Buscar en la Página

RADIO FRANCISCANA

VIDEOS FRANCISCANOS

Loading...

domingo, 21 de septiembre de 2014

Su fiesta se celebra el 24 de setiembre


En el año 1218 en España la Santísima Virgen se le apareció a San Pedro Nolasco, recomendándole que fundara una comunidad religiosa dedicada a auxiliar a los cautivos que eran enviados a sitios lejanos.
Es así como esta advocación que nace en España se difunde por el resto del mundo.
San Pedro Nolasco, sigue este pedido de la Santísima Virgen y funda una orden dedicada a la merced que significa obras de misericordia.
En aquellos tiempos su misión era las obras de misericordia para los cristianos cautivos en manos de los musulmanes.
Muchos de los miembros de la orden llegaban a canjear sus propias vidas por la de los presos y esclavos. Así San Pedro Nolasco y sus frailes todos devotos de la virgen la tomaron como patrona y guía. El eje de su espiritualidad es Jesucristo como libertador de la humanidad y en la Santísima Virgen madre liberadora e ideal de la persona libre.
Tras la muerte del fundador en el año 1272, los frailes toman oficialmente el nombre de La Orden de Santa María de la Merced, de la redención de los cautivos, más conocidos hoy en día como los Mercedarios.
En nuestro país, la devoción a Nuestra Señora de las Mercedes se remonta a los tiempos de la fundación de Lima. 
Los frailes mercedarios confeccionaron su hábito en base a la referencia de las vestiduras que llevaba la Virgen en la aparición al fundador de la orden.
Podemos ver en la imagen de la Virgen de la Merced que viste totalmente de blanco, llevando sobre su túnica un escapulario que tiene impreso el escudo de la orden, un manto blanco cubre sus hombros y su larga cabellera luce velada por una fina mantilla de encajes.
La Basílica de la Merced en Lima en la que fue entronizada a comienzos del siglo XVII y que ha sido considerada como patrona de la capital.
En 1730 fue proclamada "Patrona de los Campos del Perú", "Patrona de las Armas de la República" en 1823, y el cumplirse el primer centenario de la independencia de la nación, la imagen fue solemnemente coronada y recibió el título de "Gran Mariscala del Perú" un 24 de setiembre de 1921.
Desde entonces fecha declarada fiesta nacional, ocasión en que cada año el ejército le rinde honores a su alta jerarquía militar de "mariscala".
En 1970 el cabildo de Lima le otorgó las "Llaves de la ciudad" y en 1971 el presidente de la República le impuso la Gran Cruz Peruana al Mérito Naval, gesto que ha demostrado el gran cariño y gratitud que el pueblo peruano rinde a su Madre celestial.
FUENTE: CORREO MARIANO - MES DE SETIEMBRE 2014