Buscar en la Página

RADIO FRANCISCANA

VIDEOS FRANCISCANOS

Loading...

viernes, 29 de julio de 2016

Fr. Emilio Carpio: "Hay que luchar contra la pobreza, la violencia y la corrupción en el Perú"


En su mensaje por el 195° aniversario de la independencia nacional, el padre guardián del Convento San Francisco de Lima, Fr. Emilio Carpio Ponce OFM, señaló que es urgente que los peruanos reflexionemos sobre lo que realmente es la peruanidad y sobre lo que somos como nación, "pues a pesar de que el Perú tiene una gran riqueza natural y los peruanos son muy trabajadores, también en nuestro país existen problemas serios que resolver como por ejemplo la pobreza extrema, la corrupción y la violencia".

Su discurso lo pronunció durante la ceremonia realizada al interior del claustro franciscano, con asistencia de la comunidad de religiosos y trabajadores del convento, acto donde además se realizó el izamiento del pabellón nacional. Más que un discurso fue una disertación, clara y directa.

Fr. Emilio Carpio Ponce OFM.
"El Perú tiene todos los minerales, somos eminentemente un país minero. Pero no solo somos un país minero, sino también un país pesquero y agrícola. Además tenemos enorme cantidad de recursos de flora y fauna. Pero lamentablemente no estamos aprovechando el potencial natural y humano que poseemos. Creo que en estas fiestas patrias, más que celebrar debemos reflexionar sobre qué estamos haciendo para construir un Perú más justo y solidario", señaló el sacerdote franciscano.

En sus palabras, divulgó algunas estadísticas relacionadas con los indicadores de desarrollo. Uno de los datos más preocupantes es que en el Perú el nivel de pobreza bordea el 22% del total de la población. "Es lamentable que teniendo tantas riquezas, todavía haya pobreza", dijo.

Señaló que el reto es erradicar la pobreza extrema, para lo cual se necesita mejorar la educación. Fr. Carpio lamentó que el presupuesto que el Estado asigna al sector educativo es solamente el 2.8% del total del presupuesto nacional, mientras que en otros países como en Cuba o Suecia, está por encima del 7%. 

De otro lado, dijo que otro de los grandes males del Perú es la corrupción, especialmente en el sector público, y la violencia en todo nivel: tanto en las calles como al interior de las familias. En ese sentido invocó a los peruanos a luchar contra todo tipo de violencia y maltrato, en especial contra las mujeres y los niños.

"Disculpen que en estas fiestas patrias he venido a hacer el papel de aguafiestas, pero es importante tener conciencia de que todavía nos falta mucho camino por recorrer para lograr una auténtica justicia social, para alcanzar el bien común y el reino de Dios", comentó el religioso de la Provincia Franciscana de los XII Apóstoles del Perú.

Finalmente, el padre guardián elevó sus plegarias por un Perú más justo y solidario, y para que los gobernantes actúen con prudencia en beneficio de nuestra patria, recordando además que la verdadera libertad solo la podremos encontrar en Jesucristo.


No hay comentarios: