Buscar en la Página

RADIO FRANCISCANA

VIDEOS FRANCISCANOS

Loading...

lunes, 20 de junio de 2016

Papa Francisco respondió: “El aborto no es un “mal menor". Es un crimen.

Cuidar la Fragilidad. Como ha afirmado Papa Francisco en diferentes ocasiones, la Iglesia quiere cuidar con especial preferencia a los niños que están por nacer, que son los más indefensos e inocentes de todos y también quiere protegerlos de la sociedad actual en la que vivimos. Una sociedad que niega su dignidad humana arrebatándoles la vida y promoviendo legislaciones para que nadie lo pueda impedir.
Sobre este “derecho fundamental de todo ser humano” -como define el Santo Padre a la vida humana- ha recalcado que es el "primer derecho de una persona". Ella tiene otros bienes y algunos de ellos son más preciosos; pero aquel es el bien fundamental, condición para todos los demás”. Con estas palabras el Papa Francisco daba inicio al segundo punto de su discurso ante los participantes de la Conferencia organizada por las Asociaciones Médicas Católicas el 20 de septiembre de 2013. Haciendo hincapié en que la vida no es sólo un derecho fundamental, también es nuestro mayor tesoro. Pero un tesoro con el que no se puede negociar.
Pero no es la única vez que el Obispo de Roma se pronuncia a favor del derecho a la vida de los que aún se encuentran en el vientre materno. El 28 de febrero de 2014 durante su discurso a los miembros de la Pontificia Comisión para América Latina, y basándose en la tan citada “Cultura del Descarte”, puso de ejemplo a los bebés; a los que aún están por nacer: “hoy día, por la economía que se ha implantado en el mundo, donde en el centro está el dios dinero y no la persona humana, todo lo demás se ordena y lo que no cabe en ese orden se descarta”, puntualizando que “se descartan los chicos que sobran, que molestan o que no conviene que vengan”.
Durante la rueda de prensa en el vuelo de regreso a Roma del Viaje Apostólico a México, los periodistas preguntaron al Santo Padre acerca del virus Zika, una enfermedad que afecta de forma más agresiva a las mujeres embarazadas. A la pregunta de si la Iglesia puede tomar en consideración el concepto del aborto como "mal menor" en esta situación, el Papa Francisco respondió: “El aborto no es un “mal menor". Es un crimen. Es echar fuera a uno para salvar a otro. Es lo que hace la mafia. Es un crimen, es un mal absoluto. No hay que confundir el mal de evitar el embarazo, por sí solo, con el aborto. El aborto no es un problema teológico: es un problema humano, es un problema médico. Se asesina a una persona para salvar a otra —en el mejor de los casos— o para vivir cómodamente. Va contra el juramento hipocrático que los médicos deben hacer. Es un mal en sí mismo, pero no es un mal religioso al inicio: no, es un mal humano. Y, evidentemente, como es un mal humano — como todo asesinato — es condenado.
Cabe recordar que la misericordia de Dios es infinita. Tanto, que el Papa Francisco nos recuerda que el aborto es un pecado perdonable para todas aquellas mujeres que estén arrepentidas. Especialmente durante este Año Jubilar de la Misericordia en el que ha concedido la facultad a todos los sacerdotes del mundo de absolver del pecado del aborto a quienes lo han practicado y están arrepentidos de corazón.
FUENTE: www.radiosantarosa.com.pe

No hay comentarios: