Buscar en la Página

RADIO FRANCISCANA

VIDEOS FRANCISCANOS

Loading...

lunes, 30 de abril de 2012

Fiesta de la Virgen de Chapi en San Francisco de Lima


El 1 de mayo a las 8:00 am, se realizará en la basílica San Francisco la solemne misa de fiesta en honor a la Virgen de Chapi, seguida de la procesión de su imagen desde el atrio de la iglesia franciscana.
Cabe señalar que el pasado 25 de Abril, se celebró en la Basílica San Francisco el inicio de la Novena en honor a la Virgen de Chapi, la cual contó con la participación de la Hermandad de Nuestra Señora de Chapi. Durante esta semana también se apreció la participaron de los hermanos del Apostolado Franciscano de Caballeros de San Judas Tadeo y los hermanos de la Fraternidad de la Orden Franciscana Seglar XII Apóstoles de Lima. Además muchos fieles participaron en esta fiesta con un gran recogimiento. Encontrándonos en plena octava de pascua, el Cirio Pascual, presencia de Cristo,  estuvo encendido durante toda la celebración.

Falleció Fr. Salvatore Savarella OFM


www.ofm.org


Al rededor de las 23.15 horas del viernes 27 de abril de 2012, en la Enfermería provincial de Santa María de los Ángeles, ha pasado de este mundo al Padre Fr. Salvatore Savarella OFM  incansable promotor de las Misiones.
El funeral se celebró hoy lunes 30 de abril de 2012, a las 15.00 horas, en la Basílica de Santa María de los Ángeles. Recomendamos a todos oraciones por su eterno descanso.

Peregrinación del Definitorio General a Tierra Santa

www.ofm.org


Del 28 de abril al 8 de mayo, el Definitorio general se encuentra en Tierra Santa. Harán una peregrinación a los Lugares Santos acompañados de Fr. Frederic Mans, ofm, Profesor de la Facultad Bíblica de Jerusalén. El día 29 lo pasaron todo el día en Nazaret, donde, además de otros actos, renovaron la Profesión religiosa en la Casa de la Virgen junto con las Clarisas de Jerusalén y de Nazaret y con algunas otras venidas del monasterio del Líbano. 

Movimiento Sacerdotal Mariano cumple 40 años



El martes 8 de Mayo del 2012, el Movimiento Sacerdotal Mariano cumple 40 años de su inicio. En ese día, todo el ejército de Nuestra Madre esparcido en todo el orbe de la tierra nos  reuniremos en Cenáculo con espíritu de profunda gratitud por las innumerables Gracias concedidas a través del Corazón Inmaculado de María a lo largo de todos estos años.

Celebremos juntos Padre con júbilo el nacimiento de esta pequeña semilla sembrada en el  Corazón de la Iglesia y que ahora ha llegado a ser un gran árbol que cobija a miles de hijos del mundo entero.

Acudiremos espiritualmente a la Capilla de las Apariciones en la pobre Cova de Iría en Fátima donde nació esta Obra encomendada a la SantísimaVirgen y manifestada aquel 8 de Mayo de 1972 a nuestro queridísimo Padre Gobbi.

Llevaremos en nuestras manos el justo homenaje de nuestros Cenáculos como respuesta generosa que alegre el Corazón de María Santísima (15.3.93   y  8.5.97)..

El Cenáculo se llevará a cabo en:

Iglesia Santa María Eufrasia
Jr.Tacna 340
Magdalena del Mar

Altura Cdra. 40 Av.Brasil.  A una  cuadra del monumento a laVirgen

Hora:  6 p.m.  Cenáculo
            7 p.m.  Santa Misa
                         Consagración al Corazón Inmaculado de María

Cuanto le agradeceremos su presencia  Padre en este día tan especial para Nuestra Madre y para todos los  hijos
de su maternal predilección.

Ana María Sarmiento
MSM - Perú

miércoles, 11 de abril de 2012

RRP realizó reportaje radial a director del Museo Catacumbas


De izquierda a derecha: historiador Cayetano Villavicencio, periodista
José María "Chema" Salcedo y director del Museo Catacumbas,
Fr. Ernesto Chambi Cruz.

www.rpp.pe

Conjunto Monumental de San Francisco es uno de los más importantes centros religiosos, culturales y artísticos de Perú.

El convento museo de San Francisco es un lugar que encierra historia y una singular magia. Al iniciar el  recorrido por sus pasillos decorados con bellos azulejos españoles usted irá descubriendo la riqueza histórica que encierra.
El techo construido mediante la técnica del machihembrado y las gigantescas pinturas con motivos religiosos que adornan las paredes brindan al lugar un halo de misterio.
Llama la atención de todos los visitantes las galerías subterráneas del convento, conocidas como las catacumbas lugar descansan miles de restos de personajes ilustres de la orden franciscana y de otras órdenes religiosas que se mantienen muy bien conservados gracias una conservación especial.
Otra de los lugares que no puede dejar de ver es la gigantesca biblioteca que alberga aproximadamente unos 25 mil volúmenes que datan desde el siglo XV, algunos de los gigantescos libros que eran utilizados durante las ceremonias litúrgicas llegan a pesar más de 20 kilos.
La variedad de  libros están  escritos en latín, español, francés, portugués, italiano y algunos de ellos escritos en lenguas muy antiguas, cuenta además con casi 6,000 pergaminos así como obras únicas de jesuitas, agustinos, benedictinos y carmelitas.

martes, 10 de abril de 2012

El bolero inmortal (homenaje a Fr. José de Guadalupe Mojica)

Por: Blasco Bazán Vera, blascobv@hotmail.com
Blog: http://blascobazan.blogspot.com/


Gran parte de poesías y canciones que leemos y escuchamos tienen su propia fuente de inspiración. El poemario “La amada inmóvil” de Amado Nervo no es sino una evocación a su dulce Ana Cecilia Luis Dailliez,  oculto romance, que no permitió que su poemario “Serenidad”, sea  el último que escribiera. El amor de esa  mujer y su repentina muerte condujeron al famoso poeta mexicano conocer los caminos de la ecuanimidad.
Así como Amado Nervo, muchos grandes y amantes literatos, lloraron antes que él en rimas eternas, su amada. Dante Aligiheri, a Beatriz; Petrarca a Laura: Miguel Ángel, a Victoria Colonna; Mariano Melgar a Silvia. Otros de su generación y en estatura poética, también lo hicieron: Espronceda a Teresa; Isaac a María; Silva a su hermana; Balart a Dolores, Villaespesa… y un largo rosario de dolientes.
Pero, es la poesía quien nos permite ingresar a la música donde hay una canción hermosa que nos hace extraer de los más profundo lo más íntimo de nuestro apego amoroso, se trata de ese bolero eterno, de esa canción inmortal que se llama “Solamente una vez” que al escucharla, sublimiza nuestro espíritu y hace que evoquemos reinas y princesas que pastorearon los jardines de nuestra juventud, tarareando en silencio “Solamente una vez, amé en la vida…solamente una vez, y nada más…”
Creíamos, me incluyo por supuesto, que esta encantadora canción estaba inspirada en el despecho o en la desilusión  que causó una amada irreverente a un desdichado galán, pensábamos que “Solamente Una Vez”, es haber recibido por única y primera vez el desprecio convertido en inolvidable experiencia dolorosa, decíamos que aquel bolero no es sino el amoroso sello que une para siempre dos corazones enamorados. Pues, esas elucubraciones, eran equivocadas.
 Lo cierto es que, cuando el famoso tenor mexicano José Mojica, nacido en Jalisco, México, el 15 de setiembre de 1896 - leyó la conmovedora vida de San Francisco de Asís quedóse tremendamente impactado. Le había gustado la vida angélica del santo y quiso vivir como él. Dejar atrás sus inmensos caudales, su prestigio de tenor de América, sus debuts en las principales salas de Nueva York, sus muchas películas gravadas, su prestigio en la meca del cine y sus incontables amores vividos con bellas mujeres del mundo del espectáculo. El año 1941 viajó al Perú y fue al Cuzco en compañía del historiador Eduardo Enrique Ríos, del arqueólogo Alberto Escalona y de su pianista Miguel García Mora y al visitar el convento de los Francisanos el angélico ambiente lo terminó por convencerlo.
El Mejicano José Mojica, adinerado y famoso, andando errante y vacilante en sus conocimientos acerca de la fe católica y de la iglesia, había encontrado en el libro San Francisco de Asís”, de Paul Sabatier, la maravillosa vida que ansiaba seguir, y a las 46 años, decidió  hacerse hermano sacerdote franciscano.
Pensó en sus amigos, las glorias de la vida, los triunfos merecidos, sus inmensas propiedades materiales, su profesión de ingeniero agrónomo, veterinario, hablaba cuatro idiomas, sus bellas mujeres y… en las humildes sandalias que en adelante deberían vestir sus andariegos pies.
Regresó a Argentina y estando en Buenos Aires, él y el famoso compositor Agustín Lara,  fueron invitados por su gran amigo el famoso cantor Pedro Vargas a una reunión familiar. Allí, José Mojica les anunció su drástica decisión de abandonar la vida mundana y dedicarse al sacerdocio.
Ambos amigos, Vargas y Lara, quedáronse anonadados ante lo que escucharon. La noticia fue contundente. Agustín Lara se levantó de su asiento, caminó hacia la calle y rato después  regresó y entregó al  reputado tenor Pedro Vargas la letra de una nueva canción, de un bolero inmortal, llevaba por título “Solamente una vez”, dedicada a su amigo José Mojica y no a uno de los tantos amores como siempre habíamos pensado. Así nació ese inmortal bolero para un hombre que antes de quedarse solo se quedó con Dios, y para siempre y… solamente una vez.

Librería San Pablo inauguró sede en el Centro Histórico de Lima

Librerías San Pablo ofrece una aplia variedad de
libros para los fieles católicos.


Librerías San Pablo (www.sanpabloperu.com.pe),  una de las cadenas más importantes de venta de libros católicos en nuestro país y en el mundo, abrió una nueva sucursal en el Centro Histórico de Lima.

La flamante sede se ubica en la calla Junín 250, a un par de cuadras de la Plaza Mayor. El teléfono para consultas y pedidos es 426-3880.

En otros distritos de Lima, la institución tiene sedes en los distritos de Mirafores (calle Porta 129) y Pueblo Libre (Av. Sucre 1148).

Librerías San Pablo actualmente cuenta con las siguientes sucursales en el Perú
Cusco: Av. Santa clara 473, Telf. 084-248-602
Trujillo: Calle Junín 430, Telf. 044-248-115
Huancayo: Jr. Puno 321, Telf. 064-224-357

Mensajero de San Antonio Nº 11


La décimo primera edición de "Mensajero de San Antonio", correspondiente a noviembre de 2011, tiene un buen material de lectura. El reportaje principal se titula "No hay amores que matan", sobre la violencia contra la mujer, seguido de "Un indio potawatomi será Arzobispo de Filadelfia" (sobre Mons. Charles Chaput). 
Asimismo  "¿Quién escribió el Evangelio de San Mateo"; "El duelo: un proceso de sanación"; "Los padres de familia y la educación de la fe de sus hijos"; "Educación, unidad y libertad"; "Los indígenas dijeron basta"; "Libertad. Antonio libera a los prisioneros". Cabe anotar el reportaje especial titulado "San Martín de Porres: el afroperuano de santidad americana".
Quienes deseen escribir a la revista pueden hacer a esta dirección: elmensajero.de.s.a@gmail.com

Informativo Provincial Nº 57


Este es el boletín oficial de la Provincia Franciscana de los XII Apóstoles del Perú. El Nº 57 (agosto-diciembre de 2011) contiene una serie de artículos de interés sobre franciscanismo en el Perú.
Algunos textos de esta edición son: "Memoria y compromiso con Dios y con la Provincia" de fr. Emilio Carpio Ponce OFM; "Discurso del Papa en la Basílica Santa María de Los Ángeles", "El espíritu de Asís nos interpela", "Mensaje de Navidad del Papa", "Orden de los hermanos menores en comunión con la Iglesia", por fr. Giacomo Bini OFM.
Asimismo contiene la memoria de actividades de los colegios San Francisco de Asís de Arequipa, San Francisco de Asís del Cusco, Santa Clara, y las conclusiones de la XV Reunión de directores de colegios y Cetpros de la Provincia Franciscana de los XII Apóstoles del Perú". Hay notas sobre la Fraternidad San José Obrero de Arequipa, el Convento y Santuario San Francisco de Asís del Cusco, entre otras informaciones.


sábado, 7 de abril de 2012

¡No tengáis miedo! Id y testimoniad: ¡Ha resucitado!

http://www.ofm.org/

¡No tengáis miedo! Id y testimoniad: ¡Ha resucitado!




Queridos hermanos y hermanas:

¡El Señor os dé la paz!

Es Pascua, el día que ha hecho el Señor (cf. Sal 117).

El que fue colgado de un madero, Dios lo ha resucitado. Y a nosotros se nos encargó predicar y dar testimonio de cuanto ha sucedido (cf. Hch 10, 39-40. 42). Esa es nuestra misión: comunicar a todos la gran noticia que ha cambiado la suerte de la historia: Jesús que padeció bajo  el poder de Poncio Pilato, murió y fue sepultado, al tercer día ha resucitado y vive para siempre.

El próximo mes de octubre la Iglesia celebra un nuevo Sínodo de Obispos, en el que tendré la dicha de participar en nombre de la Unión de Superiores Generales. Esta vez el Sínodo estará dedicado a la nueva evangelización. Hagamos un poco de historia. El tema de la evangelización ya fue objeto de la reflexión sinodal en 1974, cuando los padres sinodales se ocuparon de la evangelización en el mundo contemporáneo. Fruto de aquel Sínodo fue la exhortación apostólica Evangelii nuntiandi de Pablo VI, uno de los grandes documentos pontificios del siglo XX. En este documento, concretamente en el capítulo II, el Papa se preguntaba: ¿Qué es evangelizar?
A esta pregunta daba una respuesta en el número 24 de dicha exhortación afirmando que es un camino  complejo, con elementos variados: “renovación de la humanidad, testimonio, anuncio explícito, adhesión del corazón, entrada en la comunidad, acogida de los signos, iniciativas de apostolado. Estos elementos pueden parece contrastantes, incluso exclusivos. Y sin embargo son complementarios y se enriquecen. Es necesario que cada uno esté integrado en los otros”.
La evangelización siguió siendo una de las atenciones prioritarias del pontificado de Juan Pablo II, el cual, preocupado por el fenómeno de la secularización, acuñó la expresión de nueva evangelización: “nueva en su ardor, nueva en sus métodos, nueva en sus expresiones” (Haití 1983). En la exhortación apostólica Pastores dabo vobis Juan Pablo II vuelve sobre el tema afirmando que la nueva evangelización exige nuevo ardor, nuevos métodos, nuevo lenguaje para anunciar y testimoniar el Evangelio.
Benedicto XVI toma el testigo de sus predecesores y vuelve a insistir en el tema de la nueva evangelización, instituyendo, con el motu proprio Ubicumque et semper, un nuevo dicasterio con el objetivo de promover una evangelización renovada en los países de vieja tradición cristiana que viven una secularización progresiva y un “eclipse de Dios”. Y llegamos así al Sínodo de 2012 que, como ya dijimos, se ocupará de la nueva evangelización. Y aquí nace  una pregunta: ¿Cómo prepararnos a este acontecimiento eclesial y, en cierto modo, participar activamente en él?
El Capítulo del 2009 nos invitó a restituir con la vida y la palabra el don del Evangelio. En su documento final, Portadores del don del Evangelio, el Capítulo nos recuerda como “desde los primeros días la  eternidad se descubre llamada a anunciar aquello mismo que vive” (n. 7), el Evangelio, don que está en su mismo origen (n. 6). Nos recuerda que estamos llamados a “acoger el Evangelio y a restituirlo creativamente […], recorriendo los caminos del mundo como hermanos menores evangelizadores con el corazón vuelto hacia el Señor (n. 10).
Nos recuerda que el inmovilismo y la instalación “que amenazan con paralizar el dinamismo evangelizador” tal vez nos estén hablando “de una crisis de fe que toca a algunos de nosotros” (n. 12). Nos recuerda que hemos de ponernos encamino (n. 11), cruzar todo tipo de fronteras antropológicas, culturales, religiosas y geográficas, y desde la lógica del don (cf. n. 12), ser creativos (n. 9), hablar un lenguaje comprensible que tenga en cuenta los códigos comunicativos de nuestro mundo y haga inteligible el mensaje que queremos transmitir (n. 16), sentir simpatía por nuestro mundo (n. 7) y tener en cuenta la realidad socio-cultural de nuestros pueblos (n. 14), de tal modo que podamos encarnar el mensaje evangélico en los diversos contextos en que vivimos” (n.16). Nos recuerda, en fin, el marco dentro del cual ha de encuadrarse
nuestra evangelización. Ésta ha de estar sostenida por una fuerte experiencia de Dios, ha de hacerse desde y como fraternidad, en colaboración con los laicos y la familia franciscana, privilegiando los claustros  humanos, las zonas difíciles, de riesgo y de cercanía a los más pobres, a los que más sufren y a los excluidos (cf. mandato 13).
Todo un programa y toda una metodología. Pero, sigamos preguntándonos: ¿Todo ello qué exige?
Sintetizando mucho, yo diría que lo que exige la nueva evangelización es, sobre todo, pasión por la Palabra.
“¡Ay de mí si no evangelizara!”, dirá el Pablo (1Cor 9, 16). La evangelización no es algo facultativo, es algo que me incumbe en primera persona. No puedo ser cristiano, no puedo ser religioso sin evangelizar. Quien se haya encontrado con el Señor y haya hecho experiencia del Resucitado, no puede tener esa experiencia para sí, sino que siente la urgencia de comunicarla, y restituirla a los demás. La nueva evangelización habla, por tanto, de una experiencia intensa que califica la propia identidad, implica toda la persona, y que comporta sentirse y comprenderse solo desde ese servicio. Todo ello es lo que lleva a la pasión, al descubrimiento de que en ese ministerio se esconde el yo verdadero, lo que soy, y lo que estoy llamado a ser. Y si hay pasión, entonces la evangelización será llevada a cabo con creatividad, con fantasía, con plena
dedicación y generosidad, en cualquier etapa de la vida, también en la enfermedad y debilidad física, aunque sea en modo diverso, desde la vida apostólica, como desde el  retiro claustral.
En estos días, visitando a un hermano que hasta hace bien poco trabajaba en un territorio misionero, me decía: “Desde siempre he pensado que mi vida era para la misión.
Ahora que he regresado a causa de la enfermedad, he descubierto que el Señor me llama a seguir siendo misionero desde esta situación en que me encuentro. Quiero seguir siendo misionero. Ofrezco mi vida y mis sufrimientos por las misiones, por la difusión del Evangelio”. Este hermano, como Pablo, descubrió que la evangelización era su vida. ¡Cuántos hermanos he encontrado en estos años que han hecho ese mismo descubrimiento! Por todos ellos no ceso de dar gracias al Señor.
La nueva evangelización, como toda misión, nace de un hecho relacional y no puramente autorreferencial.
Responder a la llamada de la nueva evangelización es sentirse llamado, conquistado y urgido por el Señor
que, como a tantos profetas, nos saca de nuestro pequeño mundo, hecho de pequeñas o grandes seguridades, y nos coloca delante de un mundo mendicante de sentido, sediento de plenitud, con la única certeza de que él va por delante: ve, yo te envío, no temas, yo estaré siempre contigo. En estos años de servicio a toda la Fraternidad he visto hermanos que, buscando la autorrealización en las diversas tareas evangelizadoras, al final con lo único que se han encontrado es con un profundo vacío interior y
una fuerte sensación de haber perdido el tiempo. Al mismo tiempo he encontrado hermanos que, conscientes de obedecer a una llamada, se han entregado sin reserva de ningún tipo a la restitución del don del Evangelio, a los de cerca y a los de lejos (cf. Ef 2, 17) y, aún sintiéndose siervos inútiles, como todo trabajador en la viña del Señor (cf. Mt 20, 1-16), han visto cómo el Señor iba haciendo crecer la semilla del Evangelio hasta dar abundantes frutos (cf. Mc 4, 8).
En la nueva evangelización no puede faltar esa conciencia de ser enviados. Es entonces cuando la pasión por el Evangelio será vivida como urgencia, como un verdadero imperativo existencial que lleva a poner la vida entera al servicio de la pasión de Dios por la humanidad. Solo desde esa conciencia, la vida misma, sostenida por una fuerte experiencia de Dios que “empuja” y “obliga” a ponerse en camino, se convierte ella misma en evangelización, y el creyente se convierte, como Francisco, en “Evangelio viviente”, en “exégesis viviente de la Palabra de Dios” (Verbum Domini, 83). Solo desde esa profunda convicción de ser enviado, la evangelización dejará de ser simple “operación” pastoral, o puro gesto filantrópico, y se saldará con un fuerte amor y preocupación por el otro que le lleva a compartir el tesoro que él mismo ha encontrado (cf. Mt 13, 44).
Nunca insistiremos suficientemente sobre la necesidad de una fuerte experiencia de Dios para ser auténticos
evangelizadores. Solo desde un contacto permanente con él, solo cuando su Palabra queme nuestras entrañas, como en el caso de los discípulos de Emaús, correremos a anunciar la Buena Noticia (cf. Lc 24, 32-33); solo cuando nos dejemos encontrar por el Viviente, entonces nuestras puertas, cerradas por el miedo o tal vez por una fatal resignación –a veces he oído decir: no hay nada que hacer en esta situación-, se abrirán de par en par, y sin temor a quienes nos pueden quitar la vida del cuerpo pero no la que perdura (cf. Mt 10, 28), con nuevo ardor, audacia y valentía, obedeciendo a Dios antes que a los hombres (cf.
Hch 4,19), daremos testimonio de aquel que después de padecer y morir, ha sido colocado a la derecha del Padre y vive para siempre (cf. Hch 3, 15). Y entonces, los nuevos métodos exigidos por la nueva evangelización no se harán esperar.

Cuando contemplo la hermosa y gran epopeya misionera de la Orden, particularmente en el lejano Oriente o en el continente americano, y cuando pienso a hermanos que en su propia cultura o lejos de ella se entregan incansablemente a la tarea de la evangelización, no puedo dejar de pensar a hombres profundamente enamorados de Jesús.
Era ese amor el que le llevaba a hacerse, como Pablo, “todo para todos” (1Cor 9, 22). Es desde el amor a Jesús, desde una experiencia espiritual profunda marcada por el encuentro personal con él, desde donde nace la motivación profunda y auténtica que lleva a uno a actuar a favor de la redención de los hermanos y a consagrarse todo entero a la obra de la evangelización.

Pasión por Cristo y pasión por la humanidad, eso es lo que requiere la nueva evangelización. Ni la primera
sin la segunda, ni la segunda sin la primera. La pasión por Dios lleva necesariamente a la pasión por el hombre, hijos del cielo e hijos de la tierra, como decimos tantas veces. Siento la necesidad de recordar la urgencia de salir de nuestro raquitismo espiritual; ha llegado la hora de despertarnos del letargo, de dar sentido pleno a nuestra vida, de hacer experiencia de salvación: ha sonado la hora de una nueva evangelización que empieza por dejarnos habitar por el Evangelio y permitir que éste cambie nuestro corazón, como cambió el corazón de Francisco y de tantos hermanos y hermanas nuestros.
Se dice que la juventud de hoy es una juventud sentada y renunciataria. Eso lo decimos los adultos. ¿Qué dicen de nosotros los jóvenes? ¿No dirán lo mismo de nosotros que nosotros decimos de ellos? Yo creo que en muchos jóvenes, también entre los jóvenes hermanos y hermanas, hay tanta sed de espiritualidad auténtica, sensibilidad a los grandes valores, búsqueda de nuevos valores, sed de verdad, de autenticidad, de coherencia, hay pasión por Cristo y pasión por el hombre y la mujer de hoy. Como también estoy  convencido que eso mismo se da en tantos adultos. Pero también estoy convencido que a unos y a
otros nos sobra realismo asfixiante, cansancio, rutina.
Siento que es urgente el que nosotros mismos nos sintamos destinatarios de una nueva evangelización, de
una anuncio renovado del kerigma, del primer anuncio, para luego proveer, de manera sistemática, no solamente puntual, a anunciarlo a los demás. Siento que es necesario que nosotros mismos encontremos palabras de esperanza, motivos para caminar hacia delante, con paso ligero y sin tropiezos en los pies (cf. 2CtaCl 12), para luego proponer a los demás ese mismo camino de esperanza. Siento que es necesario que hagamos nosotros mismos experiencia del Dios revelado en Jesús, para poder ofrecerlo a quienes lo buscan, ¡y son tantos!, respuestas vividas, y no solo grandes respuestas doctrinales, pero pobres de vida. Y es
que la nueva evangelización ya no puede hacerse con slogans, con palabras preparadas por otros. La nueva evangelización necesita de testigos que comuniquen lo que han visto, oído y tocado (cf. 1Jn 1, 1-3); testigos que no se homologuen al contexto social actual, por miedo a ser rechazados, hasta el punto de ser invisibles o difícilmente identificados como discípulos y misioneros, o ineficaces y poco incisivos, poco proféticos y poco misioneros.
Necesitamos construir caminos de iniciación en la fe, sin excluirnos a nosotros mismos de esos itinerarios,
o dar por supuesto lo que no se puede dar por supuesto, es más, lo que, como dice Benedicto XVI en el motu proprio con el que convoca el año de la fe, “a menudo es incluso negado” (La puerta de la fe, 2). “La crisis de fe ha tocado a muchas personas”, sigue afirmando el Papa, y tal vez, podríamos añadir, a algunos de nosotros. En este contexto no podemos permitir que la sal se vuelva insípida y la luz permanezca escondida (cf. Mt 5, 13-16). Llamados a evangelizar, primero hemos de dejarnos evangelizar nosotros
mismos. Solo entonces podemos ver la sociedad  secularizada en que nos ha tocado vivir no tanto como
una amenaza, sino como una oportunidad, un nuevo areópago para anunciar al Dios vivo; ese Dios desconocido por muchos, pero que constituye el sentido último, pleno y definitivo de la vida de todo ser humano.
En el contexto secularizado en que estamos viviendo y que ciertamente va más allá de Europa ¿cómo anunciarlo?
Solo algunas pistas:
- Siendo ecos de la Palabra de Dios. En la nueva evangelización tenemos que hablar con Dios, hablar de Dios  y dar voz a un Dios que parece guardar silencio y que muchas veces parece que no escucha.
- Siendo elocuentes silencios. Palabra y silencio son complementarios en la evangelización. El peligro entre
nosotros es hablar mucho de Dios y escuchar poco a Dios; hablar mucho a los hombres y escucharles poco.
Nos da miedo el silencio y sin embargo es necesario, huimos de la escucha, y sin embargo hoy es más importante que nunca. El misterio de Dios, como nos dice san Agustín, se sugiere, se indica, se gusta y se hace gustar. Es inútil pretender abarcarlo con la palabra. Por ello hemos de cultivar más el silencio habitado que nos abra al misterio de Dios revelado en Cristo y acalle nuestras manipulaciones de Dios.
- Siendo imágenes y testimonios significativos, narraciones y símbolos relevantes. Tenemos que aprender el
arte de presentar los contenidos doctrinales de manera narrativa e icónica. El agente de la nueva evangelización introduce a los demás en el mundo de los símbolos, de la Palabra hecha narración, de la celebración.
- Siendo apóstoles de la alegría. Leon Bloy dice que “la alegría es el signo infalible de la presencia de Dios”. Si el Evangelio es buena noticia, la nueva evangelización se llevará a cabo con la sonrisa, no con cara de “viernes santo”.
El Apóstol nos recuerda que el Hijo de Dios es el “sí” de Dios (cf. 2Cor 1, 18ss). Los mensajeros del Evangelio no pueden ser un “no”.
- Y todo en fraternidad. Para todo religioso, y máxime para un franciscano, ningún proyecto de evangelización es individual. Es siempre la fraternidad la que evangeliza. La nueva evangelización ha de realizarse, por tanto, con el testimonio de la vida fraterna.
El anuncio del Evangelio hoy se sitúa entre missio ad gentes y nueva evangelización. Es innegable la crisis
de fe. Ésta se manifiesta unas veces en la indiferencia, otras en el alejamiento de la comunidad de los creyentes.
Pero también es cierto que entre los que se confiesan agnósticos y ateos hay muchos que buscan a Dios. Esto nos da esperanza y fuerza para seguir anunciando el Evangelio, sin miedos y sin triunfalismos, pero seguros en el poder de Aquel al que anunciamos resucitado y presente en medio de nosotros, y en la verdad de su mensaje. La nueva evangelización es una llamada a conocer, amar y servir no una cosa, ni siquiera una doctrina, sino una persona:  la persona de Jesús.
Es pascua: ¡Id, hermanos y hermanas, anunciad y testimoniad la buena nueva del Evangelio, a los de cerca y a los de lejos, con nuevo ardor, nuevos métodos y nuevas expresiones! ¡Cristo ha resucitado! Sí, ¡verdaderamente ha resucitado! ¡Feliz Pascua de Resurrección!

Roma, 19 de marzo de 2012,

Solemnidad de San José


Fr. José Rodríguez Carballo, ofm
Ministro general, OFM
















Congreso sobre Santa Clara en Madrid


www.db.ofmcap.org


Con motivo del VIII centenario de la consagración de Santa Clara, se reunieron más de 150 hermanos y hermanas de la familia franciscana para profundizar, celebrar y compartir la  vocación franciscano-clareana.
Este encuentro organizado por la Escuela Superior de Estudios Franciscanos (ESEF) se realizó del 24 al 26 de febrero en Madrid. Participaron especialistas de alto nivel, la mayor parte profesores ordinarios de la ESEF: Fernando Uribe, Leonard Lehmann, Marimar Graña, Niklaus Kuster y Marco Bartoli. 

Este congreso, así mismo, dio espacio de expresión a las inquietudes y sueños de las clarisas hoy. Tres hermanas nos deleitaron con temas vitales: La identidad de las clarisas hoy (Hna. María Alegría Zarroca), Evangelización y vida contemplativa (Hna. María Teresa Pandelet) y Aportaciones del carisma de Santa Clara (Hna. Teresa Punjal). Participó también el artista capuchino, Antonio Oteiza, quien ha creado una serie de ciclos pictóricos dedicados a la vida de Clara. Además de presentar su obra disertó sobre el sentido del arte religioso moderno y la dimensión trascendente de la estética artística. Varios hermanos han compartido y animado las celebraciones litúrgicas entre ellos Encarnita del Pozo, Ministra General de la OFS y Ministra de turno del Consejo de Superiores Generales de la Familia Franciscana; José María Sainz, Ministro Provincial de Castilla (OFM) y José Oltra (TC). Nuestro Ministro General, Mauro Jöhri, inauguró el curso vía vídeo-conferencia y, nuestro ministro provincial, Benjamín Echeverría, además de presidir la eucaristía de clausura nos dirigió una hermosa y alentadora reflexión. 

Las reacciones al finalizar fueron positivas: que se repita, que nos encontremos más veces, que pensemos juntos, que orientemos en la misma dirección nuestra voluntad para hacer más franciscano nuestro mundo. Que Santa Clara vele también por nuestro sueño. 


  

Falleció el P. Nicola Cerasa OFM


www.ofm.org

 P. Nicola Cerasa OFM
El 1° de abril de 2012, Domingo de Ramos, nuestro hermano Fr. Nicola Cerasa, a las 7.30 a.m., a la edad de 92 años, de los cuales 76 de profesión y 68 de sacerdocio, ha sido llamado a la casa del Padre. 
Fr. Nicola nació en Rieti el 15 de abril de 1920 de Pascual y María Fausti. En 1935 tomó el hábito franciscano en Fonte Colombo, y en ese mismo lugar emitió la primera profesión temporal en 1936. Siendo aún Estudiante partió para la China para participar en el mandato de la evangelización de la Iglesia. En 1941 emitió la profesión solemne en Taiyuan (Shansi), China, y fue ordenado sacerdote el 8 de diciembre de 1944, también en China.
Cursó estudios de Teología en Taiyuan (1941-1945) y estudios superiores en la Universidad Católica de Pequín en la Facultad de Biología (1945-1947). En 1965 obtuvo la laurea en Derecho Canónico en la Pontificia Universidad “Santo Tomás” con una tesis titulada La ley en la República Popular China.
Del 1945-1947 fue Vice-párroco de la Catedral de Taiyuan; en1947 fue nombrado Procurador de la Diócesis de Taiyuan y Superior de la Residencia episcopal y Consultor diocesano. En 1951 fue elegido Superior regular de Taiyuan, pero en ese mismo año fue encarcelado por los comunistas chinos y en 1953 fue expulsado de China. De vuelta en Roma estudió Derecho Canónico en la Pontifica Universidad Lateranense y en 1954 fue nombrado guardián de san Francisco a Ripa. Fue Secretario provincial de 1960 a 1963). En junio de 1963 fue nombrado “Defensor del Vínculo” en el Tribunal del Vicariato de Roma. En 1964 fue enviado a Latina come Superior y Párroco de la parroquia de la Inmaculada Concepción, ejerciendo contemporáneamente diversos cargos: Juez provincial del Tribunal del Vicariato de Roma, Consejero nacional de la Unión de Párrocos Franciscanos en Italia, Secretario del Consejo presbiteral de la diócesis de Velletri, Presidente de la Comisión de Cultura y profesor de Religión de la nueva diócesis de Latina. El 30 de agosto de 1969 fue elegido Ministro provincial de la Provincia Romana y en el año académico (1972- 1973) da clases de “Práctica Pastoral” en el Pontificio Ateneo Antonianum. En junio de 1973 fue elegido Vicario y Procurador General de la Orden de los Hermanos Menores en el Capítulo General de Madrid (13 mayo – 10 julio de 1973). En 1979 fue enviado a la parroquia de San Gregorio VII. El 6 de mayo de 1981, fue elegido Ministro provincial por un segundo mandato. En 1987 es nombrado Guardián del Convento de Artena y en 1993 lo hacen Responsable del Centro de refugiados. El 14 de octubre de 2001, lamentablemente tuvo un derrame cerebral y desde entonces su lenguaje y facultades motoras se perdieron irremediablemente. Pasó tres años en la enfermería provincial. El 1° de junio de 2005 regresó a su fraternidad de Artena en donde permaneció hasta el día de su muerte.
Todos los cargos y encomiendas que se le hicieron al Fr. Nicola los desempeñó con generosidad, particularmente los relacionados con la vocación misionera. En todos los lugares a donde fue enviado dio testimonio del Evangelio de palabra y con el ejemplo. Hablaba perfectamente el chino y otras lenguas. Los últimos años, a causa de su enfermedad, ya no pudo celebrar la santa Misa, no obstante, anunciaba el Evangelio de Cristo de manera edificante a través del misterio del dolor que vivió con ejemplar resignación y en espíritu de obediencia a la voluntad de Dios. 
Del 9 al 24 de septiembre de 1987 viajó a China, la finalidad de su viaje fue darse cuenta de la situación real de la Iglesia católica y la situación de las tareas encomendadas a la Orden de los Hermanos Menores, así como constatar la vida de los frailes en aquellas lejanas tierras. El padre Nicola nos deja como herencia una historia apasionante y edificante, de profunda fe y de servicio desinteresado al Reino de los Cielos. 

Conmemoracion de la Consagración de Santa Clara


www.ofm.org


El 31 de marzo de 2012, vísperas del Domingo de Ramos, el Ministro General, Fr. José Rodríguez Carballo, ofm, ha participado, junto con su Secretario particular, Fr. Francisco J. Arellano Suárez, ofm y con Fr. Francisco Candray, ofm, otro hermano de la Curia general de Roma, en la liturgia conmemorativa de la consagración y conversión de la plantita del padre san Francisco, Santa Clara de Asís.

El acto se desarrolló en la Catedral de san Rufino en Asís, con el canto de las Vísperas, presididas por el Obispo de Asís, S. E. R. Mons. Domenico Sorrentino; en el contexto de las Vísperas se anunció que el Santo Padre había dirigido una Carta en ocasión de este aniversario ocho veces centenario de la conversión y consagración de santa Clara de Asís, y posteriormente tuvo lugar su lectura como voz de padre y maestro, para los Franciscanos y las Clarisas de todo el mundo.

A continuación se realizó una procesión, en la noche, hasta el Convento de san Damián, pasando por el Protomonasterio de Santa Clara, para venerar los restos santos de santa Clara de Asís. En San Damián se concluyó el acto, leyendo el Testamento de la Madre santa Clara. En el acto conclusivo el Ministro general tuvo una reflexión homilética en la que puso de manifiesto el valor de Clara para el mundo de hoy, como mujer apasionada por Cristo y por el Evangelio, y secreto fundante de una verdadera revitalización de la Vida Consagrada y Franciscana hoy.




“Hagamos del Perú una patria grande en la verdad, la justicia y la humildad”




"Hagamos del Perú una patria grande en la verdad, en la justicia y en la humildad. Todo esto brota del espíritu que nos enseña nuestra fe", exhortó el Cardenal Juan Luis Cipriani durante el Sermón de las Siete Palabras, que se llevó a cabo en la Basílica Catedral de Lima, el Viernes Santo, 6 de abril.
El Arzobispo de Lima pronunció la Séptima Palabra de Cristo en la Cruz "Padre, en tus manos encomiendo mi espíritu". Durante su prédica exhortó a las mujeres y madres a defender la vida desde el primer instante de la concepción hasta la muerte natural y las animó a seguir el ejemplo de María.
"Al contemplar la muerte de Cristo, vemos a María diciéndole a todas las mujeres y madres del mundo: No acepten el aborto, comprendan y quieran a sus hijos. No hay autoridad en el mundo que pueda hacer legal el asesinato de una criatura", reflexionó.
"Le pido a María: protege a esos niños por nacer, bendice a las madres, mueve a las autoridades para que apoyen más a las familias, ayúdanos a todos a recibir a esas criaturas; que ninguna criatura llegue al mundo sin el amor ni la acogida que tú le diste a Jesús", prosiguió.
Por ello reconoció que el Perú es un pueblo con profundas raíces y tradiciones católicas que forman parte de nuestra identidad.
"Donde hay injusticia, no podemos quedarnos callados. Cuando quieren matar a los niños, no podemos quedarnos callados. No se puede decir eso ante Jesús, el Señor de los Milagros. Este pueblo es un pueblo con raíces católicas que nada ni nadie podrá perturbar. Lo recibimos como un regalo y como una responsabilidad cuando contemplamos la Cruz de Jesús".
Como se recuerda, la venerada imagen del Señor de los Milagros salió en procesión desde el Santuario de las Nazarenas hacia la Basílica Catedral de Lima, en donde estuvo presente durante el Sermón de las Siete Palabras y en la celebración de la Pasión del Señor.
El valor de la obediencia, la humildad y el perdón
El Arzobispo de Lima también recordó la importancia de aprender y seguir la lección de humildad y obediencia que nos dejó Cisto en la Cruz.
En otro momento, expresó que en la Pasión del Señor surge la gran lección del perdón: "Hace falta contemplar el ejemplo de Jesús en la cruz para realmente redimirnos y decirle al Señor: No quiero detenerme. Qué ejemplo de obediencia, humildad y fortaleza nos da Jesús", comentó.
Al término del Sermón de las Siete Palabras el Cardenal Cipriani presidió la celebración de la Pasión del Señor, a cuyo término el Arzobispo de Lima cargó la venerada imagen del Señor de los Milagros, la cual salió de la Catedral de Lima en procesión de retorno hacia el Santuario de las Nazarenas.
Sermón de las Siete Palabras
El Padre Juan Carlos Rivva, S.V.C., Director de la Oficina de Pastoral del Arzobispado de Lima, pronunció la Primera Palabra: "Padre, perdónalos porque no saben lo que hacen" en la cual recordó la importancia del valor del perdón, especialmente en estos días de Semana Santa.
Luego, Monseñor Raúl Chau, Obispo Auxiliar de Lima, predicó la Segunda Palabra: "De cierto te digo, que hoy estarás conmigo en el paraíso", destacando la necesidad actual de todos los fieles de vivir conforme a las enseñanzas de Cristo, basadas en la verdad y en la misericordia.
La Tercera Palabra: "Mujer he ahí a tu hijo, hijo he ahí a tu madre" estuvo a cargo del Padre Carlos Rosell, Rector del Seminario Santo Toribio de Mogrovejo, quien exhortó a todos los fieles a amar a la Virgen María, porque "ella es quien nos cuida, nos acompaña y nos lleva directo al corazón de Jesús".
La Cuarta Palabra: "¡Dios mío, Dios mío!, ¿por qué me has abandonado?" estuvo a cargo del Padre Rafael Reátegui, Párroco de Nuestra Señora de la Alegría, quien destacó la importancia de las enseñanzas de Jesús en la Cruz.
Por su parte, el Padre José Chuquillanqui, Párroco de El Espíritu Santo de Manchay, predicó la Quinta Palabra: "Tengo sed", exhortando a los fieles a luchar por un Perú más reconciliado y tolerante, donde se respete el honor y la dignidad de las personas.
El Padre Luis Gaspar, Director de la Oficina de Familia y Vida del Arzobispado de Lima, predicó la Sexta Palabra: "Todo está consumado", animando a los fieles a cumplir la vocación de todo bautizado de continuar la obra de Cristo, porque todos tenemos una misión en el mundo.

 

jueves, 5 de abril de 2012

Imagen del Señor de los Milagros saldrá en procesión en Viernes Santo

Oficina de Comunicaciones y Prensa
Jr. Chancay 282. Cercado de Lima. Tlf.: 203-7736
prensa@arzobispadodelima.org
www.facebook.com/arzobispadodelima
www.twitter.com/arzlima
www.youtube.com/arzobispadodelima



Como parte de las actividades por Semana Santa, la venerada imagen del Señor de los Milagros de Nazarenas saldrá en procesión el próximo Viernes Santo, 06 de abril.

La venerada efigie del Señor de los Milagros iniciará su recorrido en el Santuario de Nazarenas a las 5:45 a.m. en hombros del Directorio General y de las 20 Cuadrillas de Hermanos Cargadores, acompañados de los Hermanos Honorarios, el Grupo de Sahumadoras y el de Cantoras. Llegará a la Basílica Catedral de Lima alrededor de las 11 a.m.

La imagen permanecerá en la Iglesia Primada durante el Sermón de las Siete Palabras y en la Celebración de la Pasión, para luego reiniciar el recorrido de retorno a su Monasterio.

Esta procesión extraordinaria se inició en el año 2000 por iniciativa del Cardenal Juan Luis Cipriani en coordinación con las Madres Nazarenas y la Hermandad del Señor de los Milagros de Nazarenas, convirtiéndose en una tradición de Viernes Santo.

Todos los fieles están invitados a participar y acompañar al Cristo Moreno en su recorrido procesional y en la Catedral de Lima.


* Para mayor información visitar página web especial de Semana Santa 2012: www.arzobispadodelima.org/semanasanta2012