Buscar en la Página

RADIO FRANCISCANA

VIDEOS FRANCISCANOS

Loading...

miércoles, 17 de abril de 2013

CENTRO FRANCISCANO DEL PERU TE INVITA AL TALLER SOBRE ...


sábado, 6 de abril de 2013

Francisco I, el papa de los pobres


Por Fr. Abel Pacheco Sánchez OFM (*)

La reciente elección de su santidad el papa Francisco, el 266° papa de la Iglesia Católica, nos llena de inmensa alegría espiritual a los católicos de todo el mundo, y también a quienes conformamos la Provincia Franciscana de los XII Apóstoles del Perú, perteneciente a la Orden de los Frailes Menores, conocida como orden franciscana.
Como seguidores de  nuestro señor Jesucristo al estilo de nuestro seráfico padre San Francisco de Asís, nos llena de júbilo que el cardenal argentino y miembro de la orden jesuita, Jorge Mario Bergoglio, hoy papa Francisco, haya escogido precisamente el nombre de “Francisco”, inspirado en San Francisco de Asís, según el papa lo ha revelado recientemente a los medios de comunicación.
San Francisco de Asís, fundador de la Orden de los Frailes Menores hace más de 800 años, es el santo de la pobreza y de la paz, quien con la intercesión de la Santísima Virgen María es uno de los santos que  mantuvo vivo el ideal de humildad cristiana y fundó un movimiento que nos sigue inspirando y comprometiendo, a más de 800 años de su tránsito al cielo
El papa Francisco ha dicho que las bases sobre las que se asentará su pontificado son caminar, edificar y confesar. Como católicos, rogamos a Dios para que ilumine al papa Francisco en su trabajo como conductor de la Iglesia Católica, para continuar además el proceso de evangelización en el mundo, labor que los franciscanos seguiremos apoyando, tal como lo venimos haciendo desde hace más de 450 años en estas tierras peruanas y que continuaremos en medio de nuestra sociedad.
El papa Francisco, al dar él mismo muestras exteriores de modestia y moderación, y anunciar que anhela una iglesia pobre y humilde, “para los pobres” -tal como también lo quiso San Francisco de Asís-, está escogiendo el camino que Jesucristo trazó al expresar: “Bienaventurados los pobres, porque de ellos es el reino de los cielos”.
La pobreza auténtica, de la que nos habla el papa Francisco -del mismo modo que la pobreza que vivió y predicó San Francisco de Asís siguiendo a “Cristo pobre” y que los franciscanos tomamos como esencia de nuestra vida- es despojarse de toda ambición material y superflua, usar los bienes de la tierra para lograr el auténtico desarrollo humano: compartir, amar al prójimo como nos amamos a nosotros mismos. Sólo de esa manera podemos cooperar con la obra creadora de Dios, al conservar también la naturaleza y sembrando verdad, bien y belleza.

(*) Director del Archivo Histórico San Francisco de Lima y miembro de la Comisión Franciscana de  Medios de Comunicación Social (COFRAMCOS).

GRACIAS POR EL DON PRECIOSOS DE LA VOCACION




YODMI SANDOVAL JORGE    Y    DEYSI REYES RIOS


ALEGRIA EN LA FAMILIA FRANCISCANA


LIDIA MAZA PINEDO