Buscar en la Página

RADIO FRANCISCANA

VIDEOS FRANCISCANOS

Loading...

miércoles, 6 de agosto de 2014

Santo Domingo de Guzmán

¿En qué estamos?
A veces las cosas buenas se vuelven enemigas de lo mejor. 
Los santos supieron desprenderse de lo superficial y remontarse hacia Dios cumpliendo su voluntad.
Alfonso VII, rey de Castilla, deseaba casar a su hijo Fernando con una princesa de Dinamarca. Para llevar a cabo esta tarea se nombró como embajador al obispo de Osma, el padre don Diego de Acebes, y como asesor al maestro Domingo.
Pero los reyes de Dinamarca a último momento decidieron anular los contratos. El asunto no era ya un contrato matrimonial, sino un problema canónico y moral, por el cual se busca la disolución de un matrimonio ya contraído pero no consumado. Por lo que los embajadores del rey de Castilla viajaron a Roma para pedir la respuesta del Papa.
Durante los descansos en las posadas los dos embajadores hablaban también de la evangelización de los pueblos.
¡Cuántos pueblos necesitados de la luz del Evangelio para vivir como hijos de Dios y en fraternidad! dijo Domingo.
Y añadió el obispo ¡aquí estamos en asuntos impertinentes, a la búsqueda de una novia para un rey terreno, cuando nos convoca con urgencia los intereses inmensos y eternos del Rey de los reyes y Señor de los señores!
Y ¿no podríamos ser nosotros los misioneros de esos pueblos? concluyó el obispo.
Domingo se hizo eco del desafío y del llamado de su obispo y dijo: "desde que en Tolosa pasé una noche charlando con el posadero y el Señor me dio la gracia de ser una antorcha para iluminar su mente y traerlo al único rebaño del Buen Pastor; pues bien desde ese momento sentí una voz interior que me llamaba a actividades misioneras. Más aún, si hubiera un equipo de misioneros ilustrados, celosos y generosos, ¡cuántos hermanos acogería el Evangelio! ¡cuántas almas se salvarían!
El obispo contagiado por este entusiasmo notó como ante estos pensamientos, los ojos de Domingo centellaban en una visión grandiosa, todo su rostro sonreía, y sus labios se relamían como saboreando conquistas y victorias de almas para el Reino de Cristo.
Santo Domingo, nació en Caleruega, Burgos, España en el año 1171 y muere en Bolonia, Italia, el 6 de agosto de 1221. Su fiesta se celebra el 08 de agosto.
FUENTE: CRISTO HOY MES DE MAYO 2014

No hay comentarios: