Buscar en la Página

RADIO FRANCISCANA

VIDEOS FRANCISCANOS

Loading...

miércoles, 14 de mayo de 2014

Perú: Arzobispo pide a Gobierno reconsiderar decisión y apoyar restauración de santuario mariano


El Arzobispo de Piura y Tumbes (norte del Perú), Mons. José Antonio Eguren, llamó al Gobierno a reconsiderar la decisión tomada el 6 de mayo de observar la ley que declara “de interés nacional y necesidad pública la renovación o restauración del Santuario de Nuestra Señora de las Mercedes”, y así escuche el clamor de la población local, que “ama y venera desde hace siglos a nuestra querida ‘Mechita’ como su Madre”.
En un comunicado, el Prelado advirtió que la observancia de esta ley “revela una vez más la estrechez de corazón del Gobierno para con Piura así como su incapacidad de sentir con el pueblo de Paita y con toda nuestra Región, que mayoritariamente es cristiano y católico, y que ama y venera desde hace siglos a nuestra querida ‘Mechita’ como su Madre”.
Mons. Eguren recordó que “Nuestra Señora de las Mercedes es la patrona y gran Mariscala de las Fuerzas Armadas, por lo cual no deja de sorprenderme aún más que la Ley del Congreso haya sido observada por el Señor Presidente de la República”, a quien la Constitución reconoce como Jefe Supremo de las Fuerzas Armadas.
El Arzobispo señaló que el Congreso constantemente “aprueba leyes que declaran de interés nacional y necesidad pública la construcción de un puente, de una carretera, de un edificio, y éstas no encuentran dificultades para su realización”.
“No entiendo entonces por qué el Gobierno al observar esta ley le niega al pueblo de Paita y de Piura la posibilidad de recursos para hacer realidad el sueño de todos los piuranos de ver el Santuario de Nuestra Madre, la Mechita, totalmente restaurado y recuperado en su belleza y esplendor. Como ustedes saben no es grande la cantidad de dinero que aún se necesita para completar lo ya recaudado gracias a la generosidad de los paiteños y piuranos a través de sus limosnas”.
Por ello, hizo “un llamado al Gobierno Central para que reconsidere su decisión, escuche el clamor de todos nosotros; y al Gobierno Regional y a los Congresistas por Piura les pido que unamos fuerzas para lograr la aprobación final de esta Ley. A todos los piuranos y tumbesinos les pido sus oraciones por esta intención”.
Historia de la devoción
Cada año miles de fieles se reúnen en Paita, Piura (Perú), para rendir homenaje a Nuestra Señora de las Mercedes, llamada por San Juan Pablo II en su primera visita al Perú en 1985 “La Estrella de la Fe y de la Evangelización”. Sin embargo, esta devoción mariana en el país se remonta al siglo XVI con la llegada de los Padres Mercedarios.
En Piura, la devoción está ligada a la ciudad de Paita, que alberga por una imagen de más de cinco siglos de antigüedad. La festividad se celebra generalmente del 12 al 30 de septiembre, pero el día central es el 24, cuando Nuestra Señora de las Mercedes es homenajeada por las Fuerzas Armadas. Esta última fecha es declarada patrimonio cultural inmaterial de la Nación por la ley observada por el Gobierno.
La imagen tuvo momentos de peligro, como cuando en 1587 el corsario Cavendish atacó e incendió el puerto de Paita. Cuenta la tradición que la imagen se salvó de desaparecer en el fuego por la acción valerosa de un devoto que penetró en la iglesia, subió al altar donde se encontraba la escultura y la rescató.
Asimismo, el 24 de septiembre de 1741, el pirata inglés Jorge Anson asoló el puerto y después de saquearlo se llevó la imagen como trofeo de guerra. Sin embargo, cuando se alejaba de Paita, el mar se embraveció.
Según la tradición, el corsario lo atribuyó a la imagen de la Virgen y en su furia le propinó un sablazo sobre el cuello, del que salió milagrosamente sangre. Preso de la ira, Anson arrojó la escultura al mar, donde fue encontrada por unos indios pescadores que la llevaron nuevamente a su templo.
Este episodio marcaría para siempre la gran veneración de los habitantes, que atraídos por los sucesos, llegaron a Paita por centenares a dar realce a la Festividad, organizándose las primeras peregrinaciones que continúan hasta la actualidad.
FUENTE: ACI PRENSA