Buscar en la Página

RADIO FRANCISCANA

VIDEOS FRANCISCANOS

Loading...

jueves, 6 de noviembre de 2014

Francisco a los obispos de Malawi: El apostolado de la familia dará beneficios inestimables a la Iglesia y a toda la sociedad

''Os doy la bienvenida a vosotros que desde ''el cálido corazón de África'' llegáis a Roma ''el cálido corazón de la Iglesia'' saluda el Papa a los obispos de la Conferencia Episcopal de Malawi en el discurso que les ha entregado esta mañana al final de su quinquenal visita ad Limina. Francisco anota también que la eficacia de sus esfuerzos pastorales y administrativos es fruto de la fe, así como de la unidad y el espíritu fraternal que caracterizan esa conferencia episcopal.
El Santo Padre expresa su aprecio ''por el admirable espíritu de la gente de Malawi, que, aunque se enfrenta con muchos obstáculos graves en términos de desarrollo, progreso económico y nivel de vida, permanece firme en su compromiso con la vida familiar'' porque en esa institución -que enseña a las personas el amor, el sacrificio,y la fidelidad - es donde la Iglesia y la sociedad en Malawi encontrarán los recursos necesarios para renovar y construir una cultura de solidaridad. ''Vosotros sabéis muy bien -escribe- los desafíos y el valor de la vida familiar, y, como padres y pastores, estáis llamados a nutrirla, protegerla y fortalecerla en el contexto de la "familia de la fe", que es la Iglesia...Se podría decir que la aportación más grande que la Iglesia puede dar al futuro de Malawi y, además a su propio desarrollo, es un apostolado de la familia completo y alegre.. Por lo tanto, si hacéis todo lo posible para apoyar, educar y evangelizar a las familias, especialmente aquellas en situación de dificultades materiales, ruptura, violencia o infidelidad, los beneficios para la Iglesia y la sociedad de Malawi serán inestimables''..
Entre los resultados de ese apostolado cabe esperar el aumento de vocaciones al sacerdocio y la vida religiosa para que la Iglesia en ese país, asentada sobre las sólidas bases establecidas por generaciones de misioneros, siga creciendo gracias a la evangelización de los hombres y mujeres nacidos en Malawi. De ahí que el Obispo de Roma exhorte a los prelados locales a estar siempre cerca de sus seminaristas y sacerdotes, amándoles como ''padres'' y preocupándose al mismo tiempo de garantizarles una formación completa sea espiritual que intelectual y pastoral.
La tragedia de la limitada esperanza de vida y de la extremada pobreza de gran parte de la población de Malawi es otra de las preocupaciones del Papa.''Pienso en los que sufren de VIH / SIDA, y en particular en los niños huérfanos y en los padres que se quedan sin amor ni apoyo como consecuencia de esta enfermedad'', señala el Pontífice, invitando al mismo tiempo a los obispos a que sigan estando cerca de los que sufren, de los enfermos, y especialmente de los niños. ''Os pido en particular que hagáis presente mi gratitud a los muchos hombres y mujeres que ofrecen la ternura y el amor de Cristo en las instituciones sanitarias católicas. El servicio que la Iglesia ofrece a los enfermos, a través de la pastoral, la oración, las clínicas y los centros de acogida, siempre debe tener su fuente y su modelo en Cristo, que nos amó y se entregó por nosotros. ¿Cómo podemos ser seguidores del Señor si no nos involucramos personalmente en el ministerio a los enfermos, los pobres, los moribundos y los indigentes? De nuestra fe en Cristo, nacida del reconocimiento de nuestra necesidad de quien vino a sanar nuestras heridas, para enriquecernos, para darnos vida, para alimentarnos, brota la preocupación por el desarrollo integral de los más abandonados de la sociedad''.
FUENTE: VATICANO.NEWS-NOVIEMBRE 2014

No hay comentarios: