Buscar en la Página

RADIO FRANCISCANA

VIDEOS FRANCISCANOS

Loading...

jueves, 14 de julio de 2016

San Francisco Solano, el taumaturgo de América

"San Francisco Solano y el toro", por Murillo (1645)

El 14 de julio se celebra la fiesta de San Francisco Solano (Montilla, 1549 - Lima 1610), santo franciscano español considerado como hijo predilecto de la Provincia Franciscana de los XII Apóstoles del Perú, pues vivió muchos años en el Perú predicando el evangelio. Sus restos mortales reposan en las catacumbas del Convento San Francisco de Lima.

En la Iglesia de San Francisco se realizó una misa solemne y procesión en el atrio del templo, con participación de la comunidad de religiosos y sacerdotes franciscanos, quienes destacaron las virtudes de este santo canonizado en 1726 por el papa Benedicto XIII y que también es conocido con el epíteto de "Taumaturgo del Nuevo Mundo", por los milagros que realizó. 

Su vida, por donde se le mire, es ejemplar. Nació en Montilla, perteneciente a la Diócesis de Córdoba e ingresó a la Orden Franciscana a los 20 años de edad, para cursar estudios de filosofía y teología en el Convento de Loreto, en Sevilla. Se ordenó como sacerdote en 1576 y regresó a su tierra natal, donde comenzó a realizar milagros. Más adelante, en 1581 fue nombrado vicario y maestro de novicios en el Convento de la Arruzafa (Córdoba).

En 1589 es destinado como misionero franciscano al Virreinato del Perú. Al llegar a estar tierras, se desplazó a pie hasta Tucumán (en la actual Argentina), atravesando la cordillera de los Andes por Jauja, Ayacucho, Cusco, la meseta del Collao (Bolivia), Potosí, hasta llegar a Salta y Tucumán donde permaneció hasta el año 1595. Su labor misonera en la zona se extendió hasta lo que hoy es Paraguay y Uruguay, aprendiendo las lenguas nativas para predicar a las tribus guerreras valiéndose de un crucifijo y un rabel, instrumento parecido al violín. Estuvo 14 años en esa zona.

En 1595 es enviado a Lima, donde fue nombrado guardián del Convento de Nuestra Señora de los Ángeles (Los Descalzos), en el Rímac, cargo que inicialmente él no quiso aceptar porque prefería ser misionero, pero finalmente aceptó. Es un tiempo de prédica, de oración, de pobreza franciscana y de milagros. 

Debido a su delicado estado de salud ocasionado por dolencias estomacales, en octubre de 1605 fue trasladado a la enfermería del convento, donde vivió sus últimos años. Falleció el 14 de julio de 1610, día de San Buenaventura.

Para mayor información sobre San Francisco Solano, les recomendamos revisar el libro "Vida de San Francisco Solano" (2011) escrito de Fr. Emilio Carpio Ponce OFM y que está disponible gratuitamente en edición digital en Internet en este enlace: https://goo.gl/kE1L74


No hay comentarios: