Buscar en la Página

RADIO FRANCISCANA

VIDEOS FRANCISCANOS

Loading...

jueves, 15 de septiembre de 2016

El amor de Cristo brota de la cruz y de la Eucaristía

La Hermanda del Señor del Santuario de Santa Catalina celebró su 94° aniversario.
(Foto: Oficina de Prensa del Arzobispado de Lima)

“El Señor siempre quiere que entre nosotros haya paz, haya un trato amable, que sepamos comprendernos”, expresó el Cardenal Juan Luis Cipriani en la Santa Misa que presidió por el 94º aniversario de la Hermandad del Señor del Santuario de Santa Catalina, el lunes 12 de septiembre.

Mencionó que cuando hemos sido bautizados hemos sido revestidos de Cristo, quien nos pide que lo dejemos entrar en nuestros corazones.

“Nuestra alma, nuestros pensamientos, nuestras ilusiones, nuestros amores, todo ha sido revestido de Cristo. Cristo nos ha dicho: “Que salga el pecado y que entre mi Reino”. Y así cuando uno es pequeño y es bautizado tiene ese momento en que es incorporado a Cristo. Él dice: “Yo te abro la puerta para que entres a ese mundo maravilloso, donde está mi Padre y donde está el Espíritu Santo, donde estamos los tres en una fraternidad, en una familia, en una unidad infinita””, comentó.

“Ese revestirnos de Cristo nos viene de ese amor de Jesús que nos introduce en esa Trinidad. Cuando uno sale de la Trinidad por el pecado entonces uno pasa a ser una persona muy difícil. Cuando uno deja a Cristo pierde el control, pierde la paciencia, todo le parece difícil, pero Cristo te sigue invitando. Por eso, cada vez que comes de este pan y bebes del cáliz proclamas la muerte del Señor hasta que vuelva”, afirmó.

Dijo también que cuando nos alejamos del Señor el camino se llena de problemas y nos cuesta vivir de manera honesta, criticando todo a nuestro alrededor. Pero Él siempre estará ahí esperándonos porque nos conoce.

(Foto: Oficina de Prensa del Arzobispado de Lima)
“Hagamos el propósito: Fraternidad con Cristo en la cruz, que es dolor, que es sacrificio. Pero como está Él no es difícil. El Señor te dice “¿Crees? Que yo lo vea en la fraternidad”. ¿Cómo tratas a los enfermos, a los amigos, a los que no están contigo? ¿Con cariño, con paciencia, con alegría? Si tienes esa fe, que se vea. Cuando vayas donde Él, te reconocerá.

En otro momento, exhortó a los miembros de la Hermandad del Señor del Santuario de Santa Catalina a acercarse siempre a ese Cristo que espera por ellos.

“Ustedes que tienen este maravilloso Cristo, contémplenlo, ténganlo cerca, háblenle, escúchenlo; porque de ahí brota la fraternidad; de ahí brota el tratar bien a los hijos, a la esposa, al esposo, a los padres; de ahí brota la paciencia y el buen trato en la Hermandad; de ahí brota el amor de Cristo en el Monasterio; de ahí brota todo, de esa cruz y de esa Eucaristía”, reflexionó.

“Madre de las Angustias, trátanos con cariño, consuélanos, enséñanos a vivir la fraternidad, a amar la cruz. Con esa ilusión encomiendo de manera especial a todas las religiosas del monasterio, a la hermandad y a todos ustedes que están celebrando esta preparación para la Fiesta de la Cruz”.

El Arzobispo de Lima envió un fraternal saludo a la Reverenda Madre Priora del Monasterio de Santa Catalina, Sor María Alejandra del Sagrado Corazón de Jesús; y al Sr. Cristian Quintana, Mayordomo de la Hermandad.

No hay comentarios: