Buscar en la Página

RADIO FRANCISCANA

VIDEOS FRANCISCANOS

Loading...

miércoles, 12 de noviembre de 2014

El confronto de dos civilizaciones

El sociólogo Massimo Introvigne hace un esfuerzo para extraer lecciones de estos años en que el occidente se enfrenta al terrorismo musulman. Son seis tesis investigadas que nos permiten comprender los retos del futuro, aún así no duda en catalogar este enfrentamiento como la "cuarta guerra mundial" (la tercera fue la "guerra fría") que se diferencia de las anteriores porque enfrenta la ideología occidental contra otra proveniente de fuera de occidente y nos previene sobre la visión ilusa de que los terroristas son una expresión marginal del Islam, así como de pensar que todos los musulmanes son terroristas.
Primera tesis: Al-Qaeda es el responsable del 11 de septiembre.
Hay quienes han negado que Al-Qaeda haya organizado y llevado a cabo los ataques, argumentando principalmente que las dos torres impactadas por los aviones no se caen de esa manera y tuvieron que ser cargadas con explosivos por el gobierno de EE.UU. o incluso el Mossad de Israel. Para cualquier persona sensata, no hay duda. Fue Al-Qaeda.
Segunda tesis. no todos los musulmanes son fundamentalistas.
La literatura mundial del 11 de septiembre nos ha enseñado a comenzar a explorar el fundamentalismo islámico. Pero no todos los musulmanes son fundamentalistas. Este argumento parece obvio: es un argumento real pero requiere que se defina lo que es el fundamentalismo islámico. Se trata de un movimiento iniciado en torno a tres reclamaciones. En primer lugar la aplicación de la ley islámica (Sharia) en cualquier país musulman. En segundo lugar, la unificación de los países de mayoría musulmana en una única realidad político-religiosa, dirigido por un califa. En tercer lugar, el califato restaurado sobre el sueño original de la islamización del mundo.
Quien en el mundo islámico no comparte esta opinión no es fundamentalista. 
Tercera tesis: No todos los fundamentalistas son terroristas
Algunas personas cree que es importante que se tome de inmediato el gobierno para proceder a una islamización de la sociedad "desde arriba": se trata de los ultra fundamentalistas, que no excluyen la violencia y el terrorismo. Otros consideran inútil tomar el gobierno si primero la sociedad no es islamizada desde "abajo", conquistando las escuelas, las universidades, los periódicos, los tribunales, y así sucesivamente: es lo que algunos sociólogos llaman el fundamentalista neo-tradicionalista. Al-Qaeda es el ejemplo mas cercano del ultra fundamentalismo. Los fundamentalistas neo tradicionalistas no piensan "como nosotros" en casi nada.
Cuarta tesis: los fundamentalistas son musulmanes
Para entender las razones políticas, después del 11 de septiembre del 2001 muchas veces escuchamos que los fundamentalistas no son musulmanes, que son personajes despreciados y marginales para la mayoría del mundo islámico. No es así. Los más citados comentarios de autoridad de los exegetas del Coran son los miembros de la Hermandad Musulmana, el mayor movimiento fundamentalista global.
Quinta tesis: los terroristas son fundamentalistas
El hecho de que no todos los fundamentalistas son terroristas no nos debe distraer la atención de que estos terroristas, los de Al-Qaeda, nacieron, vivieron y se movieron en el mundo del fundamentalismo islámico. La distinción occidental entre la política y la religión no tiene sentido para ellos. No sólo el acto terrorista sigue siendo experimentado a menudo como un acto religioso, sino que el mundo del ultra fundamentalismo y el fundamentalismo tienen serias dificultades para renegar de sus hijos, a menudo considerados como "hermanos extraviados" pero siempre hermanos. En las mezquitas y salas de oración ultra fundamentalista, incluso en Europa, los terroristas han encontrado acogida, hospitalidad y la oportunidad de reclutar nuevos seguidores.
Sexta tesis: diálogo sí, buenísimo, no
Poco antes de su muerte, Oriana Fallaci dijo a sus amigos que en su encuentro con Benedicto XVI había preguntado al Papa por qué se empeñaba en el diálogo con el Islam. El Papa habría contestado con una sonrisa "imposible pero obligatorio". De hecho la única alternativa a un diálogo muchas veces parece casi imposible.
Debemos recordar que no todos los musulmanes son fundamentalistas y que no todos los fundamentalistas son terroristas.
FUENTE: CRISTO HOY - MES DE MAYO 2014

No hay comentarios: