Buscar en la Página

RADIO FRANCISCANA

VIDEOS FRANCISCANOS

Loading...

viernes, 30 de septiembre de 2016

XXXVII Semana de Reflexión Teológica 2016

La XXXVII Semana de Reflexión Teológica 2016 se realizará del 14 al 18 de noviembre en el Instituto Superior de Estudios Teológicos "Juan XXIII" (calle Alfredo Cadenas 290, Pueblo Libre). El ingreso es gratuito.

El certamen tiene como lemas: "Danos entrañas de misericordia ante toda miseria humana" y "Después del Año de la Misericordia qué?" El objetivo es brindar a los asistentes herramientas para la reflexión y la actuación en el campo de la misericordia.

PONENCIAS
Lunes 14: "La misericordia. Consideraciones desde el humanismo". Ponente: Mag. Malvina Cruz.

Martes 15: "La misericordia de Dios en la Biblia hebrea". Ponente: Ing. Jaime Brender.

Miércoles 16: "Las palabras de la misericordia". Ponente Carlos Zúñiga SJ.

Jueves 17: "La misericordia de Dios en el magisterio de la Iglesia". Ponente: P. Edwin Vásquez SJ.

Viernes 18: "Del Dios de la Misericordia a una Iglesia misericordiosa". Ponente: P. Dionicio Alberca CPSS.

Los interesados pueden escribir al correo iset@isetjuan23.edu.pe para inscribirse.

VI Simposio: "Jesús, rostro misericordioso del padre"


Por: Facultad de Teología Pontificia y Civil de Lima

Como ya viene siendo una costumbre, del 19 de octubre al 21 del mismo mes, se realizará el VI Simposio que organiza el Instituto Limense de Ciencias Teológicas de la Facultad de Teología Pontificia y Civil de Lima (FTPCL). En esta ocasión, el tema a tratar será “Jesús, rostro misericordioso del Padre”.

Durante estos tres días, la misión es poder ahondar en el tema de la misericordia de Dios y cómo debe ser aplicada hoy en día, en un mundo que cada vez más necesita del perdón y amor de nuestro Creador. De esta forma, el 19 de octubre contaremos con tres conferencias: “La pedagogía divina de la misericordia”, que dictará el reconocido Padre Antonio María Artola Arbiz (Dr. en Ciencia Bíblica); “La plenitud de la misericordia / Las parábolas de San Lucas”, que será realizada por el P. Ciro Quispe y, finalmente, un panel conformado por el P. Jorge López, rector del seminario, el P. Artola y el P. Quispe, hablará sobre “La traducción de la revelación de la misericordia divina en actos concretos del hombre”.

El día 20 de octubre, los temas a tratar serán los siguientes: “Misericordia y leyes canónicas”, por el P. Carlos Echeverría; “La Misericordia como sanación de los problemas sociales actuales”, será presidido por el P. Dionicio Alberca y el tema “La intencionalidad en las obras de misericordia” será guiado por el P. Luis Gaspar y los dos ponentes anteriores.

Para finalizar, el día 21 de octubre, se compartirán las siguientes aristas de la misericordia divina: “La Iglesia y su ser misericordioso en la doctrina del Papa Francisco”, por el P. Alberto Maraví; “La misericordia y la justicia humana”, guiada por el Dr. Dick Tonsmann y, finalmente, la conferencia de clausura será presidida por el Dr. Gustavo Sánchez Rojas y tendrá como tema “La misericordia en las enseñanzas de San Agustín”. 

Este Simposio será realizado en el colegio La Reparación, ubicado en la calle Libertad 151 – Miraflores. El costo será de S/.40 soles para alumnos de la FTPCL y S/.50 soles para público en general. Las ponencias iniciarán desde las 6:30 p.m. y terminarán a las 9:00 p.m.

Para mayor información, pueden comunicarse a los números 4610013 / 4616385 anexo 110 o escribir al correo electrónico institutolimense.ftpcl@gmail.com

San Francisco de Asís (III)

San Francisco de Asís, obra del pintor español Josep Benlliure.
Por Jacques Vidal, OFM
En Año Cristiano Franciscano

3. Misión

Francisco de Asís envió muy pronto a sus frailes a anunciar el evangelio en la península italiana y luego en diversos países de Europa. Él mismo viajó a Oriente. La expansión apostólica es una de las tareas de la orden. Ésta, como las otras familias espirituales, se adaptó a las diferencias culturales y religiosas al servicio de una verdad que hace a los hombres libres en Jesucristo. Tal exigencia, ligada al estado de un mundo en vías de unificación, reclama la experiencia franciscana de unidad y de fraternidad y la hace oportuna. Francisco de Asís se encuentra hoy en la encrucijada del diálogo y de la colaboración entre culturas y religiones.

Aparece, sobre todo, como el sujeto de una realización de la profundidad y de lo divino, que concuerda con las aspiraciones de las religiones asiáticas. Él es hermano en sabiduría de los seguidores del Tao (Dao). Su inspiración se trueca con ellos en el camino del cielo. El espíritu del valle lo habita y le conduce a los aledaños del hinduismo y del budismo. ¿No lo entrevió así Gandhi? La verdad religiosa del pobre de Asís funda en la humanidad de Cristo resucitado la religión de aquellos que viven el carácter sagrado de la creación. Esa verdad dispone a evangelizar hierofanías, teofanías y figuras de dioses en las religiones tradicionales. No deroga el mundo imaginario de los mitos. El sueño de los individuos y el de los pueblos le atañe de cerca. Las potencias del símbolo conmueven a Francisco de Asís cuando sirven para crear la unidad y la totalidad. Los acontecimientos del monoteísmo le arrebatan, y él los discierne en el corazón de cada cual y en la historia de la salvación. Si Francisco viaja a Oriente, es para encontrarse, en la persona del sultán Malek al-Kamil, con el Islam, religión del Único. Y es también para significar la paz posible a las puertas de Jerusalén.

Esta «religión de las religiones» que la santidad pone de manifiesto en la fe, es signo de esperanza. Atestiguando la grandeza del hombre libre y solidario, invita a los increyentes que se mueven por una causa generosa. Mostrando la presencia de quien se expande en la verdad de una luz trascendente, convoca a las religiones. Dando testimonio de la Alianza y de Jesucristo, tiene en cuenta a los judíos y une a los cristianos de las diversas confesiones. El itinerario de Francisco de Asís ha permitido que el papa Juan Pablo II haga de él el patrono de la ecología, contrapunto moderno de la tecnología (29 de noviembre de 1979). Así, este «hombre pequeño», santo de todos los tiempos, sirve al misterio de la salvación para un mundo nuevo.

[El 27 de octubre de 1986, convocada por el beato Juan Pablo II, se celebró en Asís una jornada mundial de oración por la paz; 25 años después, S. S. Benedicto XVI presidirá, D. m., otra jornada semejante. El 14-IX-1986 decía Juan Pablo II: «Como es sabido, el 25 de enero del presente año invité en San Pablo Extramuros a todos los responsables de las Iglesias y Comunidades cristianas, así como de las demás grandes religiones del mundo a "un encuentro especial de oración por la paz en la ciudad de Asís, lugar que la seráfica figura de san Francisco ha transformado en centro de fraternidad universal"». Cf. http://www.franciscanos.org/selfran45/jornadapaz86.html].

San Francisco de Asís (II)

San Francisco de Asís, obra del pintor español Josep Benlliure.

Por Jacques Vidal, OFM
En Año Cristiano Franciscano

2. Religión (I)

«Cuando yo vivía en pecado, la vista de los leprosos me resultaba insoportable. Pero el Señor me condujo entre ellos, y lo que me parecía amargo se trocó en dulzura para el alma y para el cuerpo» (Testamento).

Francisco de Asís sitúa el inicio de su religión en el beso al leproso. La inversión de los valores sensibles que saborean el alma y el cuerpo significa la transformación de una esclavitud en una serena libertad. El espíritu exulta porque la realización pública de un acto prohibido pone de manifiesto la verdad de una metamorfosis.

La energía así renovada no impide lo trágico. Tiende, por el contrario, a descender hacia la miseria en proporción al bien que se persigue. Francisco se emplea con ardor en seguir al Cristo que cura. Sus hallazgos son conmovedores. Todos, o casi todos, llevan el sello de un realismo del símbolo. El leproso, imagen viva del pecado en toda criatura, le atrae irresistiblemente. Se dirige hacia el mendigo, hacia el ladrón, hacia el pobre, hacia el marginado; se preocupa del animal, de la planta y de todas las cosas. Cuanto más se aproxima a los pequeños, más le alegra el canto de la alondra al elevarse por el aire. Su alma se despliega con el cuerpo y con el universo, cerca del Creador. Su joven religión aspira a llevar el mundo y los hombres a la raíz regenerada de una común relación de origen. Guiado por una luz secreta, presiente el formidable viaje, la enorme herida, y empieza a entregar su llanto a la misericordia del espíritu.

El espíritu es dueño y señor cuando degusta la dulzura de la penitencia. Su luz naciente se remonta desde el fondo del abismo y su fuerza purificadora afirma el despojo del ser. El sayal terroso, las sandalias, el bastón, la ermita, simbolizan la profundidad convertida. Y esa profundidad se llama pobreza, simplicidad, libertad. Sus eclosiones adornan las praderas de la vida cotidiana. Trovador, juglar de Dios, heraldo del Gran Rey, enviado del Altísimo, Francisco de Asís respira su único mensaje: «Mi Dios y mi Todo». Su sentido patético, su genio escénico, su instinto del ritmo y del gesto, llevan los símbolos a los terrenos en los que se activan las potencias del mito y del rito. En los espacios del hombre esencial, éste danza su religión. Hace de ella un arte que va a dar origen a una tradición legendaria (Florecillas).

Pero el vino del gozo es para el esfuerzo y la religión es religión de la ascensión. Desde el principio, cuando se dispone a descender, es para elevarse. La montaña, ¿no es el abismo ya colmado? Francisco recibe del evangelio esa montaña total. Se ajusta al evangelio sin demora, sin glosa, sin pertrechos, en la fiesta de san Mateo, el 24 de febrero de 1208. El evangelio resume su trayectoria vital. Principio y fin de los itinerarios de salvación, vocación esencial, la buena nueva es el camino real. Permite acceder a la verdad de una tradición, en el seno de una comunidad viva que conoce la piedra angular y la cumbre, Jesucristo, el Señor, luz del mundo, Hijo de Dios e Hijo del hombre, nacido de la virgen María, creador y redentor. Desde entonces el misterio de la encarnación abre el camino a la religión de la profundidad, el misterio de la pasión a la religión de la penitencia y el misterio de la resurrección a la religión de la altura. Jesús de Nazaret es el perfecto religioso del Padre que está en los cielos. Cada hombre que adore en espíritu y en verdad desplegará en él su relación originaria en la amistad de una filiación divina perdida y hallada.

San Francisco de Asís (I)

San Francisco de Asís, obra del pintor español Josep Benlliure.

Por Jacques Vidal, OFM
En Año Cristiano Franciscano

Esta figura de la santidad cristiana constituye un hito decisivo en la historia, irradia una gran autoridad y lleva consigo el fruto de la paz. Ello se debe sobre todo a la sencillez de su mensaje, y también a su universalidad. Toda persona preocupada por el sentido del universo puede reconocer en él una parte de su propia profundidad referida a la profundidad de Dios.

1. Conversión

Francisco Bernardone era hijo de un rico comerciante en paños de Asís, en la Umbría (Italia). Ayudó a su padre, veneró a su madre y tuvo éxito con los amigos. Su juventud se halla envuelta en la vida febril de su ciudad. Los biógrafos (Cuthbert, Englebert, Joergensen, Timmermans) y los historiadores (Sabatier, Esser, Manselli) destacan la fuerza festiva de este primer impulso. Unos lo captan en la verdad de una imaginación plena de salud natural, en tanto que otros se aproximan a él con el rigor de los hechos. Francisco, entre el sueño y la realidad, deja correr su adolescencia. Hace cantar a las fuentes heroicas (Tomás de Celano, san Buenaventura) y conjuga su arquetipo con las aspiraciones de la época. Caballería, honor, valor, gloria, generosidad, libertad, fidelidad: un arco iris demasiado vivo marca el alma de este joven campeón.

Los años jóvenes pasan cuando sobreviene el fracaso en la guerra contra Perusa, el cautiverio y la enfermedad (1202-1205). El hechizo se rompe y el héroe muere y deja su puesto a un extraño personaje que se fragua en el silencio. La luz que le invita apaga el fuego de las fiestas pasadas. Si esa luz no exalta, es porque su fuente está oculta. Francisco se vuelve a ella para descubrirla. Esto le hace entrar en conflicto con su padre, Pedro, con sus amigos y consigo mismo (1206-1208). Su recurso es la oración. Gime en la ladera de las colinas, en la iglesia de San Damián, junto al sacerdote que la atiende, junto al obispo Guido de Asís. Los signos de una conversión al misterio de Cristo van tomando forma. Se afirman en la piedra y en la madera, en la palabra escuchada: «Francisco, ve y repara mi casa».

Pero, ¿adónde ir y qué hacer? El misterio de Dios le turba. El hombre que lo descubre reconoce que Dios ya estaba allí, delante. Así Francisco sabe que obedecía ya a un rayo de esa luz cuando corría en busca del mendigo al que acababa de rehuir. Dios es aquel que nos precede, y también aquel que nos priva de nuestras seguridades. Está en todas partes, y nada basta para contenerle. En ese océano que está ahí, sin ir a ninguna parte, ¿cómo encontrar un camino? El Dios vivo irrumpe. Oprime como una inmensidad. Escinde entre el cielo y el agua. Para encontrar la tierra, es preciso ir hasta el fondo de sí mismo. Viendo cómo una luz esclarece lo que hay abajo, el alma conoce que la luz procede de arriba. El deseo se hace valle para ser montaña. La conversión es el descubrimiento asombrado de una relación originaria que marca un itinerario. Francisco de Asís, ante el crucifijo de San Damián, acepta vivir su verdad hasta transformarla en «religión».

Edición renovada de los textos de Educación Religiosa


La Oficina de Educación Católica del Arzobispado de Lima, ODEC – Lima y Editorial San Pablo ponen a disposición de la comunidad educativa la colección de textos de Educación Religiosa para nivel inicial, primaria y secundaria: “Angelitos en la fe”, “Semillas de fe” y “Cultivando nuestra fe”.

Las ediciones han sido renovadas en su totalidad y realizadas conforme a los cambios establecidos por el Currículo Nacional 2017.

Estos textos son guías seguras en la formación de la fe católica, en el crecimiento espiritual y moral de niños y jóvenes y materiales con una adecuada dosificación de la respectiva doctrina y atractiva diagramación para que sean utilizados con gran eficacia por los profesores de Religión.

Adicionalmente, se acompañan los respectivos textos del alumno con el catecismo escolar. A los docentes de Religión se les facilita los recursos didácticos con los cuales puedan enriquecer la enseñanza de dicho curso: un libro guía con las respuestas a las actividades propuestas en el grado; un CD y DVD con orientaciones técnico pedagógicas, fichas de evaluación, canciones, videos y organizadores gráficos de cada tema.

Para mayor información y pedidos comunicarse con Editorial SAN PABLO: Av. Armendáriz 527, Miraflores. Telf.: 446-0017 o al correo electrónico: colegios@sanpabloperu.com.pe También puede comunicarse con ODEC – Lima al teléfono: 203-7783.

Oficina de Prensa y Comunicación del Arzobispado de Lima


miércoles, 28 de septiembre de 2016

Presentaron libro: "Birdman of Assisi: Art and The Apocalyptic in The Colonial Andes"


En vísperas de las celebraciones de nuestro patrón San Francisco de Asís, el Museo y Convento de San Francisco y Catacumbas de Lima, se presenta anoche  el libro "Birdman of Assisi: Art and The Apocalyptic in the colonial Andes" (El hombre-pájaro de Asís: el arte y lo apocalíptico en los Andes coloniales".

Este valioso libro, es fruto de una profunda investigación del PhD Jaime Lara, miembro de Arizona Center for Medieval and Renaissance Studies, quien nos presenta una los estudios más actualizados en torno a San Francisco de Asís, analizando el contenido visual del patrimonio cultural americano, que incluye las manifestaciones artísticas de conventos franciscanos en el Perú, contrastados con fuentes medievales y coloniales.

La Dra. Cécile Michaud hizo el análisis de los siete capítulos del libro, destacando que "es un aporte valioso a los estudios virreinales desde el campo de la antropología, el psicoanálisis y la historia del arte. Es el estudio del origen de una idea y de cómo esta idea se fue plasmando en el arte para un público distinto al de su contexto original".

El libro analiza el icóno del "San Francisco de Asís alado", presente en la pintura y escultura del Virreinato en muchas iglesias del Perú, Bolivia y Chile. Explica cómo se insertó este ícono religioso y se combinóm con mitos incaicos de chamanes y dioses voladores, relacionado además a conceciones de san Francisco como un ángel de apocalipsis.


martes, 27 de septiembre de 2016

Este mes de octubre todo el Perú se viste de morado

Tradicionales procesiones del Señor de los Milagros durante el mes de octubre (Foto: ANDINA)

El Señor de los Milagros se alista para sus recorridos procesionales durante el mes de octubre en Lima, tradicionalmente conocido como el "mes morado". Este hay una serie de actividades paralelas: el encuentro Mundial de Hermandades del Señor de los Milagros de Nazarenas, la campaña "Que la fe mueva a todos" así como también un aplicativo para celulares para seguir las procesiones en Internet. Asimismo este año el Museo del Señor de los Milagros, obra de las Madres Nazarenas Carmelitas Descalzas, abrirá sus puertas en un horario especial.

El Mayordomo de la Hermandad del Señor de los Milagros de Nazarenas, Manuel Orrillo, señaló que con el eslogan “Que nuestra fe mueva a todos” se busca que los fieles puedan compartir la alegría de su fe, sus milagros y su vivencia con todos los peruanos. Anunció que la Hermandad regalará 250 mil estampas bendecidas para los fieles que acudan a la procesión e hizo un llamado a los fieles para revalorar nuestra tradición vistiendo en procesión el color morado durante el mes de octubre y en especial en las procesiones.

Asimismo, por primera vez después de más de 30 años, se espera la presencia del presidente de la República Pedro Pabo Kuczynski a la misa por la Nación que se oficiará el domingo 2 en la iglesia de las Nazarenas. Desde el gobierno de Fernando Belunde Terry, ningún presidente se había hecho presente en esta ceremonia.

CONVENCIÓN MUNDIAL
El “Encuentro Mundial de Hermandades del Señor de los Milagros” se realizará desde el miércoles 28 de setiembre y contará con la presencia de hermandades de más de 50 países, entre las que destacan la de Estados Unidos (ciudad ed New York), Canadá, Argentina, Italia, México, Chile, Japón, entre otras. Hay 640 hermandades del Señor de los Milagros en todo el mundo.

Esta convención tiene como objetivo entrelazar lazos de amistad y devoción del Cristo Moreno en el mundo. De esta manera se busca que todos los participantes conozcan el origen y la historia del Señor de los Milagros, compartan sus experiencias, conocimientos, conceptos y sugerencias para incrementar y unificar criterios de nuestro culto. Este Encuentro se realizará los días 28, 29 y 30 de Setiembre en el local de la Hermandad del Señor De Los Milagros.


"CUÉNTANOS TU MILAGRO"
Con la campaña #CuentanosTuMilagro el Arzobispado de Lima y la Hermandad del Señor de los Milagros de Nazarenas, en su tercer año consecutivo, busca que los fieles mediante el correo cuentanostumilagro@gmail.com y el Facebook de la Hermandad, escribiendo el hashtag #CuentanosTuMilagro, puedan contar los milagros que el Cristo Moreno hizo en sus vidas. Este año se espera llegar nuevamente a los 1000 milagros contados que se compartirán en las diferentes plataformas de la Hermandad y del Arzobispado de Lima, y en la trasmisión de la Guardada del Señor de los Milagros, del 19 y 28 de octubre.

El 2015, la historia de Gabriela Zea Flores y su hijo Darko conmovieron las redes. El niño fue detectado con un tumor cerebral que no le daba esperanzas de vida, gracias al pedido que su mamá hizo al Señor de los Milagros, Darko se salvó. Otro es el caso de Lesly Canchihuamán y su esposo que no podía tener hijos por una enfermedad. A pesar que los médicos ya habían descartado toda posibilidad que Lesly quede embarazada, el Señor de los Milagros les dio la gracia que hoy puedan tener una hija.

Igualmente, los fieles tendrán a su disposición las redes del Señor de los Milagros mediante las cuentas oficiales de Facebook de la Hermandad del Señor de los Milagros de Nazarenas y del Arzobispado de Lima, el twitter @HSMNazarenas, @ArzLima para que puedan enviar fotos, frases desde la procesión o desde cualquier parte del mundo al Cristo Moreno. Este año se busca crear tendencia en el twitter con el hashtag #VamosAlaProcesión.



MEDIDAS DE SEGURIDAD
En un trabajo coordinado con la Municipalidad de Lima, El Hospital Loayza, La Policía Nacional, el Cuerpo de Bomberos, la Gerencia de Seguridad Ciudadana de la Municipalidad de Lima y la Secretaría de Organización de la Hermandad del Señor de los Milagros de Nazarenas, están garantizadas las medidas de seguridad y emergencia para los 5 recorridos programados. Se contará aproximadamente con 12 ambulancias además con el Hospital de la Solidaridad itinerante que estará en todos los recorridos procesionales.

Además, la Hermandad, contará como es costumbre con la cuadrilla 16 de emergencia para atender los incidentes que pudieran ocurrir durante la procesión. Asimismo, el perímetro de la procesión contará con una soga renovada que estará a cargo de la cuadrilla 13, más conocidos como los hermanos de la policía del Señor de los Milagros.

RECOMENDACIONES DURANTE LA PROCESIÓN:
Para los fieles: Si van con niños y ancianos no descuidarlos en ningún momento, evitar los empujones cerca al perímetro de la soga para de esta manera evitar asfixias, no llevar artículos de valor, no llevar conos de flores a la procesión ni ofrendas grandes al Anda ya que éstas sólo son aceptadas en el Santuario de las Nazarenas; finalmente ayudar a crear un ambiente de fervor y oración.

Para los homenajes: Está prohibido ocupar toda la vereda, las alfombras sólo deben ser flores y no de aserrín para evitar que los hermanos cargadores puedan resbalar con el anda, evitar de poner música que no ayude con el ambiente fervor y oración de la procesión.

RECORRIDOS DEL SEÑOR DE LOS MILAGROS
Este año la tradicional salida del Señor de los Milagros del sábado 1 de octubre sólo recorrerá la Avenida Tacna; los jirones Chancay, Callao, Rufino Torrico para luego retornar al Santuario de las Nazarenas por jirón Huancavelica.

El recorrido del 18 de octubre, el Señor de los Milagros recibirá los homenajes de la Municipalidad de Lima, Palacio de Gobierno y el Congreso de la República. Además, llegará hasta el Palacio Arzobispal donde será recibido por el Cardenal Juan Luis Cipriani Thorne. Luego continuará hacia la Iglesia de San Francisco de Lima y desde allí irá hasta Barrios Altos rumbo al Santuario del Carmen. También visitará los hospitales Dos de Mayo y Almenara.

El 19 de octubre, el Cristo Moreno llegará hasta el hospital del Niño en la Avenida Brasil y recibirá homenajes de Parte de la Fuerza Aérea del Perú, Policía Nacional del Perú, Marina de Guerra del Perú y Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas.

El 28 de octubre, visitará los Hospitales San Bartolomé y Arzobispo Loayza. Entrará al distrito de Breña por la Avenida Venezuela.

MUSEO DEL SEÑOR DE LOS MILAGROS:
El museo ubicado en Jr. Huancavelica 583 en el Centro Histórico de Lima atenderá del 1 al 31 de octubre de lunes a Domingo de 9:00 am a 7:00 p.m. en horario corrido. De esta manera, el Museo de las Nazarenas, a cargo del Monasterio de Carmelitas Descalzas, busca que los fieles puedan conocer la historia, tradición y todos los detalles de la procesión.
E-mail: museosenordelosmilagros@gmail.com
Facebook: Museo del Señor de los Milagros – Oficial


APLICATIVO SDLM-ADL
En su tercer año de creación, el aplicativo del Señor de los Milagros contará nuevamente con un sistema GPS que permitirá a los fieles conocer dónde está la procesión en tiempo real. Además de ello, este aplicativo tiene dos sistemas de bajada de información que permite que los usuarios bajen primero, el quiosco digital con el sistema GPS y en sus casas, con un sistema wifi, puedan bajar toda la información que necesitan para este mes de octubre. El aplicativo contará con un equipo de última generación de Claro que asegurará la estabilidad de la conexión y reforzará la señal de Internet por donde pase el Señor en sus recorridos.

Esta iniciativa liderada por el Arzobispado de Lima reúne en una sola plataforma a todas las entidades que protegen la fe y devoción del Cristo Moreno como son la Hermandad del Señor de los Milagros de Nazarenas y el Monasterio de las Madres Nazarenas Carmelitas Descalzas. Es el primer aplicativo que se utiliza en la Iglesia peruana como uno de los primeros frutos que nos dejó el Vigésimo Sínodo Arquidiocesano Límense convocado por el Cardenal Juan Luis Cipriani Thorne.

El aplicativo ya está al alcance de todos los fieles en las tiendas virtuales Apple Store para los equipos Apple y Play Store para los demás equipos con sistema Android, escribiendo SDLM-ADL. Los fieles también tendrán la posibilidad de tener acceso al aplicativo desde sus computadoras mediante la página del Arzobispado de Lima (www.arzobispadodelima.org/senior-de-los-milagros) y para los que vayan a Iglesia de las Nazarenas, mediante los códigos de barras que estarán ubicados en unos banners a los alrededores del Santuario de las Nazarenas.






lunes, 26 de septiembre de 2016

Cuatro procesiones realizará este año imagen del Señor de los Milagros

El segundo recorrido será como todos los años el 18 de octubre, pero esta vez se incluirá una visita a la iglesia de San Francisco.  ANDINA/Melina Mejía.

Agencia Peruana de Noticias Andina

Cuatro procesiones realizará este año la imagen del Señor de los Milagros durante el mes morado que se inicia el sábado 01 y por primera vez después de más de 30 años se espera la presencia del presidente de la República a la misa por la Nación que se oficiará el domingo 2 en la iglesia de las Nazarenas.

Al respecto, el mayordomo general de la Hermandad del Cristo Morado, Manuel Orrillo, dijo a la Agencia Andina que como es costumbre, el sábado 1 se realizará la procesión de invitación, cuando la imagen del Cristo de Pachacamilla salga del convento de las hermanas nazarenas, recorra los alrededores e ingrese al templo donde permanecerá todo el mes.

Pero para el domingo 2 se ha programado la Misa por los intereses de la Nación, a la que son invitadas las más importantes autoridades del país, principalmente al presidente de la República.

Según Orrillo, el jefe de Estado Pedro Pablo Kuczynski, aceptó la invitación y después de más de 30 años un mandatario asistirá al tradicional oficio religioso, que se celebrará a las 11.00 horas.

Otras procesiones

El segundo recorrido será como todos los años el 18 de octubre, pero esta vez se incluirá una visita a la iglesia de San Francisco. Al término del trayecto, la imagen del Cristo Morado pernoctará hasta el miércoles 19 en el templo de Nuestra Señora de las Victorias, en el distrito de la Victoria.

Ese día hará su acostumbrado desplazamiento por las calles de Lima y volverá como en años anteriores a la sede del Instituto Nacional de Salud del Niño (exhospital del Niño) de Breña. El año pasado esa visita no se realizó por la ejecución de las obras del by pass de la avenida 28 de Julio.

El viernes 28 se realizará la tercera procesión de la venerada imagen, la que recorrerá el distrito de Breña y el martes 1 de noviembre, el Señor de los Milagros se despedirá de la feligresía con una procesión en los alrededores del templo de las Nazarenas.

Como en años anteriores, los fieles podrán bajar un aplicativo en sus teléfonos móviles para ubicar el lugar exacto donde se encuentra la procesión. Igualmente, podrán seguir el recorrido por Internet.

Hoy es el segundo día de Novena en honor a San Francisco de Asís

"San Francisco de Asís en oración", puntura de El Greco.

Prensa Franciscana del Perú

El solemne Novenario en honor al seráfico padre San Francisco de Asís, fundador de la Orden de los Frailes Menores (Orden Franciscana), se inició ayer domingo 25 de septiembre en la Basílica de San Francisco de Jesús de Lima, y continuará todos los días a las 7 pm. hasta el próximo lunes 3 de octubre.

El padre guardián, Emilio Carpio Ponce OFM, invitó a toda la colectividad limeña a participar en este Novenario, que es la antesala a la festividad de San Francisco de Asís que tradicionalmente se celebra el 4 de octubre en todo el mundo.

DOMINGO 25 DE SEPTIEMBRE.- PRIMER DÍA DE NOVENA
Tema: San Francisco descubre la vida en el nuevo evangelio
Celebrante: R. P. Alfonso Gibu Tokumoto
Lecturas: 1.- Vida I de Tomás de Celano IX, 22
                2.- Mt. 10, 5-16

LUNES 26 DE SEPTIEMBRE.- SEGUNDO DÍA DE NOVENA
Tema: San Francisco y el misterio de la trinidad.
Celebrante: R.P. Guido Zegarra Ponce
Lecturas: de los escritos de San Francisco
                1. Carta a los fieles 1, 1-19
                2. S. Jn. 14, 6-7-11-20

MARTES 27 DE SEPTIEMBRE.- TERCER DÍA DE NOVENA
Tema: San Francisco, hombre de oración
Celebrante: R.P. Ludio Quinteros
Lecturas: 1. Vida de Tomas de Celano 94-95
                2. Mt.: L 66, 5-13

MIÉRCOLES 28 DE SEPTIEMBRE.- CUARTO DÍA DE NOVENA
Tema: San Francisco de Asís y la bienaventurada Virge María
Celebrante: R.P. Abel Pacheco Sánchez
Lecturas: 1. Vida II de Tomás de Celano 24; Leyenda Mayor II

DÍA JUEVES 29 DE SEPTIEMBRE.- QUINTO DÍA DE NOVENA
Tema: San Francisco y la Iglesia
Celebrante: R.P. Ludio Quinteros
Homilía: Fr. Antonio Bautista Cruz
Lecturas: de los escritos de San Francisco
               1. Leyenda de los Tres Compañeros 57
               2. Mt.: 16, 13-20

DÍA VIERNES 30 DE SEPTIEMBRE.- SEXTO DÍA DE NOVENA
Tema: San Francisco y la vida fraterna
Celebrante: R. P. Elfer Núñez Saavedra
Lecturas: de los escritos de San Francisco
                1. Leyenda de los Tres Compañeros 41-42
                2. Mt.: 5, 38-48

DÍA SÁBADO 01 DE OCTUBRE.- SÉPTIMO DÍA DE NOVENA
Tema: San Francisco y la paz
Celebrante: R. P. Emilio Carpio Ponce
Lecturas: de los escritos de San Francisco
                1. Leyenda de los Tres Compañeros 26
                2. Mt.: 5, 43-48

DÍA DOMINGO 02 DE OCTUBRE.- OCTAVO DÍA DE NOVENA
Tema: San Francisco y el anuncio del Evangelio
Celebrante: R. P. Elfer Núñez Saavedra
Lecturas: de los escritos de San Francisco
                1. Leyenda de los Tres Compañeros 36-37
                2. Mc.: 16, 15-20

DÍA LUNES 03 DE OCTUBRE.- NOVENO DÍA DE NOVENA
Tema: San Francisco y la hermana muerte
Celebrante: R. P. Emilio Carpio Ponce
Lecturas: de los escritos de San Francisco
                1. Leyenda de los Tres Compañeros 68-69
                2. Jn. 19, 25-30

Caminata por la Paz realizó ayer la Basílica de San Francisco de Jesús en Lima


Prensa Franciscana del Perú / Fotos: Víctor Zapata

Con la finalidad de exhortar a la sociedad peruana a vivir en paz, el día de ayer domingo 25 de septiembre se realizó la tradicional "Caminata por la paz" en el centro histórico de Lima organizada por la Basílica San Francisco de Jesús de Lima.

Según el padre superior de la Basílica de San Francisco, Fr. Emilio Carpio OFM, esta actividad busca que todas las personas tomen conciencia de la necesidad de erradicar todo tipo de violencia de nuestra comunidad, empezando por el hogar.

Participaron religiosos franciscano, hermandades y cofradías como el Apostolado Franciscano de Caballeros de San Judas Tadeo, Cofradía de Damas y Caballeros de San Hilarión, Grupo Juvenil Evangelio Viviente, Legión de María, entre otros.

Esta "Caminata por la paz", se enmarca además dentro del mensaje franciscano de "Paz y bien", pues San Francisco de Asís vivió en armonía con todos los hijos de Dios y todas las criaturas de la naturaleza. Asimismo, su realización se enmarca dentro de las actividades preparatorias para la festividad de San Francisco de Asís (fundador de la Orden de los Frailes Menores), que se celebrará el próximo martes 4 de octubre.










San Cosme y San Damián


En: Año Cristiano Franciscano

Son dos de los mártires más famosos y venerados de la antigüedad cristiana, lo que hizo que, a falta de datos históricos, fueran objeto de muchas leyendas. Eran médicos anargiri, o sea, que ejercían su profesión gratuitamente, y fueron martirizados a finales del siglo III en la ciudad de Cirro, junto a Alepo, en la Siria septentrional. 

En Cirro se levantó la primera basílica en su honor, y su culto se extendió por Oriente, pasando luego a Roma y a toda la Iglesia; fueron numerosos los templos y monasterios que se les dedicaron. Son célebres los mosaicos de Ravena que los celebran. 

Los médicos, los farmacéuticos y muchas organizaciones de profesionales de la sanidad los tienen por patronos, y su patrocinio es invocado contra las enfermedades.

Oración: Proclamamos, Señor, tu grandeza al celebrar la memoria de tus mártires Cosme y Damián, porque a ellos les diste el premio de la gloria y a nosotros nos proteges con tu maravillosa providencia. Por Jesucristo, nuestro Señor. Amén.

"El periodismo debe amar la verdad y respetar la dignidad de la vida humana"


Por Oficina de Prensa del Arzobispado de Lima

En el programa Diálogo de Fe, del sábado 24 de setiembre, el Cardenal Juan Luis Cipriani hizo un saludo a todos los oyentes por el día de la Virgen de la Merced e indicó que la fe es un estado que se vive en plenitud.

“La fe o se tiene y se vive o no se tiene y no se vive. No hay una fe a medias porque no es fe. Entonces, al celebrar hoy a nuestra Madre La Virgen de las Mercedes, envío un saludo porque es patrona de las Fuerzas Armadas, pero saludo sobre todo a esa cantidad de hombres y mujeres que entregan su vida por unos principios, por una verdad en el hogar, en el trabajo, también en una congregación religiosa, en la Iglesia, esto es lo que le da sentido a la fe católica”.

El Arzobispo de Lima también señaló que todas las personas están destinadas a buscar la verdad y el bien. 

“Creemos firmemente que tenemos la capacidad puesta por Dios para buscar la verdad. El bien existe.  Pero el bien, ¿depende de cada uno? No. Tendríamos que ir a la metafísica, que es una ciencia interesante que va más allá de lo que tú piensas, sientes o te parece, y profundizamos y llegamos a la conclusión de que el bien existe, o sea, no es una cosa variable gaseosa y rara. Hay que buscarlo con mucho esfuerzo y que no se alcanza siempre y que justamente el soporte de querer trabajar y hacer grande una familia, un país, una iglesia, es esa búsqueda a la que está destinada nuestra inteligencia: a buscar la verdad”.

“Hablemos siempre con la verdad”

El Cardenal Juan Luis también comentó la carta que el Papa Francisco envió la última semana al Colegio de Periodistas Italianos y expresó que todos los periodistas deben vivir su profesión con honradez.

“El Papa dice: “Yo quiero hablar de tres temas: el amor a la verdad, el vivir con profesionalismo y el respetar la dignidad de la vida humana. Y justamente dice que aquí no se trata de discutir si eres creyente o si no eres creyente. No estamos hablando de la confesionalidad, [estamos hablando de] si eres honesto o si no eres honesto contigo mismo y con los demás.  Es una exigencia universal porque si no parecería que el asunto se retrae a tu manera de ser y a tus principios morales.” 

Agregó además que el corazón de la comunicación está en el amor a la verdad y en el compromiso de la honradez y de la coherencia que esperan del periodista los oyentes y lectores. Asimismo resaltó la importancia del respeto del que no piensa igual.

“[El Papa] lo dice muy claro: “No es fácil llegar a la verdad, en la vida no todo es blanco o negro”. La fácil descalificación es el blanco o negro, y dice el Papa que hay tono de grises, que tenemos que saber distinguir esta gradualidad y esta variedad de tonos en la información, en la manera de enfrentar los acontecimientos, los debates políticos, económicos y religiosos. Exige pues una honradez muy grande porque uno tiene opinión y cuando se va al blanco o negro se descalifica a los que piensan distinto. Cuando uno entra a las tonalidades no es que la verdad no existe”.

“Los rumores destruyen la honra y la dignidad”

También se refirió al punto en donde el Papa Francisco habla sobre la dignidad de la persona y señaló que los rumores son acciones que destruyen a las personas.

“Una cuestión que el Papa dice: “los rumores”. Los califica de terrorismo cuando empiezas a cambiar las palabras de una persona y las haces recorrer o cuando haces una afirmación que no existe. Entonces el Papa dice que se puede matar a una persona con la lengua. Si esto se aplica a los individuos o a las familias o al trabajo su voz puede llegar a todo el mundo. Es un arma muy poderosa. Entonces, tiene que respetarse muchísimo cuando se habla de una persona. Esa persona tiene esposa o marido, tiene hijos o tiene nietos, o es hijo de alguna persona. Es decir, la dignidad abarca mucho. Yo cuando hablo; por ejemplo, del aborto, estoy defendiendo la dignidad del que todavía no ha salido a la luz del mundo”.

Por último, concluyó diciendo que el periodismo es una herramienta que debería servir para la construcción y el encuentro.

“El Papa dice que el periodismo no se puede convertir en un arma de destrucción de personas y de naciones. Tampoco se puede alimentar el temor. Y hace una conclusión muy bonita: el periodismo debe ser una herramienta de construcción, una cultura del encuentro. Entonces todo esto arranca de ese punto que hemos hablado antes, de la honestidad con nosotros mismo y con los demás. No es un arma al servicio de finalidades políticas, ni económicas. Los medios de comunicación tienen que ejercer esa libertad de expresión a plenitud”.

viernes, 23 de septiembre de 2016

El corazón del Padre Pío ya está en América

El corazón del Padre Pío ya se encuentra en la ciudad de Boston en los Estados Unidos, donde permanecerá para su veneración en diferentes iglesias hasta el 23 de septiembre, día de su fiesta.

El Secretario del Gabinete de Evangelización y Discipulado de la Arquidiócesis de Boston, P. Paul Soper, informó en su cuenta Twitter que desde muy temprano más de 500 peregrinos, entre ellos muchos niños, llegaron al exterior de la Parroquia Immaculate Conception, en Lowell, para venerar el corazón del Santo fraile capuchino.
La reliquia permanecerá allí para su veneración hasta las 05:00 pm, para luego continuar su recorrido en la Iglesia St. Leonard, en North End of Boston.
"Anticipamos que habrá una buena cantidad de interés de la gente de Nueva Inglaterra (al noroeste del país) para esta visita. Estamos sorprendidos por el número de personas y grupos que están planeando venir de otros lugares aparte de Nueva Inglaterra ", dijo a The Boston Pilot el P. Jonathan Gaspar, director de Culto Divino de la Arquidiócesis y uno de los organizadores de la visita de la reliquia.
"Sabemos que hay grupos que viajan desde Nueva York, Nueva Jersey y Filadelfia. Incluso hemos oído de algunas personas que están volando desde California para ver la reliquia aquí en Boston”, agregó.
Para prevenir la aglomeración de personas, la Arquidiócesis coordinó con la policía local para garantizar la seguridad de los visitantes y de los sacerdotes capuchinos, ya que deben transportar la reliquia de un sitio a otro.
En algunos lugares, los voluntarios de la comunidad y los miembros de los Caballeros de Colón también estarán presentes para ayudar.
El P. Gaspar, aseguró que los organizadores “esperan que ésta se convierta en una experiencia de peregrinación" para los visitantes.
"Oramos para que este evento, que tendrá lugar durante el Año Jubilar de la Misericordia, sea un encuentro con el amor misericordioso de nuestro Padre Celestial, que utilizó y sigue utilizando a San Pío como un instrumento de paz y la misericordia en el mundo", concluyó.
Para ver el cronograma para la exposición de la reliquia ingrese AQUÍ
https://www.aciprensa.com/noticias/el-corazon-del-padre-pio-llega-por-primera-vez-a-america-76206/

FUENTE:ACI PRENSA

San Pio de Pietrelcina

En Año Cristiano Franciscano

Nació en Pietrelcina (Benevento, Italia) el año 1887, y en 1903 entró en la Orden Capuchina. Ordenado de sacerdote en 1910, fue destinado en 1916 al convento de San Giovanni Rotondo, donde permaneció hasta su muerte, desarrollando una extraordinaria aventura de taumaturgo y de apóstol del confesonario.

Desde 1918 llevó en su cuerpo las llagas del Señor y fue objeto de otros dones divinos extraordinarios. Se santificó viviendo a fondo en carne propia el misterio de la cruz de Cristo y cumpliendo en plenitud su vocación de colaborador en la Redención. Centró su vida pastoral en la dirección espiritual de los fieles, la reconciliación sacramental de los penitentes y la celebración de la Eucaristía. 

Su preocupación por los pobres y los enfermos se materializó en la «Casa Alivio del Sufrimiento». Otra iniciativa suya fueron los grupos de oración, que rápidamente se extendieron por todo el mundo. Murió el 23 de septiembre de 1968 en San Giovanni Rotondo (Apulia). Juan Pablo II lo beatificó en 1999 y lo canonizó en 2002.

Oración: Dios omnipotente y eterno que, con gracia singular concediste al sacerdote san Pío participar en la cruz de tu Hijo y, por medio de su ministerio, has renovado las maravillas de tu misericordia, concédenos, por su intercesión, que unidos constantemente a la pasión de Cristo podamos llegar felizmente a la gloria de la resurrección. Por Jesucristo, nuestro Señor. Amén.

Solemne Novenario en honor al seráfico padre San Francisco de Asís

"San Francisco de Asís recibe el estigma", pintura de El Greco.

El solemne Novenario en honor al seráfico padre San Francisco de Asís, fundador de la Orden de los Frailes Menores (Orden Franciscana) se realizará desde este domingo 25 de septiembre hasta el lunes 3 de octubre a las 7 pm. en la Basílica de San Francisco de Lima.

El padre guardián, Emilio Carpio Ponce OFM, invitó a toda la colectividad limeña a participar en este Novenario, que es la antesala a la festividad de San Francisco de Asís que tradicionalmente se celebra el 4 de octubre en todo el mundo.

A continuación, detalló el programa completo:

DOMINGO 25 DE SEPTIEMBRE.- PRIMER DÍA DE NOVENA
Tema: San Francisco descubre la vida en el nuevo evangelio
Celebrante: R. P. Alfonso Gibu Tokumoto
Lecturas: 1.- Vida I de Tomás de Celano IX, 22
                2.- Mt. 10, 5-16

LUNES 26 DE SEPTIEMBRE.- SEGUNDO DÍA DE NOVENA
Tema: San Francisco y el misterio de la trinidad.
Celebrante: R.P. Guido Zegarra Ponce
Lecturas: de los escritos de San Francisco
                1. Carta a los fieles 1, 1-19
                2. S. Jn. 14, 6-7-11-20

MARTES 27 DE SEPTIEMBRE.- TERCER DÍA DE NOVENA
Tema: San Francisco, hombre de oración
Celebrante: R.P. Ludio Quinteros
Lecturas: 1. Vida de Tomas de Celano 94-95
                2. Mt.: L 66, 5-13

MIÉRCOLES 28 DE SEPTIEMBRE.- CUARTO DÍA DE NOVENA
Tema: San Francisco de Asís y la bienaventurada Virge María
Celebrante: R.P. Abel Pacheco Sánchez
Lecturas: 1. Vida II de Tomás de Celano 24; Leyenda Mayor II

DÍA JUEVES 29 DE SEPTIEMBRE.- QUINTO DÍA DE NOVENA
Tema: San Francisco y la Iglesia
Celebrante: R.P. Ludio Quinteros
Homilía: Fr. Antonio Bautista Cruz
Lecturas: de los escritos de San Francisco
               1. Leyenda de los Tres Compañeros 57
               2. Mt.: 16, 13-20

DÍA VIERNES 30 DE SEPTIEMBRE.- SEXTO DÍA DE NOVENA
Tema: San Francisco y la vida fraterna
Celebrante: R. P. Elfer Núñez Saavedra
Lecturas: de los escritos de San Francisco
                1. Leyenda de los Tres Compañeros 41-42
                2. Mt.: 5, 38-48

DÍA SÁBADO 01 DE OCTUBRE.- SÉPTIMO DÍA DE NOVENA
Tema: San Francisco y la paz
Celebrante: R. P. Emilio Carpio Ponce
Lecturas: de los escritos de San Francisco
                1. Leyenda de los Tres Compañeros 26
                2. Mt.: 5, 43-48

DÍA DOMINGO 02 DE OCTUBRE.- OCTAVO DÍA DE NOVENA
Tema: San Francisco y el anuncio del Evangelio
Celebrante: R. P. Elfer Núñez Saavedra
Lecturas: de los escritos de San Francisco
                1. Leyenda de los Tres Compañeros 36-37
                2. Mc.: 16, 15-20

DÍA LUNES 03 DE OCTUBRE.- NOVENO DÍA DE NOVENA
Tema: San Francisco y la hermana muerte
Celebrante: R. P. Emilio Carpio Ponce
Lecturas: de los escritos de San Francisco
                1. Leyenda de los Tres Compañeros 68-69
                2. Jn. 19, 25-30








jueves, 22 de septiembre de 2016

La vía de la conversión en San Francisco de Asís

San Francisco de Asís, por Zurbarán.
Por Lázaro Iriarte, OFMCap
En Año Cristiano Franciscano

La conversión, en sentido teológico, puede entenderse como el triunfo de la acción salvífica de Dios, que logra la respuesta del hombre en un grado tal de disponibilidad que éste experimenta «el arrancarse del pecado y ser introducido en el misterio del amor del Creador, de quien se siente llamado a iniciar una comunicación con Él en Cristo. El nuevo convertido, en efecto, por la acción de la gracia divina, emprende un camino espiritual por el que, participando ya por la fe del misterio de la muerte y de la resurrección, pasa del hombre viejo al nuevo hombre perfecto en Cristo» (Vaticano II: Ad gentes 13).

Francisco tuvo conciencia clara de este cambio total de postura que se produjo en su vida por obra de la gracia. Quedaba atrás un pasado de pecados -no importa cuántos ni cuales- y daba comienzo una vida nueva, iluminada plenamente por el misterio del amor del Padre celestial y por la presencia de Cristo en su camino. Esa experiencia, reflejada un poco en todos sus escritos, hállase plasmada en términos inequívocos al comienzo del Testamento:

El Señor me dio de esta manera a mí, hermano Francisco, el comenzar a hacer penitencia: porque, como estaba en pecados, me parecía extremadamente amargo ver a los leprosos. Y el Señor mismo me condujo entre ellos, y practiqué la misericordia con ellos. Y al apartarme de los mismos, aquello que me parecía amargo, se me convirtió en dulzura del alma y del cuerpo; y después me detuve un poco, y salí del siglo (Test 1-3).

No se ve claro si la locución «al apartarme de los mismos» se refiere a los leprosos o a los pecados. En el contexto parece más probable lo segundo, es decir: Francisco ve en la transformación experimentada -lo amargo en dulce- un efecto de la liberación de los pecados, que antes le impedían una apreciación recta y un gusto cabal de las cosas. Es lo que había expresado ya en su Carta a todos los fieles: «Todos aquellos que no viven en penitencia, y no reciben el cuerpo y la sangre de nuestro Señor Jesucristo, y se dedican a vicios y pecados; y los que andan tras la mala concupiscencia y los malos deseos... están ciegos, porque no ven la verdadera luz, nuestro Señor Jesucristo. No tienen la sabiduría espiritual... Ved, ciegos, que al cuerpo le es dulce hacer el pecado y amargo servir a Dios» (2CtaF 63-69).

Los biógrafos modernos no han dejado de notar la importancia de la aproximación progresiva del joven Francisco a los pobres en el proceso de su conversión; pero ninguno, que yo sepa, ha puesto de relieve el papel de esos hechos en cuanto respuesta a una revelación cada vez más clara, cada vez más apremiante del Salvador, y en cuanto descubrimiento del ideal de la «pobreza y humildad de nuestro Señor Jesucristo», que llegaría a ser el centro de su vida según el Evangelio. En san Pablo el «Yo soy Jesús a quien tú persigues» fue un rompiente de luz insospechada que vivificaría toda su visión teológica del misterio de Cristo presente en sus miembros los fieles; así también para Francisco el hecho de haber llegado al encuentro con Cristo a través del pobre, sobre todo a través del leproso, iluminaría su concepción total de la Encarnación y del seguimiento del «Cristo pobre y crucificado».

La trayectoria seguida por la gracia en el caso del hijo de Pedro Bernardone no es una excepción, sino estilo muy normal en la economía de la salvación. «La elección de Israel y su historia muestran que Dios se revela en la pobreza», ha escrito el padre Congar. Es, sobre todo, vía auténtica de conversión: «Día tras día me buscan y quieren saber mis caminos, como si fueran un pueblo que ama la justicia... ¿Sabéis qué ayuno quiero yo? Dice el Señor: romper las ataduras inicuas, dejar ir libres a los oprimidos..., partir el pan con el hambriento, albergar al pobre sin abrigo, vestir al desnudo y no volver tu rostro ante tu hermano. Entonces brillará tu luz como la aurora, y se dejará ver pronto tu salud... Entonces llamarás y Dios te oirá; le invocarás, y Él dirá: Aquí me tienes...» (Is 58,2-9).

Lo que era pauta de aproximación a Dios para el pueblo escogido lo es mucho más, en la doctrina del Nuevo Testamento, para la entrada de cada redimido en la comunión con Dios. «El que no ama al prójimo a quien ve, ¿cómo amará a Dios a quien no ve?» (1 Jn 4,20). Ir al hermano, al hermano pobre en el más amplio sentido de la palabra, es ir a Dios. El camino para ir al Padre es Cristo, el «hijo del hombre», y el camino para encontrar a Cristo es el pobre, como Él mismo lo ha afirmado (Mt 25,31-46). El pobre es el «sacramento» de la presencia de Cristo en medio de nosotros, en medio de la Iglesia mientras dura su peregrinación en el tiempo.

miércoles, 21 de septiembre de 2016

Francisco de Asís y el sufrimiento


Por Leonhard Lehmann, OFMCap
[En Selecciones de Franciscanismo, vol. XXXI, núm. 92 (2002) 258-264]
Año Cristiano Franciscano

Una de las preguntas más difíciles de responder es la que se refiere al sufrimiento y, en particular, al sufrimiento de los inocentes y de los niños. Para el creyente la pregunta se hace todavía más comprometida: ¿Por qué Dios permite tanto sufrimiento en sus criaturas? ¿Es indiferente, duerme? ¿O, tal vez, se complace en el sufrimiento de sus criaturas? Sea cual sea la respuesta que han dado los teólogos a la así llamada cuestión de la teodicea (justificación de Dios), se hace insuficiente e ineficaz, cuando uno se encuentra concretamente delante de una persona que sufre. ¿Qué se le puede decir a un joven a quien se le ha pronosticado un cáncer?

Francisco de Asís nunca ha tratado teóricamente este problema, nunca ha intentado justificar a Dios ante tantas injusticias en el mundo, y, por otra parte, nunca ha defendido «los derechos del hombre» ante un Dios aparentemente injusto y sin compasión.

¿Entonces, cómo se comportaba este caminante entre cielo y tierra, a quien llamaban el «alter Christus» por sus dolorosas llagas? Desde luego, sería un error restringir la conformidad de Francisco con Cristo solamente a sus llagas aparecidas en los últimos años de su vida. Ellas son simplemente una confirmación, un sello o una marca de su empeño por vivir como Jesús: en total obediencia al Padre, sin una morada fija, sirviendo a los enfermos, especialmente a los leprosos, y exhortando a la gente a la «verdadera fe y penitencia, porque de otro modo nadie se puede salvar» (1 R 23,7).

CONFIANZA EN QUE TODO SIRVE PARA EL BIEN

Fruto de la fe de Francisco en un Dios Padre, fuente de todo bien, era su confianza en que todo cuanto acontece en el individuo, en la comunidad, en la Iglesia y en el mundo, puede servir para el bien. Por eso, él, aunque afligido por muchas enfermedades, no cayó nunca en la depresión y en la angustia por su miseria; ni tampoco sucedió a la inversa, es decir, que mostrase sus sufrimientos y las señales de las llagas para vanagloriarse. Todas las fuentes concuerdan en subrayar que Francisco intentaba esconder sus heridas. Precisamente por causa de esta discreción y deseo de esconder las llagas no nos ha dejado un testimonio preciso y explícito del don otorgado por el Señor respecto a los estigmas. Una alusión a este espíritu de «escondimiento» se encuentran en la Admonición dirigida a los hermanos: «Dichoso el siervo que guarda en su corazón los secretos del Señor» (Adm 28, 3). Como siempre, lo que enseña, Francisco lo vive después en primera persona.

AUNQUE ENFERMO, MUY ACTIVO

Es imposible describir las muchas enfermedades de Francisco partiendo de sus escritos, porque él habla muy poco de sí mismo. Sin embargo, los escritos atestiguan el hecho de que Francisco estuvo enfermo en muchas ocasiones. Así, él mismo confiesa en la Carta a la Orden su culpa por no haber observado la Regla y no haber recitado el Oficio divino «o por negligencia, o por mi enfermedad» (CtaO 39). Y en otra carta: «A todos los cristianos, religiosos, clérigos y laicos, hombres y mujeres» señala como motivo de su iniciativa: «Puesto que soy siervo de todos, a todos estoy obligado a servir y a suministrar las odoríferas palabras de mi Señor. Por eso, recapacitando que no puedo visitaros personalmente a cada uno dada la enfermedad y debilidad de mi cuerpo, me he propuesto comunicaros a través de esta carta y de mensajeros, las palabras de nuestro Señor Jesucristo» (2CtaF 2-3). Notamos la fuerte voluntad de Francisco de anunciar la Palabra de Vida (por eso odorífera), una voluntad tan firme que no puede ser superada por la debilidad física. Parece verdaderamente que cuanto más disminuyen las fuerzas físicas, tanto más aumentan las interiores.

Tal dinámica espiritual resulta evidente en el Cántico de las Criaturas, nacido no en una hermosa mañana primaveral, sino en la noche del sufrimiento. Francisco yacía, oprimido, desanimado y casi ciego, en una celdilla hecha de esteras junto a San Damián; sufría atroces dolores en los ojos y era molestado por ratones. En una de aquellas terribles noches, después de «compadecerse de sí en lo íntimo del corazón» (2 Cel 213), oró con fuerza y confianza: «Señor, ven en mi ayuda en mis enfermedades para que yo pueda soportarlas con paciencia». Dios le prometió: «Regocíjate y alégrate en medio de tus enfermedades y tribulaciones, pues por lo demás has de sentirte tan en paz como si estuvieras ya en mi reino». De esta mezcla entre sufrimiento y consolación divina nace la «nueva alabanza del Señor por sus criaturas». La Leyenda de Perusa nos informa también sobre el fin perseguido por Francisco con el Cántico: «Pues yo debo rebosar de alegría en mis enfermedades y tribulaciones, encontrar mi consuelo en el Señor y dar rendidas gracias al Padre, a su Hijo único nuestro Señor Jesucristo y al Espíritu Santo, porque él me ha dado esa gracia y bendición» (LP 83).

El canto no solamente tenía que servir para la alabanza de Dios, sino también para la predicación, de hecho Francisco envía por el mundo a sus hermanos de dos en dos para predicar y alabar a Dios: «Quería que primero alguno de ellos que supiera predicar lo hiciera y después de la predicación cantaran las alabanzas del Señor, como verdaderos juglares del Señor» (LP 83).

Cantando y predicando el himno compuesto por Francisco, ellos ponen a los hombres ante opciones importantes, que conciernen a momentos y situaciones especiales de su vida: el perdón, la paciencia en las enfermedades, el trabajo por la paz y la entrega serena a Dios en la muerte.

LA ENFERMEDAD TIENE NECESIDAD DE MÚSICA

La experiencia de haber encontrado consuelo en la composición del Cántico -más bien un don recibido del cielo que una invención- sugirió al Santo de Asís volver a utilizar aquel canto durante las enfermedades últimas. «Cuando se agravaba su enfermedad, empezaba a cantar las alabanzas del Señor a través de las creaturas, y luego hacía que las cantaran sus compañeros, para que, considerando la alabanza del Señor, se olvidara de la acerbidad de sus dolores y enfermedades» (EP 119).

Incluso a nivel psíquico está comprobado que la escucha de la música o, mejor todavía, el canto del mismo enfermo, aunque con voz débil e insegura, le ayudan a olvidar las propias enfermedades y a soportar los dolores. De todas formas, quien sufre, tiene necesidad de palabras y melodías, que resuenen de otro mundo. Quien canta, no se abandona a la resignación y desesperación, sino que expresa confianza y esperanza.

Pero, para Francisco no se trataba sólo de una especie de «autoterapia»; su canto brotaba de su inquebrantable fe y confianza en un Dios Padre bueno. En lugar de cerrarse en lamentaciones, él se abre a las bellezas presentes en torno a él, descubriendo en ellas la suma belleza de Dios.

Job es grande en su imperturbabilidad frente a sus enemigos que lo acusan. Pero no obstante su fe en el Señor, dador de la vida, que puede quitar cuanto le ha dado, cede a la tentación de maldecir el día de su nacimiento: «Maldito el día en que nací» (Job 3,3). Nada se dice en las Fuentes franciscanas de una semejante maldición, salida de la boca de Francisco. La imagen de Cristo paciente, muerto desnudo sobre la desnuda cruz, elegido por Francisco como modelo y estilo de vida, constituía el punto de referencia en los sufrimientos; y la fe en Cristo resucitado le daba la certeza de una vida después de la muerte, que entonces se convierte en tránsito y puerta hacia la plenitud de su existencia; esta visión del hombre le da el coraje y la posibilidad de prorrumpir en un canto pascual: Bienaventurados los que mueren reconciliados con Dios; la muerte segunda no les hará mal.

«HERMANAS ENFERMEDADES Y HERMANA MUERTE»

El constante deseo de Francisco de cumplir siempre y en todo lugar la voluntad divina y su convicción de que esta conformidad le habría abierto el acceso a la gloria celestial, explican su modo de relacionarse con sus enfermedades y con la muerte, llamando a las dos con el apelativo de «hermanas». Cristo nos ha enseñado a reconocer en nuestro prójimo a hermanos y hermanas, y san Pablo, por su parte, en sus cartas se dirige a los cristianos llamándolos siempre «hermanos». Pero definir como «hermano» y «hermana» a los elementos naturales (aire, agua, fuego, tierra) e incluso a la enfermedad y a la muerte, es una novedad introducida por Francisco, como atestigua Tomás de Celano: «Era milagroso de veras que un hombre abrumado con dolores vehementes de parte a parte tuviera fuerza suficientes para tolerarlos. Pero a estas sus aflicciones les daba el nombre no de penas, sino de hermanas» (2 Cel 212). Otro tanto refiere san Buenaventura: «Y, a pesar de verse atormentado con tan acerbos dolores, decía que aquellas sensibles angustias no eran penas, sino hermanas suyas, y, sobrellevándolas alegremente, dirigía tan ardientes alabanzas y acciones de gracias a Dios, que a los hermanos que le asistían les parecía ver a otro Pablo, en su gozoso y humilde gloriarse ante la debilidad, o a un nuevo Job, en el imperturbable vigor de su ánimo» (Lm 7,2).

El Cántico de las Criaturas no hace explícita referencia a la «hermana enfermedad», pero alaba al Señor «por aquellos que perdonan y soportan enfermedad y tribulación», llamándolos «bienaventurados aquellos que las sufren en paz, pues por ti, Altísimo, coronados serán» (Cánt 10-11). La perspectiva que hace que se soporten enfermedades y tribulaciones es la certeza de una vida bienaventurada junto al Señor. Por quien incluso la muerte puede ser acogida como un acontecimiento positivo. Y así, es significativo el hecho que en el Cántico Francisco proclama: «Loado seas, mi Señor, por nuestra hermana la muerte corporal…» (Cánt 12). Y Celano confirma: «Aun a la muerte misma, terrible y antipática para todos, exhortaba a la alabanza, y, saliendo con gozo a su encuentro, la invitaba a hospedarse en su casa: "Bienvenida sea -decía- mi hermana muerte"» (2 Cel 217).

ACOGER LA ENFERMEDAD COMO GRACIA

Visto el comportamiento de Francisco frente al sufrimiento y a la muerte, no sorprende cuanto dice en la Primera Regla: «Ruego al hermano enfermo que por todo dé gracias al Creador; y que desee estar tal como el Señor le quiere, sano o enfermo, porque a todos los que Dios ha predestinado para la vida eterna los educa con los estímulos de los azotes y de las enfermedades y con el espíritu de compunción, como dice el Señor: A los que yo amo, los corrijo y castigo» (1 R 10,3). En vez de lamentarse el hermano debería dar gracias al Señor, abandonándose a su voluntad. No importa estar sano o enfermo. Importa, sin embargo, estar unido a la voluntad de Dios. Francisco no deja de poner en evidencia también el fin pedagógico del sufrimiento: la enfermedad debería suscitar aquel sentimiento que induce al dolor por los propios pecados, desprecio por los falsos placeres, temor de Dios y deseo de unirse a él. El sufrimiento no se origina por una venganza o castigo de Dios, sino por su amor, como Francisco subraya citando el Ap 3,19: «A los que ama, los corrige».

ASISTIR A LOS ENFERMOS

Considerarlo todo, incluso el sufrimiento, como gracia de Dios, como ocasión de crecimiento humano y espiritual, no significa una actitud de indiferencia o apatía. En el capítulo citado de la Primera Regla, Francisco exhorta a los frailes a cuidar a un hermano que ha caído enfermo, sirviéndolo con gran diligencia: «Si alguno de los hermanos, esté donde esté, cae enfermo, los otros hermanos no lo abandonen, sino desígnese un hermano o más, si fuere necesario, para que le sirvan como querrían ellos mismos ser servidos; pero en caso de extrema necesidad, pueden dejarlo al cuidado de alguna persona que quede obligada a atenderle en su enfermedad» (1 R 10,1-2). La aplicación de la «regla de oro» (Mt 7,12) en este caso, lo dice todo: ocuparse del hermano enfermo con amor verdadero y desinteresado, como quisiera uno ser asistido en caso semejante. Por eso, la única excepción a la severa prohibición de recibir o usar dinero era solamente «en caso de manifiesta necesidad de los hermanos enfermos» (1 R 8,3). La caridad no tiene ley. Cuánto deseaba vivamente Francisco la amorosa y materna asistencia a los enfermos, resulta evidente por esta bienaventuranza: «Dichoso el siervo que ama tanto a su hermano cuando está enfermo y no puede corresponderle, como cuando está sano y puede corresponderle» (Adm 24).

PERMANECER EN PAZ: UNA MÁXIMA PARA TODOS

En la salud dar gracias al Señor y prestar fraterna ayuda a los que sufren; en la enfermedad no exigir demasiados cuidados y medicinas, sin ponerse en el centro de atención, sino aceptar la enfermedad como gracia: ésta es, brevemente, la propuesta cristiana de vida hecha por el Pobrecillo de Asís a las «Pobrecillas», a las damas recluidas en San Damián. De hecho, en su saludo compuesto igualmente en lengua vulgar y poco después del Cántico de las Criaturas, Francisco exhorta a las hermanas: «Las que están por enfermedad gravadas / y las otras que por ellas están fatigadas, unas y otras soportadlo en paz, // porque muy cara venderéis esta fatiga, / porque cada una será reina en el cielo coronada con la Virgen María» (ExhCl 3-4) En San Damián, «la hermana enfermedad» había llegado a ser ya una presencia habitual en la vida de las hermanas. Una escasa alimentación y un ayuno continuo las sometían a enfermedades patógenas que asolaban en la Edad Media, como la malaria y la tuberculosis. Además, los estrechos ambientes de vida favorecían el contagio. Un espacio reservado para las enfermas, colocado encima del refectorio, formaba parte de la estructura original del convento. La misma Madre Clara, durante su enfermedad, tenía su cama en el ángulo que unía el dormitorio con la enfermería. Teniendo presente esta situación, comprendemos las pocas líneas con las que Francisco se dirige primero a las enfermas y después a las que cuidan de ellas. Ambas, aunque de modo diverso, estaban llamadas a llevar un duro peso.

Es muy significativo que Francisco no piense solamente en las enfermas, sino también en aquellas que cada día, con muchos aunque sencillos gestos y servicios, se fatigan por ellas. A ambas -a las enfermas y a las sanas, a quien asiste y a quien es asistida-, Francisco dirige la misma petición: «unas y otras soportadlo en paz». ¡Cuánta sabiduría y conocimiento del ser humano se esconde en esta simple petición Ella lo dice todo con brevedad y eficacia. Quien está encadenado por largo tiempo a una cama y tiene pocas esperanzas de curar, quien es débil y está sometido a continuas recaídas, fácilmente pierde la paciencia, expresando muchas veces ante Dios y ante los hombres su desánimo y su lamento. ¡Conservar la paz Actitud totalmente contraria a toda murmuración y a toda queja. Conserva la paz quien persevera en la situación querida por Dios, no resignados, sino libres y gozosos, colocándose continuamente en la voluntad de Dios y diciendo sí, aquí y ahora, a sus planes.

Vivir en paz las tribulaciones es también un empeño de quienes se preocupan de los enfermos. Ellos se van desgastando en su servicio, pero corren el riesgo de murmurar y no prestar más oído por las siempre iguales y molestas peticiones de los pacientes. Cuando no hay ninguna mejora ni esperanza de vida, tanto el médico como la enfermera están tentados de abandonar al enfermo, precisamente cuando, en este momento, tendrá más necesidad de una cercanía humana, de alguno que fuera capaz de comunicar confianza y paz. Conservar la paz: ¡cuán difícil es con respecto a un enfermo impaciente y siempre insatisfecho

Tanto los enfermos como aquellos que los cuidan deben continuamente esforzarse en tener un comportamiento de paz anclado en Dios. Entonces será posible vivir la misma experiencia hecha por Francisco, de la que habla en su Testamento: «Al separarme de los leprosos, aquello que me parecía amargo, se me tornó en dulzura de alma y cuerpo» (Test 3). La potencia del amor lo transforma todo. Dios es Amor. O como se lee sobre una tablilla en la entrada del eremitorio de las Cárceles: «Ubi Deus, ibi Pax» - «Donde está Dios, allí hay Paz». Francisco sabía cantar en su sufrimiento, porque había encontrado este Amor, esta Paz.