Buscar en la Página

RADIO FRANCISCANA

VIDEOS FRANCISCANOS

Loading...

viernes, 27 de noviembre de 2015

27 de Noviembre: Nuestra Señora del Milagro


La Virgen del Milagro, imagen de María Inmaculada, fue traída a Lima con el título de MISIONERA, por los primeros religiosos que vinieron con la conquista.
Fue colocada en un nicho, sobre el arco de la primera Iglesia franciscana. De allí la sacaban de cuando en cuando para las principales misiones que los religiosos daban con frecuencia en las diversas regiones del Perú y de toda América. De este modo fue llevada al Cusco en 1535 por los religiosos que acompañaron a los conquistadores.
Y allá en el Cusco hizo esta virgen el primer milagro visible: se la vio materialmente en la providencial tarea de apagar el feroz incendio que los indios habían perpetrado para acabar con los religiosos y españoles guarnecidos en un galpón con techo de paja. Los indios la vieron, se espantaron y huyeron, quedando el campo en poder de los españoles.
En memoria de este hecho, se levantó en la Ciudad incaica un templo con el nombre de "EL TRIUNFO" , sobre el mismo terreno donde se realizó la maravilla.
Al regreso, los religiosos la volvieron a traer a Lima, colocándola en su antiguo nicho. Allí la Virgen parecía completamente olvidada.
Únicamente una pobre mujer del pueblo la visitaba y la rezaba con frecuencia. La Virgen se dignó hablarle un día y le dijo: "Tú sola, hija mía entre tanta gente que hay aquí, me visitas y me rezas; algún día te lo pagaré".
La mujer llena de gozo, comunicó esta maravilla al santo religioso Fray Juan Gómez, quién desde entonces, solía decir con frecuencia: "No sabe Lima el bien tan grande que tiene en esta imagen milagrosa; pero muy pronto lo sabrá".
Así las cosas, el 27 de noviembre de 1650, a eso del mediodía, en momentos en que la gente se hallaba divirtiéndose con una corrida de todos en la Plaza Principal, sobrevino un temblor o terremoto formidable que espantó a toda la gente. Entonces se vio a esa imagen bendita de MARÍA, con las manos juntas en actitud suplicante. volverse ante el Altar donde estaba el Santísimo Sacramento, cesando entonces, instantáneamente el furioso temblor. Esta maravilla fue vista por varias personas.
Pocas horas después, al terminar el rezo de la Vísperas, la Comunidad Franciscana fue a los pies de la Virgen Maravillosa a rendirle gracias, cantándole el Salve y el Gloria, mientras la Virgen se volvía lentamente a su postura primitiva, sonriendo a los religiosos.
Desde entonces se le llama "VIRGEN DEL MILAGRO". Y es la única advocación de la Virgen María, netamente limeña.
Para atender el culto de esta milagrosa imagen se estableció la "CONGREGACIÓN DE HIJAS DE MARÍA DEL MILAGRO", hoy: "COMITÉ DE APOYO, DAMAS DE LA INMACULADA".

mlna

No hay comentarios: