Buscar en la Página

RADIO FRANCISCANA

VIDEOS FRANCISCANOS

Loading...

miércoles, 21 de septiembre de 2016

Novena en honor a San Francisco de Asís empieza este domingo 25

La Novena en honor a San Francisco de Asís, fundador de la Orden de los Frailes Menores (Orden Franciscana) se realizará desde este domingo 25 de septiembre hasta el lunes 3 de octubre a las 7 pm. en la Basílica de San Francisco de Lima y culminará

El padre guardián, Emilio Carpio Ponce OFM, informó que a partir de la fecha indicada se realizarán misas en dicho templo todos los días a las 7 pm.  con participación de las diferentes hermandades y cofradías. Precisó que la fecha central de la festividad es el 4 de octubre.

Destacó la vida y obra de San Francisco de Asís (1881-1226), no solo porque el llamado "seráfico padre" y "poverello de Asís" es el fundador de la Orden Franciscana hace más de 800 años, sino porque es un santo católico de gran trascendencia universal, por su decisión de seguir a Cristo pobre, con humildad y alegría.

Cabe señalar que en el Perú, los franciscanos trabajan ininterrumpidamente desde el siglo XVI, en que se iniciaron la evangelización de los indígenas. An la actualidad continúan con sus obras espirituales y de apoyo social a los más necesitados en todo el país. Existen dos provincias: la Provincia Franciscana de los XII Apóstoles del Perú y la Provincia Misionera de San Francisco Solano.


Como se conoce, San Francisco de Asís, fue hijo de un rico comerciante y perteneció a una familia muy acomodada, pero en su juventud decidió vivir en la más estricta pobreza y observancia de los Evangelios, practicando la caridad en el marco de una vida religiosa llena de austeridad y simplicidad, animando a los demás a seguir este camino y amando a toda la naturaleza y sus creaturas.

Es el primer caso conocido en la historia de estigmatizaciones visibles y externas, pues llevaba impresas en su cuerpo las mismas llagas de Jesucristo. Fue canonizado por la Iglesia católica en 1228, y su festividad se celebra el 4 de octubre.

PATRONO DE LA ECOLOGÍA
Por su dedicación a la naturaleza y el cuidado de los animales, San Francisco de Asís es "patrono de la Ecología".  Fue declarado como tal el día 29 de noviembre de 1979, por el papa San Juan Pablo II.

A continuación, la bula con la que San Juan Pablo II proclamó a San Francisco de Asís como Patrono de la Ecología:

“Entre los santos y los hombres ilustres que han tenido un singular culto por la naturaleza, como magnífico don hecho por Dios a la humanidad, se incluye justamente a San Francisco de Asís. El, en efecto, tuvo en gran aprecio todas las obras del Creador y, con inspiración casi sobrenatural, compuso aquel bellísimo ‘Cántico de las Criaturas’, a través de las cuales, especialmente del hermano sol, la hermana luna y las estrellas, rindió al omnipotente y buen Señor la debida alabanza, gloria, honor y toda bendición.

Por eso, con loabilísima iniciativa, nuestro hermano, el cardenal Silvio Oddi, Prefecto de la Sagrada Congregación para el Clero, en nombre especialmente de los miembros de la Sociedad internacional Planning environmental and ecologycal Institute for quality life, ha expuesto a esta Sede Apostólica el deseo de que San Francisco de Asís sea proclamado celeste Patrono de los cultivadores de la ecología.

Por tanto Nos, conocido el parecer de la Sagrada Congregación para los Sacramentos y el Culto Divino, por medio de estas nuestras Letras y a perpetuidad, proclamamos a San Francisco de Asís, celestial Patrono de los cultivadores de la ecología, con todos los honores y privilegios litúrgicos inherentes. No obstante cualquier norma en contrario. Así lo disponemos, ordenando que las presentes Letras sean religiosamente conservadas y logren, en el presente y en el futuro, su pleno efecto.

Dado en Roma, junto a San Pedro, bajo el anillo del Pescador, el día 29 de noviembre del año del Señor 1979, II de nuestro pontificado. (Joannes Paulus PP II)

ORACIÓN DE SAN FRANCISCO DE ASÍS

Oh, Señor, hazme un instrumento de tu paz .
Donde hay odio, que lleve yo el amor.
Donde haya ofensa, que lleve yo el  perdón.
Donde haya discordia, que lleve yo la unión. 
Donde haya duda, que lleve yo la fe.
Donde haya error, que lleve yo la verdad.
Donde haya desesperación, que lleve yo la alegría.
Donde haya tinieblas, que lleve yo la luz.

Oh, Maestro, haced que yo no busque tanto ser consolado, sino consolar;
ser comprendido, sino comprender;
ser amado, como amar.

Porque: dando se recibe;
Perdonando, se es perdonado;
Muriendo se resucita a la Vida Eterna.




No hay comentarios: