Buscar en la Página

RADIO FRANCISCANA

VIDEOS FRANCISCANOS

Loading...

lunes, 25 de agosto de 2014

Padrinos que siembran vínculos solidarios

Adultos entre los 20 y 50 años, son los más interesados en colaborar con los menos favorecidos. Un ejemplo es la fundación Ayuda en Acción, que promueve la dignidad del ser humano.
También pasan cosas buenas en Lima, como el creciente interés de jóvenes y adultos por contribuir con el desarrollo integral de las poblaciones menos favorecidas.
Un ejemplo de ello es el programa Apadrina, cuyo lema es "ser parte del esfuerzo te hace parte del logro", de la fundación Ayuda en Acción (AEA).
En sólo seis meses, 400 peruanos se han comprometido con el proyecto, que busca ayudar a las comunidades más deprimidas de Cajamarca: Conchán y Chalamarca.
Según el Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI) el 26,7% de los habitantes de estas zonas son analfabetos y según el Ministerio de Desarrollo e Inclusión Social (MIDIS), la desnutrición crónica infantil alcanza al 48,2% de la población en Conchán. A Chalamarca no le va mejor: el 45,2% de sus niños están mal alimentados.
María Parrado Novoa miembro de AEA, indicó que esta propuesta beneficia a toda la comunidad pero el vínculo solidario se da a través del apadrinamiento de un niño.

¿Cómo se llega a ser padrino?
El niño le escribe una carta a su padrino o madrina (vinculante) en la que le cuenta la situación del sitio donde vive, a fin de empezar una relación horizontal de compromiso mutuo. 
Con la carta se le entrega un documento en que se detallan las acciones ejecutadas en la comunidad.
A partir de ese momento, el padrino o madrina empezará a recibir cartas o dibujos de su ahijado en el que le irá mostrando como es su día a día, las actividades de sus padres y que se ha hecho en su pueblo.
La carta irá acompañada por un informe de los responsables de los proyectos sobre las acciones en beneficio del niño, de su familia y de su comunidad.
Estos programas se enfocan en satisfacer las necesidades básicas de una vida digna, en dinamizar las economías locales y en fortalecer las capacidades técnicas de los pobladores, con el fin de que puedan mejorar sus condiciones de vida.
Hasta hace poco tiempo la mayoría de los padrinos eran españoles o extranjeros, hoy la situación ha cambiado; los peruanos especialmente los jóvenes y las mujeres, se sienten muy comprometidos con esta causa, refiere María Parrado.
A diferencia de lo que mucha gente pueda imaginar, no hace falta mucho dinero para ayudar, se puede donar desde S/. 30 soles al mes, sin embargo, para lograr los resultados deseados se recomienda asumir un compromiso de un año.
Un dato interesante es que el 76% de los padrinos son de Lima, 23% de provincias y 1% peruanos fuera del país. De cada 10, ocho son mujeres y dos hombres. Los distritos con más padrinos y madrinas son: Surco, Cercado, Miraflores, San Miguel, Breña, Callao, Rímac, Jesús María, Ate y Villa El Salvador.

¿Quiere ayudar?
llame al 201-1440 o ingrese a la página web: www.ayudaenaccion.org

FUENTE: EL COMERCIO PERÚ