en los años 1464‑1467; luego fue Procurador general de la Orden en la curia romana de 1467 a 1469. Participó en el Capítulo general de la Orden en Aquila en 1452, en Asís en 1455, en Milán en 1457, en Roma en 1458 y en Mantua en 1467. Varias veces rechazó el Obispado de Aquila.
Fue célebre también como predicador, se recuerda su cuaresma en Sebenice en Dalmacia en 1465. En los últimos años de su vida se dedicó a difundir sus escritos de carácter teológico e histórico. La mayor parte de ellos sin embargo permaneció inédita.
Hijo auténtico del Seráfico Pobrecillo, ardiente ministro de Cristo, Fray Bernardino se propuso seguir las huellas del amable San Bernardino de Siena, a quien varias veces había oído predicar y por quien había quedado fascinado, especialmente cuando en 1438 en la plaza de Santa María de Collemaggio de Aquila predicó sobre la Asunción de María en cuerpo y alma al cielo. La inmensa multitud, entre la cual se encontraba también el Beato Bernardino, admiró en el cielo una estrella luminosa, cuyo resplandor superaba al del sol. También tuvo la alegría de conocer a San Juan de Capistrano.
De San Bernardino el Beato logró copiar el espíritu de fe y de recogimiento, la prudencia, la humildad, la modestia, el celo ardiente por la gloria de Dios. Lo vemos recorrer ciudades y más ciudades para predicar la palabra de Dios, suscitando por todas partes el entusiasmo y obteniendo conversiones.
Durante ocho meses estuvo postrado en cama en medio de terribles sufrimientos que soportó con gran resignación. Un día se le apareció su patrono San Bernardino de Siena, quien le obtuvo del Señor la completa curación.
Libre de los compromisos que la Orden le había confiado, regresó a los Abruzzos y prosiguió sus andanzas apostólicas con renovado fervor. Su predicación era docta y popular al mismo tiempo y suscitaba gran entusiasmo y muchas conversiones. Fundó nuevos conventos, entre ellos el de San Angel d’Ocre en su región natal, donde él mismo habitó hasta avanzada edad. Dios selló su santidad con el don de los milagros. Cansado por las fatigas apostólicas y por las penitencias se retiró al convento de San Julián cerca de Aquila, y pasó los últimos años revisando sus escritos teológicos e históricos, que más tarde fueron publicados, como la Chronica Fratrum Minorum Observantiae (Roma 1902), Funerale (32 sermones, Venecia 1572), Sermón sobre la Virgen según las palabras de Dante (L’Aquila 1856), y se preparó para el encuentro con la hermana muerte, que le sobrevino el 27 de noviembre de 1503. Tenía 83 años. Fue un digno hijo de San Francisco y fiel imitador del Santo de Siena.

lunes, 28 de noviembre de 2011

UNESCO declaró peregrinación al santuario del Señor de Qoyllurit´i como "Patrimonio de la humanidad"

www.terra.com.pe

Ver fotos de Paolo López sobre peregrinación al Santuario del Señor de Qoyllurit´i


Peregrinación al Señor de Qoyllurit´i (foto Terra)
La designación de la peregrinación al santuario del Señor de Qoyllurit´i como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO coloca una vez más al Perú en los ojos del mundo, destacó la ministra de Cultura, Susana Baca.

“Estamos en los ojos del mundo con todas las maravillas que tenemos, empezando por Machu Picchu y pasando por el arte de textil de Taquile, la danza de las tijeras, la huaconada de Mito y la tradiciones orales del pueblo de Zápara”, sostuvo.

A ello, dijo, se suma la inscripción de los libros "Los documentos incunables peruanos de los siglos XVI y XVII" y el "Protocolo ambulante de los conquistadore"s (conocido como Libro Becerro) en el Registro de Memoria del Mundo para América Latina y el Caribe de la UNESCO.

“Los certificados nos fueron entregados esta mañana por Nilda Anglarill, representante de la UNESCO en Perú. Por ello, para el Ministerio de Cultura y la cultura del Perú están de fiesta”, destacó en conferencia de prensa.

Baca adelantó que el próximo año presentarán ante la UNESCO las candidaturas de la fiesta de la Virgen de la Candelaria, el huaylas de Huancayo, el Wititi de Arequipa y otros para su denominación como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad.

Soledad Mujica Bayly, directora general de la Dirección de Patrimonio Inmaterial Contemporáneo, señaló que la designación de la peregrinación al santuario del Señor de Qoyllurit´i  siguió un proceso largo de trabajo técnico y especializado.

Recordó que la nominación fue presentada por el Ministerio de Cultura ante la Secretaría de Patrimonio Cultural Inmaterial de la Unesco dentro del proceso de candidaturas 2011-2012.

Dijo que la peregrinación al santuario del Señor de Qoyllurit´i, que se realiza entre mayo y junio en las alturas de Cusco, combina varias expresiones culturales, como la danza, la música y el ritual.

Precisó que, a fin de proteger el medioambiente en la zona, se coordina con la Dirección Regional de Cultura y la municipalidad distrital Ocongate.

“Se construyen dos plantas de tratamiento, una para residuos sólidos y la segunda para tratamiento de aguas servidas;  así como sistemas de agua y desagüe para que los peregrinos tengan las facilidades necesarias para estar en el lugar y proteger el medioambiente”, refirió.

Destacó que el órgano encargado de examinar los más de 60 expedientes eligió el documento de Perú, junto con otros seis, como ejemplo y modelo de buena preparación, calidad y oportunidad de información y buenos planes de salvaguarda.

“Para nosotros es un orgullo adicional que nuestro expediente sea modelo para otros países”, sostuvo.

El Ministerio de Cultura hizo el anuncio oficial de la declaratoria que recibió la peregrinación al santuario del Señor de Qoyllurit´i, declarada Patrimonio Cultural de la Nación el 10 de agosto de 2004, la festividad religiosa más importante de los andes peruanos.

Participan miles de devotos de diferentes lugares del país que recorren ocho kilómetros bajo un intenso frío para llegar al santuario, ubicado al pie del nevado Qolqepunku, a más de 4 500 metros de altura, en la provincia cusqueña de Quispicanchi.

"Rosario en familia" y "Radio Rosario" en Internet

Padre Patricio Peyton CSC (1909-2009), fundador del Apostolado del Rosario en Familia.
Esta foto fue tomada por Pérez de Rozas el 28 de febrero de 1965 en Barcelona (en Flickr)
"Habla el Señor, nuestra familia está escuchando". Con este lema se anuncia el Apostolado del Rosario en Familia (www.rosarioenfamilia.org.pe) que brinda una serie de servicios para todas las personas que lo deseen y lo necesiten.
En primer lugar, "Rosario en Familia" difunde desde su página web mensajes sobre el rosario, la vida de la Iglesia, la vida litúrgica y de manera especial presentan producciones radiales, audiovisuales y en multimedia, las cuales también difunden a través de diversos medios de comunicación católicos y laicos, así como en organizaciones de la Iglesia a nivel nacional e internacional.
Otro de sus servicios es "Radio Rosario", que es una radio a la cual se accede automáticamente al ingresar a su página web www.rosarioenfamilia.org.pe con una transmisión continua de 24 horas diarias.
El apostolado del Rosario en Familia fue fundado por el siervo de Dios, el padre Patricio Peyton CSC. Él fue conocido como el "Padre del Rosario"; él sabía que las familias que rezaban juntas tenían ideales espirituales y morales en común y que podían contar con el apoyo de la gracia de Dios y de la amorosa guía y protección de Nuestra Señora. Familias en todo el mundo respondieron prontamente a su mensaje: "La familia que reza unida, permanece unida".
Al fundar el Apostolado del Rosario en Familia deja como misión fomentar el rezo del rosario de manera especial dentro de las mismas familias, las misiones parroquiales y las conferencias espirituales. Favoreciendo la publicación de libros y folletos sobre los Misterios del Rosario y su relevancia en la vida familiar, patrocina concursos de arte religioso, y promueve su mensaje a través de la red.

Verdad, anuncio y autenticidad en la era digital

Comentario al Mensaje de su Santidad Benedicto XVI para la XLV Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales. Comisión Episcopal de Comunicación Social del Perú.
www.cecs.cep.pe


Como en anteriores oportunidades, el Mensaje del Santo Pade para la XLV Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales emplea un lenguaje muy coloquial y al mismo tiempo profundo y nos plantea el deseo de reflexionar en torno a la propagación de la comunicación a través de Internet".
Para el papa, la revolución de Internet se asemeja a la revolución industrial por los cambios profundos que se desarrollan en las sociedades de cada época.
La revolución industrial, introduce novedades en el ciclo productivo y en la vida de los trabajadores; la revolución de Internet ha generado una amplia transformación en el campo de las comunicaciones que van produciendo grandes cambios culturales y sociales hoy.
"Las nuevas tecnologías no modifican sólo el modo de comunicar, sino la comunicación en sí misma, por lo que se puede afirmar que nos encontramos ante una vasta transformación cultural".

Preguntas para la reflexión:
1. ¿Qué características señala el Papa para la revolución industrial y para la revolución en Internet?
Surgen nuevos modos de difundir información y conocimientos, nacen nuevos modos de aprender y de pensar, como nuevas oportunidades para establecer relaciones y construir lazos de comunicación.

2. El Papa dice que el Internet es fruto del ingenio humano. En un país como el Perú, ¿qué muestras de ingenio humano nos presenta la Comunicación por Internet?
Internet nos coloca en contacto con "redes sociales", personas, conocimientos, valores, productores y consumidores, ya no se trata de datos sino de compartir. Pero no todo es positivo; tropezamos con límites típicos de la comunicación digital: una interacción parcial, la tendencia a comunicar: una interacción parcial, la tendencia a comunicar sólo algunas partes del propio mundo interior, el riesgo de construir una cierta imagen de sí mismo que suele llevar a la autocomplacencia.

Es importante recordar siempre que el contacto virtual no puede y no debe sustituir el contacto humano directo, en todos los aspectos de nuestra vida.

Mensaje del papa Benedicto XVI para la 45 Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales 2011


www.vatican.va

MENSAJE DEL SANTO PADRE
BENEDICTO XVI
PARA LA XLV JORNADA MUNDIAL 
DE LAS COMUNICACIONES SOCIALES

Verdad, anuncio y autenticidad de vida en la era digital

5 de junio 2011

 
Queridos hermanos y hermanas

Con ocasión de la XLV Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales, deseo compartir algunas reflexiones, motivadas por un fenómeno característico de nuestro tiempo: la propagación de la comunicación a través de internet. Se extiende cada vez más la opinión de que, así como la revolución industrial produjo un cambio profundo en la sociedad, por las novedades introducidas en el ciclo productivo y en la vida de los trabajadores, la amplia transformación en el campo de las comunicaciones dirige las grandes mutaciones culturales y sociales de hoy. Las nuevas tecnologías no modifican sólo el modo de comunicar, sino la comunicación en sí misma, por lo que se puede afirmar que nos encontramos ante una vasta transformación cultural. Junto a ese modo de difundir información y conocimientos, nace un nuevo modo de aprender y de pensar, así como nuevas oportunidades para establecer relaciones y construir lazos de comunión.
Se presentan a nuestro alcance objetivos hasta ahora impensables, que asombran por las posibilidades de los nuevos medios, y que a la vez exigen con creciente urgencia una seria reflexión sobre el sentido de la comunicación en la era digital. Esto se ve más claramente aún cuando nos confrontamos con las extraordinarias potencialidades de internet y la complejidad de sus aplicaciones. Como todo fruto del ingenio humano, las nuevas tecnologías de comunicación deben ponerse al servicio del bien integral de la persona y de la humanidad entera. Si se usan con sabiduría, pueden contribuir a satisfacer el deseo de sentido, de verdad y de unidad que sigue siendo la aspiración más profunda del ser humano.
Transmitir información en el mundo digital significa cada vez más introducirla en una red social, en la que el conocimiento se comparte en el ámbito de intercambios personales. Se relativiza la distinción entre el productor y el consumidor de información, y la comunicación ya no se reduce a un intercambio de datos, sino que se desea compartir. Esta dinámica ha contribuido a una renovada valoración del acto de comunicar, considerado sobre todo como diálogo, intercambio, solidaridad y creación de relaciones positivas. Por otro lado, todo ello tropieza con algunos límites típicos de la comunicación digital: una interacción parcial, la tendencia a comunicar sólo algunas partes del propio mundo interior, el riesgo de construir una cierta imagen de sí mismos que suele llevar a la autocomplacencia.
De modo especial, los jóvenes están viviendo este cambio en la comunicación con todas las aspiraciones, las contradicciones y la creatividad propias de quienes se abren con entusiasmo y curiosidad a las nuevas experiencias de la vida. Cuanto más se participa en el espacio público digital, creado por las llamadas redes sociales, se establecen nuevas formas de relación interpersonal que inciden en la imagen que se tiene de uno mismo. Es inevitable que ello haga plantearse no sólo la pregunta sobre la calidad del propio actuar, sino también sobre la autenticidad del propio ser. La presencia en estos espacios virtuales puede ser expresión de una búsqueda sincera de un encuentro personal con el otro, si se evitan ciertos riesgos, como buscar refugio en una especie de mundo paralelo, o una excesiva exposición al mundo virtual. El anhelo de compartir, de establecer “amistades”, implica el desafío de ser auténticos, fieles a sí mismos, sin ceder a la ilusión de construir artificialmente el propio “perfil” público.
Las nuevas tecnologías permiten a las personas encontrarse más allá de las fronteras del espacio y de las propias culturas, inaugurando así un mundo nuevo de amistades potenciales. Ésta es una gran oportunidad, pero supone también prestar una mayor atención y una toma de conciencia sobre los posibles riesgos. ¿Quién es mi “prójimo” en este nuevo mundo? ¿Existe el peligro de estar menos presentes con quien encontramos en nuestra vida cotidiana ordinaria? ¿Tenemos el peligro de caer en la dispersión, dado que nuestra atención está fragmentada y absorta en un mundo “diferente” al que vivimos? ¿Dedicamos tiempo a reflexionar críticamente sobre nuestras decisiones y a alimentar relaciones humanas que sean realmente profundas y duraderas? Es importante recordar siempre que el contacto virtual no puede y no debe sustituir el contacto humano directo, en todos los aspectos de nuestra vida.
También en la era digital, cada uno siente la necesidad de ser una persona auténtica y reflexiva. Además, las redes sociales muestran que uno está siempre implicado en aquello que comunica. Cuando se intercambian informaciones, las personas se comparten a sí mismas, su visión del mundo, sus esperanzas, sus ideales. Por eso, puede decirse que existe un estilo cristiano de presencia también en el mundo digital, caracterizado por una comunicación franca y abierta, responsable y respetuosa del otro. Comunicar el Evangelio a través de los nuevos medios significa no sólo poner contenidos abiertamente religiosos en las plataformas de los diversos medios, sino también dar testimonio coherente en el propio perfil digital y en el modo de comunicar preferencias, opciones y juicios que sean profundamente concordes con el Evangelio, incluso cuando no se hable explícitamente de él. Asimismo, tampoco se puede anunciar un mensaje en el mundo digital sin el testimonio coherente de quien lo anuncia. En los nuevos contextos y con las nuevas formas de expresión, el cristiano está llamado de nuevo a responder a quien le pida razón de su esperanza (cf. 1 P 3,15).
El compromiso de ser testigos del Evangelio en la era digital exige a todos el estar muy atentos con respecto a los aspectos de ese mensaje que puedan contrastar con algunas lógicas típicas de la red. Hemos de tomar conciencia sobre todo de que el valor de la verdad que deseamos compartir no se basa en la “popularidad” o la cantidad de atención que provoca. Debemos darla a conocer en su integridad, más que intentar hacerla aceptable, quizá desvirtuándola. Debe transformarse en alimento cotidiano y no en atracción de un momento.
La verdad del Evangelio no puede ser objeto de consumo ni de disfrute superficial, sino un don que pide una respuesta libre. Esa verdad, incluso cuando se proclama en el espacio virtual de la red, está llamada siempre a encarnarse en el mundo real y en relación con los rostros concretos de los hermanos y hermanas con quienes compartimos la vida cotidiana. Por eso, siguen siendo fundamentales las relaciones humanas directas en la transmisión de la fe.
Con todo, deseo invitar a los cristianos a unirse con confianza y creatividad responsable a la red de relaciones que la era digital ha hecho posible, no simplemente para satisfacer el deseo de estar presentes, sino porque esta red es parte integrante de la vida humana. La red está contribuyendo al desarrollo de nuevas y más complejas formas de conciencia intelectual y espiritual, de comprensión común. También en este campo estamos llamados a anunciar nuestra fe en Cristo, que es Dios, el Salvador del hombre y de la historia, Aquél en quien todas las cosas alcanzan su plenitud (cf. Ef 1, 10). La proclamación del Evangelio supone una forma de comunicación respetuosa y discreta, que incita el corazón y mueve la conciencia; una forma que evoca el estilo de Jesús resucitado cuando se hizo compañero de camino de los discípulos de Emaús (cf. Lc 24, 13-35), a quienes mediante su cercanía condujo gradualmente a la comprensión del misterio, dialogando con ellos, tratando con delicadeza que manifestaran lo que tenían en el corazón.
La Verdad, que es Cristo, es en definitiva la respuesta plena y auténtica a ese deseo humano de relación, de comunión y de sentido, que se manifiesta también en la participación masiva en las diversas redes sociales. Los creyentes, dando testimonio de sus más profundas convicciones, ofrecen una valiosa aportación, para que la red no sea un instrumento que reduce las personas a categorías, que intenta manipularlas emotivamente o que permite a los poderosos monopolizar las opiniones de los demás. Por el contrario, los creyentes animan a todos a mantener vivas las cuestiones eternas sobre el hombre, que atestiguan su deseo de trascendencia y la nostalgia por formas de vida auténticas, dignas de ser vividas. Esta tensión espiritual típicamente humana es precisamente la que fundamenta nuestra sed de verdad y de comunión, que nos empuja a comunicarnos con integridad y honradez.
Invito sobre todo a los jóvenes a hacer buen uso de su presencia en el espacio digital. Les reitero nuestra cita en la próxima Jornada Mundial de la Juventud, en Madrid, cuya preparación debe mucho a las ventajas de las nuevas tecnologías. Para quienes trabajan en la comunicación, pido a Dios, por intercesión de su Patrón, san Francisco de Sales, la capacidad de ejercer su labor conscientemente y con escrupulosa profesionalidad, a la vez que imparto a todos la Bendición Apostólica.
Vaticano, 24 de enero 2011, fiesta de san Francisco de Sales.

BENEDICTUS PP. XVI

martes, 22 de noviembre de 2011

"Encuentro de comunicadores diocesanos" en Lima


Desde el 24 al 26 de noviembre se llevará a cabo en Lima el Encuentro de Comunicadores Diocesanos, que tendrá como tema central: "Las nuevas tecnologías al servicio de la Pastoral de las Comunicaciones".
El evento está dirigido a todos los miembros de las oficinas de prensa y/o comunicaciones de todas las jurisdicciones eclesiásticas del Perú, y es organizada por la Conferencia Episcopal Peruana (CEP), a través de la Comisión Episcopal de Comunicación Social, la Oficina de Prensa de la CEP, la Red de Informática de la Iglesia en América Latina - RIIAL, y cuenta con el apoyo de VE Multimedios.
Durante este encuentro se ofrecerá a los participantes diversos temas que son importantes para su trabajo pastoral y comunicativo, y que están referidos a Redes Sociales, Servicios Web para la Iglesia, Aspectos teórico-prácticos de la gestión de las comunicaciones y la prensa en las Diócesis, Cómo buscar información en la Web, Seguridad y privacidad en las redes, entre otros temas.

Beato Sixto Brioschi


Sacerdote de la Primera Orden (1404--1486). Su culto fue aprobado por San Pío X el 9 de octubre de 1912.
Aunque no sabemos mucho de su vida, lo que se sabe es suficiente para destacar la figura de un gran santo y un gran fraile. Nacido en Milán hacia 1404. No se conoce el nombre de sus padres ni su procedencia social. Movido por la predicación de San Bernardino de Siena, se decidió a abrazar el ideal franciscano como lo vivía el gran Santo sienés,  entró en la Orden Franciscana a la edad de 16 años, en el convento del Santo Angel en Milán.
Vive fielmente sus compromisos religiosos, de modo que, ordenado sacerdote, es enviado a Mantua en 1436, al convento de San Francisco, con el encargo de incrementar la vida religiosa en la comunidad. Su larga permanencia en este convento está marcada por un continuo progreso en la virtud como religioso y sacerdote, buscado por fieles, cohermanos, sacerdotes y prelados como director espiritual. Entre sus dirigidos figura el Beato Bernardino de Feltre. En este convento vivió toda su vida, en pobreza extrema, obediencia sin reservas y pureza angélica.  Rico en carismas celestiales, fue agraciado también con apariciones celestiales. Murió con fama de santidad a la edad de 82 años. Su cuerpo reposa actualmente en la Basílica de San Antonio en Milán.

Beato Salvador Lilli,

http://www.franciscanos.net/

Beato Salvador Lilli.
Sacerdote y mártir de la Primera Orden (1853‑1895). Beatificado el 3 de octubre de 1982 por Juan Pablo II.
Salvador Lilli nació el 19 de junio de 1853 en Capadocia, entre los montes de la Marsica, provincia de Aquila. Por una providencial coincidencia su región tiene el mismo nombre de la región turca, cercana a Armenia Menor, donde trabajó como misionero durante quince años hasta el martirio.
Era el sexto y último hijo de los cónyuges Vicente y Anunciata Lilli, una familia religiosa y discretamente acomodada por el producido del comercio que el jefe del hogar ejercía en Nettuno, donde pasaba muchos meses del año. La atmósfera familiar, profundamente cristiana, favoreció en el niño Salvador el desarrollo de los sentimientos religiosos, y al mismo tiempo las discretas posibilidades económicas permitieron a sus padres proporcionarle una instrucción escolar muy amplia.
A los 18 años Salvador se presentó al superior de San Francisco a Ripa en Roma y pidió ser admitido a la Orden de los Hermanos Menores. En 1863 decidió ir como misionero a Tierra Santa, donde desde los tiempos de San Francisco los franciscanos custodian los santuarios y asisten a los peregrinos. En Palestina continuó sus estudios de filosofía y teología, primero en Belén, luego en Jerusalén, donde fue ordenado sacerdote el 6 de abril de 1879. Un año después se fue a Turquía; conocedor de las lenguas árabe, turca y armena, desarrolló un provechoso apostolado entre los cristianos de Marasc.
En 1885 volvió a Italia para visitar a su familia y a sus cohermanos. En 1886 regresó a Marasc, y, como superior de la misión, en el cuatrienio 1890‑1894 realizó importantes obras caritativas y sociales en favor de los fieles.
Junto con otros cohermanos, durante quince años no se limitó a la actividad religiosa, sino que procuró la instrucción y la promoción social de los pobres. Gracias a sus dotes intelectuales y de corazón, conocía muy bien el turco hablado y el literario, y se ganó bien pronto el afecto de los cristianos y la estimación y el respeto de los no católicos, y de los musulmanes, inclusive de las autoridades. Incrementó la prácticas espirituales adquirió una extensa propiedad, dotándola de implementos agrícolas y abrió un dispensario.
En 1885 los musulmanes desencadenaron una persecución armada, sistemática y feroz contra la minoría armenia de la región. Fray Salvador, quien desde hacía dieciséis meses era párroco y superior en Mu-juk‑Dresi, rehusó hacerse musulmán y fue herido en una pierna. Luego fue aprisionado junto con diez parroquianos y acosado por los musulmanes con halagos y amenazas para que apostatara. Pero se mantuvo inconmovible, y a pesar de la herida de la pierna, que le producía grandes pérdidas de sangre, confortaba y animaba a los demás: “Hijitos míos, sean fuertes en la fe, no se hagan musulmanes. El mundo es pasajero. En el cielo nos espera Jesús con todos sus santos. Valor!, después del sufrimiento nos espera la gloria del Paraíso!”. El 22 de noviembre de 1895, junto con siete cristianos armenos, parroquianos suyos, fue inmolado a golpes de bayoneta. El 3 de octubre de 1982, como conclusión del octavo centenario del nacimiento de San Francisco (1182‑1982) el papa Juan Pablo II proclamaba beatos a Salvador Lilli y sus siete cristianos compañeros mártires por la fe en Cristo.

Publican libro "Padre Pío" sobre San Pío de Pietralcina

José María Zavala, "Padre Pío. Los milagros desconocidos del santo de los estigmas". Ed. Libros Libres, 2011, 230 pags.

El padre Pío de Pietrelcina nació en 1887 y murió en 1968 en el convento capuchino de San Giovanni Rotondo. Allí dedicó medio siglo casi exclusivamente a confesar a decenas de miles de personas que acudían a verle atraídas por su fama de santidad y por los numerosos milagros y hechos extraordinarios que rodearon su vida. Sobre todo, los estigmas, que recibió siendo muy joven y le hicieron vivir en su propia carne la Pasión de Cristo.
 Juan Pablo II lo elevó a los altares en 2002 ante la mayor asistencia jamás registrada en una canonización. Y desde entonces su nombre, que ya era venerado masivamente en Italia, se ha extendido por toda la tierra. “Daré más guerra muerto que vivo”, profetizó el santo. Este libro, con sus impactantes historias de fe y conversión, es una buena prueba de ello.

Con información de las páginas web: religionylibertad.com y tiendaslibres.com

En un libro para niños el Papa explica quién es la Virgen María


ROMA, 22 Nov. 11 / 10:42 am (ACI/EWTN Noticias)

La Piccola Casa Editrice ha publicado hace unos días en Italia el libro "María. La mamá de Jesús" en el que se presentan una serie de intervenciones en las que el Papa Benedicto XVI explica a los niños que la Virgen de Nazaret es la Madre de Dios y de todos.
Publicado en italiano, el libro de 48 páginas, cuenta con la introducción del nuevo Arzobispo de Milán, Cardenal Angelo Scola, quien recuerda que "el primer rostro que todos hemos visto, apenas nacidos, ha sido el de mamá".
"Poco a poco hemos aprendido a reconocerlo y a responder a su sonrisa, aprendiendo confiados a distinguirlo de otros rostros en la vida. Y así también pasó con Jesús".
El Cardenal describe luego una descripción que hace el Papa en el libro sobre una tradición bizantina, "la de la ternura".
Esa figura "muestra a Jesús niño con el rostro apoyado –mejilla con mejilla– en el de la Madre. El niño mira a la madre, y esta nos mira, casi reflejando lo que observa, y reza, la ternura de Dios, descendida en Ella del cielo y encarnada en el Hijo que porta en brazos".
En la introducción dada a conocer por el diario vaticano L’Osservatore Romano, el Cardenal recuerda que la Virgen concebida sin pecado "ha vivido nuestras mismas alegrías y dolores, los momentos difíciles y nuestras mismas fatigas y el mismo entusiasmo… pero siempre confiando y confiándose en Dios".
"Y esta es la diferencia y hace la vida digna y bella, como dice en otro punto de este libro el Papa Benedicto: ‘solo si Dios es grande, también el hombre es grande. Con María debemos comenzar a entender que esto es así".
María, dice el Cardenal, "enseña a no desalentarnos antes las cosas que no se dan o nos afectan, ni ante nuestros errores, si es que tenemos la humildad de reconocerlas y de pedir perdón, ni siquiera ante el misterio terrible de la muerte" que ella vivió cara a cara a los pies de la Cruz de su Hijo Jesús, que luego se ve sobrepasada con la alegría de la resurrección el Sábado Santo.
El Cardenal Scola concluye con una recomendación que recordó al leer este libro: "sugiero un modo sencillo" para confiar en la Virgen: "recen, de rodillas al costado de sus camas, un Ave María todas las noches. Yo lo he hecho así y me ha ayudado mucho".
Para adquirir el texto (en italiano) puede ingresar aquí

Archiveros y evangelización

Tomado de "Fraternitas"


Durante los días del 13 al 16 de septiembre de 2011, convocados por la “Asociación Archivística Eclesiástica” del Vaticano, se reunieron en Sassone di Ciampino (Italia), los archiveros del clero secular, de los religiosos y de las asociaciones de laicos. El tema central fue “Archiveros y Evangelización”, con el fin de promover la valorización de la documentación conservada en los archivos relacionados especialmente con la evangelización, la catalogación y la conservación de la documentación y utilización de la misma. Se ha constatado el poco interés actual por la investigación en los archivos de lo mucho que se ha hecho en la
evangelización y en la conservación de lo que se hace; se mencionaron expresamente casos como “sermones”, “catecismos”, “Impresiones”, las primeras catequesis familiares impartidas por las abuelas; y también, se constató muy poca relación entre los archivos del clero regular, clero secular y asociaciones laicas, expresando el deseo de alcanzar la unidad en la pluralidad de los “Archivos de la Iglesia”. Subrayamos la buena acogida de parte de los Congresistas de las informaciones dadas en torno al Archivo Histórico de la Orden y a su riqueza de documentos como prueba fehaciente de la obra evangelizadora de los franciscanos en la Iglesia.

Acto académico en honor del beato Juan Duns Escoto



El día 8 noviembre 2011, a las 9:30 de la mañana, en el Auditorium Antonianum (Roma), se tuvo el tradicional acto académico que cada año la Pontificia Universidad Antonianum organiza en esta fecha en honor del beato Juan Duns Escoto.
PROGRAMA:
- Prof. Priamo Etzi, OFM, Rector Magnífico, Discurso y relación sobre el año académico 2010-2011.
- Prof. Tobias Hoffmann, Repensando la libertad. La contribución de Duns Escoto
- P. Barnaba Hechich, OFM, Presidente de la Comisión Escotista, Los Novísimos, es decir las últimas verdades de la fe en la atenta y detallada valoración de Duns Escoto (en el XIV volumen de la Ordinatio, que está a punto de ser publicado)
- Fr. Vidal Rodríguez, Secretario General para la Formación y los Estudios, Discurso y saludo final. El P. Vidal transmitió las palabras que iba a pronunciar el Rev.mo P. José Rodríguez Carballo, OFM, Ministro General de la Orden de los Frailes Menores (haga clic aquí para el texto) y Gran Canceller de la Universidad que, por motivos imprevistos e ineludibles, no pudo asistir al acto.
Audio: Fr. Vidal Rodríguez, Secretario General para la Formación y los Estudios leyendo el mensaje del Ministro general.

Fr. Vidal Rodríguez

Permitir relaciones con menores abriría puerta a explotación sexual, advierten médicos peruanos


LIMA, 22 Nov. 11 / 08:20 am (ACI)

De izq. a der.: Dr. Miguel Gutiérrez, Dr. Ciro Maguiña
y Dr. Daniel Aspilcueta (foto ACI Prensa)
La presidenta de la Asociación Nacional de Médicos Católicos del Perú, Maíta García, advirtió que despenalizar las relaciones sexuales entre y con adolescentes de 14 a 17 años, daría lugar "a situaciones de maltrato y explotación sexual" de menores.
La psiquiatra y también experta en temas de familia hizo esta advertencia al referirse a la acción de inconstitucionalidad que el Colegio Médico del Perú y del Instituto Peruano de Paternidad Responsable (INPPARES), presentarán contra la ley que penaliza las relaciones entre adolescentes en Perú.
En declaraciones a ACI Prensa, García recordó que es deber del Estado "proteger la integridad física, psíquica, moral y social de los niños y adolescentes", los cuales están en proceso de formación "y generalmente no tienen la capacidad suficiente para calcular las consecuencias de sus actos. Por eso existe el principio de la patria potestad por el cual, hasta alcanzar la mayoría de edad, sus padres responden por ellos".
En ese sentido, dijo que "dar paso a la posibilidad legal de tener relaciones sexuales, sin haber alcanzado la madurez necesaria para ejercer una sexualidad de manera responsable, no protegerá a las adolescentes y puede dar lugar a situaciones de maltrato y explotación sexual". "¿Permitiría también la prostitución de menores si fuera consentida?", cuestionó.
La representante de los médicos católicos señaló que el mencionado "consentimiento" puede ser "fácilmente obtenido por personas inescrupulosas que conseguirían el favor de estas niñas cubriendo algunas de sus muchas necesidades materiales y emocionales, lo que sería una situación de evidente abuso de poder".
"Este mismo consentimiento –recordó-, es comúnmente utilizado como argumento de defensa en las acusaciones de violación".
"Consideramos que lo que corresponde al Estado es velar por la salud integral de todas las personas, particularmente por las más débiles y en proceso de formación, en salvaguarda de su dignidad, autoestima y posibilidades de un futuro mejor", expresó.
El anuncio de la acción de inconstitucionalidad fue hecho el pasado 18 de noviembre por el decano del Colegio Médico del Perú, Dr. Ciro Maguiña; y el director ejecutivo de INPPARES, Dr. Daniel Aspilcueta.

lunes, 21 de noviembre de 2011

Caso Ciro Castillo: lecciones para aprender

Dr. Ciro Castillo Rojo Salas, padre del fallecido estudiante
Ciro Castillo Rojo García Caballero.
(Prensa Franciscana del Perú).- El Dr. Ciro Castillo Rojo Salas -padre del fallecido estudiante Ciro Castillo Rojo García Caballero-, demostró durante este tiempo de búsqueda de su hijo no sólo su amor de padre, sino otros valores humanos trascedentes como fidelidad, paciencia, caridad, solidaridad,  humildad, justicia, fe…
En tiempos actuales en que actos de corrupción y hechos de violencia son noticias frecuentes, es necesario rescatar acciones nobles y gestos amables de los peruanos, para que no pasen desapercibidos y sirvan como ejemplo a seguir.
Últimamente somos testigos de denuncias contra algunos malos “padres de la patria”, vemos el incremento de la violencia urbana, violaciones, violencia familiar, crímenes contra menores de edad. Por otro lado y paradójicamente hay otra corriente de “nacionalismo” que pretende dar un valor extra a la “gastronomía peruana” o darle una nacionalidad a los recursos naturales. Escuchamos hablar de “el orgullo de nuestra Amazonía peruana”, “nuestra exquisita comida peruana”, “nuestro pisco sour”, “Machu Picchu maravilla del mundo”, Vargas Llosa el Nobel de Literatura, así como la ponderación de la “maca peruana”, la “quiwicha peruana”, la “cañihua”,  como si colocando el adjetivo “peruano” se estaría creando un valor trascendental inmanente.
Pero no debemos confundirnos, porque los valores no tienen nacionalidad, son valores éticos, validos para toda la humanidad.
Día a día –y quizás de manera imperceptible para la mayoría- tienen lugar acciones valerosas, hechos que resaltan el valor de la persona humana, gestos que merecen perpetuarse. Desde la humilde madre de familia que se levanta a las 5 de la mañana para ir a trabajar en un puesto del mercado, llevando a sus hijos en hombros, hasta el modesto obrero que “con el sudor de su frente” lleva un pan a casa. Esos valores hay que rescatar y difundir.
En los últimos meses hemos sido testigos de un hecho poco usual: un padre de familia buscando a su hijo perdido, y no abandonando esta tarea a pesar de que el “sentido común” y la “mayoría” le decían lo contrario.
Nos referimos al doctor Ciro Castillo-Rojo Salas, padre del fallecido estudiante universitario Ciro Castillo Rojo García Caballero, quien se perdió en los primeros días de abril en el Valle del Colca (Arequipa) y del que se desconocía su paradero.
El doctor Castillo Rojo buscó a su hijo por casi siete meses, en condiciones adversas y sin contar con los recursos materiales suficientes. Preguntó, indagó, caminó personalmente por los peñascos, tocó puertas, invocó a las autoridades, habló con la prensa, iba y venía con su pregunta: ¿Dónde está mi hijo? Y cuando las carencias aumentaban no dudó, junto a su esposa e hijos, en organizar actividades como polladas y o parrilladas para recaudar fondos, pues el doctor había dejado de trabajar, todo con el propósito de dedicarse íntegramente a buscar a su hijo extraviado.
Y en ese empeño, quizás bajo los efectos de la desesperación, intentó dar explicaciones en voz alta, hilvanar suposiciones e hipótesis, como la de un posible asesinato o secuestro, denunciando un supuesto homicidio ante las autoridades judiciales, aunque los peritos forenses acaban de decir que el joven falleció por los golpes de la caída a un abismo en las faldas del cerro Bomboya.
Todo esto lo hizo por amor a su hijo.
El doctor Ciro simplemente no se dejó vencer por la adversidad o los nulos resultados. En las primeras semanas, el optimismo se iba convirtiendo en pesimismo, pero esto no lo amilanó. Finalmente, nos ha conmovido el momento en que se anuncia el hallazgo del cadáver y el doctor fue al encuentro, manteniendo la serenidad. Incluso al momento del levantamiento y reconocimiento del cadáver en la morgue de Arequipa este padre de familia conmovió a todo el Perú y el mundo. Sus lágrimas ante el cadáver son las de un padre acongojado por lo irreparable.
El doctor Ciro Castillo Rojo nos ha dado un mensaje: ser padre implica amar hasta las últimas consecuencias, y al igual que nuestro padre celestial que deja al rebaño para ir a buscar a una oveja que se perdió, así un padre humano también deja todo lo que tiene que hacer para ir al rescate de su hijo.
Amor, fidelidad, paciencia, valentía, serenidad, amor a Dios, valores que hay que hacer nuestros todos los días.
Y es necesario destacar este valor del doctor Ciro, porque –en la otra orilla- existen antivalores: padre y madres que abandonan a sus hijos en la calle, padres que no cumplen con sus obligaciones familiares, padres que castigan con violencia a sus hijos y a sus esposas. Estos antivalores, lamentablemente son frecuentes en nuestro país, pero no debemos dejar que sigan aumentando.

Paralelamente, también destacamos a otros miles de padres que desde el anonimato están trabajando ahora por transmitir bnuenos ejemplos y valores éticos a su familia. Otros, casos como el del señor Walter Oyarce Delgado (cuyo hijo Walter Oyarce Domínguez fue asesinado en el estadio durante un partido de fútbol) también son ejemplares, porque más allá del dolor y el rencor han demostrado una entereza y dignidad humana como pocas veces se puede ver.
Es con ejemplo de grandeza, de solidaridad y de amor a Dios que se puede transmitir mejor a la sociedad el beneficio y la importancia de los valores éticos y morales, que deben erigirse como la guía de nuestro actual. Muchos dicen: si los seres humanos siguieran la ley de Dios no necesitaríamos tantas leyes penales para corregir a la sociedad y llevarla por el camino del bien.

Orden Franciscana Seglar del Perú realizó su Capítulo nacional 2011

El Capítulo nacional 2011 de la Orden Franciscana Seglar (OFS) del Perú se realizó en Lima los días 19 y 20 de noviembre 2011en la Casa de Ejercicios de la Provincia Misionera San Francisco Solano.
Este certamen congregó a  85 franciscanos seglares de las siguientes regiones del Perú: Región Norte (Cajamarca); Región Chavín (Huaraz); Región Lima; Región Centro (Huancayo); Región Sur (Arequipa, Moquegua y Tacna), y Región Altiplano (Puno, Juliaca). La Región Sur Oriente (Cusco) no pudo llegar.
Los objetivos fueron:
a. Tener un encuentro fraterno, realizar reflexiones sobre nuestro proyecto de vida, y tener un encuentro comunitario con nuestro Señor.
b. Optimizar vínculos fraternos y de coordinación entre animadores JUFRA y Consejos regionales.
c. En base a cada realidad regional OFS/JUFRA establecer necesidades y actualizar estadística de cada región.
d. Aprobar el Plan OFS/JUFRA del Perú y trabajar juntos el anexo del plan operativo del bienio.
e. Establecer el cronograma de PRONAFI 2012, para OFS y JUFRA traer propuestas de fechas.
f. Establecer el cronograma 2012 de las Visitas Fraternas, Pastorales y capítulos para OFS- JUFRA.
SÁBADO 19 DE NOVIEMBRE
La ministra Nacional Ana María Raffo, dio el saludo de bienvenida, acto seguido los consejos regionales dieron el informe de su gestión.
Los miembros del Consejo Nacional presentaron el plan de trabajo, cada uno por su servicio (Ministra, viceministro, secretaria, tesorera, formadora, mutuas relaciones y promoción vocacional y Asistentes espirituales).
Se elaboro el plan de actividades del consejo nacional de los Franciscanos Seglares.
Visito el Capitulo la madre Victoria Naupari, religiosa franciscana de las hermanas de Bamberga,  directora del Centro Franciscano, una entidad que forma en la espiritualidad franciscana a miembros de las instituciones religiosas franciscanas, abierto al público.
DOMINGO 20 DE NOVIEMBRE
Se contó con la participación de las hermanas del Monasterio de Santa Clara quienes expusieron el tema de la oración contemplativa. El tema posterior fue sobre el informe sobre el capitulo General, retos para el Bienio 2012-2013.
En ambiente de fraternidad y optimismo se lograron los objetivos propuestos.
A continuación algunas imágenes del encuentro, captadas por los hermanos Jorge Román Tasayco y Germán Yactayo.




















Monseñor Tomasi explica razones del Año de la Fe de Benedicto XVI


Monseñor Adriano Tomassi OFM,
Obispo Auxiliar de Lima.
El Obispo Auxiliar de Lima, Monseñor Adriano Tomasi, explicó las razones por las que el Papa Benedicto XVI ha convocado a un "Año de la Fe" entre octubre de 2012 y noviembre de 2013.
Monseñor Tomasi dijo el 16 de noviembre que este Año de la Fe va a traer "compromisos e iniciativas que nos lleven a revitalizar la fe. Sabemos que la fe está viva en muchos en nuestra Iglesia, pero hay otros que reciben el bautismo y se van descuidando, y su fe disminuye".
"Hoy en día –lamentó– vemos conductas o actitudes de personas que han sido bautizadas y que andan deambulando por la vida sin saber que Dios es la meta de su vida".
Por eso, el Año convocado por Benedicto XVI será ocasión "para ayudar a todos los que se han alejado y para dar un testimonio vivo de la fe".
Al explicar que este Año convocado por el Papa se da en ocasión del 50 aniversario de la inauguración del Concilio Vaticano II, el Obispo destacó las esperanzas que generó este importante acontecimiento en la Iglesia y resaltó que "todavía falta mucho para implementar y darle a la Iglesia esa actualización (…) que se esperaba".
Ante la globalización y los cambios actuales, dijo "la Iglesia tiene una misión nueva, de ser portadora de esperanza, la esperanza que sembró el Concilio Vaticano II".
En cuanto a la preparación de los fieles para el Año de la Fe, el Prelado alentó a mirar y reflexionar sobre lo dicho por el Papa en la Jornada Mundial de la Juventud en agosto en Madrid y el testimonio dado por los jóvenes, además de reconocer el ejemplo del Beato Papa Juan XXIII que convocó el Concilio.
El Obispo Auxiliar de Lima destacó además la labor de los fieles en esta arquidiócesis, la labor del Arzobispo, el Cardenal Juan Luis Cipriani, y la necesidad de impulsar las vocaciones: "necesitamos que mas jóvenes decidan realmente decirle sí al Señor", aseguró.
Finalmente el Prelado dijo que es necesario que la fe cristiana "primigenia y luminosa" se redescubra en Europa en medio de tantos desafíos actuales como la crisis económica; y destacó que en lugares como Cuba esta fe "está verdaderamente creciendo y fortaleciéndose".
 

La visita canónica como kairós


Al final de esta celebración eucarística os entregaré un pergamino con la “Bendición de san Francisco”. Es el gesto de envío a las Entidades que os han sido asignadas para realizar la Visita Canónica y presidir los respectivos Capítulos provinciales. Mientras os agradezco el haber aceptado este servicio a los hermanos, os pido que saludéis a todos en mi nombre y en nombre de los miembros del Definitorio general y de los hermanos de esta fraternidad de Santa María Mediatrrice. Y puesto que vais en mi nombre durante todo el tiempo que dure la Visita, tened presente cuanto san Francisco pide a los Ministros, particularmente en la Carta a un Ministro, sin olvidar vuestro deber de animar a todos los hermanos a pasar de lo bueno a lo mejor, y de corregir a cuantos pecaren (2R VII), recordándoles a todos que la santidad es la vocación a la que todos hemos sido llamados y que ésta consiste en la perfección del amor.
Durante la Visita encontraréis mucha santidad: hermanos, jóvenes, adultos y ancianos, sanos y enfermos, que llevan una vida evangélica radical, como exige nuestra forma de vida, y que desde la lógica del don se entregan con verdadera pasión, sin cálculo ni reserva de algún tipo, al Señor y a los demás. A ellos pedidles que no desfallezcan en hacer el bien. Ellos son más necesarios que nadie en la Fraternidad, pues son las verdaderas columnas de la Orden. Su vida es una verdadera evangelización para los de cerca y para los de lejos, ad intra y ad extra, inter gentes y ad gentes.
Encontraréis también hermanos que desean seguir caminando, pero tal vez se sienten cansados y su vida corre peligro de volverse insípida. A los hermanos que se encuentran en esta situación recordarles, a tiempo y a destiempo, su propósito y el punto de partida, como nos invita santa Clara, es decir: cuanto hemos prometido el día de nuestra profesión, es decir: observar el Evangelio como regla y vida, “viviendo en obediencia, sin nada propio, y en castidad” (1R 1, 1). Al mismo tiempo invitadles a permanecer en estado de fundación, a sentirse responsables en primera persona de la revitalización de la forma de vida que Francisco ha vivido y nosotros hemos abrazado. Invitadles a la fidelidad creativa (cf. VC 37), de tal modo que sus vidas sean significativas para cuantos se acerquen a ellos. Invitadles a ser Evangelio viviente, “exégesis viviente de la Palabra de Dios” (Verbum Domini, 83), y, de este modo, poder ofrecer un estilo de vida alternativo al que ofrece una vida dominada por la mediocridad. Prestad particular atención a los hermanos que se han dejado llevar de la mano por la rutina, el desencanto, y la mediocridad. Sus vidas, evangélicamente hablando, corren peligro. Que no priven a los demás del testimonio gozoso de haber sido llamados y enviados a restituir, con su vida y su palabra, el don del Evangelio a los hombres y mujeres de hoy.
En la visita a las Entidades encontraréis también pecado e infidelidad. Mientras os pido lucidez para discernir lo que viene del Señor y lo que le es contrario (cf. VC 73), y fuerza para denunciar el pecado cualquiera que sea la forma en que se presente, os pido también misericordia con el pecador. Además de recordar siempre, como ya dije, la Carta a un Ministro, tened también presente cuanto dice san Agustín: El triunfo de la justicia es la misericordia. Mientras a estos hermanos les invitáis a la conversión, es decir, a creer en el Evangelio (cf. Mc 1, 15), no olvidéis nunca el comportamiento de Jesús con los pecadores (cf. Jn 8, 11). Sea ese comportamiento vuestra norma en todo momento.
La Visita canónica puede ser un momento de gracia para descubrir el paso del Señor en la vida y misión de los hermanos, y la vida y misión de las distintas Entidades. Un paso que en la mayor parte de las veces es muy discreto, como fue el paso del Señor por delante de la tienda de Abraham (cf. Gn 18, 1ss), o la presencia del Resucitado en el camino de los discípulos de Jesús (cf. Lc 24, 13ss). En ese caso es preciso una atención particular para que no pase de largo, sino que se quede con nosotros. Otras veces la visita del Señor se presenta cubierta de tantos y tan tupidos velos que es necesario ser centinela en la noche, un experto en la escucha y en la búsqueda del Señor, que sepa detectar esa presencia y como Juan Bautista la indique a los demás (cf. Jn 1, 15ss). Queridos hermanos visitadores: al mismo tiempo que os pido que pongáis a las Entidades que visitaréis en clima de discernimiento, y que invitéis a los hermanos a que hagan un alto en el camino para discernir dónde están, hacia dónde van, y lo que les pide el Señor en estos momentos (moratorium), os pido, también, que vosotros mismos seáis expertos en la escucha y en la búsqueda de lo que el Señor pide a los hermanos para que sus vidas sean evangélicamente significativas, y que, una vez que hayáis intuido lo que el Señor les pide, con mucha lucidez y audacia, se lo hagáis conocer y les animéis a ponerlo por obra, discerniendo juntos las mediaciones necesarias para alcanzar dicho propósito. Para ello sed hombres de oración y programad la Visita de tal modo que pueda realizarse en ese mismo clima de oración. Y recordar vosotros mismos y recordádselo a los hermanos que Dios solo no está donde no se quiere que esté, y sólo no se le encuentra donde no se le quiere encontrar.
La Iglesia, anclada en sus problemas internos, en estos momentos corre el riesgo de centrarse demasiado en sí misma, como una ciudad asediada. Esa misma tentación la experimenta la vida religiosa y la vida franciscana. Frente a la disminución de vocaciones, el envejecimiento y la dificultad en gestionar las obras que hemos heredado o puesto en pié, muchas veces a base de grandes sacrificios, las entidades corren el riesgo de cerrarse en ellas mismas, olvidando que nuestro claustro es el mundo, que hemos sido llamados para ser enviados (cf. Mc 1, 14-15), que communio y missio son inseparables. Nuestra Orden, como la Iglesia misma, necesita renovar la conciencia misionaria, es decir, el compromiso de hacer llegar a todos el anuncio del Evangelio, “con la misma fuerza de los cristianos de la primera hora” (Novo millennio ineunte, 58). Poned en el corazón de los hermanos palabras que les quemen por dentro, de tal modo que también ellos, como los discípulos de Emaús, “corran hacia sus hermanos para llevar la gran noticia: Hemos visto al Señor” (NMI 59). La misión es fuerza renovadora de la Iglesia y también lo será de la Orden, es nueva sabia que rejuvenece y da frescura a la vida de quien vive constantemente en actitud de misión (cf. Redemptoris missio, 2). Ni la Iglesia, ni la Orden pueden cerrarse sobre sí mismas. Por escasez de personal que puedan experimentar algunas Entidades, quienes hayan sido llamados a la misión, deben responder generosamente a la divina inspiración, y los ministros no pueden impedírselo, pues en esto, como en otras cosas, si no procedieran según Dios, de ello tendrán que dar cuenta a Dios (1R 3-4).
Pero la misión es inseparable de la experiencia de Dios y de la comunión de vida en fraternidad. Con Dios hay futuro, ama decir el papa Benedicto XVI. El activismo está siendo una triste realidad en tantos hermanos, que les distancia de Dios, y les hace extraños a sí mismos. En esta situación es necesario puntar sobre lo esencial, y lo esencial para nosotros está en la consagración al Señor, en poder decirle existencialmente, como Francisco: “Tú lo eres todo” (cf. AlD). Lo esencial mira al ser, antes que al hacer. Éste sin aquel puede ser un simple intento para llenar un vacío, que, sin embargo, será cada vez más grande, pues fácilmente lleva a una desorientación interior dislocante, a una fragmentación de la identidad, que ya E. Erikson había hipotizado y que nuestra época vive con dramática actualidad. En una situación así no hay otra salida que la de una personal localización (M. Oraison; M. Buber), que para nosotros consiste en vivir centrados en Cristo. “Allí donde está tu tesoro, allí está tu corazón” (Mt 6, 21). En la Visita es necesario que llevéis a los hermanos a plantearse la pregunta: ¿Dónde está tu tesoro? ¿Dónde está tu corazón? El otro pilar de nuestra vida, ya lo apuntamos antes, es la comunión de vida en fraternidad. La vida fraterna en comunidad es una buena noticia para los hombres y mujeres de nuestro tiempo tentados de conducir una existencia al margen de los otros.
Otro dimensión a la que es pido que prestéis particular atención es a la vida fraterna en comunidad. Ésta exige que los hermanos, particularmente los Ministros y Guardianes, busquen los medios necesarios para recrear la comunión, siempre que se haya roto. Una comunión de bienes, de vida y de fe, como la de la Iglesia primitiva. Busquen también de potenciar por todos los medios la intercomunicación de lo que se hace, lo que se piensa y lo que se siente, así como la calidez y la verdad en las relaciones entre ellos (cf. PdE 27). Trabajar para desterrar el individualismo y acabar con los proyectos individuales. Todo proyecto ha de ser gestionado desde la fraternidad y como fraternidad. Trabajad, también para evitar que haya hermanos que viven solos. Esto no se puede justificar ni pastoralmente ni humanamente. La fraternidad es el lugar de nuestra autorrealización.
Durante la Visita ayudad a los hermanos a vivir estas tres dimensiones en una relación dinámica, de tal modo que una alimente la otra y todas juntas ofrezcan un nuevo rostro de nuestra Orden, y así podamos decir, particularmente a los jóvenes,: “Venid y veréis” (Jn 1, 39).
Fr. José Rodríguez Carballo, ofm
Ministro general, OFM

viernes, 18 de noviembre de 2011

Joven de 18 años ingresó a Convento de las Clarisas de Lorca

http://www.laopiniondemurcia.es/

Fátima Martínez-Tafalla. L.O.

A sus 18 años, Fátima ha cumplido uno de sus sueños. El pasado 3 de julio entraba en el convento de las Clarisas de Lorca convencida de haber encontrado su sitio
F.G. Quiso formar parte de la orden de las Clarisas sin ni siquiera haber acabado el Bachillerato. Tan fuerte es la vocación de Fátima que no se ha planteado esperar unos cuantos años más para ser sierva de Dios. La destrucción de los templos de la ciudad, incluido el propio convento, le ha servido para reforzar su fe.
Con sólo 18 años, ¿cómo descubrió su vocación y por qué decidió formar parte de la orden de las Clarisas?
Mi familia está muy unida a la comunidad. A los 13 años quise hacer una experiencia y la verdad es que salí muy marcada. Desde entonces venía los domingos a acompañar en misa con el violín. Fui cogiendo confianza, descubriendo que aquí estaba en la gloria, que era donde el Señor me llamaba, como cuando tienes un novio y estás a gusto con él. Descubrí que era mi sitio y decidí entrar.
Una catástrofe como la del 11 de mayo puede llevar a una persona a replantearse su vida. ¿Influyeron los seísmos en su decisión?
Yo quería entrar el año pasado, pero al final terminé 2º de Bachillerato. Antes del terremoto ya sabía que iba a entrar.
¿Cómo vive este tiempo de postulantado ante la realidad que se os presenta?La situación es algo difícil para la comunidad, pero también una experiencia para mi vocación fuerte. Ves cómo se sale en los momentos de apuro, la esperanza y el volver a empezar.
Se trata, entonces, de reconstruir las iglesias, pero también la fe, como dice una de las hermanas del convento…Sí, así es. Se cayó el convento, pero el Señor nos preparó una casa. El Señor aprieta, pero no ahoga.
Debió de ser doloroso ver en sólo unos minutos el convento destrozado. ¿Cómo estáis consiguiendo rehacer vuestra vida y hacer frente a tantas dificultades sin perder la sonrisa?
Nuestra vida es la oración y poco a poco encontrábamos la fuerza para salir adelante. También ha sido una alegría la campaña que han hecho los regantes de Alicante y Almería para ayudar en la reconstrucción del convento.
¿No ha habido gente que le ha dicho si se lo ha pensado bien, que iba a renunciar a otras cosas de la vida?
Mucha gente decía que me esperase un poco o que iba a ser una pérdida de tiempo. Pero yo pienso que como la juventud es la mejor parte de mi vida, quiero entregársela a Dios porque lo más hermoso que puede pasarle a una persona es encontrar la vocación. Para mí no es una pérdida, sino el mejor empleo de mi vida.

Llega a Jerez el crucifijo que inspiró a santa Clara y a san Francisco de Asís


La orden de las Clarisas Franciscanas Descalzas del monasterio jerezano de San José, situado en la calle Barja, acoge desde ayer martes y hasta el sábado 19, con motivo del 8º centenario de la fundación de la orden, al Santo Crucifijo de San Damián, una imagen de gran valor artístico e histórico, además de espiritual ya que ante él se postraron San Francisco y Santa Clara de Asís y que según cuenta la leyenda habló a San Francisco que estaba pasando una grave crisis espiritual.

La historia cuenta que en ese estado de ánimo, san Francisco entra en la iglesia de San Damián, se postra ante el Crucifijo y se siente totalmente cambiado. La imagen de Cristo crucificado le habla desde el cuadro: "Francisco -le dice- vete, repara mi casa que, como ves, se viene del todo al suelo". Francisco queda estupefacto y casi pierde el sentido por las palabras que ha oído. Pero inmediatamente se dispone a obedecer y todo él se concentra en el mandato recibido.

El Santo nunca acertó a describir la inefable transformación que experimentó. Este icono, por primera vez en la historia recorre el mundo. El crucifijo de San Damián representa a Cristo glorioso, Fue pintado sobre tela, poco después del año 1.100 y luego pegado sobre madera. Obra de un artista desconocido del valle de la Umbría, se inspira en el estilo románico de la época y en la iconografía oriental. Esta cruz, de 2'10 metros de alto por 1'30 de ancho, fue realizada para la iglesia de San Damián, de Asís. El programa comenzó ayer con una eucaristía presidida por el obispo José Mazuelos y concelebrada por varios Sacerdotes. Previamente a la Eucaristía se dio lectura al escrito de acogida en Jerez de éste icono de Cristo, tan importante para la historia franciscana. Hoy, de 17 a 19 horas, se abre al público la capilla de la calle Barja para orar ante el Santo Crucifijo que estará expuesto en besapiés a la devoción de los fieles que se acerquen al convento. Terminará con el rezo de Vísperas compartido con las hermanas Clarisas.

El día 17, de 20 a 22 horas será la vigilia de oración ante el Cristo de San Damián. El penúltimo día, el 18 a las 20 horas, conferencia a cargo del sacerdote José Manuel Sánchez-Romero, párroco de Guadalcacín, para a las 21,15 horas celebrar un acto de meditación ante la imagen. Finalmente el día 19 a las 17,30 se celebrará una solemne eucaristía de despedida por el provincial de los Franciscanos, fray Severino Calderón.