Buscar en la Página

RADIO FRANCISCANA

VIDEOS FRANCISCANOS

Loading...

miércoles, 6 de julio de 2016

Jesucristo, el gran maestro


“Los animo a renovar su pasión por el hombre en su proceso de formación y ser testimonios de vida y de esperanza”, ha expresado el papa Francisco en un mensaje a los maestros.

El 6 de julio se conmemora el Día del Maestro en el Perú, ocasión para reflexionar en torno a su trabajo fundamental en la educación y formación de las personas.

Para el papa Francisco, el trabajo de un maestro es “un trabajo precioso porque permite ver crecer día a día a las personas que han sido confiadas a nuestro cuidado” y “es un poco como ser padres, al menos espiritualmente”.

Pero hay algo trascendental en la docencia: se enseña no solo conocimientos y saberes intelectuales, sino también se transmiten valores éticos, se forman personas. 

En ese sentido, para los católicos hay un gran maestro: Jesucristo. El Papa ha señalado que  la enseñanza más importante de Jesús es la de “amar al Señor tu Dios y amar al prójimo”. “Nos podemos preguntar: ‘¿Quién es el prójimo para un profesor?’.¡El ‘prójimo’ son los estudiantes!, exclamó. “Y aquellos con los que transcurre sus jornadas. Son los que por él tienen un guía, una dirección, una respuesta y, todavía antes, buenas preguntas”.

Por ello, el santo padre insiste en que “siempre hay profesores dispuestos a trabajar en la misma profesión con ese entusiasmo y esa disponibilidad que da la fe en el Señor”. 

El papa Francisco da este consejo a los maestros: “amar con mayor intensidad a sus estudiantes más difíciles, más débiles, más desfavorecidos”.

EL DÍA DEL MAESTRO EN EL PERÚ
El Presidente Manuel A. Odria instituyó el "Día del Maestro Peruano", por Decreto Supremo de fecha 4 de mayo de 1953. Un siglo antes, el general José de San Martín crea la Escuela Normal, por decreto de fecha 6 de julio de 1822. El historiador Jorge Basadre dice al respecto: “Junto con bandera e himno, ejército y marina, organización administrativa y judicial, el gobierno de San Martín le dio al Perú la escuela normal.

El Presidente Ramón Castilla promulga el 28 de febrero de 1861, la ley que instituye el profesorado como carrera pública, bajo dos considerandos: que la enseñanza es la profesión creadora de todas las demás que existen en la sociedad, y que, por consiguiente, los que se dedican a ella deben gozar de todos los derechos y prerrogativas que las leyes acuerdan a las carreras públicas más ilustres;”




No hay comentarios: