Buscar en la Página

RADIO FRANCISCANA

VIDEOS FRANCISCANOS

Loading...

martes, 7 de junio de 2016

Fieles oran por la beatificación del siervo de Dios Nicolás Ayllón



Con la finalidad de orar por la beatificación del siervo de Dios Nicolás Ayllón, hoy martes 7 de junio a las 7 pm. se realizará una misa en su memoria en la Iglesia del Monasterio de Jesús, María y José (esquina Jr. Camaná y Jr. Moquegua) en el centro de Lima, lugar que fue su casa y donde actualmente residen las religiosas de la Orden de las Hermanas Clarisas Capuchinas.

Como se sabe, Nicolás Ayllón (Chiclayo, 4 de marzo de 1632 - Lima, 7 de noviembre de 1677), conocido como  “Nicolás de Dios”, es un siervo de Dios peruano cuyo proceso de beatificación se encuentra en trámite. 

Han pasado 339 años de su muerte, pero todos los días 7 de cada mes se realiza una misa en su memoria en el mencionado templo, donde sus seguidores oran para que sea declarado oficialmente como beato por la Iglesia Católica.

El postulador de la causa de beatificación de Nicolás Ayllón es el sacerdote diocesano Ernesto Rojas Ingunza. Nacido en Lima (1963), es párroco de San Judas Tadeo, con estudios de Derecho e Historia en la Pontificia Universidad Católica del Perú (PUCP),  y de Teología en la Facultad de Teología Pontificia y Civil de Lima y en la Universidad de Navarra. Actualmente, es profesor del Departamento de Teología de la PUCP y miembro del Consejo Consultivo de la Agrupación Universitaria Riva Agüero. 

CONVERSATORIO SOBRE SU VIDA
Cab señalar que el próximo lunes 20 de junio a las 7 pm. en el auditorio del Club Departamental Lambayeque (Av. Del Ejército 977, Miraflores, Lima) se realizará un conversatorio sobre la vida y obra del siervo de Dios, Nicolás Ayllón, denominado “Conociendo a un chiclayano extraordinario camino a los altares”.

Nicolás Ayllón se llamó realmente Nicolás Puycón Faxollem. Fue el último hijo del matrimonio conformado por Don Rodrigo Puycón (“indio principal”) y Doña Francisca Faxollem, ambos cristianos y al parecer descendientes de nobles caciques de Cinto y Collique.

Se educó con los padres franciscanos, primero en Chiclayo y luego en Lima. En vida fue sastre y artesano, pero sobre todo un auténtico siervo de Dios. Podría ser el primer santo chiclayano de la historia y el tercer santo peruano en ser elevado a los altares, junto con Santa Rosa de Lima y San Martín de Porres.