Buscar en la Página

RADIO FRANCISCANA

VIDEOS FRANCISCANOS

Loading...

miércoles, 21 de marzo de 2012

Papa Benedicto XVI rumbo a México y Cuba

 L’Osservatore Romano

Papa Benedicto XVI.
 El Papa pidió a los fieles que lo acompañen espiritualmente a México y Cuba, adonde viajará del 23 al 29 de marzo. Lo hizo en el Ángelus del domingo 18, en la plaza de San Pedro, encomendando el inminente viaje «a la intercesión de la santísima Virgen María, tan amada y venerada en estos dos países que me dispongo a visitar».
La plegaria mariana en la víspera de la solemnidad de San José ofreció al Pontífice también la ocasión para agradecer las felicitaciones con ocasión de su onomástico. Con ese motivo llegaron a Benedicto XVI numerosísimos mensajes de felicitación de parte de representantes pontificios de todo el mundo, cardenales, obispos y conferencias episcopales.
La «gratitud» y «el afecto profundo de todas las Iglesias que están en Italia» los expresaron  en un telegrama de felicitación el cardenal Angelo Bagnasco y el obispo Mariano Crociata, respectivamente presidente y secretario general de la Conferencia episcopal italiana.
Particularmente significativas fueron las felicitaciones de las más altas autoridades civiles de Italia. Las del presidente del Consejo, Mario Monti, se las manifestó al Papa en una conversación telefónica directa muy cordial, que tuvo lugar entre el despacio del  Palacio Chigi y el departamento pontificio.  Por su parte, Benedicto XVI correspondió con su felicitación para el primer ministro italiano, que precisamente el 19 de marzo festeja su cumpleaños. También envió al Papa un mensaje el presidente de la República Italiana, Giorgio Napolitano. «La fiesta de San José —escribe el jefe del Estado— es muy querida por la nación italiana, que reconoce en ella una amada figura paterna y una alta referencia a la familia. Con este espíritu le ruego, Santidad, que acepte mis deseos más sinceros de bienestar y serenidad».
Al final del  Ángelus, el Papa lanzó un llamamiento a la comunidad internacional para que se garantice a todos  «un acceso equitativo, seguro y adecuado al agua». Asimismo, el Pontífice tuvo un pensamiento para los trabajadores de Alcoa de Portovesme, en Cerdeña, con el deseo de que  «su difícil situación, como otras semejantes, encuentre una solución adecuada».

No hay comentarios: