Buscar en la Página

RADIO FRANCISCANA

VIDEOS FRANCISCANOS

Loading...

martes, 5 de julio de 2016

Así fue la peregrinación franciscana por la misericordia

Por Prensa Franciscana del Perú / Fotos: https://facebook.com/ofs.luccheseybuonadonna

Peregrinos franciscanos de la misericordia recorrieron las calles de Lima y el Rímac durante la jornada del pasdo domingo 26 de junio. (Fotos: facebook.com/ofs.luccheseybuonadonna)
Con participación de integrantes de la Orden Franciscana Seglar, sacerdotes franciscanos y público en general, el pasado domingo 26 de junio se realizó la peregrinación por el año de la misericordia denominada "Con Francisco, misericordiosos como el padre", organizada por la Familia Franciscana del Perú, a través de su Centro de Estudios. 

Portando polos distintivos, pancartas con lemas alusivos y banderolas, la caravana partió desde la Basílica de San Francisco de Lima (en el centro histórico de la capital peruana) y llegaron hasta el Convento de los Descalzos en el distrito del Rímac, donde finalmente se realizó una misa a cargo del obispo auxiliar de Lima, Mons. Adriano Tomasi Travaglia, conjuntamente con Fr. Alfonso Gibu Tokumoto OFM,  Fr. Mauro Vallejos OFM, Fr. Antonio Abanto La Torre OFM y Fr. Abel Pacheco Sánchez OFM


Los peregrinos se detuvieron en siete estaciones: Casa de Ejercicios Espirituales de la Orden Franciscana Seglar (Av. Abancay), Oratorio San Juan Bosco, Albergue Canevaro (Rímac), Iglesia Nuestra Señora de Copacabana (Rímac),  colegio Nuestra Señora de los Ángeles y finalmente en el Convento de los Descalzos.

El recorrido tuvo como finalidad difundir y exaltar las obras de misericordia, que son catorce en total (físicas y espirituales). Las físicas son: dar de comer al hambriento, dar de beber al sediento, dar posada al necesitado, vestir al desnudo, visitar al enfermo, socorrer a los presos y enterrar a los muertos. 

Las obras espirituales son: enseñar al que no sabe, dar buen consejo al que lo necesita, corregir al que está en error, perdonar las injurias, consolar al triste, sufrir con paciencia los defectos de los demás y rogar por los vivos y por los difuntos.





















No hay comentarios: