Buscar en la Página

RADIO FRANCISCANA

VIDEOS FRANCISCANOS

Loading...

jueves, 20 de julio de 2017

ANÉCDOTAS DE FE DE LA LLEGADA DEL HOMBRE A LA LUNA

Apolo 11 es el nombre de la misión espacial que Estados Unidos envió al espacio el 16 de julio de 1969, siendo la primera misión tripulada en llegar a la superficie de la Luna.
La tripulación del Apolo 11 estaba compuesta por el comandante de la misión Neil A. Armstrong, Edwin E. Aldrin Jr. apodado Buzz; y Michael Collins, piloto del módulo de mando. La denominación de las naves fue Eagle (Águila) para el módulo lunar y Columbia para el módulo de mando.
Cuatro días después del despegue, el 20 de julio de 1969, lograron pisar la Luna. El mundo observó perplejo por televisión, en blanco y negro, las patas del módulo Eagle y el pie izquierdo de Armstrong, el primero en abandonar la tripulación. 19 minutos después, Aldrin descendía los 9 peldaños del módulo para pisar el satélite.
Durante su segunda noche en el satélite, Buzz Aldrin, de confesión presbiteriana, extrajo una cajita que contenía pan y vino; se recogió en oración; leyó el versículo de san Juan 15, 5 –«Yo soy la vid, vosotros los sarmientos. El que permanece unido a mí y yo en él, da mucho fruto, porque sin mí no podéis hacer nada»– y consumió las dos especies. Lo relata el propio astronauta en el libro que publicó en 1973, «Regreso a la Tierra» Pero, además, el astronauta presbiteriano portaba un trozo de papel en el que había garabateado algunos versículos del salmo 8: «Cuando veo los cielos, obra de tus manos, la Luna y las estrellas que creaste, ¿qué es el hombre para que te acuerdes de él, el ser humano para que de él te preocupes?». Aldrin posó el papel sobre la superficie del satélite y regresó a la nave. 
El católico Michael Collins, uno de los tres citados integrantes del Apolo 11, quiso dejar constancia de su fe. En una de las paredes internas de la nave dejó escrito: «Nave espacial 107. La mejor creada. Que Dios la bendiga». Sin embargo, los astronautas se vieron obligados a realizar sus prácticas religiosas con una gran discreción, porque la NASA no veía con buenos ojos estos gestos. Un año antes, en 1968, la misión del Apolo 8 había logrado su objetivo de orbitar diez veces la Luna a lo largo de 20 horas. Era la víspera de Navidad, el 24 de diciembre por la noche, y sus tres tripulantes, Frank Borman, Jim Lovell y Bill Anders, realizaron una sorprendente conexión en directo con los canales de televisión de todo el mundo. «Estamos cerca de la Luna y, para todos los que nos siguen desde la Tierra, la tripulación del Apolo 8 tiene un mensaje que le gustaría compartir: “En el principio, Dios creó el cielo y la Tierra”», comenzó a leer Anders. Era el inicio del libro del Génesis, que prosiguieron leyendo los tres astronautas en turnos hasta el versículo 15. «Y Dios hizo dos lumbreras grandes, la mayor para gobierno del día y la menor para gobierno de la noche», continuaron. «Buenas noches, buena suerte, feliz Navidad y que Dios les bendiga a todos», fue la conclusión de su conexión en directo. Este gesto enfureció a Madalyn Murray O’ Hair, una conocida activista atea, quien demandó a la NASA. El auto fue desestimado por la Corte Suprema, pero la agencia espacial exigió a sus astronautas desde ese momento una mayor «contención» religiosa. 
«Una Biblia en microfilm»
Pero las advertencias de la agencia espacial no amedrentaron a los astronautas. En enero de 1971, dos de los tripulantes del Apolo 14, Shepard y Mitchell, depositaron sobre la superficie lunar un paquete que contenía la Biblia en microfilm y el primer versículo del Génesis en 16 idiomas. Seis meses más tarde, durante la misión del Apolo 15, James B. Irwin, tras caminar sobre la Luna, declaró haber «sentido el poder de Dios como jamás lo había sentido antes». En 1998, John Glenn, que regresó al espacio después de 36 años, declaró: «Para mí es imposible contemplar toda la creación y no creer en Dios». Quien sabe, quizás haya que estar en la Luna para encontrarse con el Señor...
«Pablo VI, un espectador más»
Entre los millones de personas que presenciaron estos primeros pasos se encontraba Pablo VI, que había sido elegido Papa sólo un mes antes, el 21 de junio, después de la muerte de Juan XXIII.
El Papa observó este acontecimiento desde la Specola Vaticana, una de las instituciones astronómicas más antiguas del mundo, que en ese momento se encontraba en Castel Gandolfo.
Después del viaje, Pablo VI recibió una pequeña muestra de los 22 kilos de rocas lunares que recogieron los astronautas durante las dos horas que estuvieron en la luna. Además recibió la bandera vaticana que ondeó en la luna junto con la de todos los países del mundo. 
«Soy el obispo de la luna»
Según relatan las crónicas de la época, monseñor William D. Borders se declaró a sí mismo en 1969 como «el obispo de la Luna». No, el prelado no sufría ningún tipo de demencia, sino que, más bien, poseía un fino sentido del humor. En 1968 fue ordenado obispo y se le asignó la diócesis de Orlando (Florida), que comprende la estación espacial de Cabo Cañaveral. Poco después del alunizaje del Apolo 11, los obispos estadounidenses realizaron su visita «ad limina» al Papa Pablo VI. Cuando le llegó el turno a monseñor Borders de cumplimentar al Pontífice, el obispo de Orlando le dijo: «Sabe, Santo Padre, soy el obispo de la Luna». Pablo VI le miró perplejo, pero el prelado le explicó que, según el Código de Derecho Canónigo, él era, «de facto», el ordinario de este «nuevo territorio descubierto».
FUENTE:
Parte del texto ha sido extraído del artículo de Alex Navajas en el periódico La Razón

lunes, 17 de julio de 2017

HATUN KILLA, MUSA DEL GÉNERO LÍRICO ANDINO ESTUVO EN PRENSA FRANCISCANA

El olvido marcó su historia musical: le hizo descubrir la coloratura. Cuando se olvidó la letra de un carnavalito que interpretaba en el escenario, tuvo la ingeniosa idea de mantener la atención del público reemplazándola con la imitación del sonido de una flauta, en perfecta entonación. Así, sin planificarlo, Lilian Cornelio Pino descubrió su talento a los 19 años.
Perseverancia y optimismo
A pesar de su timidez, desde sus primeros años demostró que era una persona que podía alcanzar grandes sueños. En casa solía escuchar melodías y tararear parte de letras que le gustaban. Mientras cantaba, notaba que su voz alcanzaba registros muy altos. Desde entonces, vive agradecida a la vida por el don que comparte con gusto en los escenarios.
Era consciente de que necesitaba reforzar y equilibrar su tono musical. Entonces buscó el apoyo de su primer maestro, Mario Delgadillo Bances. Gracias a sus enseñanzas empezó a dominar la técnica del canto lírico. En esta etapa de aprendizaje, no perdió la energía ni la actitud para lograr su objetivo, rescatar los valores de la música andina.
Recuerda que la primera vez que escuchó la obra de Jorge Bravo de Rueda, a través de Vírgenes del Sol, quedó cautivada por el sonido intenso de la flauta. Aquella vez empezó a practicar, al inicio a modo de juego. Sin proponérselo, su voz empezó a sonar de manera similar al instrumento de viento. Así, rápidamente aprendió nuevas técnicas musicales.
Con el paso del tiempo se animó a componer temas referidos con la cultura peruana. Dos de sus veinte creaciones, “A los cuatro vientos” y “Hermano sol”, formaron parte del disco que grabó junto al maestro del arpa, Luciano Quispe. Ambas tuvieron gran acogida de diversos productores peruanos, quienes le ofrecieron propuestas para difundirlas.
Compromiso con el arte
Su aprendizaje ha sido constante. Otro de sus mentores es el violinista Ramiro Fernández Bringas, quien apoyó su crecimiento musical. Respaldada por su perseverancia, Lilian se exigió mucho más como artista y desarrolló nuevas habilidades para el canto. Ambos no solo sienten pasión por la música andina, sino también han participado en la agrupación Sol del Perú.
La artista ha compartido escenario con importantes agrupaciones, como Alborada, y se ha presentado en diversas ciudades del país. Ha sido entrevistada en programas de televisión, como Miski Takiy, y en emisoras de radio, como RPP Noticias. 
Lilian nos visitó en julio 2017 en las instalaciones de Prensa Franciscana Perú ubicado en el Archivo San Francisco de Lima con sencillez y candor nos brindó una entrevista para la radio on line Florecillas Franciscanas: www.florecillasfranciscanas.org
Entrevista que además se transmitirá en el programa de radio Mensajes Franciscanos, espacio radial en radio Santa Rosa de 3 a 4 pm.
Bajo el seudónimo Hatun Killa, que significa “luna grande”, empieza a conquistar el reconocimiento unánime.
Su mayor anhelo es que la música lírica andina no pierda espacio y que sea valorada en la sociedad. Con este propósito proyecta difundir su talento en escenarios, sobre todo internacionales. Sabe que para lograrlo necesita de mayor firmeza y coraje, así como del respaldo de quienes orientan sus pasos. No solo piensa en ella, sino principalmente en el Perú.
La organización privada sin fines de lucro PERUVIAN AMERICAN NATIONAL COUNCIL (PANC) cuyo objetivo es promover y mejorar las oportunidades de los peruanos en los Estados Unidos y por motivo de las fiestas patrias realizará está premiación el 21 de julio en el Convenciones Hotel JW Marriot Washington,DC.
Posteriormente la joven soprano lanzará su nueva producción discográfica y viajará a Corea con una delegación de artistas para festival Internacional e intercambio cultural.


viernes, 14 de julio de 2017

Actividades por festividad de la Santísima Virgen del Carmen

La Comunidad de Madres Carmelitas Descalzas, la Hermandad de la Stma. Virgen del Carmen y la Cofradía del Santuario tiene el agrado de invitarlos a los Solemnes y Tradicionales cultos en honor a la Santísima Virgen del Carmen de Lima - 2017
Solemnes y Tradicionales cultos en Honor a Nuestra Madre la Santísima Virgen del Carmen de Lima
Barrios Altos
Sábado 15 de Julio:
6:00 p.m. Solemnes Vísperas cantadas
7:30 p.m. Santa Misa presidida por el Excmo. Mons. Raúl Chau Obispo Auxiliar de Lima
9:00 p.m. Gran Verbena Criolla
Domingo 16 de Julio Día Central
6:00 a.m. Misa y Triunfal Salida en Procesión presidida por el Excmo. Mons. Adriano Tomasi Obispo Auxiliar de Lima
7:00 a.m. SEGUNDO RECORRIDO PROCESIONAL
10:00 a.m. Santa Misa
Este día hay misas desde las 10 a.m. hasta las 9 p.m.
Solemne Octavario y Quinario del 17 al 28 de Julio
11:00 a.m. Misa de Cofradía
6:30 p.m. Rezo del Santo Rosario y Misa
Domingo 23 de Julio
1:00 p.m. Misa y Procesión de la Hermandad Infantil
2:00 p.m. TERCER RECORRIDO PROCESIONAL

jueves, 13 de julio de 2017

BODAS DE ORO DEL COLEGIO SANTA CLARA EN AREQUIPA

COLEGIO PARTICULAR MIXTO "SANTA CLARA” PRESENTO 50 ACTIVIDADES POR BODAS DE ORO
El 11 de agosto del 2017, el Colegio Particular Mixto "Santa Clara" de Arequipa, está cumpliendo 50 años de creación educativa, por tal motivo, la comunidad santaclarina presento "LAS 50 ACTIVIDADES POR SUS BODAS DE ORO".
Todas las actividades giran en torno a varios ejes: pastoral, académico, artístico, deportivo, social y cultural; entre las que destacan: 
"Santa Clara tiene talento", "Loado seas, mi Señor, por la hermana naturaleza", la misma que busca fortalecer la identidad franciscana a través de acciones orientadas al cuidado del medio ambiente.
Además, se desarrollarán los "XXV juegos deportivos franciscanos: 
Compartiendo nuestro espíritu deportivo"; "Grafiteando en mi colegio"; "Clara, patrona de las telecomunicaciones"; "Marcha por la paz", entre otras.
"Estamos orgullosos de seguir trabajando en la formación educativa y espiritual de los niños y adolescentes, que son parte importante de nuestra familia franciscana. Este servicio empezó con el Reverendo Padre Provincial Federico Richter Prada y el Padre Francois Delatte Ravet ofm, quien en 1967 gestionó la construcción y funcionamiento de nuestro colegio", Manifestó el R. P. Juan José Alania Espinoza, director del Colegio Santa Clara.
FUENTE: FACEBOOK SANTA CLARA AREQUIPA

lunes, 10 de julio de 2017

La ignorada Verónica Giuliani, santa franciscana capuchina

Los Papas dicen que no hay santa igual en la historia de la Iglesia
Los ojos de Santa Verónica Giuliani vieron a Jesucristo y a la Virgen, el cielo, el purgatorio y el infierno.
Lo que dijeron de ella León XIII y Pío IX no es frecuente oírlo en labios de quienes proclaman el nombre de los santos, y está propuesta como Doctora de la Iglesia. Y, sin embargo, Santa Verónica Giuliani no goza del conocimiento entre los fieles que cabría esperar dada la excepcionalidad de los misterios que se obraron en ella. 
Pero eso empieza a cambiar, sobre todo gracias a la película documental sobre ella que se estrenó el pasado 8 de diciembre del 2016 
Tras caer en un inexplicable olvido nacen de repente en su honor, como si fuera un signo celestial para nuestros tiempos, nuevas asociaciones de fieles, se escriben nuevos libros, se erigen santuarios, se ruedan películas. 
Parece realmente que ha llegado la hora de Santa Verónica Giuliani (1660-1727), «el sujeto de estudio más sublime y necesario que se haya producido después del Evangelio» (así lo afirmó Benjamin Dausse [1801-1890], miembro de la Academia Francesa de las Ciencias), hasta el punto que –y esta vez son palabras de León XIII– «a ninguna criatura humana, con excepción de la Madre de Dios, se le concedieron dones más sobrenaturales».
Santa Verónica Giuliani fue beatificada en 1804 (Pío VII) y canonizada en 1839 (Gregorio XVI).
Fenómenos místicos únicos (y un Diario dictado por la Virgen)
El Papa de la Rerum Novarum no se equivocaba. En lo que respecta a experiencias místicas, esta santa desconocida para la mayoría, pero que Pío IX definió «no una santa, sino un gigante de santidad» –y cuya misión centrada en la expiación «aún debe comenzar en la Iglesia», como profetizó el cardenal Pietro Palazzini (1912-2000)-, parece no ser comparable con nadie en el panorama hagiográfico. Es imposible enumerar todos los fenómenos místicos que experimentó. Imposible y problemático, si no estuvieran certificados por escritos, testimonios, timbres notariales, autopsias.
Además de ser la única capuchina estigmatizada de la historia; de recibir místicamente la coronación de espinas (lo que le causaba hinchazones en la cabeza que los médicos, con sus curas, lo único que conseguían era agravar); de haber bebido el cáliz de Getsemaní (tan amargo que todo lo que la rodeaba se convirtió en hiel: alimentos, agua, incluso el aire, llegando incluso a llorar lágrimas de sangre); de ver apoyada en su espalda la cruz del Calvario con su gran peso, lo que causó que se le hundiera el hueso (hecho verificado en la autopsia); de recibir la flagelación por manos invisibles, llegando la sangre hasta el suelo ante los ojos de las monjas; de dialogar desde que era niña con María y Jesús 
Además de todo esto y mucho más, Verónica visitó el Paraíso, el Purgatorio y siete veces el Infierno, que describió de manera muy detallada y terrible. Lo hizo obedeciendo a su padre espiritual.
Como a otros grandes santos, el demonio atacó físicamente en numerosas ocasiones a Santa Verónica Giuliani,
También por pura obediencia escribió su increíble Diario: Il poema dell’amore e del dolore (El poema del amor y del dolor), un tesoro escondido de veintidós mil páginas que se ha convertido en estos últimos años en un valioso objeto de estudio por parte de teólogos de todo el mundo (y del que se realizan continuamente ediciones y traducciones). 
Un Diario muy especial -«entre las páginas más bellas y elevadas de la literatura mística» escribió Piero Bargellini (1897-1980)- que duró treinta y cuatro años, los últimos siete dictados directamente por la Virgen.
¿Quién es esta santa desconocida?
Pero, ¿quién es Verónica Giuliani? 
¿Quién es esta increíble y casi desconocida mística entregada por entero a Dios? 
¿Quién es esta "maestra de la doctrina de la expiación", como la definió en 1981 el cardenal Palazzini (director de la Pontificia Universidad Lateranense y nombrado por Juan Pablo II prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos) cuando propuso oficialmente su nombre para el título de Doctora de la Iglesia? 
En años más recientes ha sido el episcopado del centro de Italia (junto a la orden de los frailes capuchinos) quienes han dirigido un llamamiento al Santo Padre para que la santa sea proclamada Doctora de la Iglesia.
Orsola Giuliani nació el 27 de diciembre de 1660 en Mercatello sul Metauro, un pequeño pueblo a poca distancia de Urbino. Era la más pequeña de cinco hermanas; cuatro entraron en la vida religiosa. Como el padre, tampoco el obispo quería que Orsola (éste era su nombre de bautismo) entrase en un convento: demasiado joven y hermosa, era mejor que se casara con un joven de la nobleza local.
Sin embargo, las lágrimas de la joven convencieron al obispo, que aceptó su consagración dándole el nombre (que se revelará providencial) de Verónica. La que para los hagiógrafos será la “Verónica” del Via Crucis eligió para sí el convento más pobre de las capuchinas de la zona, el de Città di Castello, cerca de Perugia.
Tras la aparición de los estigmas, que la santa no consiguió esconder, tuvo que soportar durísimas humillaciones cuando el Santo Oficio se ocupó del caso: fue encerrada durante cincuenta días en la enfermería, totalmente aislada. 
Su gran obediencia y humildad vencieron sobre todas las cosas. Venció la expiación, el heroico anhelo de inmolación por el deseo de convertir a todos. «¡Crucifícame a mí! ¡Me ofrezco para que los pecadores me claven en Tu lugar!», repetía Verónica a "su" Jesús. No es casualidad que la mayor parte de sus experiencias íntimas tuvieran como protagonista indiscutible su corazón: incendios, golpes, heridas, dardos, clavos.
Increíble es el fenómeno de la sustitución del "corazón herido" (el suyo) por el "corazón amoroso" (del Señor), un juego místico que llenará varias veces las páginas más vivas de su Diario. Otras veces Verónica custodiaba en su pecho, literalmente, dos corazones: el suyo y el de Jesús. El primero latía normalmente; el segundo le levantaba las costillas, tanto que en el convento las hermanas conseguían oír su latido desde lejos. Veían a Verónica arder por efecto del fuego de este "segundo corazón" y para refrescarla corrían a sumergirle las manos en agua que… empezaba enseguida a hervir.
Está claro que para el hombre hiper-racional de hoy los fenómenos místicos descritos en el Diario pueden parecer auténticas locuras. Sin embargo, el obispo de Città di Castello, poco antes de los funerales, y antes de proceder a la autopsia, convocó a las figuras más representativas de la ciudad. Aún se conocen sus nombres: el gobernador Torregiani, el pintor Angelucci, el médico Bordiga, el cirujano Gentili, el canciller Fabbri, el notario y muchos confesores. En el momento de extraer el corazón los presentes vieron reproducidos en él los signos que Verónica había descrito en su Diario muchos años antes.
Exactamente vieron que en el corazón de Verónica estaba "impreso" todo: la Cruz, la corona de espinas, la lanza y la caña unidas, la inscripción, los martillos, los clavos, el estandarte de Cristo Rey, las dos llamas que simbolizan el amor de Dios y el amor del prójimo, las siete espadas de la Dolorosa y las iniciales de los nombres de Jesús y María.
Exposición del cuerpo incorrupto de Santa Verónica Giuliani.
La diócesis de Città di Castello celebró en 2010 un año santo jubilar veroniquiano, como parte del resurgir de la vocación a esta gran santa en todo el mundo.
Las últimas palabras de Verónica antes de morir, preanunciadas años atrás a su confesor, fueron: «¡El Amor ha dejado que lo encontrara! Esta es la causa de mi sufrimiento. ¡Decídselo a todas, decídselo a todas!». 
La película que convierte a su director
La historia terrenal de Verónica Giuliani, junto a las "difíciles" implicaciones teológicas que ofrece su explosivo Diario (María se presenta ante la santa como "Corredentora" y "Mediadora de todas las gracias", es decir, los dos posibles dogmas marianos que la Iglesia está profundizando en estos años), está ahora narrada en una película documental: Il risveglio di un gigante. Vita di Santa Veronica Giuliani [El despertar de un gigante. Vida de Santa Verónica Giuliani].
Tráiler extenso de la película.
El director es Giovanni Ziberna, de Vimercato, provincia de Milán, que ha fundado en Gorizia la productora cinematográfica Sine Sole Cinema. 
Educado en la escuela de Ermanno Olmi (El árbol de los zuecos, 1978), ha trabajado con maestros del cine como Abbas Kiarostami y Ken Loach. Su historia personal (y la de su esposa, Valeria Baldan, codirectora de la película) es más bien singular.
Giovanni y Valeria, en un  momento del rodaje de la película.
Ateo y no bautizado, debe su conversión precisamente a una serie de hechos vinculados al rodaje de la película sobre la santa: encuentros y "coincidencias" excepcionales que han transformado totalmente su vida, pero que Giovanni Ziberna cuenta con pudor.
Il risveglio di un gigante (El despertar de un gigante) se preestrenó mundialmente a partir del 8 de diciembre en diversas salas de cine italianas, para llegar luego a Líbano, país que esperó con impaciencia su proyección. ¿Por qué el "estreno" internacional tiene lugar en Líbano? 
Porque la historia de la película y de su director se entrelaza con la de un fraile libanés, fray Emanuel, presidente de la asociación "Amigos de Santa Verónica" en Líbano, que ha contribuido a construir un "rumoroso" santuario dedicado a esta santa.
«Espero esta iglesia desde hace casi 300 años»
Y es precisamente el santuario con el convento adyacente (que el obispo local, monseñor Camille Zaidan, arzobispo de Antelias de los Maronitas, llama "el santuario milagroso" por los continuos signos que han acompañado su construcción, terminada el 9 de julio de 2016) lo que constituye la parte más increíble de esta intrincada historia celestial. 
Efectivamente, es verdad que el Santuario, gracias a las donaciones que ha recibido debido a curaciones, ha sido construido en un tiempo record (¡diez meses!). En cambio, lo que retrasó mucho tiempo el inicio de los trabajos fue encontrar la ubicación adecuada para construirlo. Monasterios enteros habían rezado por ello.
La historia vinculada a la elección del terreno, en el centro de Líbano (en Ksaibe, un pueblo a 700 metros de altitud), sería digna por sí sola de una historia dentro de la historia. 
La protagonista de esta tesela del "mosaico Verónica" es Maria Jean Nacouzi, joven universitaria de veintiún años, apasionada de canto lírico, católica, a la que diagnostican de repente un cáncer. 
Elegida por el Cielo como "víctima" para la conversión de los jóvenes, el 6 de enero de 2009 (quince meses antes de su muerte, ocurrida el Viernes Santo de 2010) se le aparecieron juntos Jesús y María y le indicaron, en una visión, un terreno que era propiedad de su abuelo, detalle que María desconocía totalmente. «Espero esta iglesia desde hace casi 300 años». 
Así se lo confió la Virgen y esto es exactamente lo que la joven cantante refirió a su madre poco antes de morir abrazada al crucifijo. 
La tumba de Maria Nacouzi, meta de muchísimos jóvenes, surge hoy bien visible al lado del santuario, cuya inauguración ha visto la presencia record de más de once mil fieles.
El 9 de julio de 2016, festividad de Santa Verónica Giuliani, las televisiones libanesas transmitieron a todo el mundo la misa inaugural de un santuario que desde entonces está siempre lleno de peregrinos: las crónicas locales registran la presencia de casi mil peregrinos al día, que el domingo llegan a ser cinco mil.
Un reportaje sobre el impacto que está teniendo la devoción a Santa Verónica Giuliani en el Líbano.
Los devotos de la santa, en continuo aumento por un sorprendente efecto de contagio, están convencidos de que estamos sólo al inicio del despertar del "gigante Verónica" para el mundo de hoy. Su tiempo parece haber llegado.
FUENTE: RELIGIÓN EN LIBERTAD. ORG
UNA GRAN SANTA FRNCISCANA.
UNA GRAN HISTORIA DE UNA SANTA