Buscar en la Página

RADIO FRANCISCANA

VIDEOS FRANCISCANOS

Loading...

viernes, 25 de septiembre de 2015

El papa Francisco canoniza al misionero Junípero Serra, pese a críticas de indígenas

Estados Unidos. Se trata de la primera canonización jamás realizada en territorio estadounidense al conceder la santidad al misionero español que llevó el catolicismo a California en el siglo XVIII, aun con el rechazo expresado por algunas tribus “piel rojas”.
Durante una misa especial celebrada en español ante unas 25.000 personas reunidas a las afueras de la Basílica del Santuario Nacional de la Inmaculada Concepción, el cardenal de Washington Donald Wuel dijo en español "agradezco a su Santidad por hacer esta proclamación y humildemente le pido que decrete se publique la carta apostólica sobre la canonización", a lo que el pontífice le respondió "así decretamos".
El pontífice argentino dijo minutos después que "Junípero buscó defender la dignidad de la comunidad nativa, protegiéndola de cuantos la habían abusado. Abusos que hoy nos siguen provocando desagrado, especialmente por el dolor que causan en la vida de tantos".
Serra "supo dejar su tierra, sus costumbres, se animó a abrir caminos, supo salir al encuentro de tantos aprendiendo a respetar sus costumbres y peculiaridades", agregó Francisco. "Aprendió a gestar y a acompañar la vida de Dios en los rostros de los que iba encontrando haciéndolos sus hermanos".

En pie de guerra
Al menos 55 tribus de California han condenado enérgicamente la canonización porque dicen que honra al que consideran como uno de los grandes responsables de la desaparición de los pueblos originarios a través de sus prácticas evangelizadoras.
Deborah Miranda, perteneciente a la tribu Ohlone-Costanoan Esselen, dijo la víspera que Francisco "ha ofrecido disculpas por crímenes y pecados cometidos durante la colonización. Junípero Serra cometió esos crímenes y pecados. ¿Por qué entonces honrarlo en maneras que deshonran el sufrimiento de nuestros ancestros?"
Durante su visita a Bolivia en julio, Francisco pidió perdón por los crímenes que la iglesia Católica cometió contra los indígenas durante la conquista de América, pero no mencionó a Serra.
Serra nació en Mallorca en 1713, se entrenó como profesor de teología y recibió en 1767 el encargo de expandir el sistema de misiones católicas desde Baja California, en México, a lo que hoy es el estado de California, convirtiendo a los indígenas que encontrara. En 1769 estableció su primera misión en San Diego y llegó a fundar ocho de las 21 misiones californianas, pese a padecer de una úlcera crónica en una pierna. Murió en 1784.
Durante las décadas siguientes, las enfermedades traídas por los europeos arrasaron con las poblaciones nativas. A los indígenas que se convertían al catolicismo, muchas veces solo para tener acceso a alimento y vivienda, no se les permitía salir de las misiones y como castigos eran flagelados y encadenados.
El Vaticano ha defendido la trayectoria de Serra, alegando la existencia de documentos que demuestran que buscó defender a los indígenas.
Francisco llegó a la Basílica a bordo de su Fiat negro. Una vez dentro, mantuvo una gran sonrisa a su paso por la nave central mientras sacerdotes y monjas eufóricos se le abalanzaban para tocarlo o alzaban sus tabletas para tomarle fotos. Minutos después salió del edificio hasta el altar, ubicado al aire libre frente a una multitud y bajo un retrato de Serra.
Ken Lavarone, párroco de Sacramento y responsable de postular a Serra como candidato a la canonización, leyó una biografía en español del misionero español para dar inicio a la ceremonia, uno de los momentos culminantes de su visita a Estados Unidos.
El altar que usó el Papa durante la misa fue elaborado por el carpintero peruano Carlos Hernández, siguiendo planos elaborados por tres estudiantes de la Catholic University of America, incluyendo a la neoyorquina de madre española Ariadne Cerritelli.

Hoy habla ante el Congreso
El papa Francisco culminó sus actividades del miércoles con la canonización de Junípero Serra, tras reunirse en la mañana con el presidente Barack Obama en la Casa Blanca, pronunciará el jueves un discurso ante una sesión conjunta del Congreso y visitará la sede de Caridades Católicas para partir en la tarde a Nueva York, donde el viernes se dirigirá a la Asamblea General de la ONU, visitará una escuela en Harlem y oficiará una misa en el Madison Square Garden.
Tras su estadía en Nueva York asistirá el sábado y domingo a la Reunión Mundial de Familias en Filadelfia antes de retornar a Roma.

FUENTE: DIARIO LA REPÚBLICA MES DE SETIEMBRE 2015

No hay comentarios: